jueves, 23 de julio de 2009

Cuando el tiempo duele

La plácida rutina de un barrio acomodado, tiene unos sonidos concretos. Suena a la temprana...
The desperate hours.- 1955.- William Wyler

96 comentarios:

Josep dijo...

¡Ay, querida! ¡Si hubieras escuchado las noticias de esa radio portátil que te acompaña, no hubieras abierto esa puerta tan confiada...!

Me ha encantado, Raúl.

Saludos.

Anónimo dijo...

Todavía noto el escalofrío que me ha recorrido de arriba a abajo todo el espinazo...

mi nombre es Alma dijo...

Nada como una bicicleta en su cotidianidad para mostrarnos como el paso de la placidez a la más desesperada de las tragedias es cuestión de minutos.
Nada como tu texto para convencernosde de que tras esa tranquila puerta que se va a abrir nos aguardan unas horas desesperadas.

Que bien descrita esa posibilidad, casi la palpo Xiquet

Kutxi Romero dijo...

Muy bueno, muy bien escrito. Me gustó.

Un abrazo grande.

Kutxi.

MARC dijo...

Agradezcamos poder levantarnos cada día y disfrutemos de lo que nos quede porque no olvidemos que cada día que pasa es un día más pero también es un día menos.
Carpe diem.

Un saludo. Y gracias por tu tiempo.

Lapiz0 dijo...

"LA VIDA ES COMO UNA CAJA DE CHOCOLATES..." Forrest Gump

Quedo muy tranquilo, por lo menos ella a disfrutado su vida y aunque algo tan malo... le cague la vida... saldra adelante y de seguro ella dira...

"Qué puedo hacer, sino sonreir."

Jaht dijo...

El tiempo, a su paso, reparte aleatoriamente fragmentos de segundos envenenados que, cual metralla, llegan invisibles a la sangre de cualquier viandante y paralizan o ralentizan su caminar.
¡Nada se puede hacer!

Borrasca dijo...

Raúl a mí me sucede como a la feliz casada, no se me ocurre nada que pueda alterar mi placentera vida, nada, excepto que el tiempo empezara a dolerme...

Besos borrascosos

Eusebia Florestán dijo...

Hoy me duele el tiempo... y no tengo una bicicleta tirada en el parque...

Robèrto Loigar dijo...

A veces sucede...La quietud se hace prólogo del miedo que alimentamos.

Muy bien Raúl!

Zuresh dijo...

quien será capaz de romper aquella monotonia..tal vez lo que le espera no sea peor de lo que ya tiene..puede que hasta incluso, le de un nuevo sabor a su vida..
saludos..increible relato..

MarySandel dijo...

Raul,
me encanta como escribes, nada mas puedo agregar perfecto!
clap clap clap
saludos
Gracias por la visita
:D

Sele Rocio dijo...

¡woo, cada que reviso tu bolgg, me gusta mas y mas, que paso varios minutos leyendo, lo que escribes, me gusta mucho!

un saludo.

Sele Rocio dijo...

Hola, hace algunos, dias leo tu blogg, y me encanta paso varios minutos leyendote, me quedo impactada
saludos desde Chiapas, México

Alexis Polak dijo...

Hola, la verdad que me gusta el blog bastante, espero que puedas pasarte por el mio http://turecetafacil.blogspot.com, podras encontrar todas las recetas mas faciles, rapidas y ricas que conoscas, y espero que podamos agregarnos como blogroll, un saludo ale

Liza Di Georgina dijo...

Cierto, es lindo contar las cosas que tenemos, y el miedo inmenso que se apodera de nosotros cuando por un segundo nos dejamos llevar ante la idea que alguna de ellas pudiera siquiera ser tocada por la violenta realidad que nos acecha detrás de la puerta... lindo texto ;)

Cris dijo...

Cuando todo es "normal y sin novedad en el frente" hasta una llamada de teléfono nos puede alterar la vida.... vaya que sí.... Un abrazo Raúl, como siempre, un relato que se puede imaginar con precisión casi matemática :)

39escalones dijo...

Para que te fíes de los que hacen puerta fría...
Ya lo decía el maestro Hitchcock, el morbo de ver qué sucede tras las cortinas de esos barrios plácidos de vida tranquila; la esencia del suspense más aterrador.
Fenomenal.
Buen verano.

Vale you know dijo...

Buenas palabras.. buen blog..

POLIDORI dijo...

