lunes, 30 de junio de 2008

Gelato

Por entre los pasillos engolados,...
Roman Holiday. 1953. William Wyler

45 comentarios:

ALMA dijo...

Nunca Roma se vió tan hermosa ni la ví tan hermosa cuando fuí de vacaciones.

Un beso

P.D. es tarde y se me cierran los ojos, mañana vuelvo, que gusto leerte, hoy y siempre, mi príncipe

Anónimo dijo...

Mmmm,esas vacaciones en Roma,buenísimos los gelatos,un saludo gélido,como de verano!Gcc.

Belén dijo...

Si no que se lo digan a Peck...;)

Te he echado de menos :)

Besicos

Rayuela dijo...

Una de las películas de mi infancia. Mil veces veces y mil veces soñando con ser princesa para soñar no serlo...

cacho de pan dijo...

de princesa a princesa: una de beijing, la otra de hollywood.

Yo también soñe con esa ciudad hasta que fuí a conocerla. Allí me di cuenta del encanto de Gregory y Audrey. Ellos eran también Roma.

cacho de pan dijo...

de beijing a hollywood: dos princesas
también yo creí que el encanto era romano
cuando estuve allí me dí cuenta que mi Roma eran Gregory y Audrey

Café con Agua dijo...

Que grande ese personaje...
Que bien desayunar en Tifanny's...

Anónimo dijo...

Fijate en la mirada de Audrey en esa instantánea que has elegido: inquieta, nerviosa, sorprendida....
¡Qué maravillosa película!

maria.

Sotto Voce dijo...

Estaría bien conocer Roma o cualquier ciudad de la mano y moto de un chico superchachimegaguay...
Me parece muy romántico.
No la he visto.
Ahora ando con las pelis de Jack Lemon, y todas, todas me encantan!
VEs? Me estoy aficionando al cine de siempre.
Por cierto, ya tengo la del ruiseñor: graciassssss!!!

Un besito caluroso!


SV

Sotto Voce dijo...

Se me olvidaba decirte que los banners que pones son una maravilla!
Esa escena de El Resplandor me encanta. Me encanta Nicholson, me encanta esa peli y le miedo que me dio verla.


Más besos!

SV

Camille Stein dijo...

es cierto :)

en el verano los sueños siempre me conducen en Vespa hasta esta princesa

Roma en blanco y negro...
mis sueños con el color de su piel

estoy convencido, ella vendrá alguna noche...

un abrazo

Juanjo dijo...

Al final, las princesas de incógnito, aunque no sean monegascas, siempre se meten en maravillosos líos. En cambio, en público, no dan besos y emulan a Supermán (o a Ruiz Mateos). ¡Qué cosas!

* Sine die * dijo...

Yo me quedaría a vivir allí, en esa vida al otro lado de la calle....

ALMA dijo...

El primer recuerdo que tengo de la película es anterior al hecho de verla. No recuerdo dónde, si en mi televisión en blanco y negro, o en la del vecino que había sido mas afortunado y dispuso del electrodoméstico unos años antes que nosotros. El hecho es que mi padre, que las había visto todas (aún no se como pudo hacerlo en aquellos años), me dijo que me fijara muy bien en una escena en la que se observaba como nos veían a nosotros los españoles desde la meca del cine. En un momento de la película a la princesa Audrey le presentan los distintos corresponsales de prensa de la capital romana, entre ellos un apuesto, varonil y atlético Gregory Peck; y no recuerdo bien, pero creo que al mismo lado, se encuentra el corresponsal de un periódico español (juraría que la Vanguardia), un señor bajito, gordete y calvo, tal cual parece ser los señores españoles de la época. Recuerdo la sonrisa cómplice de mi padre, totalmente calvo por otra parte, y claro, me fijé. Desde aquel momento, cada vez que veo la película o encuentro algo relativo a la misma, siempre me acuerdo del señor bajito de la Vanguardia, y me rio, y así no se puede admirar la romántica historia de la película, que le vamos a hacer.

Un beso

P.D. los tópicos se olvidan o desaparecen, pero parece que ahora triunfamos siendo bajitos (y hábiles, y técnicos, y veloces...), las cosas de la vida

Arcángel Mirón dijo...

