jueves, 7 de julio de 2011

Intenciones

El pasado mes de junio participé en la Feria del Libro de Huesca. Los organizadores, por medio de una azafata de lo más simpática -soy fatal para los nombres- nos obsequiaron con una botella de tinto y un librito de Manuel Vilas. El vino era buenísimo.
(Muestro esa dejadez tan propia del estío y la desgana. Barba de un par de días, unas bermudas raídas y los pies descalzos. Querría imaginarme a Aldecoa, por ejemplo, de esta guisa, y no lo consigo.)
Pero el libro, recopilación de unos simpáticos artículos que el Heraldo de Aragón le encargó al escritor local con motivo de la Expo de Zaragoza, me ha dado una idea que espero minimice los efectos de mi verano. Y es que, aunque me declaro entusiasta de la manga corta y la piel morena, yo siempre acabo aburriéndome en estas fechas, pues nunca he sabido cómo gestionar mi exceso de tiempo libre ni cómo aceptar el fracaso de las altas expectativas que me creo tras la llegada de San Juan.
(Escribo esto mientras me sorprendo pensando en la incendiaria mirada de una mujer -aquella azafata- lo que, con el calor que hace, no deja de ser una paradoja, si no una temeridad.)
Si al aburrimiento canicular le añadimos que necesito desintoxicarme un poco de las texturas elefantiásicas de mis relatos de aquí, y le añadimos también que en esta época la dedicación al mundo bloguero disminuye considerablemente -por lo que sería una estupidez publicar relatos que casi nadie va a leer- quizá os cueste menos entender cuál es la deriva que he decidido que tome este barco hasta alcanzar septiembre.
(Ahora el ruido de las conversaciones que vienen de la calle me descentra y pierdo un poco el hilo.)
Una deriva -coyuntural, decía- que en resumen consistirá en ir publicando a modo de articulillos sin sujeción a mi disciplinada pauta bloguera, las cuatro letras de interés -si las hubiera- que podamos dar mi aburrido verano y yo mismo. Por tanto, yo diría que esto huele a confesión y a costuras descosidas. Ya aviso.
(Termino y desentumezco mi espalda, levantándome de la silla y asomándome al balcón de mi casa. Vivo en un primero. Desde mi atalaya, veo como dos amigas hablan apoyadas en un Ibiza. Visten veraniegas, con pantalones cortos y camisetas coloridas y algo ceñidas. No puedo evitar mirarles la vertical de sus pechos.)

41 comentarios:

Anónimo dijo...

Confesiones estivales... me interesan. Lib.

Rosa dijo...

Raul descansa y si te aburres cuéntame algo este verano no me voy a mover jeje, estos ojos estan dispuestos para leer que de momento es el único ejercicio que pienso hacer.

Me ha gustado esta reflexión veraniega de camiseta y pies descalzos.

Besos desde el aire

Celsa Muñiz dijo...

Pues ale, a descansar y a dejar que la disciplina se aburra también. Es sanísimo para oxigenar el coco.
Feliz verano.

Josep dijo...

Si consigues salir de la mecánica cómoda y convertirte en anarquista de tí mismo, enhorabuena, colega, pero vigila, no vaya a ser que te acostumbres.

Un abrazo.

p.d.: de micifuz, se esperaba, pero nostà.... :-)

aina dijo...

Es necesario un parón para recobrar fuerzas. Nada, aquí estaremos esperando. Yo, como Rosa, aquí estaré.

Antonio de Castro dijo...

El ultimo parrafo suena un poco a "Paint it black", la cancion de los Rolling Stones.

Blanca dijo...

Está bien que descanses y dejes de correr la zapatilla por esos mundos porque veo que acabas con una hoja de parra por vestimenta, y así no es conveniente asomarse a los balcones.

Feliz descanso. Yo vi unos días a un lindo gatito paseándose con el alma un poco perdida. No supe que pensar y decidí que era mejor dejarle por esos caminos no fuera tú alma, o parte, difundiendo falacias de un señor en alpargatas ;-)

Besos!

