jueves, 19 de marzo de 2015

Al asomarme (5)

La noche y el frío apresuran la impaciencia. Hay murmullos de inquietud, conversaciones a punto de zanjarse y ojos como platos. Tras el gesto convenido, las manos de Adela rasgan con suavidad el velo nocturno. A Pedro la música le evoca instantes sólo soñados. Piensa en Puccini y en esos mapas que cree que dibujó el compositor. Como hace siempre que está nervioso, y la participación de su hija en el espectáculo así lo justifica, Dioni cruza los dedos y recita a modo de conjuro unos versos de Longfelow. Siempre son los mismos.

Cobra el ánimo perdido, 
Vuelve esforzado a la lucha.
Gloria al hombre que combate
Siempre, y no desmaya nunca

Todo adquiere de repente un tono de grave calma.  Con una precisa coordinación, las máquinas se ponen en armonioso funcionamiento. Alentadas por la brisa, las virutas copulan con las chispas y ambas retozan entre la celestina textura de la pintura, mezclándose en una comunión incandescente que nos tiene a todos entre atónitos y maravillados. Cómplice de estos movimientos orgiásticos, el viento aumenta o disminuye su fuerza formando con el conjunto un efectista torbellino de color y de luz, que anega la plaza y tinta de histórica la noche. He aquí, en suspenso sobre nuestras cabezas, el inicio de la vida, la marabunta de las esencias, la nebulosa que dio origen al barrio. Pienso emocionado.
(Continuará)

6 comentarios:

plared dijo...

Como salga un lanzador de cuchillos dejo de leer....Cuidate

Anónimo dijo...

Me encanta.
¡¡Fascinante!!

María

Anónimo dijo...

Cuando todo confabula a nuestro favor o estamos en PAZ, LOGRAMOS CAPTAR...Esa energía invisible, que pone todo y a todos donde en su lugar.
Sufrimos, pataleamos porque muchas veces lo que hay no es de nuestro agrado....pero, ESA ENERGÍA, la que mueve este mundo, la que hace que conectemos ...sólo con algunos, puso lo que vivimos ahí para nosotros.
Lo que tus ojos perciben, y tu mente interpreta ....yace dentro tuyo...
Tú ser , es sensible, por eso describes tan bien lo intangible.
EXCELENTE! Me sigue encantando

Santi S. dijo...

Esto es una especie de realismo mágico, de vecindario mágico, de realidad paralela de lo más literario.
Te está quedando un muy buen cuento.

roberto montelana dijo...

Puedo oír las teclas cuando poco a poco le quitas las ropas a los personajes.

Las piezas caen y nos muestran, lo que ellos son.

Saludos Raúl.

Anónimo dijo...

De los 5 pedazos que hasta el momento componen el relato, creo que este es el que más me ha gustado. El último párrafo es magnífico.

JC