jueves, 7 de mayo de 2009

La herencia

Sin darme yo cuenta, la primera primavera fuera del plañidero cobijo de mi madre,...

88 comentarios:

MarivipSuperstar dijo...

No puedo decir que esta vez lo haya saboreado, sino más bien, me lo he tragado deprisa, como se tragan los tragos que de antemano sabes, por experiencia, que son amargos... y este lo es.

Sinuosa dijo...

Más que una herencia, parece una maldición...
Qué bien se te da crear ambientes tristes. Los bordas, chico, los bordas.

¿Para cuando un relato alegre? Me encantaría ver como te mueves en otros registros, jejeje

Alma dijo...

Nuestras herencias querenciales vienen en un pack, se hereda el gusto por la vida y la sonrisa, se hereda la fragilidad y las tendencias suicidas. Ojalá pudiera desmembrarse una parte de otra y aceptar aquella que nos congratule, ojalá.

Besos, hace tiempo yo heredé la afición por un equipo de futbol y así me va

poetadesterrado dijo...

Una melancólica sinceridad atractiva... un tango!. Muy bueno. Igual te deja pensando, cuantas chicas anónimas que atraviesan estas situaciones parecidas ¿se puede hacer algo con los fracasos? no queda otra que seguir adelante, superarlos.

Borrasca dijo...

No sé porqué esta vez desde la primera línea intuí el final.
Ella debió recibir su herencia con beneficio de inventario...

Besos borrascosos

Andre dijo...

Algo que lei me hizo acordar un poco a Garcia Marquez. Me gusto mucho y es una de las tantas realidades que la gente vive y vivio!

gabo dijo...

coincido con mari superstar... lo he bebido como el ron.

Leandro Berretta dijo...

muy crudo el relato, pero tiene un dejo de realismo.
Me presento soy Leandro de Lanus. Anoche arme un blog y vamos a ver que onda. Te invito a leer mi introducción, tal vez sea de tu interes.
Muchas gracias, de antemano, al menos por leerme.

saludos
Leandro
http://algunotroenfoque.blogspot.com

Grettel J. Singer dijo...

pobrecita mía... tantas promesas que a veces las mujeres creemos para luego darnos cuenta que estamos destinada a la soledad y el abandono. bueno, digo en pasado, ya no me va tan mal.
qué relato los tuyos raúl, cada palabra y frase tan precisa y concreta. la verdad que eres muy bueno para esto.
el banner como siempre, buenísimo también.
un beso.

Martín dijo...

No creo que sea un fracaso correr detrás de los sueños propios. Toda búsqueda de ellos, tiene el riesgo del fracaso. Pero peor fracaso, es no arriesgarse nunca. Buen relato! Un abrazo

ella dijo...

Raúl me has hecho lagrimear,
Quien conmueve y mueve tantas estructuras.
este es el escrito que mas me ha gustado.

Y sito una frase que mueve y conmueve "las hembras de mi familia".

Que extraño mundo, de rebaños, donde la mujer debe hacerse hembra.
olvidando la bella palabra que significa mujer.

un abrazo grande

Jonathan dijo...

de casualidad no se apellidaba Bandini?


Saludos

David Condés dijo...

Querido Raúl, cómo me ha gustado este texto, qué fluido. Amigo, tu capacidad de síntesis y la belleza de tu prosa hace que se disfrute mucho la lectura.
En cuanto al contenido, me parece genial, porque, lejos del tópico de la mala suerte, has sabido transmitir cómo esa "herencia" es un estigma que la propia protagonista alimenta: tres infidelidades que perdona sin reproches, etc.
Da gusto venir a leerte

David

39escalones dijo...

Me quito el sombrero. Relato magníficamente duro, despiadado, una ficción demasiado real.
Y me apunto esa demanda de un relato irónico o abiertamente guasón. Hay talento para ello, sin duda.

Anónimo dijo...

Esa mujer tiene su destino escrito. Por mucho que haga, por mucho que luche por escapar de lo que ya sabe que le espera, al final el fatalismo se impone y ella acaba resignándose.
Cruel. Demasiado cruel para ser verdad.
¡¡Que bien escribes!!.

María

manuespada dijo...

