jueves, 25 de marzo de 2010

A poco más de media hora

No se quieren ni mucho ni poco. Tampoco se quieren mal, ni se aburren a cariños. Parece que se gustan, eso sí, y por eso quedan para hacer el amor todos los jueves por la tarde...
Bienvenidos al mundo ELEFANTIÁSICO.

119 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Me entristece pensar como será su vida cotidiana si este remedo de aventura es lo que les libera de ella.

Un abrazo señor creador del mundo elefantiásico.

DanielPérez dijo...

Extraña relación, sometida al mutismo de las palabras y tan física y superficial como la sociedad misma. Saboreadísmo.
Lo único es el llenita que me desvió ligeramente del relata, no me cuadra, pero eso no importa ya que el resto del relato es tan bueno.
Abrazos Raúl.

Josep dijo...

No se miran, dices: seguro que tampoco se besan.

Retratas bien una fría relación meramente sexual por encima pero aparentemente asexuada por dentro. Sólo un polvo crónico, vaya...

Saludos.

Nano dijo...

Me encantan las historias que se detienen en los detalles, porque los detalles son los que las hacen más reales, más palpables... Con cada palabra que recitas me llevas a ser un espectador silencioso de esa escena, es como si tuvieras la habilidad para crear imágenes a partir de las palabras (y eso es algo que no cualquiera puede lograr)... Por eso te admiro... Por eso me gustan tus historias, porque son mucho más que palabras hilvanadas en frases...
Respecto a la relación que cuentas, pues es algo tan común hoy día, de una u otra forma se usan para satisfacer una necesidad física, corporal, nada más... Se toman como objetos más que como personas... Es maravilloso también cómo logras describir esta relación fría, "utilitarista", incluos a ponerle un tinte de enigmática...
Gracias!! Las buenas historias siempre se disfrutan demasiado...
Un fuerte y cálido abrazo...
Seguimos en contacto!

Marcos Callau dijo...

Me gusta esa pequeña aventura que juegan todos los jueves. Pero creo que deberían sentarse a charlar...

Diego dijo...

Estoy con Josep, me ha gustado la forma en como relatas las cosas, leer sobre una relación puramente sexual, tan superficial y egoista. A la larga nunca es algo bueno este tipo de encuentros, siempre los encuentras vacíos y sin sentido al final.

Te descubrí desde el blog de Nano, y he leído que eres de Benicàssim, yo soy de Castellón capital!! Es raro (una rareza buena y mística) ver como desde el blog de alguien que escribe desde tan lejos puede unir a gente que escribe desde tan cerca.

Me ha gustado mucho tu blog y, repito, la forma en como escribes. Así que espero pasarme a menudo.

Un saludo!

Alís dijo...

Terrible debe de ser la soledad que tiene como alternativa eficaz (por algo lo mantienen) un sexo tan aséptico. Ya no es que no haya amor, que sería lo de menos, es que ni siquiera hay verdadero sexo.
Y qué bien lo transmites. Te felicito.
Un abrazo

Cris (V/N) dijo...

Fría relación? Están enganchados.... si no, hipotecar una tarde a la semana por quien no te interesa, no tiene sentido.... Quizás no puedan en sábado, sabadete, que es cuando "suele" tocar, no?.... Pero a mí me gustan los jueves, es cuando te leo a ti (hoy en un ataque de insomnio, aprovecho y....)

Sublime, como siempre, qué facilmente nos seduces, mago de las historias y creador de algo grande que pronto tendré ;) Besos Raúl, gracias....

Réquiem por Amor dijo...

¡Que recuerdos me trae esta historia!

El cancionero esta por acabar ya.

Saludos

Alice Black dijo...

¿Sólo un polvo? Creo que ahí hay algo más. Algo que se esconde en todas las palabras que no han podido, o no han sabido decirse.
Me gustaría leer más ^^

Bastardo Grenouille dijo...