Enamorarse de las mariposas sólo trae desventura. Imaginate: un amor de un sólo día.

pati dijo...

Y quién querría ser rey pudiéndose enamorar en la vida cotidiana?

Voy a cortarme el pelo a lo garçon...

;)

Disfruta del verano, Raúl.

Besos :)

Isabel Romana dijo...

Una película inolvidable, desde luego. Y quizá la que mejor ha retratado esos lugares fascinantes y emblemáticos de Roma, los más atractivos. Yo también hubiera visto Roma de la mano de Gregory Peck. Besitos entusiastas.

Ayshane dijo...

Algún día sé que iré a Roma, caminaré por sus calles, respiraré de su aroma...

besitos

ALMA dijo...

Gracias por mostrarme que tenía razón (que ambos la teniamos). Me alegra saber que ese recuerdo de cuando era niña es real, porque si lo es en esto, tambien lo es en lo bien que lo pase viendo cine con mi padre. Extraños vericuetos sigue mi mente, no recuerdo (o no me interesa) ver las calles de Roma montada en una vespa y los juegos amorosos e imposibles de los protagonistas, me encanta recordar a un señor bajito (que por lo visto eran dos) que saludan galantemente a una princesa.
Gracias Raúl por traer a mi alma una historia cotidiana y mía.
No hace falta que te lo diga, pero sabes que te quiero un montón.

Pablo dijo...

que pelicula mas bonita
sabes que fue la primera pelicula de la Hepburn
Recuerdo que muchos años mas tarde, muchisimos mas, mi novia, entonces y yo nos fuimos de vacaciones a roma en una vespa. Fue un viaje alucinante. Tardamos casi tres semanas en llegar pero fue muy divertido pasear en vespa por Roma.


decirle a Alma que efectivamente los corresponsales españoles eran bajitos grises y con bigote
la vida entonces era color gris

Elèna Casero dijo...

Yo no quiero ser reina, me perdería muchas cosas.... aunque con un rey como Peck .... uhmm ...
no sé si me lo pensaría.

Un abrazo

AdR dijo...

Yo no sé si podemos ser reyes en la vida cotidiana, creo que se puede jugar a serlo... pero sí que mi vida se ha sentado a veces en una escalinata escondida tras una plaza, y allí miramos los dos al cielo, mi vida y yo.

Abrazos.

Tesa dijo...

Me quedo con mi vida cotidiana. Vuelvo a ella como a un refugio si me aparto por algún tiempo.

Sendieva dijo...

Me gusta esa frase de, en la vida cotidiana....menos a ser rey. Me quedo con el enamorar antes que el cazar,,,Un codial saludo

39escalones dijo...

Recuerdo qne en esta película, entre los corresponsales extranjeros entre los que deambula Peck, había dos que representaban ser periodistas españoles. Me hizo gracia cómo los retrataron...
Es el mejor viaje en moto por Roma hasta Moretti y su "Caro Diario".
Saludos

Camy dijo...

Lástima que ya no dejen pasear en moto "¿vespa?" por el coliseum y por tanto otros lugares y haya tanta gente en todas partes.

Una ciudad distinta, con unos personajes imposibles ahora, con un tema tan romántico. Es cine, es el cine por excelencia y uno puede creer viéndole que se pueden cazar princesas y hasta que ellas se enamoren del conductor de la moto...

un beso

Tamaruca dijo...

Esta película/imagen me evoca recuerdos muy especiales para mí, lograste que tras un día difícil me vaya a la cama con una gran sonrisa, gracias Raúl :)

maicroma dijo...

Buenas!!!

No conocía este Blog, y si lo conocía, por qué no lo recuerdo? Me sabes a Ulrhà, pero te hacía lejos de estos mundos (si eres tú, manifiéstate, jejejejejejeje)!!!

El texto precioso... No valoramos nada la vida cotidiana y es dónde realmente está la película de nuestra vida.

Y sí, conforme lo narras dan ganas de cortarse el pelo!!! Es genial, superdulce, me encantooooooooo!!!!!!!!!

Besosssssssss muchoooooooos!!!!!!!!! Y me encantó la visita!!! Vuelveeee!!!

María!!!

