jueves, 26 de noviembre de 2009

La casa que hace esquina

Nada hay más lejos de un mundo hermoso que lo que se vive en esta casa, donde el grito sofocante del calor húmedo enmudece cualquier atisbo de ternura...

A streetcar named desire.- 1951.- Elia Kazan

84 comentarios:

ALEX B. dijo...

Gran película.Con un ambiente espeso , pesado, sólo roto en pequeñas ocasiones,por esa inocencia que mencionas.El texto refeja perfectamente ese ambiente.
Qué voy a decir del banner.Para mi el mejor actor de todos los tiempos.
Un beso Raúl.

Anónimo dijo...

¡¡¡Que grande el Brandon de los cojones!!!
Un clásico de armas tomar, el que revisitas hoyyy.


mchu-pichu

Dana Andrews dijo...

Genial. ¡Qué puedo decir que no hayas dicho ya!. Un texto irresistiblemente decadente y un ambiente cochambroso el de esa casa por la que alguna vez se da una vuelta el diablo. Otro inmortal, Marlon Brando.

Josep dijo...

Muy buena descripción de un entorno físico que no propicia la felicidad: recreas un ambiente que se siente opresivo, asfixiante.

Saludos.

zayi dijo...

Un texto maravilloso enmarcando una realidad decadente...ya me tienes mal acostumbrada y el día que escribas como los mortales y no como los ángeles, me llevaré un gran disgusto...
Besos.

Jaht dijo...

Los deseos, que nos mantienen vivos y expectantes, son los mismos que por desuso o abuso desencadenan la locura.
Kowalski y Blanche, dos extremos de la desdicha.

mariposas_azules dijo...

huyyy creo que entrar en la casa que describes...no me gustaria...ya que se lee temerosa...

gracias...por tus palabras...que tengas una buena noche besitos desde mi CHILE!! hermosisimo :P

Werty dijo...

Muchisimas gracias por tu visita y por tu comentario. Me alegro que te haya gustado.
Ademas, cuantos mas lo lean, mas reseñas puedo hacer.
Mañana hago otra. Espero que te cope

Alena.Collar dijo...

Te leo y me gusta lo que leo. Espero leerte en otro "medio"...
Gracias por lo que sabes y se.

Silencios dijo...

Excelente Raúl, que puedo decir; siempre consigues dejarme con la boca abierta y los ojos como luceros.
deseando que llegue el próximo jueves.

Besos corazón.

Rockerilla dijo...

Alabo la descripción. Me gustó. Lo leí en el momento preciso, justo cuando estaba en un lugar parecido.

Notable.

Saludos desde Chile

fede dijo...

gracias por visitar mi blog...muy bello lo que haces espero poder leerte mas... un abrazo

Belén dijo...

Si, pero y lo guapos que están todos??????

:)

Besicos

39escalones dijo...

Su atmósfera se puede cortar; qué excelente descripción en palabras...
¡¡¡Estelaaaaaaa!!!

Ave Mundi Luminar dijo...

Foto fija para una realidad tan fija, como muerta, incluso antes de nacer... cimientos cansados y escasos para levantar vidas...

Es esa forma en la que levantas el carboncillo y perfilas las penumbras, la que convierte en pequeñas joyas tus textos.

Saludos.

Camy dijo...

Difícil no beber y gritar en situaciones y sitios tan sórdidos.Una película que reflejaba una situación de un momento político y económico desastroso. Lástima que esos personajes, esa vienda de muchos hacinados y separados por cortinas se está volviendo a repetir.
Merda¡qué guaaaaappoooooo que era Marlon Brando!
Un beso

ÁFRICA dijo...

Buenos días Raúl, cuando tomo mi café como cada jueves y leo tu columna
La saliva no me pasa bien, parece que respiro en ese ambiente, tan denso.
Un beso

Guapisimooooo Marlon Brando

manuespada dijo...

Has conseguido algo muy difícil, que es convertir una cosa en un personaje con vida propia, has convertido a una casa en la protagonista de una historia en la que las personas que viven en ella son personajes secundarios.