¿Si no es más que la carne lo que nos hace temblar las muelas, porqué arriesgarse a que las impetuosas palabras ridiculicen un sincero placer impersonal?

A veces a un orgasmo le sobran las tonterías rosas.

JAZZMINE dijo...

la pasion, que si pasa de eso, puede perderse todo...

saludoss =)!

iliamehoy dijo...

Hermosa crónica de dos soledades que chocan sin encontrarse el alma...ni la mirada.
Una intersección que en apariencia, no conlleva efectos colaterales.
Una sonrisa

39escalones dijo...

Por cierto; que qué tendrán los jueves. Si no recuerdo mal, en ambas películas se escogía este día... En fin, voy a ver qué tengo en la agenda para esta tarde...

39escalones dijo...

El problema vendrá cuando él quiera conocerla en su ecosistema natural. Es que el "Breve encuentro" (a la inglesa, mucho más puritano y romántico que a la francesa) al final siempre termina provocándole, generalmente a él, el deseo de que no sea ni breve ni encuentro.

DanteBertini dijo...

quieres confundirme, pies frescos!
La foto es de la aburrida y estúpida película de la Coppola y tú me hablas de esa otra, no demasiado divertida, del catalán y la francesa (no me pidas más nombres; estoy todavía abotagado por la larga dormida de anoche)
Como siempre, tienes una elefantiásica fila de comentaristas...nunca llego entre los primeros.

Susi.a dijo...

que tal Raul............
cuanto tiempo sin pasarnos por los respectivos blogs.
Continuas escribiendo igual de bien.

Belén dijo...

Oye, pues está genial, si no hay dolor...

Besicos

Nómada dijo...

¡Qué triste! No saben ni por qué, ni se hablan, ¡ni nada! Asusta la rutina cómoda por anodina.

manuespada dijo...

Pues esto es lo que se viene en llamar últimamente "un follamigo", a veces el sexo por el sexo no está nada mal, ¿no?

antonio dijo...

Da por leidos tus elefantiásicos relatos, si mi librero de cabecera aporta algunos ejemplares a esta parte del mundo, claro.

malena dijo...

Ay las aventuras, nadie sabe como empiezan ni como acaban...
besos

Javier Martin Alvarado dijo...

precioso relato de un encuentro... muy atractivo... gracias

campoazul dijo...

Es la relación más extraña que he oído nunca..., ni se hablan, ni una sola improvisación..., un día determinado..., (opinión própia) ¡No me gusta nada de nada! Pero como tú lo relatas sí...

Un beso.

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaht dijo...

A eso le llamo yo: poner cuernos a la soledad.Y como la soledad es muy comprensiva, ni siquiera queda cargo de conciencia.
Esa retranca triste, bastante habitual en tí, me fascina. Debe ser "la estética del perdedor".

J.M dijo...

Soy nuevo en esto y curioseando me encontre con este blog,he de decir que es magnifico y la calidad de sus palabras impresionante.Felicidades por tu blog¡¡ me pasare mas a menudo.

Un saludo

http://tumentiramiverdad.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Un relato más con tu incomparable sello. Esa ¿tristeza? tan particular que tiñe todo lo que nos cuentas. Para mi, esta historia huele a soledad.
Besosssss.

María.

Isabel Pérez del Pulgar dijo...

Su encuentro prometía más que unos encuentros sin miradas y silencios......

Es gracioso pero mi viejo ordenador no me deja entrar a tu blog, me lo habre pero no me deja entrar....como una promesa no cumplida :)

Quizás el Ben Murray de Lost in traslation sea el que más me guste.

Un saludo

POLIDORI dijo...

A fin de cuentas somos poco más que animales con muchas costumbres.

Un abrazo.




John W.

Reflexión Pensativa - Postales Turísticas dijo...

Excelentes letras.

Un saludo.

Lala dijo...

