jueves, 11 de febrero de 2010

Tiemblo

Acabo de ver dos gatos asustados salir en franca estampida, y a un niño rubio y pecoso asomarse curioso tras el visillo de una ventana. Ha sido sólo un segundo,...
Y próximamente, ELEFANTIASIS.
High Noon.- 1952.- Fred Zinnemann

84 comentarios:

Elena dijo...

En menuda ha debido meterse este hombre!

Elli dijo...

Qué contará, qué es lo que verá.
Espero saberlo ansiosa.

Nahahya dijo...

Te enfrentas con valor y temor. La vida en un hilo pende, puedes vencer o morir, depende de ti.

Un abrazo sereno
Naia

DanielPérez dijo...

Ay no, pero qué enga;o el que me han sometido siempre, yo que pensaba que aquellos vaqueros de sangre fria no sentian! Y miren aquel, temblando hasta por las gotas de agua!!
Abrazos Raúl.

gabo dijo...

TEMBLÉ!!! Mañana ni me acerco a las vías del tren.

Clarice Baricco dijo...

A mi me dio miedo. No quiero pensar en alguna cuestión de balas. No me hagas temblar.

Recibe un abrazo.



PD. El regalo es de Madrid, España y es un libro dedicado a las postales y diseño. Sencillamente hermoso. Y adentro una carta de puño y letra, también muy hermosa.
PD2. Me agradó mucho lo que dijiste de Caetano y qué crees? fue un miércoles de infarto. Caetano vuelve. Escribí algo tan breve, según para sacar el corazón, pero creo que no pude.
En fin.
Me alegra coincidir.
Gracias.

Nikté dijo...

Plas, plas, plas

Que bonito es ese final, cooones!!
¡Con qué pasión lo has cerrao!
Dicen que lo editores cuando les llega un nuevo libro, solo leen el principio, si este les gusta, leen el final y si les sigue gustando, leen unas páginas intermedias.

Yo me quedo con tú final, es tan intenso y trilológico

iliamehoy dijo...

Qué hermosa forma de paladear un instante!. Sentir hasta el grano de arena que cruje bajo las espuelas. Desgranar con serena cadencia el vertiginoso instante en que probablemente, todo cambie.
Una sonrisa

39escalones dijo...

¡¡¡Guau!!! Pura traducción de lenguaje fílmico. Voy a decir una obviedad: cada día lo haces mejor y cada día eliges mejor. Qué tensión: llegando al último párrafo he pensado "¿y no van a aparecer las agujas de un reloj?". Y ahí estaban, agazapadas al final, fieles a su cita. En punto.

Anónimo dijo...

Excelente desmitificación de un heroe.
¡Gary Cooper que estás en los cielos!


JC.

POLIDORI dijo...

Eso son ganas de vivir.

Temblará, pero es de emoción, no de miedo.

Y que bien lo cuentas.

Un abrazo.




John W.

ÁFRICA dijo...

Hola Raúl, como muchos jueves me quedo pensando en alguna palabra o frase de las que escribes.
“El venenoso silbido de la locomotora”
Un beso

Yemaya dijo...

Yo en su lugar también temblaría, como para no hacerlo.
Besos y susurros muy cálidos

Dante de pan dijo...

tiemblo, luego existo...

Camy dijo...

..y yo tiemblo ante esas palabras tan poco usuales , el piafar del caballo y las cancelas cerradas...
¡mira cada uno es cada uno!
un beso

antonio dijo...

La excitación produce temblores.
Y EL MIEDO CLARO-
SAludos.
Dale la enhorabuena de mi parte a Francisco Ortiz por la novela.
Pasé un muy buen rato.
Te leo ciao.

Cesar dijo...

Y mira que era valiente, alto, guapo...si es que sólo los valientes tienen miedo, los otros son insensatos.

campoazul dijo...

Que miedo pasé tan sólo con leerlo!! Nunca entendí a los vaqueros..., pasaban los día matándose, los que llegaban a ancianos tendrían que hacerles un monumento, por valientes.

Un beso.

Uno dijo...

Qué precioso texto. Pienso que aunque hubiera alguien que no haya visto la película,que no creo, y lo leyera, sentiría exactamente lo que las imágenes trasmiten y hasta un par de cosas mas.

Nómada dijo...

Yo también tiemblo. Tiemblo. (Tiemblo).

mi nombre es alma dijo...

Me despoje de mi miedo
sola ante el peligro
invoque a Gary Cooper
que está en los cielos
disparé
y con la bala de mi revolver
desaparecieron agonías
y sinsabores,
desapareciste.

Un abrazo

zayi dijo...

Magistral!... Se pudo permitir el lujo de temblar porque no habían enemigos cerca. Con la personalidad que tiene este personaje, probablemente hubiese guapeado si hubiese tenido la certeza de que el niño realmente lo miraba.
Buen relato!
Una muerte chunga, eso sí.
Besos

Josep dijo...

