jueves, 25 de junio de 2009

Hasta lo más alto

Desde la azotea de un colosal edificio acristalado, de líneas aparentemente frágiles pero de porte imponente, Howard...
The Fountainhead.- 1949.- King Vidor

98 comentarios:

Josep dijo...

Sí señor: eso es tenacidad; un punto egoísta por momentos, pero tenacidad y fe en uno mismo.

Seguro que pensaba lo que apuntas.

Parece que adivinas lineas ocultas del guión, truhán.

Saludos.

Amaia dijo...

Y después de TODO qué?Excelente la cartografía de la ambición que has dibujado.
Feliz solsticio,y mejor verano!

Un abrazo y un beso!

POLIDORI dijo...

Bienvenido igualmente a mi blog, espero que te guste.

Brillante descripción, son de las que invitan a intentar se mejor persona.

Un saludo.

iliamehoy dijo...

Me gusta esa butaca privilegiada desde la que observo tu cine.
Primero, te leo y me dejo llevar por tus palabras, las saboreo como una bolsa de decliciosas palomitas reciém hechas.
Luego, intento imaginar el resto del decorado.
Para al final, leer el título y cerrar ese ritual bordado al revés.
Una sonrisa complacida

mia dijo...

Es para estudiarlo detenidamente

Nadie me da garantía que es perfecto

Algo desde tan alto,me hace temerlo...

Besos

Lo tiene todo...

hasta ella..............

Besos

Anónimo dijo...

Detrás de tus palabras, a mi también me parece que no todo es tan perfecto.
No tengo ni idea de qué película ase trata, así que espero ansioso a que cuelgues el título. Me ha intrigado tu cuento.

TOM

Luis dijo...

En muchas ocasiones la tenacidad obsesa es percibida incluso por nuestros cercanos como un empecinamiento irracional, inútil, más lleno de porfía que de lógica. es allí donde la sana ambición personal y los objetivos claros nos siguen impulsando.
Motivador relato
Un abrazo
Unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Gilda dijo...

Exquisito.

Pero no tengo ni idea (al menos soy fiel a mi estilo).

:)

Apapacho.

Gilda o Arcángel Mirón.

silvestre dijo...

¿Era mejor el cine entonces que ahora? ¿Era mejor la vida?

MarySandel dijo...

Hay que tener cuidado con lo que deseas, porque se podria cumplir.
Magnifico texto

Saludos desde Costa Rica
Gracias por la visita

manuespada dijo...

Perder tu vida personal por el éxito profesional siempre me ha parecido una estupidez, conozco algunos casos cercanos y eso no es vida, cuando llegas al final de tus días dices. ¿Qué coño he hecho con mi vida salvo currar? Saludos.

39escalones dijo...

Magnífica imagen de la idea de triunfo, de autorrealización, de autosuperación (no sé exactamente si en el buen sentido, en el malo o en ambos). Especialmente el primer párrafo, estupendo.
Ah, y el banner de hoy, soberbio. Elena sí que se ha superado.

POLIDORI dijo...

Muchas gracias por tu comentario.

No es por falsa modestia, pero no creo que sean para tanto.

En cualquier caso, me siento muy honrado por que os guste.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Ni idea de la película, pero viendo la fotografía que ilustra la entrada, se podría llamar perfectamente ""Gary Cooper que estás en los cielos"".

YoSusan dijo...

Ese es el secreto del éxito, conseguirlo sin dejarte en el camino nada de lo que te es valioso.Así se sube una escalera, escalón a escalón.Excelente texto para expresarlo.
Saludos

albertjesus dijo...

excelente...

Elena dijo...

Hace tantos años que me subí a los rascacielos de Nueva York con el señor Cooper, que el desgaste de mi memoria me dice que no es prudente hablar de la película.
Hablaré entonces de arquitectura; no conozco a dos arquitectos que logren ponerse de acuerdo.

Myra dijo...

Siempre me ha gustado el mundo de la arquitectura. Me encanta este película. Cooper luchando por la libertad y la integridad frente a la masa. Y me gusta como nos la has contado.

Un beso.

Camy dijo...

¿Se conformara con ese "todo"? ¿No será posible que alguien que tan concienzudamente y milímetricamente ha conseguido vencer y ganar batalla, se sienta vacío ? ¿cómo seguirá viendo a la esposa en casa?
Un beso

antonio dijo...

SABOREO.....

Silencios dijo...

