jueves, 6 de octubre de 2011

Desde mi ventana

Salva entretiene a todo el mundo menos a Pilar, su mujer, a la que de un tiempo a esta parte tiene frita con la temeraria tesis -está empecinado en ella- de que la verdadera pasión de Faulkner era la sastrería.
A Salva las palabras se...

45 comentarios:

Josep dijo...

Fantástico. Sugerente. Poético.

Un abrazo.

Santi S. dijo...

¡Alucinante! Me ha parecido un relato redondo y sugerente.

La Co dijo...

Me encanta como de la construcción de personajes sacas ficciones enteras... ¡y tan cortitas!

Anónimo dijo...

Cuando él se vaya, el silencio. Y de repente todo el barrio huérfano de palabras,,,,,,,,, Muy sugerente, sí señor.

Saludos, Zefe

Rebeca dijo...

Muy bueno Raul! El final me hizo reir.

Hacia mucho q no andaba por aca

aina dijo...

Con un poquito de fantasía plasmas la cruda realidad.

39escalones dijo...

Se le va la vida por la boca; por ella vive este pez.

Lansky dijo...

Hoy las metáforas te salían enlazadas como en un buen collar de perlas.

Enhorabuena

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

La de veces que me he alegrado yo de que mis palabras se las llevara el viento, no sabía que podían acabar dispersas por todo el barrio jejeje, genial.

ethan dijo...

Cómo crece tu narrativa, es de una calidad de primer nivel, enhorabuena!

Anónimo dijo...

En un receso del curro (si, yo soy de los que aún tienen curro) te comento.
Suele haber unanimidad con relación a la calidad de tus relatos entre tus comentaristas, pero hoy además parece que es rotunda. Me sumo.


JC.

flower dijo...

Hoy no sopla mucho aire por aquí, pero dijeron en la tele que iban a bajar las temperaturas y en esta zona eso va asociado a que sople le cierzo con fuerza.
A ver si tengo el mismo arte que Salva, y llega pronto a tu ventana mi beso en forma de palabra.

Un texto muy lírico. Precioso. Como de encantamiento.

Mua,

Mita dijo...

Lo saboreé.:)

Tesa dijo...

Igual es buena idea reciclar en eruditos a todos esos cientos de miles de albañiles que hacen cola a las puertas del INEM.
Mmm... mira que me sientan mal los días ventosos.

Beso.

Miguel Baquero dijo...

Enhorabuena, también te atreves con lo fantástico y con la imaginación desbordaba

Alice vio la luna... dijo...

Ahora ya todos lo sabemos gracias a este precioso relato de palabras que se nos cosen con aguja e hilo de seda.

Un beso,

Maite dijo...

Bárbaro, menudo dominio de la narración, me ha encantado.

roberto dijo...

Los comentarios vuelan muy bien hacia ti...

Rossina dijo...

Circular. Esencial. Se ven, se sienten todas de sus imagenes.

Juanjo dijo...

Es un peligro tener a alguien en el barrio soltando palabras a diestro y siniestro; pero es todavía peor que alguien se dedique a bautizar animales con nombres de poetas. Abogado, abogado, ¿no está tipificado ese delito en el código penal?

Marcos Callau dijo...

Muy emotivo Raúl. Me ha gustado.

Antonio de Castro dijo...

Me ha gustado mucho porque es casi etéreo, como si todo el personaje estuviera compuesto nada más que de palabras. Me recuerda a aquella película de Bergman en la que al final la conciencia del personaje se descompone a la vez que se descompone la imagen de celuloide que lo sostiene. Además, como dicen los comentaristas anteriores, es muy emotivo.

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Oh Capitán, mi Capitán: algún día querré saber lanzar palabras al aire como tú.

Fiebre dijo...

La magia de las palabras.

Libélula...

abril en paris dijo...

Al menos le queda la palabra.. como a "vos" y ¡ qué delicia !

Un beso lanzado al aire :-)

Oscilaciones dijo...

Maldito viento que trae palabras malditas.
Me gusta.

Irreverens dijo...

Un albañil atípico, sin duda alguna. :)

Miguel dijo...

Preciosas palabras las tuyas. A mí también me pareció ver ayer algunas pañabras flotando por el aire, pero no le di importancia. Será el viento que todo lo revuelve...

Un abrazo.

Beatriz dijo...

Qué bién sienta leer un texto tan bien escrito!
Nada extraño en tí

Un abrazo

Rosa dijo...

Que hermoso Raúl...palabras entrando por las ventanas y enredando por las casas...

Besos desde el aire

Concha Huerta dijo...

Me ha encantado esta imagen de las palabras que se lleva el viento y aterrizan en tu ventana. Un saludo

Belén dijo...

Nos entretiene muy bien, sin duda...

Besicos

mi nombre es alma dijo...

Veo la palabra que no ves en la ventana de Julián: poesía. Como la que hay en tu texto.

zayi dijo...

Eres un genio...y lo sabes.
Me ha encantado!

Un besito.

Carme Carles dijo...

Una verdadera ventana indiscreta.
Salut

senses and nonsenses dijo...

Desde tu ventana viendo la vida pasar... intentando atrapar cualquier detalle...

un abrazo.

Araceli Esteves dijo...

Me gusta, sí, me gusta.

Juan Herrezuelo dijo...

Estupendo, tiene un aire entre Millás y aquel tal Lucas del que escribió Cortázar, pero con tu toque; por ejemplo, ese perro que quizá algún día sorpenda al personal con un "Ladrido a mi mismo". Por cierto, que Salva no podía haber manadado una palabra más oportuna para flirtear en la almohada de Maribel. Este erudito es un vivo. Un abrazo.

manuespada dijo...

Me gusta mucho cómo mezclas lo realista y lo fantástico, deberías explorar este terreno más, al ser un tono tan real, le da mucha verosimilitud a lo "fantástico".

La Zarzamora dijo...

Las tesis suelen ser temerarias, yo acabé bautizanzo a mi gata Dulcinea y nadie pudo pisar mi habitación durante años. Se acumulan las palabras, el mundo se eclipsa,los días pasan con sus ventiscas y las palabras empañan los fríos cristales del vecindario y del planeta entero que sólo gira en torno a una obsesión.
Fantásticamente real...
Besos, Raúl.

campoazul dijo...

Cuantas cosas se ven y se oyen a través de una ventana...
Cuando Salva ya no esté el barrio no tendrá sonidos.

Besitos.

plared dijo...

Parece que ya no llueve, quizas por eso alguien se muera. Jodia vida esta

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Es que Salva sabe que lanzar palabras es una forma de postergar la muerte.
Muy... tuyo. Me suele pasar que es la primera palabra que me viene al buscar un adjetivo para tus relatos. Y muy disfrutable por eso, claro.
Besos, besos.

AdR dijo...

Desde luego que creas retratos pictóricos con palabras.

Otro abrazo

Aldabra dijo...

le echaréis de menos.
biquiños,