jueves, 15 de enero de 2009

El hombre prodigioso

Es un hombre silencioso y apocado,...
A la salud de Alfredo y de su blog.
The thirty-nine Steps.- 1935.- Alfred Hitchcock

68 comentarios:

mia dijo...

Tremendo análisis casi radiológico

del alma de ese hombre,nos

muestras!

Muy recónditamente

me pregunto si no sufrirá

este hombre....

Estaba mal,pero tu escritura exquisita

siempre me libera

y me deleita.....

Gracias.............

...............besos

Lu. dijo...

Wow... en verdad interesante la forma en que explicas como un hombre llega a transformarce y no se da cuenta...

Hablas de un hombre que esta encerrado en una jaula de prejucios y vanidades, esperando nunca acabe su gloria... aunque todos sabemos que "Desnudos venimos a este mundo y Desnudos nos Volveremos a Marchar"... interesante... en verdad interesante.. Sige asip!!
:D
Lu.

Gladys Acha y Sergio Soler dijo...

Hola Raúl. Me gustó mucho tu página. Tanto que la linckee en mi blog que te dejo para que lo veas. http://aladelaberintosalado.blogspot.com.
Espero no te moleste y si no, te contactas conmigo y lo quito. Es muy bueno lo que escribes.

Levan dijo...

La vanidad, tan ciega, tan engreida, tan propia del alma del hombre.

Maria Soledad dijo...

excelente

Juanjo dijo...

Y es que Mae, por su apellido, parece tan lejana como el Oeste, tan lejana como los caballeros.

Belén dijo...

Y no solamente eso, es de mala educación preguntar la edad (y el peso) de una mujer...

Besicos

P.D Me queda mucho por hacer, aún me miro a veces a mi espejo y me veo horrible...

Días de lluvia dijo...

muy interesante, de verdad que si. La transformación de un hombre que no se da cuenta de ello. Sigue escribiendo, que es muy bueno lo que haces.

Gracias x tus ánimos, por ahora seguiré publicando.

Anónimo dijo...

Y a mi cita de los jueves acudo sin faltar.
Toca peli y como viene siendo costumbre en mí, no tengo ni idea de cuál se trata. Estoy de lo más verde en cine clásico, pero tengo que admitir, que desde que te leo, he visto varias de las que has recomendado através de estos textos tuyos tan literarios y tan cinematográficos al mismo tiempo.
Abrazos de jueves.

María.

39escalones dijo...

- ¿Cuándo ganó la copa el Chelsea?

- El Chelsea no ha ganado una copa en su vida (1935, eso sí).

Muchas gracias, compañero de escalera.
Un abrazo.

izkierdi dijo...

Una vez más increible. Ando totalmente hechizado de tus palabras. Gracias.

HYDRO dijo...

Espero que me perdones por lo que te voy a decir. Pero es para que tu escritura sea más fluída.No rebusques en palabras supercomplicadas, hazlo más sencillo,muchos te lo agradeceran.Por lo demás,tu manera de explicar las cosas excelente.Un abrazo.

Aaron dijo...

No se la edad, no soy un hombre prodigioso, aunque tampoco se si llego a ser hombre...Lo que sé, que algún prestidigitador surrealista la convirtió en su mundo, un apartamento.

Arcángel Mirón dijo...

El final es aún más fabuloso que el texto entero.

La película: no sé (para variar). Me pareció una extraña mezcla de El ilusionista y Una mente brillante, pero ya sé que no, que es de mucho antes.

manuespada dijo...

Al principio pensé que estabas hablando de Hitler. Buena radiografía del personaje, tiene sustancia.

Vivian dijo...

Curiosamente, ésta fue una de las últimas que vi del maestro del suspense, y es una de las que más me ha fascinado, la estética de cine mudo en contraste con unos personajes que tienen voz, fascinante (valga la redundancia)
Me gustó especialmente esta entrada, y tu capacidad para extraer la esencia sin desvelar la clave a quienes no la vieron.

Un beso

Penélope dijo...

Qué casualidad! Mientras leía también pensé en Hitler, no sé por qué...
Pero después vi tu agradecimiento a Alfredo, jeje!

