jueves, 19 de noviembre de 2009

Inmácula

Al mirarme en el espejo vi que lo que ayer sólo se insinuaba, hoy se había convertido ya en un tapiz de manchas color púrpura, con forma de estrella unas, y de...

87 comentarios:

Amaia dijo...

Ay, Raulillo, tú y las mujeres, las mujeres y tú, jajaja, matrimonio mal avenido, y por qué no añadirse a esa canita al aire, le daría un poco más de salsa y empate o empaque ¿ no crees?

Besos nocturnos pero no alevosos!

Josep dijo...

Jajaja, me has hecho reir, Raúl, y hoy, precisamente, me hacía falta el bálsamo del buen humor antes de conciliar el sueño.

Cuan difícil es la vida, en ocasiones, y cuantos compañeros de viaje uno halla en su camino a la nada...

Saludos.

Anónimo dijo...

Los cuernos sólo se pueden tomar con humor, sino, uno puede acaar en un psiaquoátrico.
Me ha encantado el realto, es sencillo, directo, y ocurrente.

Martín

MarivipSuperstar dijo...

He tenido que leerlo ¡Dos veces!... Como?... Que un hombre lo sospecha hace tiempo y le perdona el desliz a una mujer?... jajajajajajajaja... ¡No me hagas reir!

¿Cuantas veces lo ha hecho antes él para no montar en cólera y morir de un ataque de cuernitis agudo?

algo no me cuadra en esta historia, Raulillo...

Besos de un demonio que a veces, es un ángelito ;)

Lola y veronik dijo...

Genial!

Camy dijo...

Vaya, enfermedad compartida ¿ y porqué tiene ese aire tan apaciguador cuando las manchas le salen a los señores? ¿Por qué es tan jocoso cuando lo sufren las señoras?
::))

39escalones dijo...

Seguramente había más de vergüenza que de arrepentimiento. Te dejo, que me voy al médico: esta mañana ante el espejo me he visto algo raro...

Juanjo dijo...

Como se dice en una película que no puedo recordar: hay que ser astuto como un ciervo.

-¿Cómo un ciervo? Querrás decir como un zorro.
- Los zorros no tienen cuernos.

La berrea está servida.

Aparte de todo. Hoy Regreso al futuro. ¿Queda menos para Cazafantasmas?

Ruinas y Deseos dijo...

Admiro la serenidad del protagonista.

Soberbio, pero además sorprendente.
Con Cariño. Lo

malena dijo...

Que pena oye.
Esta vez no identifico la peli.
un saludo

Ave Mundi Luminar dijo...

Genial Raul...

Y si, tienes razón, quizá si los cuernos tuvieran esos síntomas, más de una y más de dos, entenderían con más facilidad lo que su alocada alma les impide ver porque se niegan el derecho a reflexionar sobre el destrozo que dejan a sus espaldas....

Enhorabuena por el texto, quizá algún día, dentro de unos años, les narre tu relato a mis hijos, en cualquiera de esas noches de verano de esas en las que te quedas hablando hasta las tantas... y así de paso les recomendaré que disfruten de la lectura aquí en tu blog (espero que sigas con él para entonces :) )


Saludos y como siempre gracias.

Nikté dijo...

Pues yo te juro por lo más sagrao, que mi baja ha sido por la gripe A, que no me he ido de corrida, más quisiera yo, con esta tos que todavía la tengo encima y esa carita de "que me muero" como iba a tener ganas de ná?

PD:Esto es solo por si entra mi supervisora.

Suya

Cris dijo...

Caramba Raúl, que bien termina ésta historia no? .... Hay gente con un punto de autocompasión, que quizás les llena más un engaño que un plantémonos aquí.... en fin, como siempre una historia estupendamente narrada.... Beso grande :)

POLIDORI dijo...

Que bien contado y como te "has adornado" en en final.

Extraordinario.

Aunque... yo le recomendaría que fuera a ver al médico, por si le faltara calcio.





John W.

ÁFRICA dijo...

Hola Raúl, si no entiendo mal ¿tiene una enfermedad de trasmisión sexual?
Si, es así, la compresión es por parte de los dos.
Por rizar el rizo.
Un beso

manuespada dijo...

Imagínate que nos salieran cosas de ese tipo, las bajas laborales serían constantes. Aunque sería peor que nos saliera la cara de la duquesa de Alba.

Myra dijo...