Estupendo, como siempre, este micro de hoy.

Vaya valor del tipo que, temblando, sigue en su sitio: temblar no es malo; lo malo es dejarse vencer por el temblor.

Saludos.

techocolatecafe dijo...

Me ha encantado. Es genial. He estado apunto de aplaudir como en la sesión doble de los sábados de mi infancia.

Dana Andrews dijo...

El silbido de una locomotora es un sonido que puede despertar muchas distintas emociones.Precioso texto. He sentido a ese hombre temblar.

Iris dijo...

No me gustan los relatos que me dejan a medias. Este me dejó así...

Un beso multicolor

Martín dijo...

Leo lo de tu nuevo libro. Felicitaciones! Bien merecido. Ojalá llegue por Argentina. Un abrazo

Blanca dijo...

Va a ser que a las 12,01 de cada jueves se nos va a parar el corazón esperando a que publiques un nuevo relato. Nos quedaremos como niños, yo por lo menos, mirando impacientes por una ventana, la del pc y temblando de emoción.

Tú relato más soberbio que todos los árboles de mí vida, bueno, menos 3..

Belén dijo...

Yo creo que más que miedo, es más bien estres de lo que puede suceder...

Besicos

Javier dijo...

“Si mis pasos me cercasen a la muerte yo también temblaría. Lo haría sólo con las piernas si de mis manos dependiera evitarlo. Aunque la adrenalina no distingue espacios, el recuerdo táctil del frío metálico del gatillo templaría mi pulso.

Aunque nunca se sabe, al final es la muerte quien decide cuando es un buen día para morir. Al menos, hoy, yo decidiré cómo.”


Buen relato, Raul.

Saludos.

Lala dijo...

El miedo a veces te salva la vida!
Así que...es bueno que tiembleeeee!

Y mientras, allí estaba yo, detrás de la ventana, temblando, esperando que la locomotora dejase de silbar...


Muakkkssss!


Lala

KARMILA dijo...

Wow vaya forma de hacer latir mi corazón¡¡ Esperando el momento de que las manecillas lleguen la hora del destino¡

Hermosa descripción¡

Besos Raúl¡

Jaht dijo...

O sea, Raúl, que nos has engañado con la edad, porque queda claro que ese niño rubio y curioso, que ve pasar a Gary Cooper, eras tú.
Muy bien reflejado el ritmo y la angustia que transmite la película de Fred Zinnemann.

lopillas dijo...

Yo también lo he visto, sin hacer ningún ruido, tras la pantalla: Qué estupenda tensión. Sin embargo, por mucho que digas que tiembla, no percibo miedo. El texto me indica todo lo contrario.
No va a morir: El mediodía está demasiado hermoso.

Besotes

Lentejas dijo...

muy bueno, quien sabe lo que contara el crio....

Jauroles dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me pase un buen rato en él. Volveré por aquí.
Estás invitado al mío si te apetece:
http://tentretengo.blogspot.com

leo dijo...

No me extraña que tiemble, pobre.
Y que dé gracias por la adrenalina, que si no sí que dejaría de temblar definitivamente.
:-)

Sinuosa dijo...

Yo, como amante incondicional de las buenas imágenes, no puedo dejar de destacar la de ese niño asomado a la ventana, y esa mano que tira de su camisa.
Muy bien plasmada la esencia de la escena de esa gran película.
Un saludo.

Tesa dijo...

La que se va a liar...

Feliciti dijo...

Jajaja, Raúl, estoy tan entretenida con tus comentaristas que me olvidé de tu texto, sorry! el caso es que aún estoy encantada de la película que he visto hace un ratito:Manhattan del maestro W.Allen, genial su personaje como casi todos los que interpreta, si te gusta Allen, claro.A mí Allen me apasiona, es mordaz y despiadado con la sociedad americana y adora New York, jajaja, ya digo, genial. Vuelvo a tu texto que habla de vaqueros y temblores, ay señor que la tierra me lleve pronto, jajajajajajajajajaja...

Mariposa Mutante dijo...

es una fortuna, pues en poco tiempo has visto y apreciado lo que mucho no alcanzan en toda su vida. saludos

MR. dijo...

me gusta mucho como escribis! lo transmitis muy bien!
te sigo!

Juanjo dijo...

Esperemos que la mano no le tiemble.

Me ha gustado ese miedo que se percibe, en el hombre, en el ambiente, casi, casi, hasta en el reloj.

Kim Attacks dijo...

Por un momento me he visto transportado a esa Almería donde nació mi padre, y donde se rodaron tantos y tantos westerns... de aquella época dorada, quedan cuatro maderas y recuerdos como el que suscita este fragmento.

