jueves, 14 de agosto de 2008

Blonde

A la pregunta de si se encontraba...
Double Idemnity. 1944. Billy Wilder

41 comentarios:

Camille Stein dijo...

la perdición está escrita en los ojos que se cruzan y se anudan en el filo de un abismo

pobre Fred, no contaba con Mr. Edward G. Robinson...

... de todas formas los seguros no son vocación de casi nadie

Double Indemnity: absolutamente genial

un abrazo

Anónimo dijo...

No....tu texto no es mejor que la película, sólo faltaría eso, jejeje.... Es más, creo que aporta una lectura diferente. Pero como siempre, tu texto es absoluto.

ALMA dijo...

Nunca una película reunió tantos talentos de lo llamado negro, tantos talentos. Un Billy Wilder que hubiera tenido que dedicarse mas a ello, sin duda. Una excelente novela de James M. Cain, un magnífico guion del no menos magnífico Raymond Chandler, y no digo nada de los actores, porque que voy a decir. Nunca una "Perdición" fue un mejor encuentro cinematográfico.

Y nunca veré una descripción tan hermosa de una perdición como la que tu has hecho, seguro.

Ayshane dijo...

¿Y las teñidas? jajajaja

Yo creo que cualquier mujer puede ser mala, rubia, morena, peliroja... donde se en los ojos... jajaja llenos de malicia...

besitos!!!!

Sendieva dijo...

Bueno yo también pienso que el color del pelo es lo de menos...
El color interior es el que importa, y el que acaba reflejándose, bonito como siempre todo lo que escribes, un beso

Elena dijo...

Lo que no consigan algunas rubias...

PD.- Precisamente ando teniendo en mi mesita de noche a Alex y sus drugos.

Tesa dijo...

Los inesperados hombros al descubierto siempre resultan infalibles.

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
¿Crees que las morenas, si nos teñimos de rubio, tendremos acceso a poseer ese pecado en los ojos? O igual resulta ser un pecado un poco artificial...
qué tendrán las rubias..mmm, quizá un día.., podría ponerme una peluca rubia, ¿ me sentiré otra? me mirarán distinto..?
Ya ves, a mi sin embargo los hombres rubios no me atraen lo más mínimo..tan delicados, tan blancos..
Un beso o dos
Aire

Magnolia de Acero dijo...

Más que la rubiez, va a ser el calculado contoneo.

Y a mí que nunca se me dieron bien las mates y mucho menos soy rubia... Lo llevo claro...

Arcángel Mirón dijo...

Ni idea, para variar.

Pero me dio nostalgia de Phillip Marlowe. Amo a Marlowe.

Blanca Vázquez dijo...

Muy buen texto para una película mítica. Te tiene que fascinar el Dossier de la revista Mirada de cine, estoy segura. Me ayudaron en el pasado Festival de cine de Huelva, con un trabajo que preparé sobre el cine que se comenta en Internet. Y yo les he pasado alguna lista, poco más, por falta de tiempo, una pena, no disponer de más, pero quizá si fuera rubia...

Idea dijo...

Muy bueno, sin matices. Un placer leerte.

Mita dijo...

Buenos días, Raúl!
Acabo de ver "Robert Zimmermann wundert sich über die Liebe". Es una comedia alemana que han estrenado ahora (Robert Zimmermann se maravilla del amor).No sé si tendréis de alguna manera acceso a ella en España. Pero es un soplo de aires nuevos.
Raymond Chandler,sí es genial.
Besos

Äfrica dijo...

Al acabar de leer el texto me ha dado la sensación de que alguien lo recitaba con una voz en off, mientras en la pantalla aparecían imágenes en blanco y negro de alguna ciudad desde el aire...
Y después de esa voz en off, entonces, es cuando empieza la película.
Podría ser un prólogo maravilloso de ella.

No me gustan las rubias...
Y a veces tampoco las mujeres, xDDD!!! Podemos ser muy perversas...muy fácilmente.


Un beso!


Äfrica

Äfrica dijo...

Te podrías dedicar al banner en horas libres, joé, es que son la repera!
Este está genial! :D

Más besos, algo pegajosos, del calor!


Äfrica

Francisco Machuca dijo...

Ay,esas rubias platino,tan fatales para el alma,y tan esenciales para el espíritu.Nunca olvidaré a Barbara Stanwyck cuando baja la escalera de su casa de persianas echadas con una esclava en el tobillo en Perdición.
George Saunders en Vucle Harry de Robert Siomak dice:"Hogar es el lugar al que vas y te dejan entrar y de nuevo la Stanwyck en Clash by Night de Fritz Lang: "Hogar es el lugar al que regresas cuando ya no te queda otro sitio a donde ir."
Ay,esas rubias fatales.

Oscar Alonso dijo...

Touché, Raúl.
Mu gonito.
Un saludo

AdR dijo...

En los ojos y en el pelo :) Sublime. Como siempre... uno, una vez comienza a leerte, está deseando llegar al final, en volandas y lento.

Abrazos

Benjuí dijo...

Película inquietante, porque se asoma a un mundo que parece, sólo parece, tan vulgar como la vida de cualquier persona normal y, sin embargo...

Anónimo dijo...

"Perdición" do "Doble Identidad" que es el título original en inglés.
No se si forma parte de tu objetivo convertir tu relato en una adivinanza sobre la película de la que trata la entrada, pero además de disfrutar de lo bien escritos que están algunos de ellos, es divertidisimo tratar de adviniar la película en la que los basas.
La verdad es que el cine está lleno de mujeres pérfidas y ahora que caigo, la mayoría de ellas las pintaron rubias. ¡Que casualidad!