Excelente Raúl, así deberían ser muchos de una integridad impecable.

Cris dijo...

Buenos y casi soleados días Raúl, tormenta amaina, parece al menos.... Busqué con trampa el título de la peli (es de botón derecho en imágen y propiedades....) curiosa que es una.... pues nada, otra que tampoco he visto, y nadie co´mo tú me ha hecho unas sinopsis tan perfectas.... Gracias y a la lista que crece y crece.... Hasta el próximo jueves y gracias por pasarte.... Un saludo cordial y un abrazo

Anónimo dijo...

En un mundo superficial donde se mezclan los buenos sentimientos y donde reinan las apariencias, individualismo en estado puro…objetivismo…alcanzar “tu libertad” a través del egoismo… frente al cinismo y arribismo de los que se creen altruistas… seguramente Howard también tuvo que soportar los ataques destructivos del “establishment”, de los que le rodeaban, y también de su amada esposa… seguramente a pesar de todo, mantuvo “su” libertad de “pensar” o de “crear” …
Y si nos salimos del reino de las demagogias… la lectura quizás sea distinta?
Besos,
Mavi

Bárbara dijo...

Las crines del éxito, me gustó ese toque animal. Y esa visión de que el esfuerzo será recompensado, tan denostada hoy en día.

Camille dijo...

Cuando alguien está tan arriba y lo tiene todo una de dos, o no lo sabe o lo pierde..

"Camille a lo bruja Lola"

Mcartney dijo...

Gail Wynand:
Self made man arribado desde Hell's Kitchen ha conseguido llegar a la cima del poder desde ser un joven luchador callejero hasta director y propietario de un peródico y de buena parte de la ciudad. Desprecia profundamente a todas las personas a que se dejan
manejar entre las que se encuentran todos los lectores de su periódico, claro, (!la opinión pública la hago yo¡) admirando por tanto a las que son íntegras y mantienen un espíritu como el suyo.

Dominique Françon:
No concibe una vida en la que algo o alguien la pueda dominar, o la pueda hacer perder la cabeza de tal modo que la anule. Si algo la gusta hasta tal extremo que la hace perder la cabeza, lo destruye.

Ellsworth Toohey:
Gran admirador de Josef Mengele, que ha consagrado su existencia a hacer experimentos con sus seguidores guiándoles hacia la
verdad en la Arquitectura, en la que perversamente parece ser todo un experto. Le pagan por adoctrinar a la gente.

Peter Keating:
Brillante alumno del Instituto Tecnológico de Stanton, algo así como una escuela de Arquitectura, ha conseguido todos sus éxitos
en la carrera y después en la vida real copiando y pegando proyectos de los demás. Bueno al menos en eso es inteligente porque
casi todos los ha copiado de.....
Howard Roark:
Está fuera de su tiempo, lo sabe él y lo saben los demás pero sólo unos pocos están dispuestos a admitir públicamente que sus
ideas personales son esos profundos sentimientos que todos llevan dentro y ninguno se atreve a enarbolar como bandera, prefiriendo la vida convencional, rutinaria, políticamente correcta. Vive con y para su trabajo que no es más que la traslación al papel de su espíritu interior que no acepta riendas. Trabaja sólo, piensa sólo, se define sólo, porque es una persona única e irrepetible como todos nosotros. Pero él lo dice abiertamente y soporta sin pestañear el peso de su propia persona.
Por cierto, que tensión a lo largo de toda la película para no ser una novela de cine negro, aunque tenga la fuerza del blanco y negro. Hoy una peli así sería difícl que transmitiera todo lo que a mi me transmite.
Como veo que alguna vez coinicidimos en las pelis que nos encontramos por la tele, aunque no la vi entera pero me la conozco bastante bien, tanto a ella como al libro, había pensado postear algo en mi blog al que puedes como siempre hacer una visita.
Yo llevo un Howard Roark en mi interior, aunque me cueste más de la cuenta.
Saludos.

Bolero dijo...