Lo mejor del video de Muse, es la mini entrevista del final, donde sigue haciéndose pasar por el líder de la banda con la mayor seriedad.

Werty dijo...

El miedo se puede llegar a sentir en uno. Pero es de los mejores sentimientos que hay!

Saludos!!

Miguel dijo...

Es bueno sentir miedo. El miedo es el siguiente paso a la prudencia. Pero tampoco hay que dejarse llevar por él. Hay que afrontar los hechos, pero tiemblo al pensar en aquel niño rubio...

Ever dijo...

Gracias por leer en mi blog Raúl. De verdad que es un honor. Te deseo exitos en esta semana y como siempre, ya leí el post que recientemente publicaste.

Hasta Pronto

Carme Carles dijo...

Todo era demasiado hermoso para morir. Otra vez será.
Salut

BEATRIZ dijo...

Un relato de buena calidad narrativa Raúl,te felicito, atrapa y no deja ir hasta el final. El miedo queda con el recuerdo de la muerte propia, ay tiemblo.

Un placer leerte nuevamente.

Isabel Romana dijo...

Deberían encargarte siempre de hacer los textos para presentar películas. Eres, sencillamente, genial. En este texto sólo me ha desconcertado una palabra: "taberna" en lugar del clásico "saloon". Un abrazo muy fuerte.

Francisco Ortiz dijo...

Algo más flojo: te quedaste en la atmósfera, en la impresión que produce la palabra repetida -tiemblo- pero no fuiste esta vez más allá.

Herman dijo...

Siempre logras capturar la esencia de las películas que te sirven de inspiración, prender su momento más significativo. Es todo un mérito.

Cris dijo...

Eres mi cronista favorito, nadie como tú para contar sin contar la mejor de las sinopsis.... como siempre gracias, eres una delicia relatando, contando, narrando.... Un beso :)

Cristuangel dijo...

Por primera Vez entro a tu blog, que pudiera comentar q no hayan comentado!!! que imponete se trastorna el escrito con el pasar de la lectura, relmente asombrado admiro la sencilleza con la que manejas tus palabras. Exitos el cris tb tengo un blog donde dejo mis escritos estas invitadooooo

BlackAngel dijo...

HOLA RAUL.
GRACIAS DE NUEVO POR EL COMENTARIO.
ESPERO SIGAS VISITANDO MI BLOGGER.

GRACIAS Y UN SALUDO.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

No me extraña que Gary Cooper temblase en ese "Duelo al Sol", no era para menos y Grace Kelly no estaba en esos momentos para aliviarle los temores, jaja. Muy bueno tu relato cinéfilo, mi querido Raúl. A ver si me voy poniendo al día con las lecturas, ahora que ya estoy de vuelta. Mil gracias por tus visitas y pasa un estupendo finde. Un besote fuerte.

Mcartney dijo...

Raúl:
Pocas películas te mantienen en la butaca desarrollando un tema que coincide temporalmente con la duración de la película.

Incluso la traducción al español me parece de lo más sonora y atrayente:
"Sólo ante el peligro"

Qué miedo, tú.

Vivian dijo...

Magnífico texto, consigue transmitir, no sólo la tensión y el miedo, sino esa soledad absoluta en la que se encuentra el protagonista, acompañado sólo de los sonidos de un pueblo que se esconde.

Abrazos

THE NEW BORDER dijo...

Es la soledad que se encuentra a cada momento solo que aveces hacemos alguna cosa para que no nos perturbe demasiado... A mi también me pasa que tiemblo, y me encanta... es ese temblor producto del vacío que me deja sentir que la vida es maravillosa... por lo menos a mí, otro quizás se mate... según su grado de optimismo/pesimismo, que son la misma cosa... la tristeza y el llanto son lo mismo, nada más le cambiamos el texto...

Angel dijo...

Esa capacidad para sentir conexión con cada átomo de la existencia es casi un privilegio de pocos...me aseguraré de acercarme a la estación "proximamente". ¿Me topé con el blog por casualidad? No sé. No sé. Es posible que todo nos una en éste Valle de Lágrimas.

Un saludo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, Raúl, craso error por mi parte en mi anterior comentario, venía a leer tu anterior post y al ver la foto de éste me he dado cuenta de que no era "Duelo al sol" la peli que inspiraba tu relato, sino "Solo ante el peligro", con eso de que era la escena del duelo ya me lié, jeje. Un beso y hasta ahora, que te lea comente el post precedente.

Néctar dijo...

Vive entre tus magnificas letras.

Néctares

sebas dijo...

Hola, Raúl. Tan cinematográficos como siempre, tus escritos, y puedo ver que el temblor de esta vez, es por el nerviosismo que atraviesa el cuerpo en los momentos que no somos dueños de la situación.
Gracias por todos esos pequeños y sutiles, pero hermosos detalles, que han hecho que quiera cada día más ese lugar donde las palabras se transforman en un sueño o en una esperanza, en otras palabras, ese lugar etéreo donde las palabras pueden llegar a volverse realidad… en la mente.
Un abraso grande.

