viernes, 25 de julio de 2008

... Una cosita

Pepe divierte...

40 comentarios:

Juan 43 dijo...

Vaya suerte de vecindario.
Toma el viejo cassette, ponle pilas, baja a comprarlas si no tienes so vago, y esfuérzate en que no se te escape ninguna de sus palabras.
De un viejo charlatán loco y a punto de morir no hay que desperdiciar ni una coma.

Abrazos, celosón.

¡ Salud !

Belén dijo...

Pues espero que todos disfruteis de vuestro amigo...;)

Besicos

Juanjo dijo...

Más de 10 años trabajando en la obra, y todavía no he conocido poetas ni eruditos. Algún cantante frustrado, sí.
Y tú, en poco tiempo, nos presentas electricistas, albañiles, y quien sabe qué otros oficios tendrás aguardando, con ganas de enseñarnos que plumas y paletas no están reñidos.

El micro, encantador, como siempre.

Enrique Páez dijo...

MIcrocuentos pulidos como encajes de bolillo. Me sorprende la intensidad y diversidad. Felicidades.

Anónimo dijo...

No sabes cuánto me gusta tu barrio!!!

María.

Anónimo dijo...

Y tu baner....

María.

Elèna Casero dijo...

Hoy te has superado. Lo he leído tres veces despacito para no perderme ni una coma. Una buena mixtura.

Y el banner ¿se llama así, verdad?
Es que era guapísima.....


Un beso.

Ya acabo la lectura, me quedan menos de 10 páginas. Lo tengo en el cajón de la mesa de la oficina y me queman las manos para evitar cogerlo.

entrenomadas dijo...

Excelente!
Has construido una historia solida en tan pocas lineas y eso es tan, tan difícil.


Bewsa, beso en maltés,

M

Francisco Machuca dijo...

Mi querido amigo,tus post son la punta de un gran iceberg en donde tus lectores deben poner buena parte de su propia cosecha.Particularmente me hacen pensar y recordar.Este post,por ejemplo.Dijo una vez Cela que cada día que pasa es mayor el número de quienes hablan de lo que ignoran;es una de las servidumbres de la democracia.
Es terrible encontrar cada vez más a individuos que juegan en un terreno que no le son nada propicios.Ya nos lo advirtió Josep Pla que no hay que confundir a los intelectuales con la inteligencia.Por otra parte,lo has leído todo,pero ellos han leído un libro que tú habrías debido leer, y les da una superioridad que anula todas tus lecturas.Cuanto menos se lee,más daño hace lo que se lee.Hay que joderse,porque no les puedes decir,porque tampoco van a entender que los buenos libros hacen más ingenuos a los ingenuos,más inteligentes a los inteligentes, y los otros,varios millones,permanecen inmutables.
Evidentemente no es el caso del pobre Paco,pero ya te digo;tus post me hacen recorrer por un amplio retablo de mis propias vivencias.

Un fuerte abrazo.

Ayshane dijo...

Me ha encantado leerte... hay que disfrutar cada momento o no seríamos nada ...

besitos....

Elena dijo...

En primer lugar, gracias por visitar mi blog, donde siempre serás bienvenido. He estado dando una vuelta por el tuyo, y he quedado cautivada por algunos de tus posts. Este último me parece de una gran belleza. Enhorabuena por este espacio, es muy muy original.

Saludos

Juan 43 dijo...

Desde que vi este banner no me lo quito de la cabeza. Y no puedo reprimirme el decirte que estaría bien que lo dejaras puesto por una buena temporada.
Me parece de una sencillez a la par que brillantez dificilmente superable.
Apuesta por el como banner fijo.
Un abrazo, y no olvides que esto es sólo una opinión.

¡ Salud !

Arcángel Mirón dijo...

Ufa, yo me había entusiasmado con Doce hombres en pugna. Vine acá pensando "ésta también la voy a sacar".
Y nadinas.

:)

El Viajero Solitario dijo...

Los vecinos deberían convocar una reunión de comunidad y reunir las palabras recogidas; luego, como si armaran un puzzle, tratarían de ordenarlas; por último, si llegaran al final, compararían la frase que han formado con la de Pepe (a quien no comunicarían la reunión hasta entonces) y comentarían las diferencias, y buscarían quién se equivocó y propició que la frase no fuera idéntica, y probablemente reirían.

Un micro delicioso, de los mejores que te he leído.

ALMA dijo...

Obsesionarse con algo, aún cuando sea descubrir o manifestar la verdadera pasión de Puccini en lugar quizás de cuantos goles va a marcar el Barça la proxima liga, casa dificilmente con la vida cotidiana porque las obsesiones son tan íntimas que cuando como Pepe las palabras se le escapan de la boca, unos se rien indulgentes y otras lloran resignadas.

Yo tengo una obsesión, solo una quizás, y es venir a verte, leerte, sentirte y atrapar contigo las palabras que a tí tambien se te escapan de una manera tan fulgurante que atraviesan desde tu pantalla a la mía y en este momento me las estoy comiendo a través del caliente cristal liquido.

Un besazo

Arcángel Mirón dijo...

Ah!! Jajajaja... peor para mí!!

:)

Tesa dijo...

Estoy con Juanjo, los albañiles que yo conozco están hechos de otra pasta. Algún pseudofilósofo he creido ver en alguno, pero eso, como en cualquier gremio.

Raquel Fernández dijo...

Qué buen texto. Me gustó este Pepe. Y es sabido que los maridos divierten a todo el mundo menos a su mujer.
Un beso grande.

Blanca Vázquez dijo...