Nos has mostrado magistralmente, como siempre, que no hay nada seguro en esta vida, vivimos constantemente en el alambre, hasta el mas mínimo movimiento nos puede hacer caer al abismo sin red.



John W.

ÁFRICA dijo...

El azar, el destino siempre llama a tu puerta y entra para producirnos dolor,
Y tenemos que aprender a vivir con el

Tesa dijo...

Sí, es verdad, el tiempo duele en forma de expectación, de amarga espera, de impotencia.
El tiempo duele hasta en forma de nostalgia.
Y sin embargo el tiempo es vivir
¿u qué?

Camy dijo...

¿Acaso no sueña con esa llamada y que cambie esa vida monótona?.

Sonrio con tu sonrisa.

Lucía dijo...

¡Eres tremendo! No deja de sorprenderme cómo pasas de lo idílico a lo inquietante en una sola línea y cómo consigues dejar al lector con un regusto amargo al final.

Un abrazo.

Silencios dijo...

El miedo solo nos sirve para tener más miedo. La vida siempre gira y algunas veces duele.
No me gusta la monotonía en la vida.

Besos y excelente como siempre

Anónimo dijo...

Hoy leyéndote, me he quedado inmóvil, así,todo lo que me has hecho sentir: calma chicha, vibración, anticipación, escalofrío, y miedo… todo ha crecido y me ha recorrido mucho mejor…
Mis besos,

Mavi

Anónimo dijo...

Tus microrrelatos, son un verdadero atractivo para después interesarse por la película en cuestión. Precisos, bien escritos e intrigantes.
Deberías recibir un sueldo de las productoras, jejejejeje.....

Fco. Javier.

moreiras dijo...

"Los caminos de la vida son inescrutables...
A quién puede sorprenderle más allá de la sorpresa...

Mcartney dijo...

Estas son las cosas que creemos que sólo ocurren en las pelis y un buen día nos ocurren a nosotros.
Quedarse en paro, divorcio, muerte de un familiar, violación....
Y aprendemos.
No he visto la version original de "Horas desesperadas" aunque me imagino que el Jamfri estará que se sale. (Tengo que pillarla por ahí)
Si vi por el contrario la de Cimino, con el Rourke y el Hopkins y me encantó.
Tu blog me interesa porque me hace investigar sobre el cine, y ahora que voy menos a verlo, me doy cuenta que lo echaba en falta.
Gracias como siempre por la forma de exponer tus charlas de cine-club.
¿Sabes lo más curioso?.
Cuando he terminado de leer la entrada lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido la peli de Cimino, y desconocía que hubiera sido un remake de la de de Wyler, cosa que he descubierto hurgando por el explorador. Y al ampliar la foto y ver que efectivamente es el Jamfri ya no me han quedado dudas de la peli a la que te referías.
Me gusta que plantees estos acertijos para la gente que no hemos visto la peli que suele se el "manantial" de tus entradas.
♪♪ Cine, cine, cine, cine,.....
más cine por favor...... ♪♪
Buscando por ahí

jael_18 dijo...

muy linda historia.

Báthory dijo...

Totalmente de acuerdo con Mcartney; tampoco conocía esta película de "Jamfri". Muy original la forma de presentar las películas y una exquisita lírica como siempre.

antonio dijo...

Raul. al final nos haras participe de tus conocimientos cinefilos.
Lo que yo te diga.

MarivipSuperstar dijo...

¿Demasiado perfecto para ser verdad?... Ni aún así es perfecto para ella. El miedo a perder lo enturbia todo.

Cuando el tiempo duele el TIC TAC del reloj se convierte en un sonido inosoportable que te taladra el pensamiento.

Besos!

senses or nonsenses dijo...

...es que solemos confundir la felicidad con la anestesia, que nada ni nadie nos mueva de la foto: familia, casa y un jardín que regar...
yo prefiero sentir, aunque duela, que "la vida sea como un largo río tranquilo".
me temo que me alejé un poco de la referencia original. recuerdo fatal Horas desesperadas...

un abrazo.

JAUD NABIR dijo...

Hola Raul. Ciertamente el concepto de tu blog nos brinda esa magnifica posibilidad, de adentrarnos en el buen cine, el que nunca hemos visto y esta aun alli, esperándonos. A parte de darnos el gustazo de leer tus magistrales entradas. Un abrazo

Deigar dijo...

