jueves, 22 de octubre de 2009

Éramos casi inseparables

Me cuesta revivir estampas infantiles en las que no compartamos escenario o aventuras. Buscándolas, no encontraría fotografías...

88 comentarios:

mi nombre es alma dijo...

Ya te lo dije en el anterior comentario de la anterior entrada, se mata a quien se quiere y hoy añado, a quien te quiere.

Una precuela excelente

Carlos Elipe dijo...

Siempre genial, simpre sorprendente.

Saludos, Carlos Elipe

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Estupenda narración, siempre con ese punto tuyo de cotidianidad que culmina en un cierto misterio y que resuelves en esos finales que no dejan lugar a dudas: crueles y descarnados como la vida misma. Y es que nada hay más real que lo increíble e historias como ésta, donde un hermano acaba con la vida del otro porque ambos se han enamorado de la misma mujer, no son sólo de ficción. Un besote fuerte y dale mi enhorabuena también a Elena por esos banner tan preciosos y cinéfilos, que acabo de ver a la Deneuve en "Belle de Jour" en una secuencia y el del título, con los protagonistas de "Nueve semanas y media" me ha hecho retroceder en el tiempo.

Iana dijo...

me parecio increible el relato es continuacion del anterior, explica mas aunque debo de preguntarme algo ¿porque la traicion de Pablo? espero exista una respuesta....

genial como siempre
saludos

gracias por animarme a escribir

iliamehoy dijo...

Me quedo subrayando la memoria con una sonrisa. qué hermoso!!, tan palpable, tan cómplice, tremendamente humano.
Y se me quebró la sonrisa en ese amago de dolor, el preludio de la catástrofe, de la inclemencia de un tiempo que fue a peor.
El último párrafo demoledor, directo y desnudo de hojarasca...
Una sonrisa

Fiebre dijo...

Normalmente no comento un blog que no siga y que no me "cosque" de su trayectoria.

Jomío, conmigo ni te molestes en contestar, pero vengo de mi gente bloguera, alguno será seguidor tuyo...

Un placer haberte leído un ratito.

Carmen dijo...

El arrebato surgió cuando Pablo le confesó que ni siquiera amaba a su mujer, que no significaba nada para él. ¿Si le dijera que la amaba, que se había enamorado de ella igual lo hubiera matado?
Besos

albertjesus dijo...

La frescura de la narracion, sin trabas y muy fluida.
Excelente...

Camy dijo...

Posiblemente se vengó del hermano a quién realmente amaba.

ÁFRICA dijo...

Esto es otra historia,
Saludos

Belén dijo...

Pobre mujer... creía tener lo mejor de cada casa, y no...

Besicos

POLIDORI dijo...

Lo que hace tan fantásticos tus relatos es la falta de pretensión de serlo.

Me ha enganchado.




John W.

Anónimo dijo...

Ya se ha adelantado a bautizarlo Mi nombre es alma, es una PRECUELA excelente.
Tanto si lees los dos relatos juntos, como si los lees de forma independiente, tienen sentido. ¿Son dos historias o sólo una partida en dos? les pasa como a tus gemelos, que son casi INSEPARABLES. Jajajaja.
Un beso.

María

Iris dijo...

Por fin una película que identifico por el banner y me trae muy buenos recuerdos.

En cuanto a tu texto lo leí dos veces, en la primera lectura me identifiqué con Pablo y sentí los mismos celos y la misma rabia que él pudo sentir al saber ajeno para siempre a quien tanto amaba.
Pero en la segunda lectura lo pensé mejor y me dije: No, yo nunca podría ser como Pablo, por mucho que ame a alguien y me duela el sentir que lo pierdo, no sería capaz de traicionarle de semejante manera.
Bien merecido se tiene el que tu protagonista lo haya matado...

Un relato genial y que como casi todos me toca una fibra muy profunda.

Un beso agradecido

malena dijo...

madre mia cuanta crueldad!
en fin, buena precuela en cualquier caso.
un saludo

39escalones dijo...

Inseparables, como la peli de Cronenberg.

Mcartney dijo...

Pero qué malas son.....

AdR dijo...

De cine, querido. Como siempre.

