jueves, 30 de diciembre de 2010

Desmemoria

El padre anda siempre despistado y la madre juega con él a los besos. Te vas a la cama sin darme un beso. Le pregunta. Y es de lo más tierno presenciar la escena.
Hace frío en fin de año y...

* Hoy no tocaba relato. En cualquier caso hubiera sido el turno de un micro-film, y no de un micro-bio. Pero éste nació anoche -tras una dolorosa gestación y un desgarrador parto- de la más pura de las reales ficciones de este autor. Así que se ha empeñado en ver la luz.

Os deseo que tengáis un Feliz Año 2011.

76 comentarios:

YoSusan dijo...

Te deseo que el año que llega ( que ya está a la vuelta de la esquina) te traiga muchas muchas gestaciones y que vean la luz para poder disfrutar de ellas.
Salud y bienestar

Un fuerte abrazo

Cris

Josep dijo...

Doloroso y muy real, Raúl, maldita sea.

Para ser parto prematuro, muy bien escrito, colega.

Un fuerte abrazo y hasta el año que viene.

leo dijo...

Feliz año nuevo, Raúl.
No me extraña que el parto haya sido doloroso: también duele leerlo.
:-)

Lansky dijo...

Precioso...y ese tipo, tendrá que volver a encontrar sus escondrijos favoritos.

Feliz año nuevo y que lo sea de veras.

Beatriz dijo...

Un desgarro en el alma tu micro-bio.
Hermosamente escrito-

...y a pesar de todo a intentar ser felíz-
¡Buen futuro en compañía de tus afectos!

Alice se perdió dijo...

Me encanta cuando te sales de la rutina para parir cosas así.

Este es muy de los míos. ¡Me revuelve (es decir, no me deja indiferente)!

Un beso a término...

Anónimo dijo...

Madre mía qué relato más duro y tierno a la vez. ¡¡¡Increíble, Raúl!!!
Te deseo que el 2011 supere en alegrías (aunque sea dificil) el 2010.

María.

Isabel Pérez del Pulgar dijo...

Cualquiera driría que ha sido un duro parto...parece haberse deslizado

Feliz año¡¡

Camy dijo...

Pues yo Raúl, además de felicitarte por el nuevo año 2011, también te felicito y mucho, por este relato tan perfecto.
Un beso

Anónimo dijo...

Que fuerte y al mismo tiempo hermoso!!!!!

Te deseo un feliz año nuevo mi querido Raúl.

Sonrío
Annie

...jebumarï... dijo...

oo estremecedor.
esa gestación habrá sido el comienzo de algo nuevo y quizá esclarecedor, mejor, oportuno...
sos un excelente escritor.
que comience el año.
abrazo

antonio dijo...

Igual te deseo Raúl.
Desgraciadamente no pude ir y me hubiera encantado.
Pero espero una nueva presentación para el 2011, de un nuevo libro tuyo.
Felicidades.

Sinuosa dijo...

Una delicia, hermosísimo y requetebien contado. Siempre me apetece decir que es lo mejor que te he leído, pero no puedo, porque tienes tantos buenos... Ufff

Feliz Año y mucha suerte con tu obra.

Alex B dijo...

Jo! Raúl ( me has sacado la lagrimita..)
Te deseo un gran 2011.Lleno de alegrias, amor y ternuras .
Abrazos llenos de lo mismo.

senses and nonsenses dijo...

no hay nada más triste que pretender ser feliz en navidad.
aquellas navidades de niño en las que creíste que aquello era la felicidad, nunca más volverán.

un abrazo.

disancor dijo...

Bonito e interesante relato.
Te deseo un feliz final de año y un venturoso y FELIZ AÑO NUEVO-
Un saludo.

FJavier dijo...

La peor crisis no es la del hambre, sin duda, amigo Raúl. Tus palabras son una tierna imagen de ello.
Cualquiera que haya naufragado irremediablemente lo sabe. Allí, la realidad pierde su color a futuro, se torna pasado y uno no se reconoce fuera de lo único que en esencia siempre fue, niño.
La capacidad para volver a empezar serenamente es lo que te pone en evidencia frente a eso que llamamos madurez.

Mis mejores deseos también para ti, Raúl, y que este año sigas regalándonos tan buenos momentos para nuestra alma difusa.

Aldabra dijo...

