jueves, 21 de agosto de 2008

... Empieza por la letra...

La noche...
FIN

40 comentarios:

Elena dijo...

Ya quisiera yo, en una de estas noches de verano, en una de estas plazas de pueblecito playero, que alguien hubiera dirigido la última mirada hacia mi ventana. Después del espectáculo, claro está.

Buenas noches.

Äfrica dijo...

Yo me quedo atónita viendo como describes la felicidad.
Es la sensación que me queda después de leerte, ya ves...
Por qué a veces cuesta tan poco ser feliz y a veces tanto?

Un besito


Äfrica

Anónimo dijo...

Escribiendo tan bien como tú escribes, me sabe fatal comentarte para alabar tus banners, pero es que son todos fantásticos.
¿Que buen blog!

Maria

Tesa dijo...

Veo, veo...

Blanca Vázquez dijo...

Definivo, soy fan de tus banners, me encantan. Luego vuelvo que se me quema la comindaaaaaa

Juanjo dijo...

S de espectáculo.

Arcángel Mirón dijo...

Siempre termino queriendo estar ahí.

Raquel Fernández dijo...

Ay, pero qué bello. Éste fue uno de los textos que más me gustó. Yo también termino queriendo estar ahí.
Un beso.

Pequeña Langosta dijo...

Escribes precioso, no sólo en lo formal, es la manera que tienes de comunicar, de transmitir, lo que, a mi juicio, te hace especial.
Me alegro de haberte encontrado. Prometo repetir.

Anónimo dijo...

Qué rápido te leo...Fantástico.

A tu agilidad, a la de todas las letras que empiezan, hoy aporto mi sincero agradecimiento.

Anónimo distinto o similar a los anteriores.

Buenas tardes Raúl.

Maria Coca dijo...

Precioso instante. Y ese último párrafo que difiere del resto lo reviste de carácter personal. Interesante descripción plagada de magia.

Besosss

Ayshane dijo...

Ésa última mirada es lo más importante del momento... la sonrisa el reconocimiento del lo conseguido...

besitos guapo!!!!

Belén dijo...

Quizá es una bobada, pero me has recordado a la ventana indiscreta... cuando mira a todos los vecinos... no se, me ha venido así,sin mas :)

Besicos

Castedo Merinero dijo...

Muy bueno, el comienzo me ha recordado, no sé porqué, la novela Cumbres borrascosas que leí de adolescente y me encantó. Es curioso.

El Viajero Solitario dijo...

He probado ha leer la serie completa, desde el Veo, veo hasta este último, y he de admitir que el efecto ha resultado sorprendente.
Fantástico el universo que estás creando, imposible resistirse. Como sigas por este camino, le va a salir seria competencia a Comala y Macondo.

Inma Valdivia dijo...

Por algun extraño capricho, la técnica obstinada casi se encarga de impedir el comentario.
Y ya, sólo eso raúl, un saludo literario.

Verónica Rodriguez dijo...

Uy, Raúl, ya veo q estás creando un mundo, una nueva Santa María onettiana o algo así, ya tu barrio exhala un aroma como los ¿tamarindos? de "cien años de soledad"...
Pero no te preocupes, es propio, es diferente, es más lírico incluso. Disfruto la brevedad elìptica de tus textos, pienso que las novelas del XXI deben ser así (espero, pero sólo es un deseo, que no abandones la pincelada en 2 0 3 párrafos y nada más)
Disfruté "grave calma", la bella descripción colorida de la música y el beso de Sonia y Ricardo "queriéndose querer"
Ay, qué texto!

Mr. TAS dijo...

sin duda, llevaba una dedicatoria especial....

Єѕтησм dijo...

Mírame, mírame, mírame y no me toques, pero mírame.
Te (ad)miro.

Max Estrella dijo...

En primer lugar gracias por la visita a mi blog que espero que repita,compañero...
En segundo lugar,me ha encantado esta última postal-post,la buscada indefinición,a la par que la concreción del momento...una maravilla...
Y por último y como siempre digo prometo volver a ponerme al día
un abrazo

AdR dijo...

Yo también sonrío, es que me arranca usted sonrisas, y de vez en cuando una lágrima risueña ¿sabes usted? :)

Abrazos

Blanca Vázquez dijo...

Bonita noche de verano. Estos relatos cortos son frescos y muy sustanciosos. Eres un alma cinéfila, novelera, está claro.

ALMA dijo...