Pues no sé yo si es que no le he pillado el punto a este relato, pero a mí me ha parecido muy amargo. Y digo que no sé si le he pillado el punto porque he leído los otros comentarios y lo que causa es más bien risa. Lo mismo lo que tu pretendes es que cada uno lo interpretemos de una forma distinta. Además de amargo me pareció algo tierno. Esa solidaridad de Garcés..

Un saludo

Naia Salud dijo...

Menuda situación! Qué angustia!...en quién podemos confiar? Somos esclavos de cualquier, virus, bacteria u otro ser minúsculo que ronda a sus anchas por los parajes del ser humano. Amar atentos, sin dejar de amar.

Molts Petons
Namaste

iliamehoy dijo...

Si que pasa, si.... pero la ira se lleva por dentro. Que mal de muchos, consuela sólo a ratos y con la dignidad maltrecha.
Me subyugan tus capacidades, tus palabras, y ess frases que suenan siempre nuevas, frescas, como si nunca antes se le hubieran ocurrido a nadie.
Una sonrisa

Anónimo dijo...

Pues yo no lo tengo claro… Creo que él engañó a todo el mundo, su mujer, al ver los granos, confundiendo los síntomas no tuvo más remedio que confesar, a partir de ahora le tratará bien, los amigos-soriano también le tratarán bien… pero no me fío… me hace sospechar la tranquilidad con la que perdonó el desliz a su esposa… creo que de lo que en realidad sufría él era de su propia fidelidad conyugal, de la suya propia: un terrible prurito, picores insoportables… y la prohibición “matrimonial” que se había impuesto de no rascarse…
Un beso,
Mavi

Silencios dijo...

Ay ay ay ay, ¡ Qué dolor ! Al leer, de risa quiero decir.

Deberíamos quitar las puertas de algunas casas, así es más fácil la entrada.
Como siempre eres Genial


Besos siempre hasta tu puerta

Belén dijo...

Oh cielos, así que aparece en forma de manchas?

;)

Besicos

Newway&Newlife dijo...

Me encantan tus textos. =)

Iris dijo...

jajajajajajajajaja BUENÍSIMO!!!!!!!

Me voy con una GRAN SONRISA después de leerte

Un beso multicolor

Tesa dijo...

Si ya lo digo yo
...no se puede follar sin goma.

Lala dijo...

Jajajaja, mira Raúl, si los cuernos fueran visibles al ojo humano, ten por seguro que el concepto físico que tenemos de las personas sería distinto, y no con esa cabecita redondeada que vemos ahora, jajajajaja! Habría que dibujarnos de otra manera! Como dibujamos a los marcianos, con dos antenas, Jajajaja!



Un beso



Lala

Herman dijo...

Son casi motivos de corbatas esas manchas delatoras. Delicioso.

techocolatecafe dijo...

Ahora entiendo el trabajo tan intenso de los cirujanos estéticos...ah... y el éxito del laser.

lAdOlcElA dijo...

Hola, como eres un buen buscador de cosas estoy segura que esto que te dejo aqui es de tu interes.

AYUDAR



Gracias, un abrazo

Sinuosa dijo...

Menos mal, hombre..., por fin te leo algo que me hace sonreir. ¿Encajará en ese proyecto tuyo?
Sea como fuere, no hay duda de que tus letras siempre están bien hiladas.
Un abrazo.

Cesar dijo...

Qué suerte ha tenido el tío...ella quedó destrozada, en lugar de ponerle de chúpame dómine y someterle al tercer grado preguntándole por qué andurriales habrá andado...lo dicho, suerte!
Ah, y gracias, muchas gracias!

pietila dijo...

Creo que eso equivale a los secretos a voces que recorren los pasillos, que los conoces, los demás se los saben, pero que uno se la pasa haciéndose al loco, será que así son menos dolorosos o vergonzosos... que será, esta naturaleza humana que suele avergonzarnos.
Un corto pero gran texto.
Besos

Luis dijo...

Me pregunto si las manchas serán en realidad provocadas por un trastorno físico o más bien psicosomático.
El que este libre de pecado.....
Me has hecho reier bastante.
Un abrazo

mi nombre es alma dijo...

Puestos a que la infidelidad tenga muestras a la vista, hubiera optado por que esas señales surgieran en el rostro del que podriamos llamar "culpable" porque así el amigo de Soriano no haría honor al refranero. No entiendo esa verguenza del que es engañado, entiendo la rabia, la incomprensión, pero no la verguenza. Que raros somos.

Apoyo moción de Juanjo.