Tom (el de la cabaña)

entrenomadas dijo...

Ay, que no recuerdo haberla visto.
Me la anoto para cuando vuelva a casa. La buscaré.

kisses,

M

cacho de pan dijo...

¡Perdición!
Magnífico Wilder. Magníficos Fred y Barbara. Magnífica.
La semana pasada la vendían en los quioscos de revistas.

Ahora, usted, ¿se me ha puesto algo heavy?
Naranjas mecánicas y perdiciones sin identidad, hummmmmmm

Vivian dijo...

“Si sigue mirándome así no voy a querer irme nunca de su lado" Me gusta esta frase… En realidad, me gusta todo el texto, con ese tono de cine negro, ése de rubias platino capaces de llevar a cualquier hombre a la Perdición….
“Un amor irreflexivo”, en este punto discrepo, no creo que el amor tenga mucho que ver en esta historia, al menos no como yo lo entiendo. Más bien son otro tipo de sentimientos más terrenales, digamos pasiones, de esas que algunos denominan “bajas”, codicia, lujuria … Y es que “Las mujeres rubias llevan el brillo del pecado en sus ojos" :)

Wilder y Kubrick, Kubrick y Wilder… Hablando con una gran cinéfila admiradora de Kubrick, me preguntó: Si Wilder es Dios, entonces Kubrick, qué es? Dios, también, respondí.
En esto del cine, como en otras muchas cosas, no soy monoteísta, no veo la necesidad de serlo ;)

Mira que me gusta pasar por este blog…

Un beso

India dijo...

No sé a que peli te refieres con este fragmento... De cine entiendo poco, la verdad, menos mal que mi "Tú" me está ayudando últimamente a conocer grandes películas...

Pregunta: ¿has escrito algo sobre "Desayuno con diamantes"..?

Un beso

ALMA dijo...

Parafraseando a Buñuel, o mejor, copiando a Louys, de quien el genial aragonés trastocó el título, yo diría: que enorme fuerza tiene el cine, que enorme y perversa fuerza tiene el cine, que ha convertido a las mujeres rubias en esos "pálidos objetos del deseo" y que todos aceptemos su misogínia (la del cine negro) como ley universal.
O eso, o que yo soy pelirroja y "me envidia" no sentirme Barbara Stanwyck tintineando almas como si fueran pulseras en sus tobillos.

Un beso que tintinee tu alma

Єѕтησм dijo...

Lo mejor de esta película, tu comentario.
Eres GRANDE, Raul.

El Viajero Solitario dijo...

Acabo de recordar un estudio que apareció no hace mucho según el cual las rubias (supongo que también los rubios, aunque creo que el estudio sólo mencionaba a las rubias) estaban condenadas a desaparecer en 200 años, minuto arriba, minuto abajo (a menudo me pregunto quién elabora este tipo de estudios y, lo que es más inquietante, quién los solicita).
Supongo que tu personaje sería de los pocos que celebraría esta noticia, en caso de confirmarse.

(Nunca fui un gran amante del cine negro, a excepción de ciertas películas, pero estos textos tuyos están aficionándome a la literatura negra -al menos a esta literatura negra (¿o habría que decir de color?)

Verónica Rodriguez dijo...

Yo de pequeña era rubia y con el tiempo me fui poniendo castaña... Ahora no sé si eso es bueno o no. Suena tentador eso de llevar el brillo del pecado en los ojos!!
Como siempre, excelente texto!
Y lamento, lamento, oh Zeus, como lamento tampoco conocer esa película!!!!!!!!!!!!!!
Un abrazo

Belén dijo...

Y mas si es la Barbara la que está en juego verdad?

No, si yo no te juzgo,si es hasta normal y todo...

Besicos

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Texto perfecto. Es como una sinopsis en la línea del original. Me gusta tanto DOUBLE INDEMNITY que no me canso de verla...


"Las mujeres rubias llevan el brillo del pecado en sus ojos". Es ud. un sabio.

Saludos!

Herman dijo...

Admirable "Perdición". Una de las películas más perfectas jamás realizadas. Y en tu texto capturas su esencia. Un saludo

Raquel Fernández dijo...

AH! Y ojo con las morochas, jajajjaja.
Beso.

Mónica dijo...

Me encantó tu texto. Y la última frase... ¿será que soy rubia?
Confieso que no he visto tan mítica pelicula. Pero tu relato me ha animado a buscarla.
Un saludo

Apostillas literarias dijo...

No he visto la película, Raúl, pero me ha dado gracia eso de que "las mujeres rubias llevan el brillo del pecado en sus ojos".

ethan dijo...

¿Será verdad que el asesinato huele a madreselva?
Saludos.

malvisto dijo...

¡Upa!, gracias por la visita, porque ello permitrió que viniera a devolverte las gracias. Me gustó mucho el texto:.... un hombro al descubierto. ¡Vaya!, que ya extraño mucho escribir.

Juanjo dijo...

Brillante texto. No sólo por la última frase, que suscribo totalmente, aunque sea para llevar la contraria a todas las morenas y pelirrojas daminificadas. ¿Quién ha dicho, por otra parte, que ellas sean incapaces de hacer lo mismo?

Juanjo dijo...

Las vacaciones, bien, gracias. Han tenido un poco de todo, pero han servido para descansar de unas cosas y cansarse de otras, jajaja.

Papelucho dijo...

muy noir. como el hombre del brazo de oro

Pequeña Langosta dijo...

Mmmm..... Muy interesante eso último....

Nikté dijo...

Por eso me teñí de caoba