Aaron dijo...

Temblar es síntoma de aún estar vivo.

BlackAngel dijo...

HOLA RAUL.UN CORDIAL SALUDO.
VERAS,EL MIEDO PARA MI ES EL SENTIMIENTO DE NUNCA TENER EL CONTROL,EN TU TEXTO PERCIBO MIEDO.
SE LO QUE SE SIENTE TENE UN RARO PRESENTIMIENTO SOBRE LO QUE SE ACONTECE EN EL MUNDO EXTERIOR,PERO NO HAY QUE PREOCUPARSE EN ESO,SINO EN LO QUE NOSOTROS VIVIMOS Y SENTIMOS DIA A DIA.

ES TODO POR AHORA,GRCIAS POR EL COMENTARIO.
ADIOS.

Anónimo dijo...

Saludos Raúl,
he tomado "al pié de la letra" tu invitación y por aquí me tienes, leyéndote, saboreando tus palabras y disfrutando de tu relato.
No soy cinéfila, te lo confieso, pero distingo la calidad en la escritura y aquí la he visto.
Me alegro de haberme pasado, seguro te visitaré de nuevo.
Tú sigue así que vas bien.
La prueba: el libro.
Ummm, y ¿no tiemblas al sentir el tren que viene a por tí?
Besos de Ortensiatemprana.

rainbowgirl dijo...

Me transporte hasta ese lugar, y casi escuche el silbido del tren...y me dio miedo...

ethan dijo...

Ya estabas tardando en escribir sobre ella. Magnífico.
Sobre el miedo y la cara de angustia de Cooper, por lo visto era real, tenía una úlcera que ayudó mucho al realismo de la peli.
Si alguien quiere un ejemplo de obra maestra aquí lo tiene.
Un abrazo!

Momento de ocio e imaginación! dijo...

Te felicito de verdad, esa forma de expresarse poeticamente no la tiene cualqiera, me gusta verdderamente mucho esa forma de expresióon

manuespada dijo...

Magnífica recreación del ambiente. Me he transportado al oeste por momentos, como en Sólo ante el peligro.

ALEX B. dijo...

Desde luego Rúl, tengo que decirte que si no hubiese visto la película, ya no me haría mucha falta verla, almenos para transmitir la tensión del miedo.
Bueno pero por Gary Cooper habría que volver a verla.
Besos.

Miguel Baquero dijo...

Me quedo con tu rápida mirada hacia el niño que observa por la ventana. Esa mirada vale quilates

Maria Coca dijo...

Muy convincente. Logras que el lector tenga el corazón en un puño. Qué bueno...

Besos

Luzdeana dijo...

Me gusta la intensidad con que describís ese alerta en que nos pone el miedo a algo muy próximo.
El que teme está más vivo que nunca. Y eso queda muy claro en tu relato.
Un beso, Raúl.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Raul!
Un temblor, "Ajustado al momento"
Un temblor, sin pecado...

Saludos de J.M. Ojeda

caucásica dijo...

buen texto :)

Vespucia dijo...

seré parte de los más de 70 comentarios para que visites mi Blog de una poeta que inicia incipiente, en el descubrimiento de ella misma, que digo yo,de mi, de esto, de aquello, y doy Gracias por todavía no ser muchas Ex.

espero y me digas comentarios (aclaro)lo molesto que es que exista un contador de comentarios... enfin me importa el tuyo no importa si cambia de 0 a uno.

Anónimo dijo...

La esencia del salvaje oeste. te ha salido un relato tan piscológico como la película a la que te refieres.

Daniela

AdR dijo...

Tiemblo yo sólo de pensar en verme en semejante tesitura... viva el Far West, pero sólo el bueno :)

Abrazos

Martaa' dijo...

Después de leer esto, creo que me puedo considerar finalmente enganchada a tu Blog.
Me encantaría que pasases por el mío, aunque sólo fuese un momento y me dieses tu opinión.

Gracias por seguir escribiendo.

Laly dijo...

La atenciòn que produce el miedo...
el temblor,el temblor....

Saludos Raùl.Impresionante como siempre!

LaLy

Batman dijo...

Interesante...

Maribel dijo...

Hola Raúl,
he leido tus dos últimos relatos, describes muy bien a los personajes y como sufren.
Saludos violetas,
Maribel

Francisco Machuca dijo...

Cooper se pasa toda la película con miedo y pide ayuda.Quería ayuda porque no se veía capaz de enfrentarse (¿a sus miedos?),pero al final pudo vencerlos él solito y no con mucha dificultad.¿Será esto el más allá que refiere Francisco en este relato?