Elena dijo...

Un texto brillante acompañado de una imagen soberbia, el increíble Brando, en una de sus actuaciones más brillantes. Has captado muy bien ese ambiente opresivo y asfixiante que define la vida en esa casa. Le has dado vida a una construcción. Como siempre, consigues llegar más allá a través de tus palabras.

Un abrazo

malena dijo...

Me encanta esta película. Muy bien descrito el ambiente axfisiante, que buen escritor.
un saludo

Camille dijo...

Me gusta, decadente y hasta claustrofóbico. Espeso. Genial la descripción de la casa. Las casas en esquina son así, ya lo dice el feng-shui ;)

Cesar dijo...

Esta vez incluso te ha salido poético..
"La casa hace esquina en un barrio de esquinas afiladas
de portales en penumbra y de calles ruidosas
llenas de una vida atropellada.."

Descripción de interiores, no sólo de inmuebles, me ha gustado.

Sinuosa dijo...

Que gran película. Qué buenos actores (y que buenazo estaba el Brando malo).
Y que magníficamente lo has plasmado: sumas pequeños detalles que confieren a la casa esa atmósfera que huele, que se palpa. Que suda.
Genial.

Iris dijo...

Me faltó el aire al leerte, de veras sentí la opresión de esa casa, o será del diablo que me ronda?????

Marlon Brando triple papito divino, pero por variar, no tengo idea cuál es la película.

Un beso multicolor

Lucía dijo...

Tremenda descripción. Si alguien me preguntase de qué va la peli le diría que leyese tu entrada.
Un abrazo.

Єѕтnoм dijo...

Ni idea de la peli, genial como siempre la manera de hacer sentir.
Besos.

Naia Salud dijo...

Vaya !! qué diablo. Él, profundamente atormentado, arrastra todo lo que pueda haber a su lado. No importa si es material, ideas, personas o valores...
Incluso, él mismo, se arrastra hacia un lugar agonizante de locura suicida.

Molts Petons
Namasté

Nómada dijo...

Enciendes cualquier vestigio de sórdida humanidad. Tan pronto como apagas cualquier esperanza.
Las piezas del puzzle ¿nunca encajan?

Juanjo dijo...

Muchos inquilinos en la pequeña casa, es verdad, y encima el diablo. Va pareciendo el camarote de los hermanos Marx, pero sin dos huevos duros.
Entre tanta mugre como describes, cabe el sudor y el whisky, pero ni huevos, ni gallinas.

Gran relato, por otra parte. Espeso. Un día de éstos me tienes que decir qué marca de espesante usas. A mí me ha abandonado mi espesante.

Abrazos.

Tesa dijo...

Wow, Brando.

A ese diablo le vendería sin pensarlo mucho, mi alma.

POLIDORI dijo...

Esta es una de esas películas que te tiran para atrás o te hacen gritar "que grande es el cine".

Una historia, una época y unos actores irrepetibles.




John W.

Lala dijo...

El sudor, la inocencia, la rabia, la locura, e incluso el diablo, también viven en barrios bien vestidos, sólo que en esos, las personas llevan las gafas de la hipocresía y los tabiques no admiten rendijas.

Me encanta la imagen del banner :D


Un besito


Lala

campoazul dijo...

Hay muchas casas como la de tu relato, en ocasiones sus inquilinos se van a otro barrio con la esperanza de un cambio de sentimientos, es en vano..., cuando se acaba el amor y el repecto no hay nada que hacer.

Vivian dijo...

Me encantó que eligieras la casa para describir un lugar que no es más que el reflejo de las almas atormentadas que allí viven, desde las más delicadas a las más prosaicas, todas almas hechas de tablones mal unidos por cuyas rendijas se cuela la miseria humana en sus diversas acepciones…

“En esta casa viven la inocencia y el sudor en constante pugna.” Me gustó especialmente esta frase.

Carmen dijo...