Yo creo que pronto cogerán el metro de nuevo, quizás para encontrar, con una sutil caída de bolso, a otro alguien que les saque de esa rutina.
Muy triste pensar que eso es lo mejor que uno tiene en la vida.



Un beso


Lala

Blanca dijo...

El banner de Lost in traslation, sin comentarios.

Lo del relato de hoy sí los tiene. Una historia llena de amores frios, ni flechazo siquiera. Un sexo cerca y lejano a la vez.
¿Cuánta gente en las mismas circunstancias?
Mejor que no me responda nadíe...
Me ha encantado..;)

Cesar dijo...

No me cuadra nada con la rubia de la foto, sugestiva, soñadora, romántica...y cómo no jodidamente sexual a la vez que dulcemente sencilla..
Bisturí frío y cortante para una relación gélida y próxima al adiós.

Nahahya dijo...

Siento que son dos personas que solo estan destinadas a "amarse" los jueves de cada semana. Es un encuentro balsámico, lo cual no quiere decir que sus vidas estén vacías o llenas de amargura. Uno al otro, son cerillas que prenden el "fuego pasional" y deseo templado de observación.
Has utilizado palabras llanas para describir una situación muy habitual. Se percibe en la narración la tensión y atracción sexual de los dos y alteradas sus líbidos.

Saboreé con gusto este relato.

Te dejo un abrazo muy sereno,
Naia

JAZZMINE dijo...

si quiero un libro con dedicatoria? a que cuenta hay que depositar XD

saludos....

Rebeca dijo...

Raul tenés mucha habilidad para dejarnos "colgados" de la historia.
Muy buen post. Lo no dicho es mas importante que lo hecho.

Juanjo dijo...

Probablemente son informáticos los dos, y ya se sabe: lo que funciona, aunque sea en precario, mejor no tocarlo.

Pues a seguir follando hasta que el sistema resetee.

Araceli Esteves dijo...

Vaya relato más triste...

Daniel Marmolejo dijo...

Enhorabuena, quiero conseguir tu libro en cuanto pueda.
¿El relato es de tu libro?
Saludos

Ever dijo...

Nunca se sabe como ni cuando empiezan las relaciones mas intensas. Uno solo evoca episodios dispersos de aquellos amores pero nunca tiene una conciencia plena de como ni cuando.

Es real pero magico

Anónimo dijo...

Ojalá yo ahora me topara con quien me recoja el bolso en el metro para quedar cada jueves a follarnos, así no cruzáramos palabra, pero esas cosas agradables ya no me pasan a mí, sí me sucedieron por fortuna, porque como dice la canción: "yo también tuve 20 años y un corazón vagabundo" pero eso ya quedó muy, muy atrás...

Raúl me encantó este relato, tan íntimo, de esos que casi puedes tocar con los dedos, o será porque esta vez como en muchas otras ocasiones, me he visto reflejada, no lo sé, pero el caso es que me encantó!!!

Como colofón esta vez si acerté con el banner de la película, Perdidos en Tokyo, una que también me gustó mucho.

Te dejo un gran beso multicolor y mi cariño por siempre.
Iris

Charlie Simons dijo...

Guao. Un relato bien hecho.
Nada más que decir aparte de que si eso me pasara, entonces ya tendría con qué distraerme de los problemas, cada jueves, en el mismo motel.

Miguel Baquero dijo...

En algunos momento se me ha venido a la cabeza "El último tango en París". La historia que cuentas es triste, de dos personas solitarias que buscan amor pero se refugian en el sexo. Me ha encantado el inicio, donde muestras los buenos modales y la educación refinada que ella tiene con él, y como le regala con las posturas que a él le gustan. Sin duda, tanto ella como él se merecían algo mejor que la cita de los jueves, pero la vida es así

leo dijo...

Podría haber sido un cuadro de Hopper esta historia.
:-)

Pedro Herrero dijo...