Los arrebatos son muy malos, pero tal y como tú los cuentas... hasta me gustaría tenerlos así.

Abrazos

HellForger dijo...

Aún seguimos sin saber porqué solo mató al hermano, tal vez lo sepamos próximamente. Pareciera que él hermano solo lo hizo por molestarle, una especie de venganza por permitir que "una mujer los separase" luego de haber sido tan unidos al punto de ser "más que gemelos".

Excelente escrito. Fluído, tranquilo y de un final esperado consecuencia de que la acción fue precisamente un arrebato.

nómada dijo...

Leerte es caminar por un hilo tenso y saber que en el último párrafo me resbalo, cayendo consistentemente al suelo.

No sé por qué pero hoy lo que escribes me dice: Frágil.

Sobre los caóticos motivos, sonrío. Sí, como mucho de lo que se agolpa en mi mente, que escapa antes de pensar.

MarivipSuperstar dijo...

Éramos CASI inseparables... ¡Casi! Solo una mujer lo consiguió. Y por supuesto que no la amaba, pero si no puedes con tu enemigo, ¡únete a él!...

Apuesto a que no tuvo el más mínimo interés por no ser descubierto!!

Dana Andrews dijo...

¡Qué gran texto! y ¡qué gran amargura!. Creo que dentro de las cosas amargas éste tipo de traición puede ser la más amarga que exista. Es notable en éste texto, también, que del amor al odio hay un paso.

mariona. dijo...

fiu...


morir y matar por amor...

Lala dijo...

Menudos celos de hermano!
Y todo para joder, no a la mujer, sino al hermano, que le ha dejado por ella...ains...
Esas cosas nunca acaban bien.
Es que no lo saben?

Ahora todos jodidos.



Un besito



Lala

Anónimo dijo...

Lo peor de todo tratándose de su hermano, es que no pudo ni supo evitar la causa ni el efecto de su arrebato… creo que en ese instante del que hablas tampoco supo soportar y no le dio tiempo a aprender cómo hacerlo…
Sentí tu texto en el estómago como otras muchas veces…
Besos Raúl,
Mavi

Julián Lichene dijo...

Muy bueno pero me asusté.
Salute.

Dante B. dijo...

Raúl,
el de los pies felices...
Paso a leerte y me encuentro con una confesión criminal.
Nueve semanas y media era menos sangrienta.
Digamos que estas son diez.

max dijo...

Si hay algo que me intriga profundamente es cómo la vida puede analizarse desde distintas prespectivas, un mismo hecho desde mil enfoques, con estas dos narraciones has jugado con los distintos ángulos, me ha gustado mucho.Bueno ahora que medito en ello creo que siempre juegas a este juego de la otra mirada, quizá por eso me guste siempre tanto lo que escribes.

Araceli Esteves dijo...

Ese CASI, delante de INSEPARABLES, fue seguramente lo que los mató.

Barbie-funcionaria dijo...

Sorprendente, me gusta tu habilidad para hilvanar palabras que quedan enredadas formando historias maravillosas.

Un saludo,

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado mucho como el ambiente bucólico que ibas creando, lo rompes de pronto con ese comienzo brutal del último párrafo, "la noche en que maté a mi hermano, los pillé follando en el sofá de mi casa", que con ese "maté" y ese "follando" dichos como con rabia parecen dos disparos de revolver.

Enhorabuena un jueves más

Tesa dijo...

Jo.
¿Y no era más grato-arrebato montar un trío o algo menos violento?

Cris dijo...

Me encanta leerte.... Me haces querer ver películas que ni conozco, ni me suenan, ni nada de nada, supongo que me he enganchado a que me cuentes historias a tu manera, el título es lo de menos, aplaudiré siempre tu manera de llegarme. Besos a ti por escribir así, y a Elena por los banners, el de hoy con recuerdos incluídos :)

Vivian dijo...

Como decíamos ayer… Intrigada me dejaste, y la resolución de la intriga no puede por menos que parecerme fascinante.
Los afectos no correspondidos, cuando claman venganza nunca me parecieron demostración de amor, sino de egoísmo, te quiero para que me quieras, y si no soy correspondido, espero verte sufrir, y entonces se acaba pagando el daño infringido con un daño mayor.