Un abrazo

moreiras dijo...

Si todos los cuernos nos colorearan, los raros serían los blancos, digo yo...
Fresco e irónico cuento

Carmen dijo...

De la muerte y de los cuernos no se salva nadie.
Es decir, que todos/as andaríamos por el mundo llenos de ronchas de colores.
Me hiciste reír con tan irónico post.
Besotes

leo dijo...

Ay, madre, no me quiero ni imaginar la que se iba a montar si sucediera algo así.
Espero que no tengas el don de la profecía, Raúl.
Me ha gustado mucho. Sí señor.

MAYTE_DALIANEGRA dijo...

Ay, Raúl, esta vez sí que me sorprendes, jeje. No imaginaba que los cuernos provocan manchas en quienes los padecen, jeje. Muy original, sin duda y el estilo: natural, como la vida misma. Un besote fuerte.

Anónimo dijo...

Es verdad, es el primer relato con un toque de humor que te he leído nunca. Me ha encantado la ternura con la que retratas al protagonista, que aunque es patético resulta encantador.
Abracitossss.....


María

Miguel dijo...

Lo que no sé si esa "enfermedad" será contagiosa, porque en caso de serlo, tendré que vigilar las manchas de mis compañeros...

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Bellisimo texto por supuesto que volveré para seguir saboreando tus letras desde lo lejos

lopillas dijo...

¬¬
:D
Toda la plantilla. Toda. Ha cogido una baja por gripe. Tendré que hacer un esfuerzo para no hacer cábalas jajajja
Relato fresco, chisposo, que viene muy bien de vez en cuando, sip.
Besitos, Raúl

Miguel Baquero dijo...

Más vale tomarse así las cosas, con humor y literatura

Vivian dijo...

Que buena esta entrada Raúl, con esa ficticia enfermedad cuernil, en realidad en más de una ocasión ha sido una venérea la que ha destapado unos cuernos, claro que de una manera menos pública, las venéreas suelen ser más “ocultables” en cuanto a síntomas…

Hay una una idea generalizada en esta sociedad que no me gusta nada, el sentimiento de vergüenza que acompaña a quien ha sufrido la infidelidad por parte de su pareja, cuando si alguien debería sentir vergüenza, por fallar a la persona a la que se le presuponía fidelidad, debería ser el infiel.

Me gustó mucho esta entrada, todo un ejercicio de imaginación, de imaginación de la buena…

Dante B. dijo...

pasaba por aquí y me dije...¿qué seran esas manchas en su cuello?

zayi dijo...

prefiero las manchas antes que los cuernos, si bien escierto que puedes taparlos con un sombrero...las manchas de colores vivos, igual las combinas con el bolso y hasta haces moda...Antes me preocupaban los cuernos, ya no... creo que llegué a un punto en donde el día que precede a hoy me vale comino...
Me gustó como siempre...sólo que esta vez me quedé desconcertada.... ;)

Besitos.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Muy bien relatado a la vez que sorprendente. Me bloqueaste cuando la perdonaba y lo sospechaba.Saludos.

023467890 dijo...

Buena historia, Estaré siguiendo tu blog.

Au revoir

DanielPérez dijo...

Déjate de cuernos de unos cuantos ciervos, y has como tu protagonista, tomarlo todo relajado, casi inexpresivo. Dicen por ahí que los puntos violetas son más notorios.. Sólo por allí.
Realismo Mágico?
Perhaps??

Saludos.
Gracias por leerme.

Francisco Machuca dijo...

En la película El parador del camino (1948), de Jean Negulesco, le dice Ida Lupino a Cornel Wilde:"¿No le cabe en la cabeza a un hombre el que una mujer puede vivir sin él?". Ha llovido mucho desde entonces y los hombres no aprenden.El munod no es más que un reflejo de lo que ocurre en el amor. Triste amor es aquel en que los amantes se acuestan por primera vez en la tumba. El matrimonio es la tumba donde enterramos el amor. Ya lo decía Antístenes: "El amor es la ocupación de los desocupados",en respuesta a mi comentario anterior.

Que tengas un buen finde,amigo.

Elektra dijo...

Todos hemos puesto "cuernos". A todos nos han puesto los "cuernos". Pero digo yo... si nos hubiesen educado en la verdadera libertad, no habría flotando tanta gripe falsa. Porque los cuernos no existirían.

Un abrazo.

Noelia dijo...