Estoy con Dante Bertini: la foto no encaja con la historia. En la película de Coppola se reprimen hasta lo indecible, mientras que la otra película (francesa), que aquí creo que se estrenó con el título de "Una relación privada" (el original era "Une liasion pornographique" (no sé si lo escribo bien)) está basada precisamente en esos encuentros semanales, a petición de la dama, que deseaba ver cumplida una fantasía. Pero bueno, eso sólo en lo que atañe a la imagen. Tu relato, como de costumbre, para mojar pan.

(el) Extraño dijo...

excelente blog.e Interesants textos.
te leo

Isabel Romana dijo...

Entiendo que se trata de uno de los relatos incluidos en tu libro. Te felicito, porque tiene las palabras justas y ese punto del enigma humano que nos seduce. Besos, querido amigo.

Sinuosa dijo...

Un buen relato. De esos que no terminan cuando acaban las palabras.
Que buena esta frase: " tan falta de razones como llena de interrogantes"
Me ha gustado mucho.

Anónimo dijo...

¡¡Bravo!!
Enn cuatro líneas cpaturas una vida entera.

J.C.

Miguel dijo...

Los jueves por la tarde... y el resto del tiempo... Es la aventura y la pasión desbocada la que mueve este tipo de relaciones, como la que tú has narrado con maestría en tu post. Yo, a veces, me he sentido tentado de ser actor de algún episodio de sexo desbocado...

Un abrazo.

Werty dijo...

Estoy seguro que muchos lo considedarian "El sueño del muchacho".
Para divertirse esta muy bueno, pero si despues de 1 año no generan alguna relacion, no va a llegar a nada.
Pero bueno, si se disfruta...

Saludos!

Carme Carles dijo...

El sexo es el fin y los medios. No hay que fingir ni trabajarse una relación para lograrlo.
Parece una foto tomada con polaroid, aquí y ahora. No hay nada más, sólo una cierta comodidad que se aviene a los intereses de cada uno.
Salut

Carla dijo...

Excelente cuento, muy real.

Luna Santamaría dijo...

Qué triste una relación tan vacua, cuando se nota (desde afuera) que podría ser tan llenda de vida.

sebas dijo...

Que profundo y bello escrito, Raúl; es bueno leerlo para ver el mundo en el que ahora estamos: una realidad fomentada por pensamientos mundanos y oscuros. Es triste de observar, la realidad, y difícil de entender, no obstante, es la vida, es el mundo en el que estamos, y que ahora estamos forjando. Repito, que bello escrito, Raúl, un saludo grande.

far away dijo...

Ni que decir, ya sabras tu, un erotismo suave que a la vez entriztece poes la historia no es de amor.

CabezaDeMonte dijo...

Buscar a otro para seguir siendo uno bien pudiera ser el colmo de la soledad. No me parece descabellado, ni penoso. Me parece real, desnudo, cierto. Da gusto leerte. Haces pensar.
Un abrazo,

Ana dijo...

Me parece muy triste esa relación tan vacía, pero es un buen relato. Como han dicho por ahí arriba, es muy real.

RECOMENZAR dijo...

Fascinante tu texto:)

Aventurer@ dijo...

Y es que el poder del sexo nos lleva a las acciones más inesperadas, a situaciones extremas... y a tener relaciones que jamás uno pensó. Bravo.

Te deseo de corazón que tengas mucha mucha suerte en la presentación de tu libro y espero a la vuelta de mis vacaciones de Semana Santa poder leer Elefantiasis. Un abrazo.

Luis dijo...

Recuerdo una frase de una pelicula chilena que versa: "el sexo es sexo y el amor es amor". Claro que en tu historia quizás el sexo es solo una forma de romper con la rutina anqe paradojalmente al hacerlo siempre igual, los mismos días y en el mismo lugar han creado una nueva rutina a la que algún día quedrán escapar.
Un abrazo.

lopillas dijo...

