jueves, 26 de marzo de 2015

Al asomarme (Final)

Doce espectaculares minutos más tarde termina el experimento. El chelo emite un último sollozo, largo y contenido. Tras él, un emocionado silencio que se mantiene firme hasta que desde alguna de las ventanas se comienza a quebrar el éxtasis con unos tímidos aplausos. El barrio despierta entonces e irrumpe en una sonora ovación. Los artistas salen al centro de la plaza y saludan. Incluso los padres de uno y la esposa del otro manifiestan sincera emoción y derraman felices lágrimas. Los bravos y los olés no cesan. La gente se abraza. Sara y Rafa se besan queriéndose querer y Germán, desde la puerta de su taberna anuncia, con alejandrinos en la boca, una ronda a cuenta de la casa.
Oculto en la penumbra de mi habitación, creo ver como Marta dirige una última mirada hacia mi ventana. Sonrío.


FIN

10 comentarios:

Anónimo dijo...

El cuento me ha encantado, Raúl. Me ha parecido casi mágico, con este final tan amable y tan happi.
Besosss

María

Patricia Richmond dijo...

Estoy de pie aplaudiendo. Qué final tan bonito, enlazando con el principio. Y los ojos azules de Marta llamándote para que salgas de la penumbra. ¡Precioso!

Anónimo dijo...

Un cuento espectacular. Me ha encantado, Raúl. De verdad.


JC

plared dijo...

Un barrio de eruditos. En fin, en vez de la contraportada del as en las paredes. Constelaciones y versos de baudelaire.

Me ha gustado este minirelato, desgranado en entregas todavía mas minis. Cuidate

Santi S. dijo...

Muy, muy buenos.... tanto el barrio como el cuento.

lopillas dijo...

Me ha encantado. Ojalá un vecindario así hoy en día donde todo se vive puertas adentro. Fantástico, de veras.
Besitoo

Anónimo dijo...

Insisto....Este cuento sale desde "TÚ ALMA EN FLOR"....
Es un hermoso final.Gracias!
Dejo este enlace...un poco, para sintonizar con el comentario anterior.

https://www.youtube.com/watch?v=y5JicO2bKec&list=RDy5JicO2bKec#t=0

ethan dijo...

Había esperado hasta el final para leerlos todos del tirón. Por supuesto me ha gustado mucho tu "ventana indiscreta" particular. Me suena la historia a alguno de tus microrelatos de hace mucho tiempo, como si fuera de tus preferidas y le hayas querido dar un poco más de empaque... pero puedo estar equivocado. En cualquier caso un fuerte abrazo, amigo.

vicente dijo...

Un día de estos, enfadado, ordenaré tus recortes y me pondré a leerlos. A ver si puedo desenfadarme.
Abrazos.

roberto montelana dijo...


Entre las paredes de las casas del barrio, ciertamente se esconden dramas dignos de mostrarse en el telón.

Muy bueno!