jueves, 14 de mayo de 2009

Donde viven las palomas

Terry ha vuelto a subir a la azotea. Le encanta. Allí arriba,...
* Este relato se hubiera podido titular "El sitio de (su) recreo". Descanse en Paz, A.V.
On the Waterfront.- 1954.- Elia Kazan

79 comentarios:

Alma dijo...

Hoy guardaré silencio no porque me lo imponga ninguna ley sino para honrar a quien nos hizo cantar.

Beso, vuelvo mañana para hablar de tu texto

HYDRO dijo...

Todos necesitamos un lugar donde soñar.Me encanta la forma que lo expresas.Un saludo.

Josep dijo...

Pobre Terry, jugando a ser lo que no quiere ser. Puede que con Edie consiga la paz que busca, puede que no. Las cosas de esta vida, nunca son tan sencillas.
Muy sugerente evocación de esa dolorosa dicotomía.

Saludos.

mia dijo...

Tu alta calidad de escritura

siempre me atrae y deslumbra

Desde la tristeza,mis besos

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

me has hecho suspirar...y hoy, te aseguro que no era nada fácil... que bien se siente entrar acá y leerte.
besitos.

Herman dijo...

Tus textos son deliciosas invitaciones a contemplar la película en que se basan. Porque te dejan con hambre, con ganas de seguir instalado en esa atmósfera, en ese mundo ficticio.

MarivipSuperstar dijo...

Hoy todos hemos tenido un recuerdo inevitable para el sitio de (su)(nuestro)mi recreo.

Terry es como un palomo al que hay que domesticar, y solo Edie sabe como hacerlo dejar volar para siempre regresar.

Ayer fue un día triste para la música que nos abriga el corazón.

Beso.

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Me gusto pensar, luego de leer, en un Futuro Terry viviendo a raz de suelo... y una Edie acompañándolo, sabiendo q el fue capaz de cambiar su infinita seguridad, su mundo por caminar junto a ella sin la necesidad de decir nada...

Grettel J. Singer dijo...

fabuloso texto. es imperativo tener un lugar especial, secreto, que nadie conozca.
gran perdida la de esta semana.
besos

Wuigi dijo...

"...al cobijo de un cielo roto por el humo de las acererías..."

A veces seria bueno estar cobijado por un cielo, cualquier cielo, pero sentirse cobijado.

Bello escrito, buen Raul. Bello.

-L.

http://diariomalnacido.blogspot.com

Juanjo dijo...

También se podría haber titulado "El chico de ayer", o del ayer.
Qué mal nos trata el tiempo a veces.

Camy dijo...

Recuerdo perfectamente la peli y a través de tu escritura he respirado el humo de las acerías y oído a la sirenas, la mirada dulce de Edie y el gris que les rodea. Comprendo la necesidad de subir a la azotea. Todos subimos de vez en cuando a respirar y a soñar nuestros sueños.
un beso

Borrasca dijo...

Todos necesitamos ternura, sea en la azotea haciendo volar a las palomas o agarrados de su mano...

Besos borrascosos

Camille Stein dijo...

barcos y palomas que son refugio para un alma solitaria y atormentada, bella hasta la final extenuación... desafiar las palabras que rompan la ley inapelable del silencio

excelente escrito, Raúl

Anónimo dijo...

Todos necesitamos un refugio de vez en cuando donde curarnos las heridas que el mundo (a veces podrido) nos ocasiona. Brando, el genial Brando, lo necesitaba para no enfrentarse a su verdadero yo.
Que brevedad y que delicadeza en tus palabras.

pd: Que descanse en paz Antonio Vega.

María.

Juanjo dijo...

Yo creo que a ti te gusta el azul, pero combinado con el grana, jajaja (felicidades).

manuespada dijo...

Tu relato me ha recordado mucho a la película Birdy, que le dieron el gran premio del Jurado en Cannes. Trata sobre un chico obsesionado con volar, y cuando vuelve de la guerra de Vietnam regresa convencido de que es un pájaro. Te la recomiendo.

Sinuosa dijo...

"...Cada vez que desciende, por ejemplo, a Terry se le mueren los sueños antes de nacer..."

Me encantó esta frase. Qué actorazo (vi la peli).
Y qué escritorazo...
Como siempre, un placer.

Belén dijo...

Lo malo es que Edie no encontró a Terry... y se alimentó de droga...

Besicos

malena dijo...

Muy bueno como siempre. un saludo

Lala dijo...

Siempre he pensado que por muy dura que sea una persona, por muy bestia, por muy mala, en el fondo siempre se esconden sueños y la ternura de un corazón humano.
A veces nadie consigue sacar eso fuera, pero otras, muchas, hay una Edie que ayuda.
Benditas las Edies, no?