Un relato conmovedor y tan real que duele. Es tan triste. En estos momentos tengo un amigo que después de 25 años de matrimonio ha vuelto a casa de su madre, una optuagenaria cariñosa y dulce. Y se siente mal, lógico. Y hay miles de casos como éstos. Y cualquier día es malo para vivir una situación así pero en Navidad, en invierno todo es mucho peor. La vida es muy jodida y como se empeñe más todavía.
Biquiños.
P.d.: La imagen navideña de tu blog no tiene desperdicio, se ve que eres más de “Pesadilla en Navidad” que de “Milagro en la calle 34”, por poner un ejemplo.

Juanjo dijo...

No aspiro a tener un feliz año nuevo; pero sí pretendo agarrar por la melena algún que otro momento dichoso.

Y lo mismo, como mínimo, te deseo a ti.

Un fuerte abrazo, amigo.

Santi S. dijo...

Se aleja tanto de lo que estoy acostumbrado a leer en cuestión de microrrelatos (empieza a cansarme la micro-ficción de las narices) que no sé si lo tuyo es bueno, es ortodoxo o todo lo contrario. Pero joder,....qué bien escribes y cómo emocionas, Raúl.

A romper ese 2011.

ANRO dijo...

Bien, esa es la otra cara de estas fiestas. Mientras todos rien, unos cuantos ( o muchos) están tristes o lloran desconsoladamente.
En realidad no me gustan estas fiestas, pero estamos en la rueda y siempre deseamos lo mejor.
Eso espero para tí.
Un abrazote.

campoazul dijo...

Es demasiado real para ser invención, tú lo has visto a través de alguna ventana...,¡¡Que penita tan grande!!
Yo también vine a desearte un buen Año.

Besitos.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Dolorosamente real, retratas el alma humana como pocos, si encima lo vives en primera persona pues....

pero qué cojones, mañana amanece otra vez y en este mundo se pueden hacer miles de cosas.

Féliz Navidad, espero y te deseo.

Ruinas y Deseos dijo...

Ya sabes que somos lo que escribimos, no hay dudas...
Sabrás engañar la noche que viene, y preparar tus sonrisas para el próximo año.

Con cariño. Lo

mi nombre es alma dijo...

No se quien dice que disimular conjogas no es bueno, pero te diré y se de lo que hablo, que no llorar para no afligir a los demás no se si te hace más fuerte, pero sin duda demuestra que eres mejor persona.

Anónimo dijo...

Pues tendrás que poner en marcha algún que otro reloj ahora, porque el tiempo no sabe de paradas, y podrías probar a jugar al juego de los besos, y hacerle un guiño a las circunstancias.
Buen relato Raúl y dado el momento, deseo que sí que tengas un Feliz Año Nuevo.
Besosnavideños.
Pilar

Jorge Arbenz dijo...

Muy bien trenzado. Me ha gustado mucho.
Salud, compañero!!

Aventurer@ dijo...

Que sigas con esa inspiración en el 2011 y nos regales relatos como el de hoy, y es que uno vuelve siempre por Navidad a casa... un abrazo, feliz 2011 y deseo que todas tus expectativas se cumplan. Un abrazo.

Reyes dijo...

De vez en cuando vislumbrar un trozo de tu corazón no está nada mal; me refiero a que por lo que cuentas , te ha dolido .
Sí, duele, pero también la belleza es conmovedora .
Y la fragilidad .
Te deseo lo mejor , brillas y brillarás más.
Feliz Año.

Belén dijo...

Vaya... muchas cosas malas verás en tu vida real... dolorosas,sin duda...

Besicos

zayi dijo...

Feliz año también para ti, Raúl.

El relato a pesar de ser tan triste, no pierde ni un ápice de ternura.

Un beso.

Zizí dijo...

En todas las épocas del año vivimos la realidad del día a día, a veces dolorosa, pero qué nostálgico es hacerlo en Navidad!.

Muy bueno
Besos y Feliz Año!

Daniel Marmolejo dijo...

Relato duro. Espero que el próximo año sea algo más feliz para ti, un abrazo Raúl, y gracias por tus relatos.

roberto dijo...

Muy hermoso. Que tengas un feliz 2011.

techocolatecafe dijo...