Anónimo dijo...

Tienes una manera muy particular de hablar de cine. Aunque bien pensado no se si escribes sobre la pelicula en cuestión (porque no la reconozco del todo) o si lo haces a partir de ella como inpiración (lo que me parece mas hermoso todavía). De todas formas, tienes un blog muy interesante.

Juan 43 dijo...

Y comer Spaggettis.
Y bañarse con la rubia en La Fontana.
Y tomar el fresco al lado de antiguas piedras.
Y esperar que la Audrey salpique mi ropa al pisar un charco con la Vespa.
Y sentir un verano de ventanas abiertas y expresiones airadas de felicidad.
Roma en fiesta, en verano, en vacación permanente de vivir la simpleza de no hacer nada, salvo mirar las horas tomando el fresco.

Eres bueno con las letras Raúl, muy bueno. Y no me cansaré de repetirlo.
Un abrazo niño.

¡ Salud !

- YOGUR - dijo...

''se zampa un helado de vainilla pringándose la nariz''

En mi caso fue de tiramisú y menta con chocolate pero el resultado final fue el mismo XD

Bbonito y vitalista texto. Me ha encantado :D

Yeli dijo...

Raúl, enlacé tu alma difusa en mi blog. Si tienes inconveniente déjamelo saber.
Un abrazo
Yeli

María dijo...

Me gustaría ir a Roma para disfrutar de muchas cosas, como he disfrutado hoy leyendo tu escrito.

Saludos.

Pat Rizia dijo...

a mí que este actor me pareció siempre de los más guapos... Oye, y qué bien queda al mando de una vespa y con la muñequita Audrey de paquete...

Diana dijo...

Vaya, creo que retiraré la petición de la cadena perpetua para quienes abandonan un blog, escribiendo como su merced escribe. Lo que me faltaba era darme una buena vuelta por ahí y encontrar sus muchos otros blogs. Nunca abandones tu don. Escribes fenomenal, abogado.

Saludos;
Diana

Recaredo Veredas dijo...

El esplendor de Italia. Una estética increíble, culminada en películas nacionales, como "La escapada". Buen blog.

Verónica Rodriguez dijo...

La vida es dulce! La vida es bella!! Y tu texto tambi�n!!!
Avanti!!!!
Un baccio

Aire dijo...

Hola...

En la vida cotidiana hay rincones secretos dónde esta no llega. En ellos, puedes esconderte y buscar motivos para reir. Desde ese rincón, todo es posible, incluso soñar que se puede ser un rey, si es que alguien desea tal sueño, claro.
Un beso...
Aire

Anónimo dijo...

No tengo claro si alguna vez quisiera que me mojaran los labios de la miel que sé que no tendré. Lo único claro es que no volveré a ver este clásico en domingo. Y muerto el perro, se acabó la rabia.

Elena, Elena, ...

Blanca Vázquez dijo...

Gracias por tu seguimiento. Una bonita manera de hablar de una película encantadora, como su protagonista. Coger vacaciones de uno mismo, es una curiosa temática.

Annabel M. Z. dijo...

Interesante blog.

Nikté dijo...

No sabes lo contenta que estoy, creo que es la primera vez que acierto una peli.
Se trata de vacaciones en Roma
Siiiiiiiiii.
Que me gusta, no se cúantas veces la he visto y la veo como tu, en esa felicidad de la cotidianidad, de lo secillo que no simple.

Quiero que me paseen en moto, ya pero ya, y tomar un helado de vainilla en esa Roma a la que se con tanta certeza que casi asusta, que jamás volveré.

Mónica dijo...

Mi vida se reparte entre España (Zaragoza) y Roma. Me siento una persona más que afortunada. Precioso texto, una maravilla de blog, tiene una magia que no se encuentra facilmente.

Un abrazo

Veronika dijo...

No he viajado nunca a Roma, aunque tengo amigos que sí lo han hecho (por suerte, son personas queridas, y eso me protege de la envidia).
Y esta película Sí la he visto. Tengo debilidad por Audrey.

¡Saludos!

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Es una maravilla el blog, poder leer estos textos es un placer, es mi primera entrada al blog y quedé sin palabras al ver lo bonito que escrive.Saludos