Si no lo leyera en tu blog, adivinaría que es tuyo igual. Ese regusto a soledad sin remedio es tu sello.
Me ha hecho mucha ilusión ver la presentación de tu libro en el otro blog (tanto como verte la carita, je), pero me da corte felicitarte allí, tan solemne y tal.
Felicidades pues, desde aquí!!!
Besazo

Elèna Casero dijo...

El jueves es un buen día.

Besos, querido Raúl

Butterflies and Hurricanes dijo...

Quiero más.

Luzdeana dijo...

Que a veces las palabras sobran, ni duda cabe. Cuestión de gustos y de ocasiones.
Yo tiendo más bien a apasionarme precisamente donde hay palabras en su punto justo.
Tu texto, tan disfrutable como siempre.
Un abrazo.

ALEX B. dijo...

Hola Raúl,tu historia ,me ha contrastado enormemente con la entrada que acabo de leer ( mejor dicho ver) en el blog de Lopillas.
Los humanos somos muy complicados, aun en las cosas sencillas y tu lo relatas magníficamente.
Un beso.

techocolatecafe dijo...

Hay emociones intensas que perduran en el recuerdo sin nedesidad de que fueran amor. Pero sin palabras y sin mirarse a los ojos...

Sol. dijo...

Primera vez que paso por este blog y ¿qué decirte que no te hayan dicho?
No me leí los 67, no llegaría.
Por eso, primero antes que empiece a divagar, decirte que ya me puse a seguirte.
Ahora si.
Encontre en el texto la sexualidad que buscaba un poco en mi imaginación.
No es amor ni pasión lo que sienten. Simplemente si se gustan, tienen esos encuentros carnales que tan bien interpretas.
Encuentro lujuria. Y me encanta ver que no haya un amor típico y muy rosa.
Me gustaría a veces escribir como transmitiste el texto, pero la mujer me sale de adentro y siempre termina siendo muy con un final esperado, tal vez.
Sigo pensando porque un jueves, a un día de terminar la rutina (bueno, al menos yo).
La verdad, es simplemente un encanto haber encontrado tu blog.
Un beso Raúl.

Betuel Mercado dijo...

No baja de nivel señor, muy bueno, me da gusto poder leerlo, abrazo

Gabri dijo...

Una rutina bastante triste...Y lo mas triste es que a veces todos lo sentimos y lo vivimos como ellos dos,como si no hubiera vida en nuestra vida:(

Disfrute leyendo,
Saludos

Bárbara dijo...

Mola leer algo sobre sexo. ¿recuerdas cuando estaba circunscrito a la sonrisa vertical? Hoy está en todas partes, hasta en la vida misma.
Mucha suerte con elefantiasis, aún no lo tengo pero pronto, pronto...

Solo una Mujer dijo...

Soy una recién nacida aquí (desde ayer), y el tuyo es el primer blog que visito, y éste el primer relato que leo.
De la calidad no voy a decirte mucho, porque ya lo han dicho todo. Admiro a la gente que es capaz de recrear situaciones de una forma tan clara, pero solo con las palabras justas. Tu estilo me ha encantado, directamente.
Pero si te soy sincera, lo que me ha llamado más la atención, es que describes unas reacciones en la mujer que son...muy personales. El no cruzar la mirada con el hombre y hacer pequeñas muecas de disgusto con las palmaditas (ni aceptarlo ni rechazarlo, solo pequeñas muecas) son reacciones típicas de la mujer no liberada sexualmente.
Pero tú eres un hombre, así que probablemente seas muy observador, pero no sé porque abogo más porque has sido capaz de abordar estos temas hablando, sin estúpidos prejuicios.
Enhorabuena :)

iC. dijo...

Soy lector asiduo y a distancia de tu blog, digo a distancia porque casi nunca paso más a allá del feeds reader. Hoy, no sé, es difente y hasta me he atrevido a publicar un comentario.
Me gusta mucho lo que escribes acá y espero algún día o en alguna vida futura llegar a este nivel.

— saludos

Julia dijo...