Me gustó mucho, real...

Saludos. Nos leemos

Ivi Torres Riesco dijo...

Felicitaciones por tus escritos...
Un saludo,

Señorita Rosa
www.toque-rosa.blogspot.com

max dijo...

No he tenido la posibilidad de ver esta pelicula, pero creo que has captado la moraleja.La vida está llena de "cortes" ya sea porque vienen de fuera, ya sea porque uno mismo los crea.La cuestión es si somos capaces de adaptarnos,de encontrar de nuevo el equilibrio aun a sabiendas que lo volveremos a perder en cualquier momento.

Anónimo dijo...

Queda claro que tienes cierta predilección por las puertas, si uno lee varios de tus relatos. Jajajajaja!!!.
La verdad es que es un elemento de lo más cinematográfico, que tu manejas con muchisima maestría, Raúl.
Una cantidad tan grande de comentarios favorables, no puede estar equivocada.

María.

Alejandro Laurenza dijo...

Muy bueno, Raúl. Dan ganas de volver a leerlo, una vez terminado.

Saludos,
Alejandro.

grettel j. singer dijo...

jaud nabir lo dice con exactitud, pero agrego algo más, me encantan los banners.
inquietante relato en tan breves palabras. lo logras muy bien raúl, felicidades!

nadasepierde dijo...

La vida puede cambiarnos de una minuto para el otro, para bien o para mal.
Me pasó eso de pensar que en cualquier momento iba a pasar algo que cambiara lo perfecto que sentía que era mi vida en una época, y como si fuera una profecía, se cumplió.
Dicen que el miedo no es sonso.

Un beso

Elèna Casero dijo...

El miedo a que la vida nos cambie en dos segundos. Casi nada.

Me ha gustado. recreas muy bien los sentimientos ajenos ... o no.

Un besazo

♥ Coco dijo...

Alo Raul!
Tarde mucho en econtrar la respuesta a la interminable pregunta de porque mi madre era tan sobreprotectora si tenia todo en armonia como lo describes en tus letras, era eso...

Saludicos!

Anónimo dijo...

condor dijo desde - el7deyahve te saluda alma difusa, todos somos ex de muchas cosas y personas, a lo largo de nuestra existencia, pero hay esta la gracia de la vida en los recuerdos de toda aquelas vivencias, que dios nos ha dejado vivir o la ciencia para los ateos .

yo espero tener muchos ex y llevarme bien con todos nu abrazo

el7deyahve

Luis dijo...

Sin comntarios, excelente como siempre. De alguna forma nuestra tranquilidad es una constante quietud antes de la tormenta, la pregunta a definir es cuando llegará y que tan fuerte será ese temporal?
Un saludo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

El pinto dijo...

La violencia casi siempre inesperada, con el dolor físico y el otro, el de entir el odio tan desagradable, el de ver violencia en respuesta contenida. Gratuita e innecesaria.
Saudos y afecto

Mariano Zurdo dijo...

Dos instantes consecutivos. Tan seguidos que parece imposible que se distingan. Y pueden ser tan diferentes...
Besitos/azos.

iliamehoy dijo...

Nunca una sola lectura me parece suficiente. No quiero perderme, a ser posible, el aroma que desprende la hermosa arquitectura de tus párrafos.
Cuando el tiempo duele, la tormenta ya estalló.
Una sonrisa, como mínimo

Apostata dijo...

Aquí hay un escritor

Carmen dijo...

Inmejorable síntesis para "contar" una película que no vi en la pantalla pero sí en la vida real. Esos actores, esas circunstancias, esas rutinas encadenadas hasta que de pronto todo se rompe en mil pedazos. Quizá sea la vida que nos pone a prueba para ver si somos capaces de volver a empezar.
Un abrazo

Lilith Angel dijo...

Para pensar.... realmente se tiene todo tan perfecto o es solamente el sueño de todos y no querer despertar al mundo donde la violencia te pega de frente y sin permiso... es preferible seguir soñando... como cuando puedo escribir y volar... :)

Un agrado leerte y visitarte

Un abrazo
Lilith Angel

Belén dijo...

Los sinsabores de la vida se conugan con los olores de la felicidad...

Y hay que estar preparado para todo, hay gente que no sabe digerir la felicidad :)

Besicos

ALEX B. dijo...