La casa de la esquina qué otra cosa puede albergar que personajes esquinados y periféricos.
Una cosecha de abrazos

Maria Coca dijo...

Otra joya, Raúl. De verdad que qué alegría leerte...

Cris dijo...

Raúl, bueno, como siempre lamento no ser original, pero es que me encanta como nos cuentas historias, leyéndote como llevo unos meses, se me ha ocurrido, por qué no maquetas tus escritos y haces un "libro"? Yo lo compraría, y si me lo dedicaras ya ni te digo.... Bueno, eso, que gracias, por cada jueves, por como escribes y transmites. Besos.... Y Marlon era ummmmm :)

Anónimo dijo...

Igual no soy muy original, pero lo primero que tengo que decir es que me encanta Marlon, paa mi, el mejor actor....y uno de los más guapos, claro.
No hace demasiado que vi Un tranvia llamado deseo. Has bordado (era de esperar porque siempre lo haces) el ambiente que se respira en esta pelicula.
¡¡Bravo!!

pd: Media tarde del jueves y casi 40 comentarios. si me descuido soy la última, jajajajaja.

María.

aQuieSToyYo dijo...

Percibo con claridad un olor agrio mezclado con toques de madera, cerveza y humo, que combinan fatal con el olor del sudor rancio y el perfume empalagoso de una de las inquilinas. También escucho el ruido del tranvía, que no se ve, pero se lleva consigo la cordura.

Fue entonces (cuando la locura se instaló definitivamente en la casa de la esquina), cuando yo rompí a llorar. Y, sin saber muy bien por qué, lloré y lloré. Puede que tuviera 15 ó 16, sin embargo, lo recuerdo todo con perfecta nitidez.

mi nombre es alma dijo...

Ni Tennessee Williams lo hubiera expresado mejor:

STELLA:-Pero entre un hombre y una mujer suceden en la oscuridad ciertas cosas que... cosas después de las cuales todo parece... carecer de importancia.
BLANCHE :-De lo que hablas es del brutal deseo..., simple¬mente... ¡del Deseo!... el nombre de ese traqueteante tranvía que recorre ruidosamente el barrio, por una de las angostas calles y luego por otra...
STELLA: -¿No has viajado alguna vez en él?
BLANCHE: -Ese tranvía me trajo aquí... Donde estoy de más y donde me avergüenza estar.
STELLA: -Entonces... ¿no te parece que tu aire de superioridad está un poco fuera de lugar?
BLANCHE:-No soy ni me siento superior ni mucho menos, Stella. Crée¬me. ¡No hay tal cosa! Sólo pasa esto. Yo veo las cosas así. Con un hombre como Stanley, se puede salir... una..., dos..., tres veces cuando una tiene el diablo en el cuerpo. Pero... ¡Vivir con él! ¡Tener un hijo con él!


Un abrazo señor escritor mio

Césarockon dijo...

huyy.. impactante.. realmente me provoca cosas.. bien hecho !!!

suerte y buen dia ;]

maria jose moreno dijo...

Texto excelente para una fotografía no menos excelente de una excelente pelicula de un excelente actor.
Enhorabuena
Saludos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues sí, mi querido Raúl, en "Un tranvía llamado deseo", Marlon Brando era la misma reencarnación del diablo, torturando psicológicamente a su pobre cuñada Vivien leigh. Desde luego, te montas unos mini relatos fantásticos basados en obras maestras del celuloide. Me encanta la forma que tienes de describir y ese estilo tan literario que despliegas, francamente, me parece muy muy bueno. Un besote fuerte y muy feliz finde.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Lo describiste tan bien, que me dejaste un nudo en la garganta.Gracias.

senses or nonsenses dijo...

nadie lució mejor una camiseta sudada.

un abrazo.

iliamehoy dijo...

Del título, no voy a hablar, porque esas tus expresiones me tienen la emoción despierta y ya no importan ni los actores.
Desprende la ternura necesaria para que la magia sea casi alcanzable, rozada apenas....
Te lo digo siempre, pero es un regalo entrar en tu cine.
Una sonrisa

Miguel Baquero dijo...