Exactamente Raúl, así vivo yo esta noche, como un parto...pero de todas formas deseo que nazca un año sano y con sonrisas y te deseo lo mismo.
un abrazo

Tesa dijo...

Dibujas muy bien ese lado triste de la doble cara de las fiestas.
Mientras tiran petardos en la calle y algún grupo de gente que pasa vocea y se ríe y otros cuentan los minutos para que amanezca mañana un día distinto.
El texto tiene mucho contenido entre líneas que, hábilmente, dejas ahí.

Feliz Año

Isabel Romana dijo...

Te deseo que el nuevo año te trate mejor que el final del año de tu protagonista. Que sigan los éxitos y tu producción, tan sugerente y sugestiva siempre. Un abrazo muy fuerte.

Alís dijo...

Sobrecogedor y tierno a la vez. Duele leerlo, imagino que dolió escribirlo, y estoy segura de que mucho más vivirlo.
Impresionante texto para despedir el año. Espero que el 2011 venga lleno de cosas buenas, que todo vaya a mejor y compense los malos ratos pasados en éste que ahora se va.

Besos

Esther dijo...

El tuyo también será un feliz año, sacaremos los dientes si es necesario.

Es tan cercano que magistralmente a una se le eriza la piel.

¡Un abrazo bien fuerte!

Kericolo dijo...

Triste relato para un Año que acaba triste, y para un Año que comienza más triste y negro aún...a pesar de todo, siempre cabe desear a todos un Feliz Año Nuevo...que sea muy feliz para ti y con muucha salud¡¡
Saludos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Raul!
También, se echa de menos la memoria.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen Año.

Miguel Baquero dijo...

Qué escena más dura, siento mucho lo que tenga de real. Admiro tu valentía, tu talento para no perder lo poético y te deseo el mejor de los años 2011

moreiras dijo...

Feliz 2011, sin más. Me quedo en el mirador de tu desmemoria. Y te mando un abrazo que anude recuerdos, contra el olvido ;)

Marcos Callau dijo...

Muy doloroso, Raúl, pero excelente. Te deseo que el 2011 venga cargado de alegrías para ti. Un fuerte abrazo.

Elèna Casero dijo...

A veces es necesario que la realidad supere la ficción. Duro retrato pero muy bueno.

Ya sabes que te deseo lo mejor para este año, sobre todo que nos sigan llegando tus escritos.

Un abrazo muy muy fuerte, mi querido Raúl.

Miguel dijo...

Feliz y acertado relato el tuyo. Sabes tocar la tecla armoniosa de la realidad dura. Y suena bien. Aunque el fondo sea demasiado real.

Felñiz año.

39escalones dijo...

Tan hermoso como desgarrador. De la oscuridad, una vez más, se hace la luz.

La Zarzamora dijo...

La desmemoria tiene mucho de memoria.
Feliz 2011 Raúl, y sigue pariendo.
Un abrazo.

Elena dijo...

Malditos boleros.

Patricia dijo...

Un saludo desde Bs As, Argentina

y buen año..

Patricia

iliamehoy dijo...

El desgarro se masca como cada una de las burbujas de ese cava mientras la felicidad escapa. Y queda la ternura, el punto desde donde siempre, siempre, hay que volver a intentarlo.
Gracias por el regalo.
Una sonrisa

vicente dijo...

Hoy sí que me atrevo a decirte que me impresionan tus escritos. Los leo siempre. Este es otra obra de arte.
Deseo que tengas un año lleno de alegrías. Abrazos.

Carme Carles dijo...

La vida no entiende de épocas del año, por lo que si ahora para ti no es tiempo de feliz año, te deseo que más adelante lo sea y doblemente.
Salut
PD por otra parte espléndido micro

sebas dijo...

Cuanta belleza en la desgracia, Raúl, que buen escrito. Gracias por los deseos. Un saludo grande desde Colombia.

Andrés J. dijo...

Ésto de las fiestas, exageran cualquier sentimiento. Ver tanta borrachera emocional alrededor duele, más cuando tiende al lado que poco nos agrada.
De todas maneras, es bueno saber que hay quienes producen algo más que llanto a la hora de morfarse una jodida noche. Un gusto leerte.

Arturo Valmonte dijo...

"... y de medicamentos de viejos por las mesillas de noche". Narrador, tienes una capacidad envidiable para mostrar las cosas y hacernos estar ahí. Es una pena que el protagonista y el padre sean tan olvidadizos, pero nunca es tarde para recordar.