Muy bien llevado un relato cargado de pena, penita, pena, me ha recordado a una copla triste, de las clásicas.

Elena dijo...

¡Qué herencia ni qué ocho cuartos!
Es tan solo el precio a hacer caso omiso de mal disimuladas dudas. A jurar entregas imposibles y rendiciones eternas. La única catástrofe es haberse desengañado y, quizá, incluso a eso le saque la valiosa ventaja de haber aprendido.
Como dice mi amiga Almudena: "la lástima es un sentimiento equivocado"

Camille Stein dijo...

el empeño en arriesgar la propia vida... sabiendo de antemano que el fracaso de una relación imposible está asegurado

triste destino buscar la idea de felicidad en el lugar y la persona equivocados

- como siempre, trazos certeros en tu exquisito relato

un abrazo

Juanjo dijo...

Hay herencias que uno (o una) se empeña en heredar; aunque más le valdría ser desheredado.

entrenomadas dijo...

He vaciado la botella de whisky.
Haz favor de pasarme un pañuelo.
No sé si enfadarme contigo o no.
Este texto con abismo incorporado es excelente.

Kisses,

M

Soñadora dijo...

Excelente y desgarrador el relato, historia de muchas mujeres que apuestan todo a una relación y que luego tienen que afrontar la dura y triste realidad del abandono.
Me gustas como escribes con un dejo de melancolía, tristeza, desesperanza, como a veces suele ser la misma vida.

Con sentimientos

Josep dijo...

Magnífico, como siempre, el relato, en su estructura y redacción: casos así se dan en la vida real, por desgracia.

Aunque hay un pequeño fallo: nadie con la inteligencia de redactar de esa forma sería incapaz de sobreponerse a esa "herencia" tan absurda, desaprendiendo de los errores de una madre ya alcoholizada: mejor dejar el yo.

Pero es cierto que, con los años, uno se da cuenta que, a veces, los hijos cometen los mismos errores que los padres: ahí están las hemerotecas.

También es un poco tonta: ¿perdonar tres infidelidades? ¡Ja! El infiel acostumbrado rara vez se corrige...

Saludos.

Belén dijo...

Ya le podría dejar las perras, ya...

;)

Besicos

Camy dijo...

Herencia y falta de voluntad para quedarse sola mejor que mal acompañada...
Los amores opresores de algunas madres, los amores no comprometidos de algunos hombres, consiguen la aceptación de su herencia de algunas mujeres.
Un beso

Blanca dijo...

Esos relatos de desamor te quedan que ni pintados. Por cierto que bien te queda los de los banners así intermitente. ¿Me puedes enviar la fórmula? no para tus banner para otros fotos que tengo.

besotes

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

La primavera es un asco.
Lo de perdonar infidelidades,no sé yo, siempre acaba mal, una pena que no se diera cuenta antes e insistiera con un tipo asî.
Se equivocô? Pues eso. En vez de volver al pueblo, se tenîa que haber quedado en la ciudad, todo menos volver con su madre, que es un poquillo borde.Le hace falta ver màs pelis de Almodovar,a la ex de Arturo, ya se lo diré yo.
Al final me invadiô tanta agua... que me hizo bien, porque por aquî anda todo el mundo acalorado.
Eso que has relatado no es un fracaso humillante, es una historia màs, de las primaveriles.
Me gustô mucho, lo de los dos meses de alquiler pendientes..(sonrîo)Como dice un amigo mîo a esta mujer le cayô la rolla.

Un besote y gracias por el relato.

ZAYI HERNÁNDEZ dijo...

cuando se está al lado de un perdedor, lo mejor que puede pasarte es que te abandonen antes de que la mediocridad te toque... me ha gustado la historia...me ha gustado el modo de escribirla...el modo de ver desde los ojos de una mujer.
besitos.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Perdôn, la roya, le cayô la roya, querîa escribir, si es que esto de ir con prisas...
Otro besote.

HYDRO dijo...

Lo que más me duele es que la madre tenga razón.
P.D.por cierto!te inspiraste en alguna pelicula?Me suena.

R0ckdawn dijo...

Me ha enamorado tu blog

La Chica Cortocircuito dijo...

Precioso.

lopillas dijo...