Tío, me gustaría creer que de alguna manera hemos coincido en nuestra última entrada. O quizás son mis deseos de llegar un día a expresarme como tú. Toda mi admiraciòn, amigo, lo estás haciendo de puta madre

Amaia dijo...

Y ese diablo ha de ser sin duda el desencuentro por mor a encontrar una salvación para tus personajes, que siempre en tus relatos convierten el naufragio en una belleza efímera hasta el jueves siguiente...entré esta tarde y te leí, andaba flaqueando de fuerzas, lo mío no es gripe sino consecuencias de su vacunación, reacciones, qué sé yo.

Un cálido abrazo, total de enfermos al río...

DanielPérez dijo...

Aquel hombre quizás sólo lo estén acusando por sus costumbres, pero a fin de cuentas, acaso no en todas las casas permanece la inocencia y la locura? Yo diría que sí, tal vez, ahora que lo pienso, puede ser una metáfora al alma de cada quien, algunos los acusan de diablos, y los que no simplemente se determinan a acusar. Además que todos vivimos en un barrio con ezquinas afiladas!! La primera oración del segundo párrafo es muy fuerte, me encanta.
Saludos Raúl.

Amaia dijo...

Un Tranvía llamado deseo...ummm, qué maravilla Raúl, lástima que tú y yo seamos tan raros,jajaja.

Anónimo dijo...

Creo que eres un grande Raúl y creo que Brando también lo fue, y que a veces los grandes encuentros hacen los grandes actores… y esto le pasó a él… que tuvo la suerte de encontrarse con Elia Kazan y con la obra de Tennessee. Y le vino muy bien … como dice la canción… todos tenemos algo en nosotros de Tennessee, Brando lo tenía y mucho, y tú también lo tienes, no te creas…
Un beso,
Mavi

antonio dijo...

Igual en la España buen royista, lo hubieran tachado de .............. Buenas letras bellas imagenes,
como siemre Raúl.

mia dijo...

Qué bien sabes decir

e interpretar!

Tienes el don de aterciopelar

la atmósfera!

Besos desde Francia,

dentro de una semana vuelvo

Bárbara dijo...

Qué bien describes ese ambiente espeso de sudor y deseo. Claro que si al diablo le queda la camiseta la mitad de bien que a Brando, bienvenido sea...

Amaia dijo...

Me quedo con la asociación de la cría de la trucha de secano en Antequera,jajajaja, lo cual ya es mucho!

Eres genial.

Robërto Loigar dijo...

Un tranvía llamado deseo. Recuerdo esa película del siglo pasado, con los mismos argumentos tan vigentes hoy.

Saludos

lopillas dijo...

Cada casa tiene su alma.
Tienes una habilidad especial para describir ambientes espesos. Me has metido en la escena de la misma manera que en el relato "Como el humo". Asfixiante.
Un reto: un micro de una peli alegre ;)
Besotes, Raúl

Miguel dijo...

Es una descripción decadente y magistral. Previa a una película con tintes dramáticos. Muy buen post.

Un abrazo.

Santi S. dijo...

Es la mejor película del traidor Kazan.
Tu relato es genial.

MarySandel dijo...

Excelente Relato!
Me encanta como escribes Raul
No he visto la pelicula :C ojala algun dia la pasen en cable

Saludos desde Costa Rica
Muchisimas gracias por la visita
siempre es un honor!

Mary

HellForger dijo...

Con tan buena reseña imposible perdérsela. Comienzo a buscarla =)

Un saludo.

Todo lo que diga esta noche Olvídalo dijo...

" un mundo hermoso"
la eterna búsqueda, no?
y a veces incluso la ilusión la ahogan esas paredes y el amor tornado belicoso...

MariaJosé dijo...

eres muy bueno, quiero agregarte, como lo hago, lo k pasa k cambie mi template...saludos
cafedenaranaj.blogspot.com

arcademonio dijo...