39escalones dijo...

Si es que los ojos siempre se van allí donde hay tema... No tienen mala pinta esas crónicas marciano-veraniegas. Quién sabe si de ahí no saldrá algún diario tipo "Vacaciones en ferragosto".
Abrazos.

Anónimo dijo...

Igual se me hace raro (despues de tanto tiempo leyéndote) este nuevo rumbo en tu velero, pero aún asi me quedan claras un par de cosas: 1) que el vino te gusto más que el libro que te regalaron (buena esa elipsis) y 2) que si sigues mirando escotes y nos lo cuentas, nos vamos a divertir mucho este veranito.

JC

Mixha Zizek dijo...

Es bueno ya toca descansar, aprovecha el verano... Que por mi país estamos en un frío terrible y mucha humedad a 100%..... Y a salir y relajarse, besos

Beatriz dijo...

Abriré esta ventana para reconocernos en este tiempo de playas distintas y no muy distantes, de aventuras y desventuras, de cervezas y mariscadas y de "mucha lectura" bajo una sombrilla o bajo la bondadosa sombra de un sauce llorón.
Espero que todo sirva a tu mirada y a tu especial manera de ver la vida para que luego las traduzcas en historia que como siempre nos sorprenden

Buen verano.

Marcos Callau dijo...

Pues descansa este verano, Raúl y mer alegro de que tu experiencia en Huesca fuera tan positiva. Un abrazo.

Celsa Muñiz dijo...

Vale, vale, si vas a escribir "frívolamente" no me lo pienso perder. Pero no te olvides de las chanclas. ¡Indisciplínate!, ea. Jejejeje

Uno dijo...

Soy un prófugo del entusiasmo veraniego, religión que practiqué como nadie en otros tiempos, pero estoy encontrando su encanto a este otro verano, agazapado a la sombra que practico ahora. El verano es para cambiar: haces bien.
Feliz verano

Miguel Baquero dijo...

Pues nada, amigo que pases un muy buen verano y ten cuidado con las mujeres insinuantes... quiero decir que tengas cuidado de que vayas a hacer alguna travesura y no nos la cuentes

Oscilaciones dijo...

Pecador.

roberto dijo...

Yo también volví de la Feria de Huesca con la botella de vino y el mismo libro. Un detalle bien aprovechado, sin duda.

Mucha suerte con las crónicas...

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Me parece que a tus impresiones estivales no les van a faltar lectores.
Adelante, no te reprimas, que acá en el sur me muero de frío.
Besos siempre.

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Gestionar mal mi tiempo libre es también otro de mis pecados aunque de vez en cuando consigo algo parecido al orden. Buen verano y haz lo que tu real gana te dicte si puedes.

Anónimo dijo...

Los barcos van donde dices sus patrones, así que este barco te seguirá sin rechistar. Lo mismo que nosotros, tus marineritos. Jajajaja!!!
Ansiosa estoy de ver donde nos lleva tu verano.
Besosss


María

Francisco Machuca dijo...

Aquí estamos más cerca del hombre que está detrás de El alma difusa,pero para los que te conocemos en persona no podemos hacer otra cosa que sonreir.Ay,esas musas...como cantaba Serrat;"andarán de vacaciones".

Alex B dijo...

Pues a mi me gusta este cambio de registro temporal.
Me gusta esta cercanía.

Un beso :)

Juan Herrezuelo dijo...

Vaya por delante que amo la película con que ilustras ahora el rótulo de tu alma difusa, y que tengo fotos del rodaje que son impagables. Para este largo bostezo que es ya el verano apenas empezado, nada como volver a verla, confiando en que, no sé, Cecilia tire las pastillas lejos esta vez, Federico se humanice antes de que sea tarde, Eusebio conserve intacta su personalidad…
Tú muéstranos tus costuras descosidas que nosotros le daremos puntadas con el hilo de nuestra fidelidad. Un abrazo.

Fernando dijo...

todas las mentiras tienen nombre...algunos les llaman confesiones..jeje..abrazos

iliamehoy dijo...