Como no podía ser de otra manera, mi poema para hoy es el Salmo a la vida de Longfellow:


No me digas lamentándote,
¡la vida no es más que un sueño vano!
Puesto que muerta está el alma que dormita
y las cosas no son lo que parecen.
¡La vida es real! ¡La vida es grave!
y la tumba no es su meta.
Polvo eres y en polvo te convertirás,
no se refería al alma.
Ni el goce, ni el pesar
son a la postre nuestro destino;
es actuar para que cada amanecer
nos lleve más lejos que hoy.
El tiempo es breve y el arte es largo
y nuestros corazones, aunque bravos y valerosos,
todavía, al igual que tambores sordos,
tocan marchas fúnebres hacia la sepultura.
En el extenso campo de batalla de este mundo,
en el campamento de la vida,
¡no seas como buey mudo aguijado!
¡ sino héroe en el conflicto!
¡Desconfía del futuro por agradable que sea!
Deja que el pasado muerto entierre a sus muertos.
¡Actúa, actúa en el vivo presente
el corazón firme y Dios guiándote!
Las vidas de los grandes hombres nos recuerdan
que podemos sublimar las nuestras,
y al partir tras de sí dejan
sus huellas en las arenas del tiempo.
Huellas por las que quizás otro que navegue
por el solemne océano de la vida,
un hermano náufrago desolado,
al verlas, vuelva a recobrar la esperanza.
En pie y manos a la obra,
con ánimo para afrontar cualquier destino.
Logrando y persistiendo,
aprendiendo así a trabajar y a esperar.


El tiempo es breve y el arte es largo, tu arte es largo, muy largo.

Nikté dijo...

Me suena a que estás escribiendo de a poquito algo importante, un proyecto tal vez.
Espero y deseo que no sea inacabado.

Esa Maribel tiene buena pinta.

Anónimo dijo...

Los humanos somos muy de crae mundos imaginarios para poder escapar del de verdad. El arte al fin y al cabo, creo que sirve solamente para eso.
Un saludo.

Tom.

cacho de pan dijo...

La ventana indiscreta?
El inquilino de Polanski(y?) con un final soñado.
un saludo

Vivian dijo...

Yo también aplaudo y me siento privilegiada de haber podido asistir al espectáculo de tus palabras.
Espero que ese FIN sea el principio de nuevas historias, de nuevas palabras que tu alma difusa tenga a bien compartir con el resto de almas que pasamos por aquí.

Un beso

malvisto dijo...

Todo ha adquirido de repente un tono de grave calma.... como para responder: ¿a merced de quién hemos quedado?

Un saludo,

Sendieva dijo...

Los momentos en que se es protagonista de uno mismo creo que son los mejores y si son reconocidos después... mejor aún...

Besos.

Mita dijo...

Lo saboreé ,sí. y los alejandrinos del tabernero, también.:)
Te añado a mi blog si te parece bien,para poder seguir leyéndote habitualmente.
Besos

bardinda dijo...

Sigo pensando que me gustría vivir en un barrio así en el que todo es posible, incluso que Maribel se despida con una leve mirada hacia tu ventana.

Un saludo

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

POr la letra S, de sueños escritos, de sueños imaginados, de sueños compartidos.
Y ahora....qué.
Un beso.

Hache dijo...

Queríendose querer .. que preciosa forma de "quererse", que manera tan dulce de narrar.

Mónica dijo...

Tal como el espectáculo que describes, terminas muy bien el relato: uno imagina tu sonrisa cerrando, en un atisbo de Maribel, toda la escena.
Un saludo

Magnolia de Acero dijo...

Pues yo cambiaría alguna mascletà nocturna por un espectáculo como el que acabas de contar, pero ya mismito...

Francisco Machuca dijo...

Mi querido amigo;hace relativamente poco que descubrí este magnífico blog,y,a medida que avanzo en él,me lleva también hacia sus orígenes y,descubro asombrado que un río subterráneo y secreto une a todas tus historias.

Por cierto;gracias por la recomendación del libro de Woody Allen.

Un abrazo.

ALMA dijo...

El sol apresura el paso para llegar a la radiante mañana. Calienta el cuerpo de los turistas y quema el mio mientras impaciente espero la llegada de los que visitan mi alma. Risas, charla, café, delfines y submarinistas. Playa, fideuá y regalos con letra y música. No contemplo la felicidad de los demás, contemplo mi dicha.

P.D. como verás tus textos siempre me inspiran, eso es lo que tienen (en mi caso) lo que escriben bien (en el tuyo)

Apostillas literarias dijo...

Raúl, el final de tu relato es excelente.

Escribes muy bien, felicidades.

mia dijo...

Pues si que se saborea...

te sigo leyendo,dulce tarea,

tan dulce que me estaría

mucho tiempo en tu casa,

llena de técnica y magias

Ignoraba tener vecinos

tan fuertes en sabidurías...

Raúl te añado a mis preferidos.

♥♥♥besos♥♥♥

entrenomadas dijo...

PLAS, PLAS, PLAS.


M