Es lo peor que te he leído. Espero que no sea biográfico...
Me gusta leerte.

Besos.

Krlos Reyna dijo...

Me gustó :)

manu dijo...

Una historia de ciudad, un poco de buen sexo, abstracción, un poco de espíritu, ninguna continuidad más que en el tiempo, solo un puente, solo un nexo…más que suficiente.

Abrazo

ÁFRICA dijo...

Hola Raúl,

En un vagón del metro de París cumplen su fantasía todos los jueves.
Ryu a ritmo de tango cantado en japonés se contornea mientras se quita la ropa.
Sus pezones se ponen duros al contacto con el frío de la barra metálica.
Sexo triste y morboso, para dos personas que arrastran su soledad.
David está atormentado por el suicidio de su novia Midori y aunque todos lo jueves se reune con Ryu sus encuentros no son apasionados, él solo piensa en su novia muerta.Pero dentro del vagón de metro es como si todo lo que viven fuera no existiera
Ryu es una asesina a sueldo, que pone su espalda para recibir la bala que va dirigida a David.
Con una vida plácida en Barcelona David sigue encontrándose con Ryu a través de las películas japonesa.
Un beso y que disfrutes esto dias.

Javier dijo...

Sin duda son dos espíritus inverosímiles, pero reales como la intrincada vida de cualquier explorador de la realidad. Me lo creo, lo necesito para seguir agachándome a recoger los bolsos que caen de las mujeres con escote.
Un saludo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Un relato que deja regusto agridulce, como suelen ser los tuyos, Raúl, y que demuestra tu habilidad para estudiar milimétricamente la psicología de los personajes y para ahondar en situaciones tan aparentemente extrañas como cotidianas. Una pareja que se conoce por casualidad, como sucede todo, y que se atraen sexualmente y que intiman a ese nivel, que son capaces de desnudar sus cuerpos, pero no sus sentimientos, que temen al rechazo del otro si se asinceran...Tan extraño como real, pues nada hay más increíble que la vida misma. Estupendo, Raúl, te felicito, sabes cómo llegar al corazón del lector y dejarle boquiabierto. Un beso.

Cuarentañera dijo...

Te sigo hace tanto tiempo que no lo recuerdo, pero construyes obras de arte con palabras y me daba un miedo no estar a la altura que pa que. Tenía que felicitarte por el libro, simplemente genial...

Aaron dijo...

Consideremos atentamente, te lo ruego, esa jaula de metal a la que llamamos metro, donde se agita un monstruo peludo cuya figura imita vagamente a la nuestra...pronto imitamos a la perfección los saltos circulares del tigre y los balanceos del oso blanco.

No dejo de imaginar ese primer contacto rudo de la selva de asfalto...

Abrazos.

arcademonio dijo...

...seductora historia...y eroticofestiva a la par...infinitos besos de bolsillo...

Esneider dijo...

Dejarlas hacer lo que saben... Resultarán satisfechas

Ivan Ignacio dijo...

Entretemido relato. Me gustó.

P.D.: Si te interesa ya esta la segunda parte de mi cuento. Saludos. Iván.

cris dijo...

fascinante lectura. pero qué largas esperas no?

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Te tengo abandonado, bueno, a mi, porque el placer de leerte es algo que pierdo yo si no vengo, si me olvido.
Hay muchas clases de magia, y este tipo que describes, realmente no es mejor ni peor que otra, esa con la que soñamos todos.
A mi no me entristece su vida cotidiana, ya ves..Pienso que cada persona se busca en otros de un modo u otro, y a veces , una sola persona no puede reflejarte por completo.
Toda magia, es válida
Un beso, del Aire disperso.

Carol dijo...

he leido un cuento parecido una vez....y cada vez mas me gustan estos tipos de historias....no todo es siempre como pintan en las novelas....como siempre excelente blog...no me canso de pasar...aparte de que sos colega..jej.saludos!

Tesa dijo...