A ver, una mente prodigiosa no es sinónimo de una mente sana. Es por eso que ese mismo prodigio mental convierte a un hombre que podría ser normal y medianamente feliz, como todos, en un monstruo infeliz y desgraciado.
La mente prodigiosa malinterpretada, mal traida, mal usada, lleva una vida a la ruina.
Eso me ha llegado al leerte.


Un besito


P

ALMA dijo...

Aquí en mi lecho de dolor (metaforicamente hablando) no puedo resistirme a comentarte, en esta película mas que en ninguna de las demás, no por que este mejor descrita, narrada o relatada desde tu punto de vista (sería imposible que no lo hicieras bien, que lo hicieras magnificamente), no puedo resistirme a venir por que si alguien se fija en la ficha técnica de la película (cosa que poco hacen) verá que los guionistas de la misma son Charles Bennett y Alma Reville, y ya sabes porque Mi nombre es Alma. Que poco se dice de esa mujer y cuanto fue en la vida del sin duda gran Alfred Hitchock.

39 besos, y lo siento, no pienso subir los 39 escalones, me han prohibido hacer esfuerzos excesivos

Pablo dijo...

que bien escribes jodio
tambien pense por un momento en Adolfo pero sedpues al ver la fotografia supe cual era la pelicula.
me encanta venir a leerte. aprendo mucho de tu forma de escribir.

Camy dijo...

Ese hombre apocado y silencioso, mediocre en su porte, puede ser cualquier hombre. Es dual como casi todo el mundo, presuntuoso y apocado a la vez. Seguro de que una parte de ese personaje es parte del propio A.H.
Te diré la salvajada de que la peli no me importa, me interesa ahora, cómo muestras tú la esencia de la misma, con las libertades que tienes y con el vocabulario que empleas.
Imagino a Mae West contoneándose y dejando al borrachín tragándose su inconveniencia.

Hasta la próxima, un beso

iliamehoy dijo...

de la peli, es que ni idea; por lo tanto no puedo opinar, pero si sentir; como siempre, un viaje interior acompañada de tus palabras.Me quedo jugando con "impostada solvencia".
Un abrazo solvente y envolvente.

Txell Sales dijo...

No sé de qué película se trata pero seguro que el protagonista no reaccionaría si ella le dijera "¿Tienes una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme?"

Anónimo dijo...

Pues este es en realidad el sino del alma humana,la eterna cantinela del ser superior.Muy bueno, siempre a la altura.
Saludos!

Gcc.

Tesa dijo...

Ays... qué complicado tratar a veces con los tíos inteligentes. Tanta vuelta al coco, que hasta se echan a perder.

:)

Bárbara dijo...

Qué bien descrito. Sabe guardar un secreto de guerra y mejor aún, sabe guardar un secreto de mujer. Sí, es un caballero.

alkerme dijo...

No me gusta demasiado este personaje aunque verdaderamente se muestra inteligente y chistoso...

Besos

Juan José López JARILLO dijo...

Observo que usas ...sandalias.OK

Saludos

Flor de Cactus dijo...

39 escalones no es una obra maestra, al menos para mí. No es tampoco una de las mejores películas del genio, no creo que esté a la altura de Rebeca, La soga, La ventana indiscreta, Psicosis, etc. Pero desde luego, está tocada con la varita mágica de Hitchcock y eso se nota a la legua. Recomendable para pasar un buen rato, 85 minutos de acción, intriga, comedia, thriller y amor.

Saludos.

Josep dijo...

¡Uau! ¡Que maravilla de introducción!

Hace tiempo que no subo esa escalera, que tengo justo ahí al lado, porque temía enfrentar mis sensaciones con la mirada del homenajeado, pero aún comprobando que pueden ser dos los airados, ese texto tuyo me ha dado una comezón terrible y no creo me pueda resistir...

Saludos.

El Viajero Solitario dijo...

Sí, también yo he pensado, mientras leía el texto, en ciertos líderes engreídos con bigote, antes de subir al escenario para ofrecer un mitin ante una audiencia entregada de antemano a su discurso hueco.
Es una lástima que, en la realidad, ningún borracho se atreva a formular idéntica pregunta a los líderes con bigote.
Muy atinada la descripción del personaje, Raúl.

Mita dijo...

Todo en él me resulta triste, burlesco y doloroso.
Pero, no sé si percibo bien las cosas.
Besotes

ethan dijo...