No se si hay albañiles tan eruditos. Tus microcuentos son deliciosos de leer. Y por lo de Mankell, ya verás, no te arrepentiras.

Elena dijo...

Trabajé yo cierta vez con un físico, ingeniero industrial, licenciado en filología árabe, anglo, germano e hispano parlante y con tres años de medicina a sus espaldas. Peón era. Eso sí, cualquier desavenencia que acontecía - bastante frecuentes, por otra parte - le era consultada, ya fuera por cualquier compañero como por el mismísimo gerente.
Algún día te hablaré de él. Un personaje de lo más curioso.

Sendieva dijo...

A mi me gustaba esa mirada.. pero bueno esta no esta mal tampoco

Yo opino lo mismo de juntar todas las palabras, para no perder la esencia... importante

Eva María

Sotto Voce dijo...

Y por qué un albañil no puede ser erudito? Porque no tiene un título ni unos masters? Porque no posee la pinta adecuada?
Eso sólo son prejuicios! Siempre cometemos el error de encasquetar etiquetas a los demás dependiendo tan sólo de la apariencia, o presuponiendo, que es peor.
A mi me encanta el albañil este, erudito perdido, qué narices!

Y el banner, muy glamuroso, sí señor, pero prefiero el de Nicholson, o el del Padrino, ya ves que soy poco barbie, o poco elegante, jajajajajuas! Pero no debes juzgarme por las apariencias, eh?


Un besote!


SV

Camille Stein dijo...

la erudición puede tener muchos oficios, incluido el de albañil

... ojalá yo viviera en un barrio donde las palabras se me colaran por rendijas de puertas y ventanas

... ojalá que el día de la muerte de Pepe esté mucho más lejano de lo que él mismo supone

un abrazo

Anónimo dijo...

¡¡¡EXCEPCIONAL microrelato!!!.
Sí señor.

Tom.

Magnolia de Acero dijo...

Me intriga, sobre todo, la historia de Concha, de la cual no se dice nada y seguro que tiene mucho que contar, porque creo que nadie le escucha...

Concha cuida de Pepe y en su esfuerzo cotidiano aguanta la palabrería musical y danzarina de su marido. Conjuga sentimientos, esta muy cansada, pero sobre todo, enamorada. Y es que Pepe es una persona excepcional.

Un saludo (y gracias por participar en mi encuesta).

gorocca dijo...

Eres tú?Mmmmmmm,no tengo palabras!Un beso.Gcc

ALMA dijo...

Poesía para hoy:
EL OFICIO DEL POETA
Contemplar las palabras
sobre el papel escritas,
medirlas, sopesar
su cuerpo en el conjunto
del poema, y después,
igual que un artesano,
separarse a mirar
cómo la luz emerge
de la sutil textura
.
Así es el viejo oficio
del poeta, que comienza
en la idea, en el soplo
sobre el polvo infinito
de la memoria, sobre
la experiencia vivida,
la historia, los deseos,
las pasiones del hombre.
La materia del canto
nos lo ha ofrecido el pueblo
con su voz. Devolvamos
las palabras reunidas
a su auténtico dueño.

José Agustín Goytisolo


Besos, poeta

Rayuela dijo...

Me ha encantado la escena de las palabras traviesas colándose por las rendijas de las casas. Cada palabra, una vida, un pensamiento, siempre diferente cada vez, en cada oído y en cada ojo. Y con las palabras, nos colamos nosotros en los demás, jugando a adivinar lo que piensan, lo que no dicen y las piezas que mueven.

Devoradores de vidas.

Benjuí dijo...

Hoy se ha colado en mi casa una historia preciosa, apacible y refrescante, escrita con las palabras que otro ha sabido atrapar.

A partir de ahora, siempre que me asome a la plaza en la que vivo escucharé con más atención.

M.I. dijo...

Me halaga el comentario que deja usted en mi espacio cinefilo, y le indico que "la de veces...." se debe a lo muy ocupada que estoy por mi proxima maternidad ;)

Aire dijo...

Hola, ola de mar...

Quien sabe, igual con la música trazaba caminos que llevaban a grandes tesoros y en su música vivían las más grandes montañas...
Un beso o dos
Aire

Blanca Vázquez dijo...

Lees muy deprisa, así no te llegan los libros ya publicados!. Has definido muy bien a Wallander, eso es, su imperfección, su humanismo y dudas es lo que me gusta de él. En realidad cualquiera podría ser él. Gracias por compartirlo.

Pat Rizia dijo...

Gracias por estar al otro lado, animando tanto. Me da una envidia tremenda lo bonito que tienes tu blog. Un abrazo, Patro.

Juan 43 dijo...

Buen verano niño.
Y a ver si nos vemos, leche...

( Sonrío. Sonríes )

¡ Salud !

manuespada dijo...

Una vez conocí a un fontanero erudito, decía cosas tipo "inclusive" y tal. Muy entrañable ese afán de superación. Un saludo.

Manu

Lui B. dijo...

Siempre buscamos historias en nuestra "mente" cuando solo tenemos que mirar a nuestro alrededor..
Sin duda las más interesantes...
Un placer leerte.
Un saludo¡

mia dijo...

precioso espacio

lleno de sitios

más que claros,

hondos y cercanos!

Besos

bardinda dijo...

No me importaría vivir en un barrio como ese. Parece acogedor.

Un saludo

AdR dijo...

A mí se me ha enredado en los dedos la palabra desencajado, es un lío de letras que no sé olvidar.

Qué original eres.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Sigues bordando con palabras. Siempre un lujo leerte.
Te dejo un beso muy especial y feliz por poder volver.
Gloria