jueves, 17 de noviembre de 2011

Poesía a oscuras

Esta mañana has pasado.
Ibas.
A esas horas tan tempranas sólo podías ir.
A dónde.
Desde mi pequeña celda de cristal...

.

48 comentarios:

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Es precioso. Tú también haces poesía.

Anónimo dijo...

Seguro que esta entrada la pensaste o la escribiste el 11/11/11.
Me ha encantado imaginarme a un tipo de la ONCE poetizando a oscuras.

JC

flower dijo...

Este es un texto con sentido, con sentidos y dulce como la canela.

Mua,

Rosa dijo...

Lo saboreé, si, cada palabra...Y me encantó.

Besos desde el aire

Mita dijo...

ufff, Minino, qué duro
Kuss

Lansky dijo...

Sí, a esas horas sólo se puede 'ir' (bien visto)

39escalones dijo...

Buenoooo, te has superado, amigo. Éste es para antología.

Francisco Machuca dijo...

Un cuento de una sensibilidad extrema,Raúl.Percepciones que nos hace sentir como si nosotros también fuéramos ciegos.Hermoso,amigo, hermoso.

Mario dijo...

Más que un cuento parece la verbalización de un enamoramiento, de una ilusión, de una admiración, la poética del romance, una bonita forma de contener las emociones que despierta una mujer, su cabello, su andar, su reflejo, y mucho sentimos eso o los hemos percibido, es cotidiano y no menos agradable, como el olor de cabello puede seducirnos, embriagarnos y aturdirnos con sueños, esperanzas y deseos. Muy bien escrito, con ritmo, soltura, con sencillez, sin vulgaridad y destilando franqueza. Y agregar que es primera vez que vengo a tu espacio, me agrada, y que mejor que compartir, si te provoca eres bienvenido a la mía dedicada al arte con énfasis en el cine. Un abrazo.

Mario.

Sergio dijo...

Bonito viaje de ida y vuelta.

Blanca dijo...

Te dejo mi aroma de mujer.

Venía y me quedé leyéndote extasiada.

Voíme.

Besos a oscuras.

Camy dijo...

Otra forma de amar y la única para no desenamorarse.
Un beso

senses and nonsenses dijo...

no lo encuentro nada oscuro, creo que es un texto cargado de esperanza.

un abrazo.

Josep dijo...

¡Woaoooo! Qué bonito te ha quedado, Raúl: éste, para el próximo libro, el mejor respaldo a tanto arte...

Un abrazo.

Antonio de Castro dijo...

Un relato hermoso y poético. Yo diría que el protagonista se encuentra doblemente aprisionado, pero una de esas prisiones es, paradójicamente, la que de alguna forma lo ayudará a escapar de la otra. Las cuatro últimas frases son poesía pura, dan ganas de leerlas una y otra vez.

Irreverens dijo...

Cuán distinto tiene que ser eso de amar sin ver...
:)

Te ha quedado precioso, Raúl. Enhorabuena.

abril en paris dijo...

Y como no te veo me enamoro..es decir te siento, te huelo, te imagino...

¡Maravilloso relato ! Siento envidia del ciego..:-)

Juanjo dijo...

Un texto muy bonito, lleno de musicalidad y poesía. Últimamente tus textos, tan llenos siempre de matices, son además muy líricos. Enamoran.

Y la chica que vuelve, aunque no lo digas, ya no huele a cebada, sino a sudor y cansancio. Pero no lo dices y eso es lo que deja tan buen sabor de boca del relato.

Miguel dijo...

Cada palabra, cada frase vale su peso en oro. Fenomenal el texto. Parece que alguien desde su negra soledad quiere ver el paso imposible de alguien.

Un abrazo.

ÁFRICA dijo...

Regreso de donde tú sabes, yo también añoro al joven de ojos claros de brillo verde.
Porque solo tú me ves de esta manera, porque nadie como tú me mira.
Le contestó ella, anudándose al cuello el fular.
Un beso Raúl.

roberto dijo...

Genial. Te veo en plena forma.

Belén dijo...

Ya me gustaría pasear garbosa por tu calle ;) y es que en el fondo eres un romanticón...

Besicos

Annie dijo...

Raúl lo bueno de dejar de leerte un tiempo, es encontrar una maravilla como ésta al regresar.

Me quito el sombrero y te dejo mi fragancia de mujer y mi mejor sonrisa, aunque no puedas verlas ni sentirlas...

Besos mágicos y feliz fin de semana

Juan Herrezuelo dijo...

