jueves, 1 de marzo de 2012

En la gloria

De lo hermoso que es su verde, la hierba parece coloreada para la ocasión. Como el cielo, que es de un azul más propio de un cómic, por lo radiante y luminoso. O el ocre del camino o el blanco de las...

.

Y el 23, La suave piel de la anaconda visitará Madrid.

49 comentarios:

Santi S. dijo...

¿Así debe ser el cielo? Inspira calma tu cielo.
El cuento me ha encantado pero en cualquier caso, he de confesarte que conociéndote, me esperaba un final más truculento.
Jejeje

Lansky dijo...

Me recuerda aquellos acaramelados carteles de promoción del PSOE en la Transición en que se veían parques y familias felices...todo muy de colorines (jilguero pinto ¿nueva especie?)

39escalones dijo...

Muy "cristiano" te veo... Pero, aun en el cielo, los pájaros también deben cagar. Es su naturaleza.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Invitado a una fiesta equivocada, es lo que toca tarde o temprano.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Creo que ha tenido suerte Arturo, pues tras tan terrible accidente, de haber sobrevivido, seguramenta hebría tenido que enfrentarse a alguna tara... además de a la descomunal crisis.

Saludos.

Aldabra dijo...

¡ay, que ganas de llorar se me han puesto!

biquiños,

Tesa dijo...

Ay... a veces... veo muertos

Rosa dijo...

Una muerte de sopetón descoloca un poco...Idílico cielo ha construido, Don Raúl...

Besos desde el aire

Marta dijo...

Me ha encantado Raul, y tu cielo mola. Coincide con el mío, fíjate. Beso y que te vaya genial en Madrid.

roberto dijo...

Seguro que con ese nuevo libro también tocas la gloria...

Lo Siento por Interrumpir dijo...

¿Después vendrá la historia antagonista? ¿Cómo sería si en vez de al cielo hubiese ido al infierno? Es que no me imagino pasando la eternidad dando de comer a los jilgueros...
Este relato para aquel proyecto, ya sabes.

Belén dijo...

Yo te guardo el marrón de Aragón para esa suave piel...¿Hace?

Besicos

Camy dijo...

La muerte y los parajarillos, han sido compartidos por ambos en nuestras entradas.
Un beso

Uno dijo...

¡Oh cielos!
espero poder saludarte el día 23

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Aún con el peso de mi agnosticismo, me gusta el contenido emocional reflexivo y el clima evanescente que le has dado a este relato, Raúl.

Un abrazo.

P.D. Gracias por corresponder mi visita con la tuya. Te agradezco el comentario.

lopillas dijo...

Fíjate que aunque nos llevas sensorialmente a un lugar idílico como sólo tú sabes hacer, queda una sensación final de soledad, de vacío que hace que no apetezca para nada visitar esa encina.
Que vaya todo stupendo en los Madriles!
Besito

mi nombre es alma dijo...

La muerte no siempre es gloria, te lo dice Mario Melendez:

Me sobra un muerto, me sobra
me sobra un muerto y no soy yo, quién es
y viene de la levadura y de los precipicios
me sobra un muerto
un muerto martillándome la piel
me sobra un muerto y no soy yo
porque estoy vivo y lo presiento
lo respiro, y cae de la manga de otro muerto
y cae y cruza mi camisa, y da la vuelta
y sigue y sigue en mi esqueleto, un muerto
un muerto en mi esqueleto, instalado de por vida
un muerto me sobra y no soy yo
y llora y grita y ríe con su carcajada demoniaca
un muerto, un muerto sagrado
un muerto en el gemido del espanto
un muerto derramado en mi garganta y en mi sed
con su ceniza de elefante
en el vinagre, en el aliño de los años
un muerto rodeando los cristales
en las babas, en el pus, en los gusanos malolientes
defecando un muerto sus palabras
o en la suma de las voluntades o en ninguna
o en la roca de las rocas, trapicado el invencible
el muerto agujereado por los otros
inmutable en el zarpazo, en la estocada del olvido
me sobra, me sobra un muerto y no soy yo
porque patea y raspa
engulle con su dentadura cavernaria
hasta rozar por fin la sal del universo

abril en paris dijo...

Idílico sí pero confuso..tanto paseante tanto pajarito..por aqui tenemos un parque así. El viejo no se te acerca pero sonrie.

Me ha sorprendido ese final...como es habitual emocionante.

Saludos

mientrasleo dijo...

Me gustó la historia, tiene además un final impecable y te expresas de una forma cercana que invita a seguir leyéndote.
Besos

Josep dijo...

En la gloria estaré si, además de en los madriles, vuecencia se digna presentar su obra en ciudades mediterráneas donde es muy querido...

Un abrazo.

senses and nonsenses dijo...

si el cielo es así, estaremos en la gloria...

plared dijo...

Siempre me gustaron los jilgueros pintos. Por cierto estas viendo American Horror Story?... Me da que si

Bueno este cambio de registro tuyo , me ha gustado. Abrazos

Anónimo dijo...

Si, si, si....a mi tampoco me transmite mucha paz el relato, lo que m transmite es tristeza por el protagonista, pue lo veo perdido y solo a pesar de la compañía divina. Me imagino a mi misma en esa situación y me acojono.
Me ha encantado, Raul.
Buenos díasss!!

María.

Cesar dijo...

Me entran ganas de no morirme, para no encontrarme con los pajaros. Nunca imagine pajaros por esos parajes..crei que los dejaria todos aqui..

Juanjo Montoliu dijo...