Un beso


Lala


P.D. A mi es que me queda muy ayer "la chica de ayer", pero esa canción, "el sitio de mi recreo", ya la he conocido y es preciosa.

AdR dijo...

Un homenaje en su justa medida.

Abrazos.
P.D.: Yo quiero una Edie en mi vida.

Hank dijo...

A veces -se me ocurre- a uno que bebe mucho y se excede a menudo porque no le gusta el sentido de la existencia en sí, le entran ganas de matar a Edie para que no le pase nunca nada malo.

Es algo tan cruel y tierno que no es fácil de soportar.

Un saludo, Raúl.

Eusebia Florestán dijo...

Nunca tarde. Por suerte, los desamores no tienen el poder de clausurar espectáculos de por vida.
Saludos y gracias por visitar la buhardilla.
Eusebia.

BEATRIZ dijo...

Raúl,

Me encantan las azoteas, siempre sueño un cuarto allá cerca de las estrellas...pero andar por las calles me hace sentir parte de la realidad.
No importa cual momento elijas, cual paisaje o personaje, tus relatos tienen un tono reflexivo que deja al lector con la necesidad de seguir leyendo.

Volveré Raúl

Un abrazo

Flor de Cactus dijo...

La ley del silencio, es la película que rodó Kazan para justificar su postura ante la caza de brujas que protagonizó el senado McCarthy. Lástima que un director tan brillante cayera tan bajo. La secuencia a que haces referencia es en sí misma maravillosa. Te felicito por la entrada.

Un saludo.

Alma dijo...

Hoy te traigo dos curiosidades.

¿Sabes que dice el epitafio en la tumba de Marlon Brando?: "Otra vez protagonista de la ley del silencio".

Tu querido Aute siempre ha dicho que fue esta película la que le impulsó a escribir sus primeros poemas.

Dos curiosidades y dos buenas razones para volverla a ver, tres buenas razones si tenemos en cuenta tu relato, estupendo como siempre.

Besos

Dawn dijo...

Me encanta este rincón, es como una pequeña evasión, entre tantas palabras. ^^
Espero que disfrutes de esto:
http://www.youtube.com/watch?v=H4o8aw2ZOTI

Elena dijo...

O, como dicen las madres, o en su defecto las abuelas: "búscate una buena mujer a ver si sientas la cabeza"

Aire dijo...

Me siento como Terry, desde las azoteas.

Genial relato, un placer pasar por aquí!

Gracias por tropezarte con mi blog :)

diegodelmar dijo...

a mi tb m encanta subir a las azoteas...

salu2!

María Socorro Luis dijo...

Hermoso texto, lleno de poesía. Un gusto leerte.

Sub-UrBaNa dijo...

"Los pájaros que cruzan el Puente"

adoro los pájaros. Las palomas hablan cosas entretenidas cuando duermen y no se escuchan unas a otras. Sólo hablan.

Luiiigy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jazzed dijo...

Hola !!!

Así es estoy usando el sortilegio para ver si mi alma que esta siempre en busqueda se cruzaba por estos pasillos con algo interesante; la verdad no sé como llegue a tú blogg, pero ha sido un gusto.

Un abrazo

G.

Єѕтnoм dijo...

Esta vez él se ha dejado llevar.

Gran texto, como siempre.

Besos.

39escalones dijo...

Fenomenal relato (y dedicatoria), Raúl. De todos modos siempre he pensado que el personaje de la película que tiene un interés enorme es su hermano. Es decir, no tanto quien se rebela sino quien se somete y por qué. Abre infinitas posibilidades.
Lo dicho, estupendo.

Miguel Baquero dijo...

¡¡La ley del silencio!! La he adivinado yo solo, sin leer ningún comentario.

Aparte de esto, y como siempre, fenomenales esas palabras sobre los hombres duros de corazón tierno. Los que en verdad dan miedo son los hombres de palabras tiernas pero corazón insensible.

Naroa dijo...

Es una pasada cómo expresas los sentimientos , con qué precisión y exactitud .Felicidades por ese don .

ethan dijo...

A Terry le debían gustar las palomas por su libertad y por el color blanco que denota pureza y conciencia tranquila. Kazan intentó tranquilizar la suya con esta peli. No sé si lo consiguió, pero nos da igual porque en el intento realizó una obra maestra.
Saludos!

Susi.a dijo...

ternura contenida .

El Vez es lo mas ,lo mas rock ,lo mas glam ,lo mas Kitsch, animaros y te distraeras del mal trago de AV.

y la family hay que protegerla asi que mejor espantar alas moscas y moscardones, por si acaso

Jvr dijo...