Cada uno se estampa en sus propios muros aunque sean idénticos al del prójimo espachurrao: ley de vida, creo. Precioso relato y hasta le aventuro un precioso final. Seguro que a la abuela le mejora el carácter con un nieto revoloteando por allá, porque va a ser niño, claro.

bRaiChy dijo...

Que bien Raul, me parece muy bueno tu relato, bordando cada sensación con muy buen gusto.

Las historias femeninas muy dentro de lo Almodovar. (espero que no te moleste la comparación)

Un saludo!

Sexo, Drogas y Música Pop dijo...

:)

Miguel Baquero dijo...

Ese final es una maravilla, de verdad. Soberbio.
Desde la mayor admiración, sólo una pega (mínima,eso sí): el primera primavera del principio. Pero en todo lo demás has estado sembrado. Enhorabuena

Lala dijo...

Vaya, es como si el destino estuviera escrito en un libro...que finalmente ella tuvo que leer.
Menuda herencia! Es como un castigo. Doble castigo: la herencia en sí y el tener que aceptarla sin remedio.


Un beso


Lala

ELOY LÓPEZ dijo...

Buen cuento. De esas historias que se repiten mucho. Parece que ellas siempre resultan las victimas y ellos los victimarios. La historia cambiaria si ella dijera él se fue y me valió madre, decidí seguir con mi vida, levantarme de este tropiezo y abrir mejor los ojos la próxima vez.”

Llegué por aquí buscando buenas historias. Acabo de iniciarme en este rollo del Blog. El tuyo me gusto. En cuanto puedas checa el mío y déjame una critica o comentario.

Saludos,

Eloy López.
http://eloylopezjaimes.blogspot.com

augusto salazar dijo...

mira... te soy sincero, me ha parecido fenomenal! yo tb escribo, haber si das una vuelta por mi blog! adios amigo suerte!

narita dijo...

¿por qué resignarse a una herencia no querida ni deseada? El efecto pigmalión sudece si uno quiere que suceda, abandona o no la maldición puede cambiar y tu destino también.

mua

malena dijo...

Los personajes están muy bien definidos, sobre todo ella, resignada a una vida, que elige, casi sin elegirla. Ni si quiera piensa que tiene otra opción, en fin los/as valientes...
Un gusto leerte, eres el placer de los jueves

Bolero dijo...

Será que a mi eso de ser madre soltera me gusta, será q el maldito era él, será que me gusta este relato, q para mí no es nada triste, muy al contrario, me gusta.
Será que me gusta la vida sin ataduras más q las deseadas, por un lado y por otro
muakkkkkkkkkk

Bárbara dijo...

Qué bonito!!! y con todas las comas en su sitio, jeje. Hay herencias que pesan tanto como un destino.
Muchos besos, Raúl.

Jose Rodriguez Dueñas dijo...

Buenísimo. Hay destinos que están irremediablemente marcados por esas herencias que nos dejan y con la que nos envuelven nuestros antepasados.

También me hizo recordar un poco, aunque no tenga mucha relación, a la estirpe de los Buendía, condenados a vivir cien años de soledad.

Saludos.

Ale dijo...

Muchas veces la dimension del abandono,es decir,ya no encontrar en aquel,ese ser que te alojaba,de la manera que fuera...tiene, aunque nos cueste verlo(de eso sé)mas que ver con uno...Y de toda maneras saberlo poco le importa al alma...
Que imagen!Que genial pelicula argentina:El perro, simple y potente.
Cambiando de temaRaúl, habia enlazado mi blog al tuyo y veo que no esta mas y q al querer añadirlo nuevamente ocurre este error Error code: bX-4ixvu1
Tal vez vos sepas.
Un saludo.

Jaht dijo...

Vuelve la lluvia corrosiva, no la purificadora, a la vida marcada con hierro de nuestra pobre mujer.
Tal vez, si su madre muere pronto, intentará romper el maleficio...
Pero, por si acaso, ójalá no sea hija lo que viene.

Arcángel Mirón dijo...

Qué tristeza, por dios.
Por donde lo mires es triste.

Raúl, quiero con urgencia un libro tuyo.

Maria Coca dijo...

Qué triste destino. Y seguro que su hija también será amada por la soledad...