“Subrayando la memoria con una sonrisa”, precioso.

Un abrazo

Juanjo dijo...

Pues oye, un arrebato es un arrebato, y no lo del himno del Sevilla.

Genial el desenlace del relato.

Txell Sales dijo...

Lo del "arrebato" me ha hecho pensar en la película del mismo título de Iván Zulueta. Lo de los gemelos, en el espejo y en Lacán. También en una de dos hermanos ginecólogos, cuyo nombre no recuerdo y que era espeluznante.
Enhorabuena.

Lula Fortune dijo...

Cain y Abel, la historia de la Humanidad. Pobre Silvia, qué perspectiva más masculina tiene tu relato. Se me ocurren un montón de recovecos en la mente de ella.
Besitos :)

Josep dijo...

Un abandono, una venganza celosa y una determinación alocada.

Engancha la atención y sorprende con su final.

La cuestión es: ¿Sabía Silvia que estaba jodiendo con Pablo? ¿O pensaba retozar con su marido? Siendo "algo más que gemelos"....

¿Continuará?

Espero que sí...

Saludos.

NIGHTCRAWLER dijo...

Siempre leo algo interesante aquí, un relato relajado, con final trágico, corto lio psicológico para acabar, en lo mismo que empezó: en nada. Toda la historia amañada en el último párrafo. Bonito.

sebas dijo...

Es sorprendente a los acuerdos a los que se pueden llegar,
En las migas de las conversaciones.
Genial como siempre Raúl.
Y pienso lo mismo, muchas gracias por tu visita.

Alleda Vodienova's dijo...

¿agradecerme?
¿aún así tu blog me halla dejado una mala sensación?

Ruinas y Deseos dijo...

Ya sabes lo mucho que me gusta leerte, Y releer estos textos que dejan una puerta abierta a la conjetura personal...
Con cariño. Lo.

Silencios dijo...

El banner de 9 semanas y media, me recordó cuando Manuel Salvador, consiguió traer la película después de muchas negociaciones y haciendo algunos cortes para que el publico español no se escandalizara más de la cuenta. Por aquellos años.

( Éramos casi inseparables)

Como siempre un verdadero placer.
Mis besos de recuerdos.

Ave Mundi Luminar dijo...

Cuando te leo no puedo evitar la necesidad de abrir un comentario para que, en un gesto absolutamente inutil, te haga saber mi admiración por tu forma de escribir, y por esa aparente "sencillez" con la que radiografías las sombras del alma humana...

De la intensidad a desastre... a veces solo un paso y siempre la pasión distorsionando la visión del mundo.

Ginkga dijo...

Pelos de punta de principio a fin, y eso que el final es la clave de la sorpresa y el vuelco de la historia.

Parece que con el placer carnal intentaba separarlos lentamente y sin ruidos (para aquél que no mira más allá de lo que ve).

¡Genial, genial!


Y sí, en paz se queda uno cuando vomita lo que su 'alma difusa' siente.

Unmasked (sin caretas) dijo...

escribes excelente. me encanto

abrazo

petra

Sinuosa dijo...

Hay amores que matan y en este caso desamores que hacen matar.

Aysss..., qué complicado es el mundo de las emociones...

Anónimo dijo...

Hola, me llamao Mª Alejandra. He estado dando un paseo por tu blog.
Los relatos que se pueden leer, porque no todos son visibles (parece que algunos ya se han borrado) son desgarradores. Eso sí, están muy bien escritos todos. Entiendo perfetamente que tengas tantos lectores.
Saludos.

Mª Alejandra

Lentejas dijo...

Sí, yo lei unos pocos y desde entonces paso por aqui a menudo a ver que me encuentro, a ver si al maestro le ha dado el arrebato de escribir. Un saludo

lopillas dijo...

Uau! Gemelos...
Doy mi voto a la atenuante visceral de casiPablo.
Como hagas tercera parte lo declaro inocente fijo jajjajajja

Me encanta. Mola esto de las precuelas.

Besote, grande (con coma :)

Karyna Zagers dijo...

Paso, como pasa la gente en la vida. Sin saberlo ni sentirlo.
Pero paso, por que llegué sin quererlo.