Es la primera peli que no he visto desde que te sigo.Tomo nota.
¿ otra puerta?
Besos

Zayadith Hernández dijo...

es asombroso como te pueden cambiar la vida en un segundo... excelente texto...lleno de crudo y real dramatismo, pero perfecto.
Besitos.

lopillas dijo...

Dos lecturas distintas: una, que anticipa desde la felicidad las horas desesperadas que vendrán tras abrir la caja de Pandora y otra, la que emborrona la felicidad diaria con el miedo imaginario a perderlo todo.
El que vale, vale, Raúl. Así que ve acostumbrándote ;)
Salud!

Armengout dijo...

hola, wow! la verdad es que he leido varios textos de los que has publicado y sinceramente genial... este en especial fue un beso al aire y un tiro al pecho!!

cuidate, saludos!!

Reyes dijo...

No sé dónde he leído que todo lo que parece nuestro no es nuestro.
En cualquier momento llega alguien y te lo quita.
Un beso,Raúl.

Juan 44 dijo...

Ni un ápice. Ni un sólo ápice de hermoso talento se te perdió en todos estos meses que, por estos lares, anduve perdido.
Ole mi niño.

¡ Salud !

ironicamenteinlove dijo...

Es un lindo fracmento :)
Es eso no?
me parece que de muchos (de los que yo supongo fracmento) se pueden sacar gandes libros.
¿quien nunca tubo curisidad de leer un libro con estos temas comune, facilmente identificadores de pesonalidades de la vida cotidiana?

Lala dijo...

Somos animales de costumbres, a veces tan acomodados en ellas que todo aquello que perturbe el ritmo acompasado de la rutina puede llegar a doler.
Acaso es que siempre existe ese miedo al cambio?
Con lo que a mi me gustan las sorpresas!
Pero lo importante es sentirse bien, feliz incluso. Así que...



Un besito



Lala

arcademonio dijo...

...quizá si hubiera mirado por la mirilla antes de abrir...infinitos besos de bolsillo...

Miguel Baquero dijo...

No he visto esa película, porque soy un analfabeto cinematográfico. Eso de que nada puede suceder salvo que el tiempo empiece a doler es de una belleza literaria que asusta

Vivian dijo...

He descubierto una cosa Raúl, me gusta especialmente el tono de tus relatos cuando escribes sobre cine clásico, es como si la persona que escribe viniera directamente de aquellos días, no de estos, o seré yo, nu sé…

Tesis, me gusta Tesis, y me gusta Amenábar…

Un abrazo

HYDRO dijo...

La verdad es esa, el cruel destino hace que un chasquido de lácido bienestar pases a la peor de las pesadillas.Un saludo, amigo.

pato2007 dijo...

Buena historia...

Saludos
http://mathmaipu.blogspot.com/

Araceli Esteves dijo...

Qué bueno eso de que el tiempo duele.

Juanjo dijo...

El tiempo es prácticamente lo único que puede pasar de estado gaseoso a sólido en segundos. Debe doler, sí, ese cesar repentino de lo que antes se movía libremente.

Drywater dijo...

Cuánta razón hay en tu literatura, y cuánta calidad.

sebas dijo...

Hola Raúl. Muchas gracias por la visita
Y con respecto al escrito, tienes toda la razón. Siempre vamos a estar expuestos a la suerte de caer en un universos paralelo… no deseado. Uuuuu… jajaja
saludos

Danilo Parte, a.k.a ,Martín iconli Mon dijo...

e incluso lo paladeé

Maribel dijo...

Hola Raúl,

sí, el tiempo duele, ese que te hace desesperar, por eso el mejor tiempo es el que pasa y no te das cuenta ... poder mirar atrás y saber que ha valido la pena ...
Si vives con miedo ... el tiempo no es aliado ... almenos para mi.
Un abrazo violeta,
Maribel

AdR dijo...

Realmente da pavor imaginarse así al tiempo. Lo describes a la perfección.

Abrazos

nómada dijo...

Nada, salvo que el miedo adormeciera el minutero e hiciera que el tiempo discurriese embarrado, lento y espeso. Hasta llegar a doler. - Dices.

Y yo me pregunto, duele menos el tiempo porque pasa?

Ahora soy Luz... dijo...

A mí más que el tiempo me duele la ausencia, el teléfono silencioso, el control, el orden,la comodidad. La rutina, esa también duele.

mi nombre es Alma dijo...