Creo que es tu relato más poético, en efecto. Agudeza del oído, del olfato, del tacto en ese roce mínimo de una mano; adivinar un cuerpo, gustar de su proximidad, una esencia de mujer que busca la suerte en el azar de un sorteo y no sabe hasta qué punto el amor puede ser ciego.

zayi dijo...

Siempre me he sentido fascinada por esa clase de ciegos...los que ven con el alma. Amé a Al Pacino en la interpretación que hizo en "Perfume de mujer" y desde entonces cada vez que veo a un ciego, le pregunó: ¿Bailas tango?...ya quisiera yo uno de esos! (De los que bailan como Al Pacino)

Un beso.

plared dijo...

No hay nada mas hermoso, que lo que nunca podremos ver. Por cierto me gusta la imagen de amantes como cabecera. Cuidate y como siempre....manteniendo el pabellon alto

Rebeca dijo...

ella es su prision mental. Mas fuerte que la otra.

Muy bueno.

Un saludo.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Me encanta tu capacidad de empatía, ¿o eres ciego?

Fiebre dijo...

Poesía en estado puro, y yo que soy bastante brutica te propongo:

¿Y el animal sentido de la sensualidad cual bofetada que puede sentir cuando ella vuelva?
¿Lo escribirías aunque tenga dos rombos?

Me ha molao mazo este texto.

Ya, ya sé que no queda muy "mono" el comentario, pero cuando vengo aquí me siento a gusto.
No sabría explicarte el porqué.

Deigar dijo...

Magnífico, Raúl. Logras bordar poesía.

Saludos.

campoazul dijo...

Que chulo. Un mundo donde la poesía ya no ve con esos ojos verdes pero si con el corazón, y ella va y después viene….

Besitos

MTeresa dijo...

Tos escritos dejan el
inexplicable sabor del
buen quehacer literario,
la magistral sensación de leer
prosa poética,
me encanta, de verdad

ethan dijo...

No soy muy aficionado a la poesía, pero ésta, escondida en prosa, sí me gusta.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

Raúl, es un relato sensacional amigo. Me ha encantado la manera cómo acaba este relato, justo forma contraria a cómo empieza. Estupendo. Mi enhorabuena.

Alice vio la luna... dijo...

Raúl, qué preciosidad. Dosificado, hermoso, conmovedor... ¡Bellísimo!

Un besazo, que hoy te lo mereces.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

No es que a tus relatos anteriores les falte poesía. Siempre la tienen entre sus pliegues.
Sólo que éste es más poesía que relato. Me gusta este poeta expectante, enamorado a oscuras y en silencio.
Un beso, Raúl.

Anónimo dijo...

Todos lo han dicho ya: una maravilla de relato, una maravilla de poema, una maravilla de maravilla.
Sonriiiiio.

María

Maria Coca dijo...

Cuánta belleza... Muy poético y sensorial.

Siempre te superas, Raúl!!!!

MarySandel dijo...

Raúl

Gracias por tus relatos, espero con ansias los Jueves para leerlos.
Tu talento se desborda y uno se siente ahi, como un personaje más.

Un abrazo y muchas buenas vibras desde Costa Rica

Mary

Anónimo dijo...

Alberto Q.
http://traslaspuertas.wordpress.com

Letras y poesía unidas. Muy bien, Raúl!!!!! Se lee rápido y con ganas. Mérito tuyo.

;)

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Más contundente no se puede... de eso trata la poesía, de matar y en cambio recibir una sonrisa agradecida.

Elena Casero dijo...

me gusta cuando te pones tan poético.

Besos

40añera dijo...

No esperaba encontrar la ternura de unos ojos que ven aún más allá
Me ha encantado
Un beso

Anónimo dijo...

besame de esa manera que el amor se sienta celoso de mirar la forma en que tu a mi me besas

QUINTANA dijo...

si tu fueras la luna paara llegar a ti yo construiria un camino de estrellas

Alex B dijo...

Dices verdades como templos y lo dices tan bien...
Hay horas a las que sólo se puede ir y horas a las que sólo se vuelve.
Saludos.

La Zarzamora dijo...

Ida y cuelta, ir y venir, un vaivén con aroma a fular es esta ciega existencia.
Me encantó la descripción.
Besos, Raúl.

N Ó M A D A dijo...

Sonrío. Falto un tiempo por estos lares y constato lo que dije el otro día: Tú que decías no entender la poesía te estás volviendo poeta...