ME ha encantado el texto es la primera vez que comento y que leo algo tuyo, a partir de ahora lo haré uno de mis favoritos.

Buen dia.

Julio García Gonzales dijo...

Como diría un argentino: "sos grande". Leerte me hace más gracia que leer muchos libros de librería, y aunque la conclusión parece apresurada porque sólo he leído dos cuentos, basta decir que sólo ese cuento último (su desgarro, la tranquilidad de la narración, esa sorpresa en las líneas), bastaron para sentir que aún vale la pena confiar en los escritores.

Daniel Rico dijo...

Magnifico, tiene la precision de aquello que no admite adision ni sustraccion alguna.

¿Has leido LA INTRUSA de Borges?

Saludos!

Sdw dijo...

Y si hubiera sido al revés...hubiera sucedido lo mismo? Sospecho que sí...

Besos
Lourdes

Carla dijo...

Raúl, me ha gustado mucho tu relato.
Anécdotas, recuerdos, frases memorables. Tiene todos los condimentos.
Me encanto!

leo dijo...

Venganza, celos, rencor, traición: vamos completitos de humanidad, sí. Otro buen relato para la colección, Raúl.

Amy Mole dijo...

Como relato, estupendo. Pero, incluso como relato, matar por celos me parece exagerado. Me habría gustado más si no me cuentas en qué se llegó a materializar el arrebato. Es una opinión, no me hagas mucho caso. Me ha encantado.

Luis dijo...

Siempre tienes la bendita manía de destrozarnos al final de la historia, cuestión que se agradece.
Tomándolo con humor quizás Silvia confndió a los gemelos, quizás Pablo consideró que ella era tan suya como de su hermano.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Robërto Loigar dijo...

Hay amores que matan.
Respuestas que halan el gatillo de un revolver que se supone descargado.


Saludos,

Susy dijo...

Es que una cosa es que te pongan los cuernos con alguien que valga la pena a que te los pongan con un/a mindundi que, además, os desprecia a los dos.

Un abrazo.

Ausencia Silenciosa dijo...

WOW!

Arcángel Mirón dijo...

Uf, Raúl, y yo que no venía por acá desde hacía rato! Y me encuentro con esto que me conmueve tanto. No me asombra (vamos, es tuyo, y ya sabemos cómo escribís), pero me llega.

Gracias por escribir así.

mi nombre es alma dijo...

Por un arrebato
por quererme
me heriste
por un arrebato
por quererte
te maté
¿que querer es éste
que solo hace daño?
¿que nombre tendrá?.

Un abrazo

Elèna Casero dijo...

Estupendo, como siempre, Raúl. Todo él.

Un beso. Me ha encantado

Sylvia dijo...

Aterrizo en tu blog desde el de Tesa, y me veo atentamente leyendo, con tu permiso vuelvo, soy tremendamente avariciosa de las palabras escritas, me ha gustado, de verasd.

Un saludo mediterraneo apra ti

Herman dijo...

Escribes con una naturalidad pasmosa, Raúl. Y ya puestos, te felicito también por los sucesivos fotogramas que adornan tu blog (¿banners se llaman?), de gran elegancia siempre.

La Puta Suerte dijo...

Excelente, me sorprendió. Es la primera vez que entro a tu blog, recien comienzo en el mundo de los blogs porque me hice uno.
Y me doy cuenta lo bueno que está para canalizar esas cosas que no sabemos por donde hacerlo, o que no tenemos los medios suficientes.
Yo soy estudiante de abogacía, asique me siento un poco identificada con vos.

Alfonsina dijo...

me sorprendiste, el parrafo final está de diez, está claro q los celos de Pablo hacia silvia lo llevaron a traicionar a quien finalmente acabó con su vida. Muy buena historia, saludoss

Pablo dijo...

me sonrojo con solo entrar en tu casa despues de tanto tiempo.
he de confesarte que hace una semana entre deprisa casi mirando de reojo la tecla escape.
Hoy entro para leerte ponerme al dia y saludarte.
volví despues de mucho tiempo pero es que tenia ganas de leerte

Noctámbulo dijo...