...y por un instante he vivido en ese barrio incluso pude verle...¿Será mi vecino?...infinitos besos de bolsillo...

Albertjesus dijo...

Muy bueno...

step87 dijo...

interesante la verda.

RUTA 348. dijo...

Muy buen fragmento, muy bien escrito. Hace vivir el momento en que estás recorriendo la casa, junto con la rabia, la locura, mentiras y malos modos..

La verdad, muy bueno.

Un saludo desde Córdoba.

Andrés.
RUTA 348.

muchacha en la ventana dijo...

De casualidad acabo de llegar a tu blog, me encanta.Gran pelicula e increible texto, me quedo con la atmósfera caldente de ira, gritos y pasión, donde nos arrolla a todos la vida.

buenas noches Raúl, un saludo desde mi ventana

Neftalí Coparrota dijo...

Perfecto! Un clásico!!!
Buen gusto en la escritura...
Gracias por pasar por mi blog, mister...

Nos leemos!

magenta dijo...

la verdad hacìa tiempo no lo leìa...es un verdadero plac er leerlo...me gusta mucho su estilo...las imàgenes seleccionadas siempre son una nota! muy muy bueno.
magenta

tres veces doble ve dijo...

¿Qué tal(co)? Raúl, leí tu texto de la casa que hace esquina; mucho feeling, muy poético y muy bien descrito, se percibe una atmósfera underground con una carga de ternura y rabia en tu trabajo.
Soy nuevo en este mundillo del blog, escribo algo y recién acabo de inaugurar mi portal: clandestinofurtivo.blogspot.com
Saludos desde Lima (Perú) de Willy Wong Wimpón (tres veces doble v), mi mail correcto es: wilfredorafael.wongwimpon@yahoo.es

AdR dijo...

Y casas así no solo existen en el celuloide. Yo de mayor quiero ser Brando.

Abrazos.

Luis dijo...

Más allá de las referencias fílmicas, que bien describes la crudeza de una casa en una fabela carioca, una barriado bonaerense, una toma santiaguina o en cualquier población marginal en cualquier parte del mundo.
Un abrazo.

leo dijo...

Con éste Brando yo me decanto más por el sudor que por la inocencia.
Es lo que tiene.

CabezaDeMonte dijo...

¡Flores, flores para los muertos! El contraste entre lo poco bueno y efímero y la muerte en alguna de sus formas más vivas empapa de sudor la camiseta del polaco que sólo en la bendición de su ignorancia se permite el vivir el sueño de su propio orgullo y brutalidad.
Como mola esto de leer tus micro-films y visionar de nuevo lo viejo.
Gracias, Raúl.

sebas dijo...

Que buena descripción.
Un saludo, Raúl.

Arcángel Mirón dijo...

Genial, como siempre.

mi nombre es alma dijo...

desde mi ventana
oigo un lejano tranvía
cargado de deseo
hace calor
se que si no bajo
las escaleras del miedo
y subo al vagón
no habrá ningún tranvía más
maldito calor



Un abrazo

Narcotic dijo...

Buen post.....sin palabras! me gustó mucho.

theanswer dijo...

MEgacrack!!!

JAUD NABIR dijo...

Bien lograda esa atmósfera sórdida y abandonada. Aunque la peli no la he visto. Gracias otra vez por abrirnos al buen cine, la veré.

situacionales dijo...

Muy buen blo, clasicas peliculas para no olvidar! Te invito a mi blog. Saludos!

Francisco Ortiz dijo...

Gran poder para vivificar las cosas, para que lo inanimado tenga tantísimo que ver con lo animado.
Como tantos otros relatos tuyos, tiene dos vidas: una, pegada a la película de la que surge; y otra, plenamente independiente, que no necesita de ningún apoyo externo, pues en el texto está toda una nueva historia.

Pepe Porcayo dijo...

Wow, me encanta tu Blog Raúl, no sé porqué lo encontré pero ha sido un gran descubrimiento!
Saludos desde México.
http://pepeporcayo.blogspot.com/
Pepe Porcayo