Ya lo dice el poeta:
...Alguna vez nos lanzamos
Al juego súbito del olvido
Y nos tatuamos la piel
Con los pinceles del aire

Nos duele el tiempo....

André Cruchaga

Y ya lo dices tu (muy bien por cierto), a veces nuestro miedo hace detener el tiempo, tanto, que duele.

Anónimo dijo...

En pocas ocasiones el gran Bogart hizo de villano.
Creo que tu relato, al igual que la película, habla de la fatalidad.
Escribes muy bien.

Hank dijo...

Vaya, es la otra cara de la moneda..., o una de las caras de lo que sea. Lo reconozco, claro. Todo sugerencia: no es una maravilla (tú lo sabes), pero sí toda una lección magistral (también lo sabes).

Directo a la conciencia. Gracias por la luz.

Héctor e Ilze dijo...

muy bien escrito, felicidades

marta dijo...

¡Fantástico! ¡Cómo un simple gesto como abrir una puerta puede cambiarlo todo!
Un beso MUYGRANDE :)

Silvio dijo...

Fantástico aporte. Una delicia descriptiva.

Francisco Machuca dijo...

El gran William Wyler nos da la respuesta de todo esto en su magnífico filme El coleccionista;ese hombre que colecciona mariposas (¿vía directa de algunos personajes de Luis Buñuel?).

Un abrazo,amigo.

Bárbara dijo...

Qué elegancia cómo lo cuentas. Preciso y sutil el final.
¿Por qué nos sucede eso? A mí también me pasa, cuando me siento feliz, automáticamente me salta el resorte del miedo a perder esa felicidad.
Besos

Isabel Romana dijo...

Impresionan esas historias en las que la violencia irrumpe inesperadamente en la vida más rutinaria y amable. Produce Inquietud y desasosiego, como este texto tuyo, tan amenazante. Besitos.

PαиDiiтiiтα zнαвoя кαяαмelo xX dijo...

me encanta la forma en que redactas... cuidate!!

Danilo Parte, a.k.a ,Martín iconli Mon dijo...

Gracias por tu visita y tus palabras.

Un saludo.

Luci-bombon dijo...

Qué bellas palabras las que usas para contar cuentos tan cortos... es obvio que no hay novela que llegue a erizar la piel en tan pocos minutos. Te admiro de verdad...

Patricia 333 dijo...

Muy bueno me puse a leer todo


Saludos

Francisco Ortiz dijo...

El temor de lo presentido, el dolor que ya abre llagas antes de materializarse. El temor que en tu texto es ya terror.

Héctor e Ilze dijo...

increible como escribes!!!

Maxwell dijo...

Muy buenas palabras. Me ha hecho darme cuenta un poquito más de todas las pequeñas buenas cosas que me rodean.
Un saludo!

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

La vida en tiempos de paz es así: transcurre aparentemente plácida, sin brusquedades, en una perfecta armonía y...cuando menos lo esperamos surge la desgracia, aquello que rompe y fragmenta nuestra existencia: una enfermedad inesperada, un accidente de tráfico o, como en este caso, que tres delincuentes habituales entren en tu casa y conviertan tu vida en un infierno. Me gusta mucho cómo recreas y escenificas, poniéndote en el lugar de los personajes, las situaciones de estos clásicos del cine. Pura empatía. Un beso, amigo Raúl.

Demasto dijo...

Si si, seguro que ha sido el "cruel azar le diera por llamar ahora a la puerta." Ese temor, parece, hay que acostumbrarse a convivir con él. Me parece justo que lo percibas, percibirlo... Acaso será éste, la punta del ovillo, que nos muestra la atroz madeja que nos circunda y nos aguarda impaciente, a nosotros, a nuestra sangre. La indiferencia, dicen que mata, coincido. Quizás si nos diéramos cuenta, de que las perlas que nos pertenecen, han de ser puras imitaciones, arribaríamos a la conclusión, de que ni los barrios acomodados, ni las familias de cuentos de hadas, podrán jamás salvarnos de la mediocridad... De los blogs, y de los pasos que damos en ese otro mundo real.

leandro molins dijo...

la mujer se tuvo que enterrar en un lugar asqueroso, es muy comun ver a las mujeres, con esas caras, sobre todo si viven del marido, por que ama de casa es cualquier gilada, la mina labura para el tipo tambien, y es en ese punto donde la historia se vuelve horror

preciousena dijo...

¡Perfecto!

Blanca dijo...

AMO TU BLOG :)