Fresco, a pesar de la canícula y el cansancio. Interesante, porque dices mucho hasta cuando te desperezas. Francamente exquisito.
Una sonrisa

Belén dijo...

Y eso que tienes vacaciones, hijo, imagina si encima, tienes que trabajar...

Besicos

Gabriela Amorós dijo...

Me gusta mucho como desvelas tus intenciones, estas declaraciones tan sinceras se agradecen mucho.

Gracias Raúl por tu comprensión y cariño, por tu apoyo y por tu verdad, porque eres de verdad y me apeticía que constara aquí, en acta blogguera.

Un abrazo muy fuerte a tu corazón.

G.

zayi dijo...

Suerte que tienes ( por lo del tiempo libre, la vista que tienes desde el balcón y el vino). Mi exceso de tiempo libre ya no se hace exceso porque tengo a zipi y zape en casa, desde mi balcón veo un callejón en donde nunca pasa nada y llevo días pensando en comprar una botella de un buen tinto, pero siempre se me olvida... El clima acá está un asco, quiero sol e ir a la playa y hacer como tú con las chicas ( sólo que siempre se me ocurre mirar en otra dirección: los culetes).
Un besito, Raúl.
Y por qué no juegas con el menino y te diviertes??? ...me refiero al gato ( sonrío).
Otro besito.

Horacio dijo...

Solemos aburrirnos en verano. Por acá nos atraviesa un invierno ceniciento, con sus frío que acongoja no solo la piel.

La pasé bien, seguro que volveré.

Saludos desde la Patagonia

Tesa dijo...

Pues aquí vamos a quedar, con nuestras chanclas y nuestras bermudas raídas pero sin barba, para leer lo que nos escribas.
Sea lo que sea.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Raul!
Unas buenas vistas desde casa.

Saludos de J.M. Ojeda.

Juanjo dijo...

Apuesto a que sólo vas a desintoxicarte de texturas elefantiásicas.

Buen verano, chaval.

Foforito dijo...

Hola Raul.

Me he entretenido mucho compartiendo contigo esta entrada veraniega, lo de las bermudas y tal y tu mala memoria, confieso, ha sido divertido XD

No es cierto que faltan personas para leer, si hay muchisimas!

Un placer.
Saludos.

Maria Coca dijo...

Jajajajaa, me encanta esa mezcla de reflexiones con lo que te ocurre alrededor. Descansa y contempla. Es tiempo para dejarse perder de uno mismo.

Un abrazo.

La Zarzamora dijo...

Será un refrescante placer leer esos textos que se desperezan de una tarde playera y veraniega...

Besos, Raúl.

senses and nonsenses dijo...

las bicicletas son para el verano...
seguro que disfrutarás del exceso de tiempo libre, que en otoño te inspirarán otros relatos, elefantiásicos o no.
los veranos son síntoma de cambios, en la adolescencia siempre, ...también ahora de alguna forma.

que se cumplan este año tus deseos de San Juan.
un abrazo.

ÁFRICA dijo...

Hola Raúl, de alguna manera vendrás conmigo este verano, y cuando mire algún escote desde el balcón de mi piso primero, pensaré “el alma difusa “habría dado unas cuantas puntadas………..
Un beso.

Aldabra dijo...

¡que injsuto eres!

¿y qué pasa con los que nos quedamos aquí y te leemos?

¿qué vale más, un lector fiel o muchos de pasada?

uy, uy uy... no me quiero enfadar pero sobre tu entrada habría mucho que discutir.

biquiños y no vaguees mucho.

Patricia dijo...

Pero Raúl no te olvides que tus lectores no sólo son europeos. Acá tenés una lectora fiel, argentina, que está sufriendo el frío invernal;)

campoazul dijo...

Que tengas un feliz descanso, yo cuando este trabando me acordare de tus vacaciones.

Besitos.

AdR dijo...

En definitiva, que sigues con los relatos, son la letra en cursiva ¿no? :)

Abrazos, la próxima vez "pásate" para el sur una copa de ese vino.