jueves, 15 de marzo de 2012

Cómplices

Ya de madrugada le ha visto al volante de su coche. Siempre desde una distancia prudencial, ha visto como se salía de la carretera comarcal y como tomaba la pista forestal que lleva al cerro ése al que los lugareños...
.
A Juan Herrezuelo, escritor.
.
Postdata:

42 comentarios:

Santi S. dijo...

(Repito el comentario, que no se si ha acabado grabándose)
DEcía que la indefensión del escritor frente a su propia obra, es una clase de locura más.
¿Hasta que punto se le puede responsabilizar de las acciones de sus personajes?
El relato me ha parecido una maravilla.

mientrasleo dijo...

Qué bueno, como Unamuno antes su personaje que se le quejaba de lo mala que era la vida sólo porque le puso una cosa difícil.
El creador dominado...
Fantástico
Besos

39escalones dijo...

Esa novela tiene pinta de no tener buen fin. No creo que la policía le despierte la misma atracción.

Aldabra dijo...

MortaL.
¿Ves? Este es uno de esos relatos que escribes que son como una bofetada.
¡Me dejas muerta!

biquiños,

Recortables y Quimeras dijo...

Raultxo, me dejaste fría. Cielos. Que oscuro. lo bueno, que me provocaste cosas. Genial eso. Marta

Tesa dijo...

Es que empezáis escribiendo
...y se os va la pinza
(sonrío)

Camy dijo...

¡Luego, es cierto, los personajes deciden su vida y la del autor!
Un beso

Lansky dijo...

Por eso Stephen King sólo escribe ya novelas de amor (con otro pseudónimo que yo me sé)

Rosa dijo...

Yo que alguna vez he asesinado (En palabras ¿Eh?)entiendo muy bien a este pobre escritor, empiezas queriendo contar una historia y acabas asesinando hasta al apuntador. ¿Tendré u psicopata dormido dentro?...

Genial relato de una posesión...

Besos desde el aire

Ro dijo...

Menos mal.
El lector le da la mano al autor que le presenta a esa serpiente de dos cabezas como una que hay en un zoo de Ucrania.
El lector piensa primero que es el mismo que se desdobla pero cae en la cuenta de que hay alguien observando la escena y que tal vez se trate del salvador, pero no, sonrisa ante el giro: es una novela negra, muy negra.
Ojalá algún día la ficción se trague todas estas realidades.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Este relato, en el desarrollo estricto de la trama que realizas, se constriñe a lo esencial y consigue la complicidad del lector para con el protagonista, aún antes de imaginar la sorpresa final.

Es una narración estremecedora por lo que contiene de terror real, mundano.

A modo de anécdota, te confesaré que -antes de ponerme a escribir- siempre creí que aquello que decían los escritores en las entrevistas, al respecto de que las historias y los personajes tenían una vida independiente, me parecían excentricidades absurdas. Pero -¡ay, amigo!- un buen día me sucedió y me vi obligado a reconcer mi error. La historia que escribía, de pronto, decidió que transcurriría en otra ciudad y que la suerte de los personajes que yo había imaginado no sería la que correrían. Han pasado años, y aún me sorprende.

Un abrazo,

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Es seguro que tu intención no es la de equivocar al lector, como buen artesano de la palabra vas creando como en un estereograma cada uno de los detalles, cada color, cada forma está en el lugar adecuado sabedor de que el que se acerca a tus relatos, percibirá una ilusión y no es hasta el final que nos despiertas de nuestro equívoco. Pero tú no nos engañas, son tus relatos y nuestras contaminadas mentes.

roberto dijo...

Con lo bien que sienta matar en la ficción...

lopillas dijo...

Qué bueno Raúl: como siempre sorprendente! que a estas alturas tiene un enorme meritazo.
Saludotes, creador de monstruos

Juan Herrezuelo dijo...

Gracias de todo corazón por esta dedicatoria, Raúl. Es duro para un novelista sentarse a matar con el teclado del ordenador, mantener con el peor de tus personajes una relación creativa; con un poco de suerte, otro de los personajes acaba con él de espaldas al escritor y huye al libro de otro, se toma unas copas, se desliza entre líneas… Magnífico relato, que, como siempre, nos tiene en un vilo hasta el último párrafo. Un abrazo cómplice, amigo.
(Y nada de humilde, tu regalo: es de los que se exhiben con orgullo)

Elena Casero dijo...

Yo puedo asegurar que hay personajes que tienen vida propia. Y este, sin duda, es uno de ellos.

Me gusta.

Anónimo dijo...

Metaliteratura.
¡¡Genial el relato!!


Diego Casas

Belén dijo...

No se pueden hacer muchas promesas que luego se vuelven en contra de una...

Besicos

abril en paris dijo...