Sexo frío ...le llamo yo a eso.

Ave Mundi Luminar dijo...

La imagen perfecta de la monotonía re-inventándose para aportar un barniz brillante a realidades estáticas que buscan el placer de mundo estancos y silenciosos....

Ssssstupendo Raul... gracias...

David C. dijo...

Escoger un día a la semana es lo máximo. Sólo vives pensando en cuando llegue ese día y todo lo que puede ocurrir.

piXel dijo...

Hola, queremos invitar a todos los escritores de blogs y los que no lo son tambien, a formar parte de este nuevo comienzo, un blog mantenido entre todos, para que no nos quedemos sin temas y los abandonemos!!..

Pueden ser parte en http://CienAutores.blogspot.com

Saludos.!!.

Cez dijo...

Que forma mas simple de definir una relacion, me encanto besos

Carmen dijo...

¿Qué será lo que une una vez a la semana a estos dos? Ni siquiera parece ser el sexo, tan fingido y tan pobre.
Besos

αρρlė ♥● dijo...

Podria ser como cualquier relacion "de pareja" meramente cotidiana, de costumbre, meramente sexual, y solo eso... Que no necesariamente las citas pueden ser un hotel, sino en la habitacion del hogar mismo...

Yeraldi L. Pérez de la Peña dijo...

!Renuncio!...

Auto(a) Yeraldi L. Pérez de la Peña

Links:

yo7moarte.blogspot.com

yo7moarte@hotmail.com

Miguel Baquero dijo...

Entro de nuevo, a propósito esta vez de la cabecera del blog. De películas no entenderé mucho, pero esa es una teta de Norma Duval ;-) ¿A que he acertado?

la jardinera dijo...

Me dijeron que igual presentabas en Zaragoza. Avísame si es así, me haría mucha ilusión.

Besitos y enhorabuena,

Edd Gomez dijo...

No me parece una relación extraña. Tengo la sensación de haber vivido situaciones demasiado similares.

un texto muy exquisito.

Seria un honor que pasases por mi blog.

http://kimerian.blogspot.com/

Perses dijo...

La soledad humana. Y al final, estamos más cerca de gente que no podemos ver, que mucha gente a la que podemos tocar.

MaLiCiA dijo...

detalles...
es lo mas delicioso de los relatos es lo que nos hace querer volver a leer y disfrutar la idea.
una relacion que en estos dias no es tan extraña,y no es siempre lo mismo, ya que quizas, estos encuentros sean lo unico diferente en la rutina de la vida de esos dos...muy bueno , y buscare tu libro...
ciaooo

Herman dijo...

Bien contado, Raúl. Y a ver si me hago con Elefantiasis y le hinco el diente.

Maria Coca dijo...

Una historia de amor sin amor, de sexo sin palabras, sin emoción, sin querer quererse mientras se aman. El mundo de las relaciones y su sinrazón.

Muy bien llevado. Los detalles son fundamentales y muy claros. Felicidades.

Besoss

SouthAK dijo...

Cuando leí la historia, los buenos detalles me hicieron estar casi que presente en la escena,,,

Clarice Baricco dijo...

Me gustó muchísimo.


Beso.

Casilda dijo...

Estupenda la historia .
Y si pudieramos seguir a los dos personajes probablemente el tema acabaria un jueves cualquiera en que uno de los dos no se presente a la cita.
No lo veo tan mal , hasta me parece romantica, me gustan las cosas con los dias contados .
Un saludo

María dijo...

¡Hola, Raúl!

Juanjo me recomienda tu blog, y aquí vengo a conocerlo.

Me quedo leyéndote.

Saludos cordiales.

Tortuguita dijo...

Quizá así acaben conociéndose mucho más que intercambiando palabras...quién sabe...

Me encanta volver a tu rincón.

Un saludito

Amber de Alma Divine dijo...