Besoss

moreiras dijo...

Triste historia, probablemente muy real. Lo mejor la lluvia, mientras tanto, borrando las huellas de la vida (de ese chaflán, ese café, esa mujer)... hasta la resignación, las sombras de la memoria y el olvido.
(Gracias por tu visita)

nadasepierde dijo...

Que triste el mandato familiar y el estigma del abandono. Terrible.
Me gustó mucho.
te sigo leyendo.

Ulises dijo...

El fracaso no existe, solo hay cambios inesperados de planes.

Luci-bombon dijo...

Un triste relato de quien renuncia a su destino, no? La soledad, la humillación y el abandono son el trago más difícil de pasar pero el mismo que luego despierta al alma dormida en lo material. Quise escribir algo profundo, espero haber llegado al centro del alma y no al centro de la tierra, jaja

Eusebia Florestán dijo...

Fuerte. Pero quién dijo que no arriesgar es mejor solución... o acaso sólamente solución?

Vivian dijo...

Lo verdaderamente triste es que crea que era felicidad lo que perdió…
Siempre me resultan chocantes los relatos escritos por un hombre desde la primera persona en femenino.

Un beso

Susi.a dijo...

con mama y en casa se esta mucho mejor, no hay dolor, en casa se esta mejor
cuando sales te encuentras con las personas malavadas.

pero ella ahora tendra su nueva familia con su hijta y volvera a estar mucho mejor.

esto es inspiracion de una cancion de Santi Campos que me gusta mucho porque me identifico con esA letra.
En casa se esta mucho mejor ,no hay dolor

Reyes dijo...

Amargo, amargo, amargo .
Muy bello pero me puso triste.
Besos.

Miguel Baquero dijo...

Vengo de enterarme que estás recopilando tus entradas blogueras y que te resulta imposible, porque te has quedado con el tono deliciosamente triste de tus entradas, hacer algo decididamente alegre y que lo llevas como una condena. Bueno, sólo quería desearte suerte... y confianza. Tienes talento para hacer lo que te propongas.

Es un gusto siempre dejarse caer por aquí

BEATRIZ dijo...

"con los primeros compaces del otoño"...mmm, se ahonda el abandono en temporada tan magica.

Es tristisimo este relato, espero que la acepten devuelta.

Saludos

Ladrón de palabras dijo...

Un relato tremendamente hermoso

senses or nonsenses dijo...

no sé muy bien qué iba a comentar en este post, pero después de leer los comentarios estoy completamente perdido... es posible que haya sido yo el que ha leído rápido y mal.
con las herencias puedes hacer dos cosas, o rebelarte contra ellas o perpetuarlas. o las dos cosas, de joven te rebelas, luego la vas asumiendo, ...y empiezas a hablar de genética y tal. (de la fidelidad, que tanto ha preocupado, no comentaré nada, pero qué quieres después de dos años de relación a distancia).

un abrazo.
voy a llamar a mi mamá, que no se sienta abandonada.
...buen fin de semana...

lost soul dijo...

Un exceso de confianza en el amor que, salvo raras excepciones, no existe y esta no era una de esas excepciones. Es mas fácil atribuir los errores propios a una maldición que a una escena reiterada de desigualdad sentimental (sus tres infidelidades perdonadas). Sinceramente este relato es un reflejo de la depresión que nos victimiza sin importar cuanto hemos hecho para llegar a ese punto.

Saludos y pasate por mi blog.
Exelente relato.

PoolMNH dijo...

Me encanta la manera en como escribes, en cada relato me convierto en el personaje que describes. Creo que hay miles de mujeres tan necesitadas de amor propio, que se encuentran viviendo esta misma historia. Felicidades!! esta es mi pobre opinion.

Netomancia dijo...

Magnífico relato, me encantó el ritmo de la prosa, las sensaciones de estar paseando llevado de la mano por cada una de las palabras de la historia.
Muy bueno.

Alma dijo...

Hoy vamos a pegarle una patada a esa herencia que nos ateneza y no nos deja vivir, despidamosla y sin indemnización.