Me fascina tu blog.
Cada entrada tuya es una nueva fuente de inspiración para mí.

Ánimo con tu blog.

Yo tengo dos en construcción y aprendo una enorme cantidad de cosas con el tuyo.

Dana Andrews dijo...

Tiene mucho mérito perdonar algo así...

Feelings and thoughts dijo...

yo perdone, pero a pesar de todo se fue..lo puedes creer.
me encanto leer tu escrito..y por el comentario anterior veo que la perdonaste, yo aguante, calle x amor porque crei que en algun momento veria quien era yo, la que le entregaba su vida y hacia sus sueños realidad ademas de amarlo sin medida.-
me encantó y me encnatara seguir leyendo tus pensamientos y coas de la vida que plasmas aqui..
saludos

Elèna Casero dijo...

¡ah¡ querido Raúl. Muy bueno lo de las manchas.

Un abrazo policarbonado.

Todo lo que diga esta noche Olvídalo dijo...

Un deliz?
los patines en el hielo se deslizan..
la fidelidad es eso que jamás culparía a un "deliz" o una "gripe" ....

Clarice Baricco dijo...

Ay tendré cuidado, jajaja...Te leo y me sacas sonrisas.
Me encantan tus diversos banners.(creo que ya te lo había dicho)


Abrazos.

Santi S. dijo...

Como dice alguno por ahí "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra".
En esta sociedad actual todos somos cornudos, y todos le hemos puesto los cuernos a alguien; a un amigo, a la pareja, a Hacienda,....
Como signos externos prefiero los cuernos ( es mucho más español ) que las manchas). Además para los cuernos viene bien una gorra o un bombín, pero para las manchas, no se yo si con una buena capa de maquillaje iba a ser suficiente.
¡¡Desternillante!!

Nómada dijo...

Al contrario de lo que escribes, pero me has recordado a Sabina...

Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos,
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.

BELMAR dijo...

excelente espacio
para la creación,
f e l i c i t a c i o n e s

Jaht dijo...

No hay como llevar dignamente, y con desenvoltura, ese florilegio. Aunque va a ser difícil pues si las manchas son púrpura va a parecer que estamos avergonzados.Pero, ¿quién nos dice que es un hombre el engañado?; el relato no lo especifica.

Quiero pensar que Greta tendría sus razones para tatuar su descontento en la piel de su pareja, aunque ese dibujo del engaño es un pelín cruel.
No obstante estoy de acuerdo: ¡no pasa nada!

Dr. JuanPa dijo...

Siga usted tan cinéfilo. Si con eso va a escribir así, fetén fetén.

Un saludo desde Pucela (y viva la Seminci, jeje)

antonio dijo...

Bueno Raul,
saludos.

Werty dijo...

Muy bueno la verdad. Muy poetico.
Soy nuevo en esto y aun no entiendo mucho ajjaja.
Te dejo el mio.
rv-blackbeauty.blogspot.com
Todos los dias publico una reseña de algun disco que haya escuchado en el dia.
Suerte

Barbie-funcionaria dijo...

Menuda imaginación, es cierto que hay gente a la que su situación personal se le refleja claramente en la cara, pero de ahí a manchas color aceituna y con forma de animales domésticos....... ja, ja, ja,

¡Cuanta genialidad!

sebas dijo...

Jajaja. Muy bueno, Raúl.
Un saludo.

Vero dijo...

La gran diferencia entre hombres y mujeres es que las nenas siempre tenemos el recurso del maquillaje, ahora entiendo el hecho de que algunas no salen sin una buena capa de pintura!! Excelente texto.

mi nombre es alma dijo...

El pentateuco del buen corneador, para poner los cuernos con respeto:

1. Nunca tengas un rollo con alguien que puedas encontrarte mas de una vez. Esto excluye personas de tu misma ciudad, puesto de trabajo o taller de escultura.

2. Nunca te líes con alguien sin que sepa que estas casado o tienes novia. Ya que el engaño sería doble, y las reacciones de un amante engañado son impredecibles.

3. Nunca antepongas tu infidelidad a una cena con tu pareja. Tu pareja es lo primero. El rollo de una noche es secundario.

4. Ya que poner los cuernos entraña un riesgo considerable, por favor, hazlo con alguien que merezca la pena, alguien que te de un morbo especial, alguien con el que vivas un experiencia que con tu pareja no podrías.

5. Y por ultimo, no se lo cuentes a nadie, ni siquiera es bueno que tu mismo lo sepas ;-)


He encontrado esto por internet, lo que hay que ver y leer.