De esta cinta me gustan dos escenas casi surrealistas: la secuencia en el interior del tren con los representantes de ropa interior femenina; y la de esa especie de congreso de andar por casa en la que el protagonista se convierte en conferenciante improvisado.
Hitchcok debía tener miedo al público(como el terror a la policía y otras fobias más), a ese que espera que digas una genialidad o que caigas en el ridículo más espantoso. Esa audiencia amenazante y crítica que asiste a un concierto, una conferencia, un teatro o un espectáculo; un denominador común en varias de sus mejores películas. Un público que pregunta cosas como: ¿Dígame qué edad tiene Mae West?

Saludos!

Anónimo dijo...

De no ser por la fotografía de Mr. Memory, no hubiera reconocido la película.
Le has dado la vuelta a la historia como si de un calcetín se tratase. Es interesante ver como enfocas el protagonismo del cuento, sobre quien en la película no es más que un instrumento.

Marcos

entrenomadas dijo...

No hay mayor enemigo que uno mismo, nadie más esclavo que uno mismo. Se puede ser el tipo que describes de forma magistral o todo lo contrario. O las dos cosas al mismo tiempo. Puedes difuminarte en mil almas y volver luego al laberinto.

Buenísimo, Rául.


Bacci y AUGURI!!!


Marta

Sonia Betancort dijo...

Muy buen texto, sí, inteligente y desafiante. un abrazo

Elèna Casero dijo...

Hay tantos hombres y mujeres así, apocados, acomplejados y peligrosos.

Menos mal que tu escritura los convierte en seres casi humanos.

Un beso

Ayshane dijo...

Mucho tiempo sin venir por aquí y descubro que sigues escribiendo igual de bien o mejor que antes...

Besitos grandotes...

Rai i Mari dijo...

Te encontré el otro día por casualidad y ya estoy enganchada a a tus historias y a tu magia. Mientras leía iba imaginando... pero no veía una edad en el hombre prodigioso, quizás no cumpla años... quizás este noble y aislado caballero viva su vida fuera de los convencionalismos de los mortales y evite cumplir años. Puede que se dedique a cultivar su mente, a engrandecer su ego sin importarle en qué dia se encuentra, puede que viva el presente...

Svor dijo...

la guerra ya ha nacido con el demonio cuando se lo quitas se convierte en desolacion aunque muchos lo llamen paz.

Sebastian D. Longhi dijo...

Hola. Realmente me encuentro azorado; una escrittura al estilo Dostoievski me llena de estupor y opacidad. Espero seguir leyendo tu obra, y me atrevo a categorizarla de existencial.
Al igual que vos y Julio Verne soy abogado.
Espero reciprocidad en mi blog:
primeroelderecho.blogspot.com

el marido de la portera dijo...

Quiero con este post, expresar mi admiración por lo que escribes. He leído varios relatos y volveré a seguir con los otros. Se agradece que existan blogs como el tuyo.

Un saludo.

Oscar Alonso dijo...

Magnífico, como siempre.

Srta.Marta dijo...

Hola
contestando a tu comentario en nuestro blog, decirte que el hecho de que no se dejen comentarios en un blog, no quiere decir que no se lea, y el tuyo, que yo descubrí hace poco, me gusta, por eso lo he puesto en mi lista de "seguidos"... :)

Josué Ramón Ascencio dijo...

Pues espero encontrarlo algun dia para analizarlo mas a fondo, se me hace muy interesante de tener un secreto relacionada con una posible guerra, que sera???

Diana dijo...

¡Qué grande!
Ya veo que tus historias son muy interesantes.

Seguiré visitándote.

Saludos.

Nikté dijo...

¡Señor de mis entretelas!
¡Qué perfil has hecho del personaje! Me dejas anonada y todo.

Ays, este Raúl, que me trae loca y ahora no te ruborices, que no te va.

Y pensar que me llegué enamorar de un tipo muy pero que muy parecido a este, solo que no se dedicaba al espectáculo.

Te beso mucho

Blanca Vázquez dijo...

Hace poco días que he visto esta de Hitchcock en video, interesante comienzo, y película. Que necesario es que revisimos clásicos que son una maestría para entender el cine actual. Como no te voy a colocar en mis críticas si tu opinión me parecía interesante con respecto a la infomración de una película uqe está en cartelera? Pues claro.

Los criticones dijo...

Hasta la última frase creí que se trataba de Obama o algo así.