Instalado en el cruce del presente,
de un lado soy la herencia de mi vida,
la espesa colección abastecida
de mis años de senda precedente.
Del otro soy propósito impaciente
de indagar la región desconocida
que descubre su albur, no su medida
a mi contemplación insuficiente.
El mañana y ayer su vecindario
establecen en mí. Soy la frontera
que anuda su linaje fraccionario;
tasando la pasada carretera,
tramando el venidero itinerario,
soy una despedida y una espera.
Pedro Cabrera Sánchez

Un abrazo heredado del de ayer

Sombra dijo...

Teniendo en cuenta q una felicidad efímera es lo máximo a lo que podemos aspirar, cada "fracaso" puede convertirse en paso necesario para seguir avanzando...

(Por un momento, he sentido mi rostro mojado con tu relato...)

Besos
Sombra

mara-mara dijo...

Siempre idealizamos el amor, solemos ir tras él... y luego nos damos cuenta que hubiera sido mejor quedarnos soñando con lo que pudo ser.
Te dejo aquí este abrazo con la esperanza de mitigar ese sentir tuyo de mujer abandonada.

Ares dijo...

Holaaa!...llegue desde la pagina principal de blogger aqui xD...me gusta lo q escribes^^...yo tambien escribo,aunq mi pagina no tenga tantos comentarios ocmo la tuya(aunq me gustaria) ...
Mi blog es http://rinconesdelamente.blogspot.com
^^
Nos estamos leyendo;) (nos estamos viendo no creo que pueda utilizarse para esto xD... jajaja)

Blas dijo...

AY! el amor, que será eso ¿no?
Me cuesta pensar en la felicidad relacionarla con el amor si muchos dicen que es sufirmiento. O tal vezx valga la pena sufrir para llegar a ser feliz... No lo sé
muy buenos tus relatos,
Espeo pases a leer por mi blog

BLAS

El Viajero Solitario dijo...

Leo por ahí algo sobre el tono general de tus cuentos. Es cierto que, por lo general, mantienen un tono melancólico, triste, pero yo no me preocuparía en exceso. Quiero decir: supongo que cada cual tiene su manera de expresarse, quizá tú hayas dado con la tuya (que manejas con gran soltura). Los hay que emplean mejor el humor. ¿Y qué?
Además, según tengo oído, los editores lo que buscan es, precisamente, cierta unidad en los relatos, y tú ya puedes esgrimir unidad formal; también buscan talento, claro está, que también puedes esgrimirlo.

Centrándome en el micro en cuestión, me hizo pensar que, muchas veces, el peso del pasado nos predispone a futuros sufrimientos. La protagonista de tu relato regresa al pueblo y abandona su proyecto de felicidad "estigmatizada por un destino reservado únicamente a las hembras de mi familia", como ella misma dice. Cuántos de nosotros nos servimos de distintas excusas para no dar el paso.

(Vuelvo tras un periódo apartado de la red y nada más grato que reencontrarme con la calidad de siempre).

max dijo...

Esta mujer huye de la soledad de su madre, vive una soledad en pareja y al final del relato vive una maternidad en soledad.A veces a pesar de saber que vas hacia el fracaso te metes de lleno hacia ese camino,esta mujer demuestra con su decisión ser valiente, fuerte, creo que será capaz de hacer cosas importantes con esa herencia..

Escribes muy bien..ya lo sabes verdad? :-)

Araceli Esteves dijo...

Hay legados, casi siempre imaginarios, que nos anclan a comportamientos repetitivos.

Wuigi dijo...

Ah, sere impaciente al asomarme frecuentemente por la proxima entrega de tus escritos Raul, mea culpa, mea culpa...seguire esperando.

Un saludo y buen dia. :)

-L.

http://diariomalnacido.blogspot.com

P.A.Z dijo...

Herencia o maldicion? Pasa todo el tiempo... me pregunto q seria del relato, si se le cambiara el sexo de la desdichada alma solitaria?? y es que, no podria pasarle a los del "otro sexo"?

Elèna Casero dijo...

Veo que en mi ausencia no has perdido tu esencia.
Es la manera que tienes de expresar los sentimientos ajenos.
De verse uno mismo reflejado en ellos.

¡pobre chica! he dicho al terminar la lectura.

Un beso

alexmon dijo...

La unica erencia que yo puedo tener son mio estudios, y el aprender de las experiencias de mis padres...