El asfalto es duro, frio
Las personas indiferentes,
La rutina y el calendario dinámicos.
Y la vida un soplido,
Y subir a la azotea, reirse de todos,
Es el mayor logro de un hombre libre.


Me gustó tu texto.

Shikari dijo...

Un placer leerte, de verdad.
Aunque ha sido la primera vez que lo he hecho ten por seguro que habrá muchas más.
=)

lopillas dijo...

Nos transportas al onírico mundo de las alturas para luego tirarnos de cabeza al duro asfalto. Como sólo tu sabes.
Que los sueños no se nos mueran.

senses or nonsenses dijo...

en la azotea Terry libera palomas, sale a la calle, en la calle está Edie, y la ley del silencio que imponen los que mandan. a ras de suelo libera almas ...probablemente difusas.

un abrazo.

sombra dijo...

Todos tenemos un "sitio" donde hacer volar nuestros sueños, y ese es el que no deberíamos perder de vista...

Besos desde mi sitio
Sombra

Bárbara dijo...

Es tan necesaria la ternura como la fortaleza. Acaso sean lo mismo.
Bello, bello, sin peros.

Aventurer@ dijo...

Te habia perdido la pista Raul... bueno, ya te rescaté.

Terry se siente bien en la azotea porque le encantaria poder volar como esas palomas que observa, el también sueña para ser libre algún día...

Es todo un reto "domesticar" de forma sutil a este prototipo de hombre, tan duro y tierno a la vez.

Me encantó el relato...

El Viajero Solitario dijo...

Hay en la película París, Texas una secuencia en la que Travis, el protagonista, sube a un cartel publicitario, de esos que se ven desde la carretera, donde está trabajando su hermano. Pues bien, a lo que iba: resulta que, en un momento dado, mientras mira a lo lejos, Travis dice: “Qué pena, las cosas no se ven igual desde el suelo”.
Lo recordé de pronto al leer tu relato. Porque Travis, al igual que Terry, creo que también necesitaba mucha ternura si quería aprender a vivir a ras de suelo.
Estupenda sinopsis, nuevamente.

moreiras dijo...

Hermoso, muy hermoso. Removiendo las íntimas y secretas azoteas de todos nosotros.
Gracias por tu último comentario, un halago viniendo de ti.
...y Edie es todo ternura. (esa es la clave de todo el relato)
Saludos

Martín dijo...

Raul, muy bueno! Esos amores que logran cambiarle la vida a la gente. Impecable relato, como de costumbre! Saludos

Anónimo dijo...

No es fácil encontrar un blog amateur de literatura tan bueno. Enhorabuena.

Luis Alberto Ponce.

Vivian dijo...

Me alegra que traigas a tu espacio esta película, donde el lirismo intenta sobrevivir entre la mugre de la condición humana. Me alegra porque tú texto, desde la sensibilidad, recoge la sensibilidad de la película, y me alegra porque, como habrás podido comprobar en este tiempo, soy y seré una defensora de Kazan como director.
A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es de César, y Kazan fue un director de cine inmenso, y esta película es una obra maestra.

Arcángel Mirón dijo...

Se puede volar a ras del suelo.

Luis Santibáñez Miranda dijo...

Emocionante, en especial porque todos nosotros tenemos nuestras propias azoteas y odiamos regresar a ras del piso.
Gracias por el relato y ha sido un exquisito accidente encontrar tu blog.

Amaia dijo...

Volar a ras de suelo es la definición más exacta a la dedicatoria,más que exacta,sí fiel a esa tremenda realidad de Antonio Vega.Tu texto impecable chico.

Un abrazo!

C.Perez dijo...

bueno,muy bueno tu relato,
necesitaria q me ayudes soy nuevo,en blog
y qiero hacer algo a si cn la literaturam,
narrar cosas, etc,
muy bueno tu trabaj0o
saludos,

C.Perez dijo...

muy buenaa.

Nochesquenovolveran dijo...

bonito blog¡¡¡ volveré ;)

leo dijo...

Entro tarde a tu blog, hoy, que se nos ha ido otro poeta.
Como siempre, un buen relato Raúl.
Un saludo.

antonio dijo...

A tods los jilipollas que rieron su caballo rabioso, en su creacion rabiosa y esteril.
A todos los que no detuvieron su deterioro.
A todos, que bien lo sabe Alvaro,
que la pena os ahogue el alma lentamente.

Annabel M. Z. dijo...

La clave es la ternura, desde luego.

Buen día, Raúl.

Ahorrar en tus facturas dijo...

Hola, solamente decir... Guau, que clase, que forma de expresarse!

Un saludo!