En fin, de lo más inquietante como siempre. Muy bien.

ARM

BB dijo...

Pienso que lo de la edad de Mae
West, era una zancadilla, para que
dijera 39 y así Mr. Memory, con
su mente condicionada, soltara
de manera compulsiva, los secretos
que almacenaba su mente prodigiosa.
Lo que sí sucedió en la película,
y por ello es asesinado, no sin
antes revelar toda la información.
Pero, tu forma de enfocarlo y de
narrarlo, es estupenda. Le das
otro giro a la personalidad de
éste hombre prodigioso, encerrado
en sí mismo.
Siempre es un deleite leerte.
BB

Herman dijo...

Buen retrato y excelente prosa.

Elena dijo...

La inteligencia y la vanidad no hacen buena pareja. Es un cóctel explosivo que ahuyenta a todos, porque el portador se transforma en un auténtico pedante.

Saludos

Aire dijo...

Hola..ola nocturna..La genialidad y la distinción de un hombre,le convierte en una isla que nadie sabe apreciar..Me duermo..Vengo en otro momento..Bona Nit..Aire

ALMA dijo...

El hombre (la mujer) realmente inteligente nunca es esclavo de su propia vanidad, simplemente la reconoce y la mantiene sujeta por mor de su caballerosidad.

Toma frase que me he inventado releyendo tu texto, si es que me inspiras xiquet.

Miguel Baquero dijo...

Tremenda esta frase: "Es un hombre sin amigos, asiduo de espacios íntimos, y de refugios de papel y tinta impresa". Bueno, y todo lo demás. Enhorabuena

Marta Arrufat dijo...

Pobre de aquel que de vez en cuando no trata con la mediocridad.. siempre estará solo.

arcademonio dijo...

...el silencio de la sabiduria...la elegancia de la edad...sublimes tus letras...infinitos besos de bolsillo ...

Anónimo dijo...

O a mi se me ha olvidado el argumento, que no creo, o te has sacado de la manga una historia que para nada sale en la película de Hitchcock. Lo que tiene mucho mérito.
Tu cuento es la leche y un nuevo éxito, si miramos el número de comentarios.

Tom

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Mr Memory, un gran personaje para una gran película.

Estupendo homenaje a Alfred Hitchcock y al amigo Alfredo y su blog!!

Saludos

Susi.a dijo...

que poeta.
Gracias por descubrirme.
Lo mio no son las palabras son las imagenes.

saludos

Sendieva dijo...

Bueno si eso es tener mente prodigiosa... casi que no la quiero, me quedo mejor con la nobleza, la alegría, el deseo, todo lo que me haga sentir normal, pero sentir ante todo.

Muchos besos Raúl ¿todo bien?

Tamaruca dijo...

Y el borrachín, que no entiende de elegancia, se va a su casa tan contento creyendo haber pillado al hombre prodigio en un renuncio...

Besos :)

Maria Coca dijo...

Qué buena descripción interior! Vemos a este hombre con tus palabras. Enhorabuena.

Francisco Ortiz dijo...

Tienes un estilo definido y de calidad, susurrante, maleable, que engancha. Y este final, aparentemente fácil, no lo es ni mucho menos. Vaya para ti la valoración más alta.

leo dijo...

Me uno a la opinión expresada más arriba:
"Qué bien escribes, jodío".
Bravo.

Francisco Machuca dijo...

La memoria es un peso,no para quien la tiene,sino para quienes no le interesa.Luego vino Kafka y nos dijo a todos y para siempre que ya estábamos viviendo en un mundo sin memoria.
Brindo por la salud de Alfredo y de cuyos 39escalones se sube sin ascensor,paso a paso y con sumo placer.

En mi adolescencia leí a John Bucham y soñé que me disfrazaba de lechero,pero sin saber muy bien si era más bien para huir o para adentrarme en una nueva aventura.
Excelente relato,amigo.

maga dijo...

Me alegra encontrar en mi primera incursion este, hasta ahora desconocido, mundo de los blogs,a personas con esa magia de convertir la palabra en imagenes tan frescas y sinceras como lo logra usted.
excelente...

Mixha dijo...

Es buen retrato de alguien, bien definido y expresivo, muy bueno, besos

Shandée Urzúa dijo...

Me parece muy interesante tu forma de pensar y de analizar las cosas....felicidades!!!