Un abrazo

fede dijo...

exelente

mariposas_azules dijo...

Hola solo pase...y me gusto lo que escribiste...espero no te enojes por firmar sin ser invitada...soy nueva en esto y te invito a leer mis pequeñas cosas...

la fidelidad...wowwwwww creo que es demaciado dificil...creo que nadie la sabe sobre llevar....

Neftalí Coparrota dijo...

Increíble!
Buenisimo, por lo bajo! Estimado, las letras te fluyen como un rio que desemboca al cerebro mismo de los lectores, eres de prosa facil, pero con calidad y mucha fuerza. Algun dia escribire como tu, saludos!

Nos leemos!

AdR dijo...

Eso sí que es una pandemia, y lo demás son tonterías :D

Abrazos.

Camille dijo...

Genial, tío! y sorprendente jajajaja y yo pensando en la varicela jajaja

Luzdeana dijo...

Algún comentarista se asombró por la vergüenza. Yo me adhiero. Debe ser lo que les pasa a algunos hombres, no? Sobre todo a alguien que lo lleva con tanta resignación y comprensión... raro el hombre.
Yo no me imagino sintiendo eso: rabia, dolor, sorpresa... pero no quiero ni verte, seguro.
Muy ocurrente y divertido.
Saludos.

Pilar dijo...

Me encantó!!!

arcademonio dijo...

...yo creo que los cuernos me hicieron más sabia...infinitos besos de bolsillo...

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Echo de menos visitarte más asiduamente, pero la vida y sus emociones, no demasiado buenas me tienen atrapada.
Me gusta este relato, curiosas las señales que dicen que has sido engañado, deja lugar a la imaginación.
ja, estoy por asomarme al espejo....
Un beso, del Aire...

campoazul dijo...

Curioso el tema..., yo debo de estar vacunada, porque me los pusieron durante una buena temporada y no se apreciaba nada fuera de lo normal. Y no soy la única, conozco a mucha gente con vacuna.....

Un saludo.

ALEX B. dijo...

Opino como lo trancrito por Alma:Si te vas a saltar la dieta que sea con una delicatesen.
besos.

Amaia dijo...

Veo que aún no has publicado, paso en otro momento que ando malita!

Maria Coca dijo...

Fantástico. Tienes una imaginación de oro.

Besosss

Hank dijo...

Es perfecto. Bueno, no perfecto del todo, pero casi perfecto, como diría Jose, el del anuncio de la Caixa, ése que ficha a las nueve cero cero.

Ja, ja… Perdóname el desvarío. La verdad es que, como lector ―porque uno sabe lo que le gusta leer, pero lo de escribir es otra copla― me ha sobrado una palabra, en todo el texto, una sola para que este micro fuera casi mejor que Jose, o sea, perfecto; y es la que aparece al final, explícita, desbaratándome el fantástico alambique que me había montado en la cabeza si había ido por derroteros libres y distintos a los del autor ―¿cómo saberlo?: ahí está la gracia―, o arrebatándome el placer de haber adivinado las intenciones del autor imaginando, como parece lo más obvio, los efectos secundarios y extremadamente visibles que provoca la traición femenina.

Si el texto es precioso, delicado y sutil, esa omisión habría sido el colmo de la exquisitez, desde mi punto de vista.

Un abrazo mediterráneo.

Sdw dijo...

Me gustaría que las provocadas por alguna infidelidad mía fueran anaranjadas, como soles muriendo en el horizonte...

(Pensaba qué porcentaje habría de inmaculados)

Muas!

Bastardo Grenouille dijo...

¿Ha leído usted a Efraim Medina Reyes? lo recordé leyendo esto.

Si es así como se pinta un rostro, muchos se podrán proclamar como pintores etéreos; etéreos y temerarios, pues el lienzo de la piel de los rostros es en realidad un montón de espejos rotos y mentiras heridas, atrapadas entre los escombros.

Victoria Suárez Urbina dijo...

Me gusta mucho como puedes plasmar cosas complicadas tan bien y cosas simples de una forma que nos haces verlas complejas, pero que en esa complejidad esta el toque de tu escritura.

Saludos

JAUD NABIR dijo...

jajajaja, bueno, bueno. Y no se crean, cada vez hay mas compasivos y comprensivos esposos que perdonan, no querian liberación femenina?

Riggs dijo...

definitivamente que lo mas prohibido es lo mas exitante