Reyna isabel de li dijo...

Soy nueva en crear mi blog en blogger y he encontrado tu blog. Es bello todo lo que escribes tienes un gran talento desarrado. Desarrollar habilidades de lo que semos es expresar con el verdadero corazon, nos inspira nos guia y los lleva a lograr grandes milagros. Todo lo que hacemos no lo hacemos porque tengamos obligacion de crearlo, simplemente lo hacemos porque nos sentimos bien hacerlo. Podemos pasar horas y horas creando lo que nos apaciona hacer.

http://eltriunfoesunpacto.blogspot.com/ grandes milagros.

www.enfemenino.com/mi-espacio/bellanueva

Isabel Romana dijo...

Una película inolvidable. Y cuánto silencio impera todavía... Saludos cordiales.

arcademonio dijo...

...y desde entonces a la hora del recreo todos decidimos jugar en su patio...infinitos besos de bolsillo...gracias por ese fabuloso homenaje a uno de mis favoritos...

Mixha dijo...

Siempre es increíble leerte Raúl, tus historias siempre me dejan pensando miles de cosas y nuevas ideas. Puedo transfigurar tus palabras y visulizarlas, besoss

Alma dijo...

Hice esta página hace tiempo para felicitar y felicitarnos, pero hoy no me queda otra que traertela otra vez porque la ocasión lo requiere, porque nuestro Benedetti nos la regaló hace tiempo-

recordando a BenedettiBesos

MARC dijo...

Alma de cántaro con puños de acero

Serendipity dijo...

Todo un descubrimiento de lujo tu blog.Si me lo permites, voy a deleitarme en tus relatos y las fotos de esas películas que, cuando era niña, me hacían soñar.
Un beso.

max dijo...

La realidad nos abruma, en ocasiones necesitamos un puerto dónde refugiarnos, este relato está lleno de métaforas..
Todos debemos volver a la realidad porque es allí dónde esta lo peor y lo mejor de nuestras vidas, aunque necesitemos aislarnos en una azotea, en los ojos de otro, en un blog..volvemos.

Me sorprendió tu visita, gracias.

Tendré que volver a ver la peli..
:-)

Anónimo dijo...

Me da miedo la inmensidad donde nadie escuche mi voz.

Bolero dijo...

Hay personas q se destruyen, quiero pensar q A.V. fue como otro muy cercano a mi, era tan y tan sensible a mil emociones que no sabía que hacer con ellas

En el tejado de mi casa no hay palomas, abajo tampoco hay nadie esperando, pero no importa, hoy me has dejado pelin tristona, pero se pasa

Muakkkkkkkkkkkkkkkk

Francisco Machuca dijo...

Tengo costumbre,y no me preguntes el motivo,porque no lo se,de ver esta película sobre la madrugada,cuando está amaneciendo y las primeras alarmas del día promete lo que nunca se cumple.Lástima que no tenga un palomar en mi azotea.

Francisco Ortiz dijo...

Bueno: todos permaneceríamos en cualquier lugar antes de acercarnos al "herrumbroso muelle que hiere de hambre y mata de indignidad". Qué bien dicho.

Fran Lagos dijo...

Muy intersante me gusta muchos tus trabajos... interesante blog para tener en cuenta.

Enviame un mail para mantenernos en contaco aca te lo dejo:

fraan.mp@gmail.com

Mar dijo...

Muy muy bello, en serio

Elena dijo...

SORDOMUDO.

No es fácil ser Terry. Y Terry lo sabe. Sabe que nunca se le ha ofrecido la posibilidad de ser noble, ni fuerte, ni alguien. Sabe que no es sino el títere de lo que quieren hacer de él. Un vago. Un tipo de mala calaña, por apellidos. Sabe que cualquier sueño de cabellos dorados se asfixia en un camarote cargado de whisky irlandés. Sabe que no elige, ni cuenta, ni vale. Es por eso por lo que lleva la vida cargada a cuestas, y silente sobrelleva la culpa que porquesí alguien le asignó.
Es también por eso por lo que tiene miedo a que a ella, que no entiende, que es una chiquilla con todos los buenos sentimientos con los que nadie sobrevive en este sucio puerto, le hagan daño. Y no sabe lo que hacer cuando su cara de angel se inunda de una tristeza tan transparente como su mirada. Porque nada puede hacer. Porque no puede. Porque no sabe. Quizá cuando ya todo esté perdido, cuando el sabor metálico de la sangre llene su boca y su vida valga menos de nada, cuando haya bajado a los infiernos y le hayan despreciado por ello, quizá entonces, si es capaz de ponerse de pie, pueda tomar las riendas de su vida.

Chispita dijo...

Sos Genial!