Francisco Ortiz dijo...

Magnífica la rapidez con que sucede todo y la creación del personaje narrador. Muchas veces pienso que cuando alguien logra contar una historia en poco espacio ha triunfado: el exceso de palabras y de páginas sólo es relleno la mayoría de las veces.

Anónimo dijo...

"Lo que no queremos saber de nosotros mismos, acaba llegando alguna vez como si fuera el destino..." en el fondo en el corazón de esta mujer había un gran deseo de sufrir. Su "excesiva ambición" en esa relación hizo que ella misma se creara su propio refugio para el fracaso...
Me pregunto si este fracaso llegó a manchar la sinceridad de su intento...
Me gusta mucho cómo escribes Raúl...
Un beso,

Mavi

Tarántula dijo...

Un maravilloso relato, fantástico.

Laura Z dijo...

Algunas herencias no son tan agradables como una mansion o millones de dolares, pero me resisto a creer que estemos obligados a siempre aceptarlas. Que buen estilo!

Que agradable sorpresa que lea mis lineas. Espero encontrarmelo seguido.

Mixha dijo...

Raúl, esta historia me parecio muy certera. Esa sensación de saciedad dentro de una familia estigmatizada por el abandono y la soledad. Me gusto eso "del pasado imperfecto" buena frase muy atinada para el texto. El punto de vista excelente como uno no espera el final hasta que llega. Finalmente se da el círculo y todo vuelve a sus cauce: madre e hija cumpliendo ese pasado estigmatizado. Me encantó, un beso

Saya dijo...

Una historia que se repite con mucha frecuencia, pero en la vida real.

Aire dijo...

hola..ola de.:)
Que historia más triste,aunque casi te diría que me enfada. La idea de un destino,la idea de que algo no tenga remedio me enerva y es posible que me miedo. Quizá porque abre una minúscula posibilidad de que en mi vida pueda haber algo escrito. Por fortuna suelo olvidar pronto esa sensación abriendo los ojos y observando todo lo que puedo cambiar.
Un beso azul.
Aire

MARC dijo...

A una amiga le pasó lo mismo pero sin embarazo,... Las venenosas palabras de su padre: "No tardarás en volver" la ayudaron a luchar día a día y a levantar su propia empresa para, enfrentándose a su destino, no tener que volver a enfrentarse al yugo paterno.

augusto salazar dijo...

delicado pero interesante....! muy buena trama lo admito!!! hey si t atrves date una vuelta por mi blog..a nda trata de sorprenderte.. se q me falta para tu estilo pero en fin... intentemoslo...

Anónimo dijo...

Hola, soy nueva por aqui..y feliz de haber descubierto este blog (mil veces más interesante que ver tv).
Creo que esta história es una "cronica de un final anunciado". Y parece ser que ese final que se adivina tan facilmente desde "la barrera", cuando somos la/el protagonista, tenemos la venda en los ojos más gruesa del mundo.
Y, aunque queramos engañarnos, los patrones heredados siempre marcarán nuestras vidas.

Encantada y hasta pronto!

Miriam

Lord_of_illusion dijo...

Bueno antes que nada empezemos por un buen principio aunque se escuche mal al redundar, un gusto conocer tu blog Raul, y que decir que me he bebido de un sorbo tus primeros relatos, me ha servido para alimentar esta hambre que el alma en insomnia me provoca, la de la lectura...
ha sido grato encontrar y viajar de parpados despiertos por tus letras
recibe cordiales ssaludos desde mis fronteras
el lord alex

Annabel M. Z. dijo...

Que lastimica de historia. La profecía de la madre ceniza ¿tiene que cumplirse? Lo del vaso de whisky me descoloca, porque pensé en la España de los años 60, por ejemplo.
¿La madre se muere de soledad? será que se ha mordido la lengua y se ha envenenado. XD

mi electrolove dijo...

Me encanto...! Casi puedo imaginarla esperando el tren sentada pensando sola..!

Francisco Machuca dijo...

Iluminas los recodos más oscuros de la condición humana.Haces de lo antipoético la poesía más sutíl.Tu lirismo revestido de un precioso barroquismo.Eres el minero de todos los icebergs más profundos del alma.