Los personajes en busca y captura de su autor..¡ qué tremenda huida !

¡Magnifico, abrumador, como es habitual ! ;-)

Alice vio la luna... dijo...

Tengo clarísimo que los personajes tienen vida propia: cuando los creamos, nos desdoblamos, pero nunca sabemos qué va a suceder con ellos, yo al menos nunca lo sé. Es brutal pero me ha encantado.

Un beso (por fin puedo comentar en tu blog!!!)

senses and nonsenses dijo...

el asesino lleva la delantera al policía, el personaje está venciendo al autor...
un relato inmenso sobre la angustia del crear y el creador.

un abrazo.

Concha Huerta dijo...

Hay personajes que no me gustaría se escapasen de mi pluma. Un saludo

plared dijo...

Con ritmo de film negro, la inquietudes de un escritor, ante una ida de olla cercana.

Recomendemosle, que en los dias venideros escriba cuentos para niños. A veces es mejor prevenir.

Aunque bien pensado, los cuentos para niños, veladamente pueden suponer otra pesadilla para esa mente inquieta.... Saludos y como siempre..GEnial

Mita dijo...

La foto de la cabecera es chulísima.
Le veo a esto un regusto a novela negra; me pregunto si los personajes te sorprenden a ti al escribir o tú vas en busca de ellos.
Besos

mi nombre es alma dijo...

Todo escritor es un voyeur de sus personajes.

campoazul dijo...

Lo que no le desanima a escribir es lo que le anima a escribir... necesita ser testigo "presencial".

Besitos.

Siona dijo...

La peor oscuridad es la que no nos permitimos vivir y nos invade puertas adentro. Tenebroso, brutal y vital...jajaja....saludos!

Josep dijo...

Esas complicidades dan miedo, no vaya a salirse del papel y se apropie del creador: cuidadín, cuidadín, que así, imagina que imaginarás, empezó Norman Bates....

Un abrazo.

techocolatecafe dijo...

Qué miedo, joer...

Besos

Miguel Baquero dijo...

¡¡Qué bueno!! Qué manera de meternos en la historia para luego sacarnos de ella de golpe... ¿o no nos has sacado? Ya no sé qué pensar ;-)

Blanca dijo...

Estoy con el loro Josep. Qué bien y que suerte tiene el Sr. Herrezuelo..

Me voy a quedar dentro.

Un beso.

Beatriz dijo...

Hermoso don el de la escritura que da el beneficio de crear personajes que luego se desprenden de su creador y nos dejan el placer de disfutar de sus vidas,de recorrerlas.


Hermoso relato.-Un abrazo

Beatriz dijo...

Muy buen relato.
El desprendimiento de los personaje de su creador excelentemente contado.

Un abrazo Raúl-

Julia dijo...

Es un lujo estar en primera persona. Alguien nos lo tiene que contar y si lo escribe como tú,queda justificada la contradicción, el sentimiento de culpa y complicidad.

Siempre te sigo aunque no te lo diga.

Un beso.

Anónimo dijo...

Un poco más y no llego a comentarte. Menuda semanita.
Una vez mas me ha encantado tu relato. Tienes un estilo, una forma de escribir que te atrapa desde el primer momento para un poco mas trde cuando ya no te lo esperas, devorarte por completo.
Según la historia que nos cuentas, queda claro que escribir es una profesion de riesgo. jajajajaj
Mucha mierda por Madrizzz
Besos!!

María

Juanjo Montoliu dijo...

Cuidado con los personajes, que los carga el diablo. Algunos terminan cargándose a sus creadores o fagocitándolos.

También pasa en el cine. O si no que le pregunten a Antonio Ferrándis, donde quiera que esté, cuánto le costó desembarazarse de Chanquete.

Isabel Barceló Chico dijo...

Magnífico relato, raúl. Hay personajes a los que da miedo asomarse y que nos causan un gran desasosiego. Por regla general, el lector no suele preguntarse por el coste emocional que tienen para el autor algunas historias y/o personajes.
Espero que tu nuevo libro esté yendo de maravilla. Un abrazo muy fuerte.

Francisco Ortiz dijo...

Personaje espejo, personaje demonio, personaje otro. Qué bien cuentas, amigo, qué bien narras.

Miguel dijo...

Seguro que la cosa no acabó aquí. La historia continuaría... (por descgracia)

Un abrazo.

ethan dijo...

¿Cómo fue la presentación? Supongo que estupendamente. Un abrazo!

Antonio de Castro dijo...

Un gran relato, y un ejemplo magnifico de giro final que no solo no es gratuito sino que le da profundidad y prolonga su eco mas alla de la lectura: la relacion entre el creador y su obra puede llegar a ser destructiva.
Un saludo.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Un personaje complicado.

saludos de J.M. Ojeda.