La muerte suele tener un toque absurdo y, en cierto modo, también tu relato lo tiene. Aunque esta vez el que se siente desconcertado con la muerte es el propio muerto.
Ese enfoque me ha divertido bastante.
Además, me ha parecido una muerte bastante amable. Para lo que viene siendo la vida en estos tiempos, hasta apetece subir hasta la encina.

zayi dijo...

Y yo que mañana pensaba ir al parque con los niños ( sonrío)

Excelente relato, lleno de esos detalles maravillosos que amo leer.

Un besito.

Beatriz dijo...

La percepción de la muerte inunda el relato pero la historia está llena de tenura y de imágenes muy bien utilizadas

Bueno, buenísimo

Un brazo

Beatriz dijo...

La sombra de la muerte cubre todo el relato,pero la historia estremece por la ternura de esos personajes y por las imágenes tan bien utilizadas. Veo el parque, el banco, los pajarillos, el alpiste.
Me emociono.
Un abrazo amigo

Juan Romero dijo...

Supongo que ese será el cielo para Arturo. Si fuera así para todos.... que tostón de pajaritos.

Saludos.

Elena Casero dijo...

Tanta ternura, poesía, como un renacimiento.

La muerte puede ser también suave.

Un beso

el viajero impresionista dijo...

Algo tipo Doctor Caligary ya barruntaba. ¿Para cuando una entrada cómica (o tragicómica, al menos)? Saludos.

flower dijo...

Ay, chico. Ganas tengo de NO dar de comer alpiste en muuuuchos años. Yo quiero seguir aquí, dando guerra, riendo, sufriendo, saltando, llorando... VIVIENDO.

Un relato precioso, as usual!!


Muaaaaa,

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Almenos desde este momento tengo otra vision de la muerte.
Gracias.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buena semana.
P.D. De todas formas tampoco se tiene prisa por encontrarse con el abuelo...

Juan Herrezuelo dijo...

Acceder al área de comentarios a través de un enlace que da cuenta de las almas que han pasado ya, es especialmente indicado en este relato, donde das cuenta de tan artúrica muerte.

Compruebo con regocijo que en en mi ausencia ha empezado a serpentear una anaconda en tu espacio, y ya estoy deseando pasar los dedos por esa piel, e incluso dejar que insinúe una dentellada gigante, como aquélla que casi le dio una a nuestro amigo Félix (que también está en la gloria).

Un abrazo.

Blanca dijo...

LLegar al final del cuento ha sido extraño para mí. Esa encina inmensa la veo siempre, milenaria y llena de pájaros..

Inmenso también tú.

Un beso!

Miguel dijo...

Al final todos seremos ese ser que no sabe donde está. Ni si quiera sabe que está muerte. Ni si quiera sabe que existe. Pero existe.
Enhorabuena por el libro. Que tengas éxito.

Un abrazo.

40añera dijo...

Si existe amigo mío que sea así
Un besote y suerte en Madrid

Anónimo dijo...

Morir ha de tener poca gracia. Ni lo bucólico debe de poder arreglarlo. Pero en el caso de que llegue, no me importaría que el garaje donde me metan tenga estas vistas.
Un relato excelentemente escrito.

JC

Olga Bernad dijo...

Como una inquietante caricia. Suave, sí, pero...

techocolatecafe dijo...

Ay, Raúl, yo me quedo en la tierra!

Besos

MTeresa dijo...

Así debe de ser,
con esa serenidad y equilibrio,
sin prisas
intemporal...
tu relato me sabe a gloria...
jajaja
una metáfora

Concha Huerta dijo...

Bonita parábola sobre el sueño eterno. Un hermoso paraje, la compañía de un anciano afable, los pajarillos. Un saludo

manuespada dijo...

Me encanta cómo construyes ese cielo, o cómo lo "deconstruyes". Magnífico, Raúl, ya tengo ganas de que caiga en mis manos esa suave piel de la anaconda, un animal que te ahoga suavemente, como el desamor de tus relatos.

Alonzo Junot dijo...

"...pero los muertos estamos en cautiverio y no nos dejan salir del cementerio"
La gloria es saber que Arturo no se siente solo.

Saludos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Tanta tonalidad de cómic, tanta candidez presagiaba lo siniestro por venir. Ya me daba escalofríos.
Mis felicitaciones más sinceras, querido Raúl, por esa Piel de anaconda que ve la luz. Como cazadora, feliz de ver cómo se multiplica la fauna.
Te envuelvo en un suave (e inofensivo) abrazo.

Mita dijo...

Yo es que estoy en otra onda...
Èrase una vez una princesa de un bosque...Hola, hola,...
que se encontró con un príncipe de charla risueña y fácil (me recuerda a alguien)Estaban muy acaramelados y fascinados los dos
no estaban muertos!!
Estaban de parranda...

Kuss

Miguel Baquero dijo...

Como se suele decir, que nos esperen allí muchos años..

De todas maneras, antes los cielos estaban llenos de huríes y mesas repletas de manjares y heavy metal a tope, ahora te dan migas para los pájaros y vas que chutas... y como se te acaben, a ver qué haces el resto de la eternidad..., hay que joderse con la jodía crisis ;-)

zayi dijo...

Morirse no debe ser tan malo...porque casi nadie regresa... yo creo que hay una etapa para todo y cuando ya se ha vivido de más, se empieza a sufrir de menos.

Como te conozco no me encariñé con el chico ( sonrío) sabía que tarde o temprano lo matarías.

Un besito.

Siona dijo...

Emocionante relato, conmovedor, como una caricia a la muerte. Así creo yo que es, con ese contenido, quizás con otro paisaje y diferentes actores....pero con ese momentum, y el Sol-luz rebozando todo....gracias!
Suerte en la presentación...si cayerá cerca vendría..pero no es el caso...