Abrazos

ÁFRICA dijo...

Querido amigo Raúl, desde este espacio, que no” existe”, pero que sentimos, te deseo un año cargado de pasión, imaginación y todo lo que tu quieras decir.
Tu relato, …………………

Lo que sentí lo guardé para mi.
Un beso .

Amelia dijo...

Hola, Raul.
Llego a través de Rosario Raro a leer tus relatos.
Y, este, me ha parecido genial y escalofriante.
Una historia dura, pero realmente bien escrita.
Pertenezco al grupo Poetas sin sofá de Castellón. Si puedo arreglar mi horario, nos veremos el 13.

Enhorabuena por tu "Elefantiasis".

Un beso!!!

Amelia Díaz

Clarice Baricco dijo...

Espero que estés bien. La verdad es que te extraño pero desactivé mi cuenta del Fb, de manera temporal. Perdón por no avisarte. Cuando regrese te aviso. Mientras tanto, sigo con mi blog.
No dejes de escribir.
Recibe mi cariño.
Graciela

AdR dijo...

Sí que llego tarde a comentarte. Pero... ha sido tan reparador como los besos de tu relato.

Abrazos.

Cesar dijo...

Es helador el frío que acecha por navidad. Tal vez sea época de podar y en primavera, quizás sí o quizás no, para que vamos a engañarnos, broten los frutos.

Maria Coca dijo...

Te deseo un año repleto de relatos como éste, llenos de fuerza, desgarradores y al mismo tiempo cargados de emoción y alma.

Feliz Año.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Hizo bien en pelear por ver la luz. Tiene la fuerza que le da la inmensa ternura del desamparo desde tu pluma. Nada menos.
Un beso y deseos de buen año para vos, querido Raúl.

Blanca dijo...

¿Tú de parto y yo con estos pelos? No puede ser y ¡qué cosas! Te deberían dar la publicidad que mereces por ser el único hombre, que yo conozca, otros salieron en los papeles, que alumbre semejantes relatos.

¿Sonrío? Hoy no que todavía me duele...

Francisco Ortiz dijo...

Suena a verdadero, a verdadero...

Miguel Sanfeliu dijo...

Un texto triste, desgarrador, muy bien contado, como no puede ser de otra manera tratándose de un escritor tan hábil y concienzudo. Lamento la realidad de esa ficción.
Y mis mejores deseos para el nuevo año.
Un abrazo.

Concha Huerta dijo...

Has removido sentimientos que me resultan muy cercanos. Que triste pueden resultar muchas veces estas fiestas... Un saludo

Anónimo dijo...

Puede ser uno de los mejores relatos que te he leído. Y mira que los tienes buenos, jodío.
feliz año y todo lo demás.

JC.

N Ó M A D A dijo...

Zas!
A veces me asusta, Raúl, asomarme a tus letras...
Y en la tele alguien canta un bolero... (Ay!)
Besos.

Tortu dijo...

La dolorosa gestación y el desgarrador parto ha valido la pena.

Feliz año : )

Antonio de Castro dijo...

Hay mucho de triste hasta en el mas hermoso de los cuentos navidenos.
Un saludo.

malvisto dijo...

Que ese bolero sea María Helena interpretado por Nat King Cole

matias dijo...

Hola, buenos dias!!! que lindo volver a leerte, son muy sensacionales en todo sentido tus relatos, tan descriptivos y siempre recomendando una buena vista al alma y la razon.

feliz año!!!!!

40añera dijo...

Raul he estado tiempo fuera y luego dispersa así que llego con más de 20 días para desearte un feliz año per bueno se supone que aún quedan 341 así que...
Tu relato como siempre un placer para los sentidos lectores
Un beso

Evangelina dijo...

Rubén encontrará nuevos rincones donde esconderse, repletos de hermosos tesoros, y ya no tendrá la necesidad de volver a buscar los que un dia fueron suyos en la niñez.
El rancio olor se camuflará tras la llegada de bellos jardines donde caminar. Y lo que un dia dolió, será un vago recuerdo de lo que alguna vez fue, preguntándose incluso, si sucedió realmente.
Feliz, ya no año, si no vida.

David C. dijo...

son verdades.