jueves, 26 de febrero de 2015

Al asomarme (2)

Media tarde y la calle huele a azaleas. Será el viento. Desde alguna de las ventanas abiertas se desparraman las sugerentes notas de un chelo. Dioni sale de la taberna negando con la cabeza. Viste mono azul de faena y uñas negras. Se dirige hacia el portal de su casa con el talante descompensado. Las manos inquietas -ora sí, ora no- en los bolsillos. Apenas da cuatro o cinco pasos, y se detiene reflexivo para negar de nuevo y reanudar un segundo más tarde su inconstante marcha. Dioni es un tipo cordial pero un poco tozudo.  
Hoy la taberna de Germán esta llena hasta los topes. Entre quinto y quinto de cerveza, la concurrencia se enzarza en una apasionante discusión que gira en torno al controvertido tema de la supuesta influencia en la literatura universal contemporánea, de autores americanos de la talla de Faulkner o Dos Passos. Dioni no se pronuncia. No se atreve. Y al final se va pesaroso y con ganas de haber dado su opinión que, por cierto, divergía sustancialmente de la que con tanta vehemencia han sostenido Paco el electricista y aquel forastero atildado, que nadie sabe de dónde ha salido. 
Dioni llega ahora al portal y se detiene un instante avergonzado de su pobre empuje. Abre la puerta y se recoge.
(Continuará)

9 comentarios:

Patricia Richmond dijo...

Yo te diría... pero me da cosa... Pero es que... Mejor que no... Sólo que ¡sigas!

Anónimo dijo...

Esto apunta a un barrio de lo más peculiar; obrero, intelectual, amoroso...

JC

Marta López (Claudia) dijo...

Encandilas... ¿y así a medias nos dejas? Continua por favor. Besos.

José Luis Martínez Clares dijo...

Dos Passos. Sin duda. Un abrazo

plared dijo...

Un mono azul de currito del atleti y entra en un bar donde se discute sobre Faulkner....Esto no puede acabar bien...

Juanjo Montoliu dijo...

Has visto muchas veces Amanece que no es poco. Iba a decir demasiadas, pero me lo hubieran rebatido todos los fontaneros.

Santi S. dijo...

Conociendo tu obsesión por la peli deCuerda, yo también adivino influencias de 'Amanece...'.
Joder, me está encantando el cuento.

Anónimo dijo...

Será el viento que trae LA PRIMAVERA... ventila tu ALMA , refresca la tarde....O ERES tú que se siente florecer?
Boliche de copas, alteración de la Conciencia ...y "ojalá que terminen toooodos siendo amigos"...jejejeje.
Muy grande la ventana...y muy fina percepción!
Excelente!

Setefilla Almenara J. dijo...

La verdad de las cosas se cuece en los bares. Muy afinado el micro, con esos toques para que uno se sitúe, sigo.