OMG! Oh My God! Soy nueva en este universo que supone blogger, y hoy por primera vez me he dado cuenta de que mi blogger te ha puesto a ti como uno importante mío... Como uno al que debo seguir y leer...¡Alucino!
¡Qué inteligentes son estas máquinas, jo!

A partir de hoy te leeré con ganas y bastante frecuencia, me encanta como escribes...Lo de la frecuencia te lo digo, porque a veces no tendré las fuerzas físicas, pero sí las anímicas, que ésas, por el momento, están intactas y muy vivas...

Además, la presente entrada en concreto describe perfectamente la relación que ya hace unos meses mantengo con un hombre maravilloso... Nosotros nos conocimos tomando un café directamente... Y otro día, en privado, te podría explicar --si quieres, claro--, por qué ya desde ése primer encuentro nació la chispa... Una chispa tan sublime y la manera cómo le entré, sin querer queriendo, es INIMAGINABLE... Nosotros usamos su casa en vez de un hotel... No hay marido, ni novio y mujer o chica involucrados en nuestras vidas. Somos nosotros, tal cual, sin más ataduras que la ropa que nos sobra y pesa una eternidad... Por cierto, mi casa está lejana de aún poder romper el hechizo que versa sobre ella... Y otra cosa, nuestra relación es bastante más cálida que la que describes, pero de una similitud en el resto que es impresionante... Es como si nos conocieras...

Por favor, sigue deleitándonos con tus escritos... Por cierto, te invito a que entres a mi templo, a mi casa: ALMA ABIERTA, siempre abierta en el silencio de las palabras (esta última frase la tomo prestada del filósofo E. Lledó...). En esta casa no hay hechizos por romper, ¡bienvenido seas, pues, alma gemela!

Besitos osados,

Amber de Alma Divine
P. D.: Disculpa por enrollarme tanto en la respuesta...

Jesse Custer dijo...

Hola. Acabo de descubrirte, dicen que mas vale tarde, ¿no?. Me ha parecido estupendo tu relato, un placer leerte, te seguiré un poco mas de cerca. Un saludo.

Leticia dijo...

Lo que digo yo siempre...
la vida o es una aventura arriesgada o no es nada...
Me gusta mucho este relato...
quedar los jueves,... principalmente salir de la monotonía...
aquella frase de una cancón famosa... quiero tener sexo contigo pero sin darte un beso... jeje

Un saludooo largooo :D

kruguea dijo...

Wow! Pues que te puedo decir! Tu estilo es excelente! Es la primer entrada que leo en tu blog y estoy asombrado de tu talento ¡Raúl Ariza para presidente!

moreiras dijo...

Éste en especial llega hasta la intimidad más indefensa y sensible, brillante, hermoso y triste.
Enhorabuena por tu libro de nuevo, espero leerlo pronto. He dejado un link en mi blog durante un tiempo aportando mi granito de arena para su difusión. Un saludo, sonrío.

Sortilegíos de la vida.. dijo...

Gran forma para exprezart. Te felicito, es la primersa ves q visito tu blog, me gusto mucho. Lo haré más seguido. saludos.

Aldabra dijo...

¡que triste relación!

follar sin hablar es triste... no tener nada que decirse o que contar es más triste todavía.

pero la historia está impecable.

primero ví tu libro en el blog de Juanjo y hoy llego aquí por el blog de Marta Navarro.

biquiños,

Nessun dijo...

Porca miseria! toda una vida viajando en metro y jamas se me ha caido el bolso!
Enganchados y con miedo a perderse... podria ser amor, no todos los amores son rosa...

Esneider dijo...

Cierto, no todos los amores son rosa, pero de rosa son todos los amores

Igor dijo...

Realmente bueno. Y además, ¡milagro! tiene para mí gusto el tono justo, la voz ni alta ni baja.

Elena dijo...

Un comienzo de forma desbocada en el baño de una cafetería bien merece un final más... ¿pornográfico?
Ya lo estás cambiando.
Sonrío.