Muy bueno.Me encantan ese tipo de finales!!

pietila dijo...

muy buena historia, me ha encantado junto con todo tu blog. Abrazos, regresaré segurísimo.

Martín dijo...

La escena final es terrible. Muy buen relato! Un abrazo

El Viajero Solitario dijo...

De este micro resaltaría, Raúl, además de la naturalidad a la que Herman hace mención, la capacidad de síntesis, la manera en que perfilas un personaje, resumes una vida, con apenas unos trazos.
Me desconcertó un poco cuando, al final del cuarto párrafo, leí o besándose de aquella forma en la que se besan las personas que se quieren, porque me hizo pensar en Pablo y Silvia como dos enamorados (cuyo amor era además conocido y casi diría que aprobado por el protagonista), de ahí que me extrañara cuando el protagonista mostró estupor al encontrarlos follando. Reconozco que esta interpretación obedece a que he pensado que dos que se besan como dos personas que se quieren han de ser necesariamente amantes, cosa que no tiene por qué ser así, aunque creo que le expresión induce a pensar primero en eso (al menos a mí).
Interpretaciones al margen, me ha parecido un muy bien micro.

Chispita dijo...

De que pelicula es???
Me encanto, genial!
Realmente sos un genio!!!

Jaht dijo...

Del morir amando, al matar odiando, a veces, hay una linea invisible y un alma gemela: la muerte.

ALEX B. dijo...

Antes eran casi inseparables, probablemente ahora lo serán del todo y para siempre.
Excelente.
Lo más sorprendente para mi, es la tranquilidad o casi diría frialdad del personaje, pero está claro que forma parte de su carácter. Parecía compartir generosamente lo que amaba con quien le amaba a él,pero quizá era más bien dejadez.
Hay mucha gente así, que prefiere no preguntarse y luego, sorprendentemente llegan los arrebatos.
Un beso

Paradise dijo...

Es curioso, cómo, sin darnos cuenta, acabamos dañando a las personas que más nos quieren y, sin embargo, somos incapaces de herir a aquellas a quienes menos importamos.

¿Será una cuestión de "confianza?

Me gustan tus escritos; tienes talento para esto.

Pino dijo...

silvia y pablo eran la misma persona. y no digo almas "gemelas".. NO. eran la misma persona.


esa es mi interpretación. ja.

Nerea dijo...

Es la primera vez que me paso,me encanta.
Un beso!

Morochy dijo...

hola...amm la verdad q soy nueva en esto...y bueno me cree mi blog para volcar esas ideas, pensamientos, palabras sueltas, recuerdos imprentos en fotos y videos..y demas para tener mi espacio...no me interesaba compartirlo con los demas, pero por curiosidad di con tu blog...y la verdad q esta muy lindo...me sorprendi...q buena ideas...o q buen gusto para dejar boca abierta con esos recortes...bueno dejo mis saludos...besos...bye bye

Annabel M. Z. dijo...

Siempre nos haces lo mismo... empiezas suave, suave, y cuando más relajaditos estamos ¡pam! nos descerrajas el desenlace.
Ya te vale. ;)

(me encantó, claro).

Maria Coca dijo...

Del amor al odio dicen que sólo hay un paso. O una mirada, o un acto, o un instante de locura...

Excelente.

marinalucia dijo...

me encantó el texto, algo macabro pero engancha

Anónimo dijo...

Me alegra haber abierto la boca todo el último párrafo. Matar es delito. Y humano.

RCS

Francisco Machuca dijo...

Y morirme contigo se te matas,
o matarme contigo si te mueres,
porque el amor cuando no muere mata,
porque amores que matan nunca mueren...
Tralarí...tralaráaaa...

No me hagas caso,ando enamorado,es decir,un poco idiota y recolecto estas sensaciones para los malos momentos,que son muchos.
Un abrazo,amigo mio.

moreiras dijo...

Aunque llego tarde: sublime, compacto, con un contenido críptico que potencia lo explícito. Si "Arrebato" fue bueno, esta continuación hacia atrás es delicatessen.
Saludos

lucyfuerza dijo...

siempre lastimamos a los que amamos:)
los dos se amaban y asi terminaron
hay me encanto <3

Emiliano Michelozzi dijo...

extraordinaria historia!