Pues a mi me da miedo q alguien lo tenga todo, sobre todo una mujer en casa esperándole, creo q nunca en la vida se tiene todo y quien lo tenga, creo q es rendirse, no sé pero prefiero tener cosas por las q seguir, aunque sean tontas
Muakkkkkkkkkkkkk

grettel j. singer dijo...

raul,
tus textos concretos y sensibles realmente dan placer leerlos. también me maravilla el uso del lenguaje, de las palabras grandes que se cuelan entre líneas y sin embargo, nunca aparentan ser rebuscadas. me gusta tu pluma.

sobre el relato, fantástico. siempre hay alguien dispuesto a apoyarnos, aún en nuestras locuras. eso a veces es el empujón que necesitamos para lograr realizarnos.

muy bueno. un besito.

grettel j. singer dijo...

por cierto, el banner es espectacular.

mi nombre es Alma dijo...

Se dice de esta película que el realizador le da un componente enormemente visual en alguna de sus secuencias. Yo misma y en este momento veo a Gary Cooper en lo alto de la Price Tower defendiendo su liberta artística, su libertad. Y todo te le debo a ti, a tu relato.

Un abrazo

P.D. yo, que antes de ver la peli leí la novela de Ayn Rand, no me imaginaba a Cooper en el papel (algo mayorcito), pero está claro que el lo sabía interpretar todo.

ALEX B. dijo...

La pelicula se basa en la vida de el arquitecto Frank Lloyd Wright, aunque eso es lo de menos.La superción personal , la defensa de las ideas y de la integridad,la renuncia en busca de unos ideales es lo que nos transmite.Aunque a mi particularmente lo que más me gusta son los personajes secundarios llenos de sus pequeñas y grandes miserias.Me apena el mensaje del empresario, que decide ser íntegro y no lo consigue.
Me ha encantado el texto Raúl.(y el banner).Gracias por seguir acompañándome.

Sinuosa dijo...

Siempre tuve una especial simpatía por Gary Cooper. Me recuerda a mi padre. Debe ser por eso.
Conozco muchas de sus peliculas, pero aquí me perdí.

Me gustó esta frase:
"... el viento mece por fin las crines de su éxito..."

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Hace mucho que visioné “El Manantial” de King Vidor, ya casi ni me acordaba de ella hasta que he leído tu interesante texto. Gary Cooper estaba espléndido, para variar, en su papel de arquitecto que lucha denodadamente por imponer lo novedoso sobre lo caduco, en una especie de metáfora filosófica sobre la evolución humana y sobre la libertad o la falta de ésta. Tu magnífico texto extrae justamente la esencia filosófica de ese filme memorable. Y ya que estoy aquí, agradecerte de nuevo tu lectura a mi relato napolitano y sí, te doy la razón en que largo sí es, que son más de 6000 palabras, pero es que no fue concebido como una entrada de blog, sino como un relato y de hecho, cuanto más largo, más dificultad entraña, que otros que tengo más breves los hice en un plis plas y éste me llevo tener que releerlo cada vez que me ponía a escribir para no cometer errores, puesto que no lo escribí de una “tacada”. Y bueno, mi blog no está ideado para que me lean otros compañeros en sí, que siempre tienen muchas lecturas pendientes y escaso tiempo, sino para el lector de “fuera” si es que está interesado en algo de lo que cuelgo, por eso la extensión es irrelevante para mí, puede ser breve o extenso, dependiendo de lo que quiera expresar o plasmar en un determinado momento. Y respondiendo a tu pregunta, sí, conozco Nápoles, estuve allí 10 días durante mi segundo periplo por Italia, hace dos años y me inspiré en “hechos reales”, jeje. La pizzería existe y se ubica justo bajo la Puerta de San Genaro, (adjunto dos fotos de ella) y Don Mario, con este mismo nombre , también existe o existía entonces, él y sus dos guardaespaldas acudían todos los días a almorzar a esta pizzería y ellos inspiraron mi narración, si bien la ambienté en la posguerra y no en época actual. Bueno, pues agradezco infinitamente tu paciencia para leer semejante “tocho”, jaja, y el comentario tan bonito que me has dejado, Raúl. Un besote fuerte y muy feliz finde.

malena dijo...

genial, como siempre.
un saludo

Flor de Cactus dijo...

Una gran obra de King Vidor, en la que se recrea, la indómita personalidad de un arquitecto que, lucha denodadamente por defender sus ideas vanguardistas. Creo que es de las mejores del realizador y por supuesto, aconsejo su visionado. Atención a la pareja protagonista, Cooper y Neal, porque derraman una pasión que transciende el propio plató de grabación.

Un saludo.

Vivian dijo...

Impresionante Raúl, siempre consigues rescatar la esencia de las películas en palabras, pero esta vez me parece una de las más logradas que te he leído, has conseguido transmitir esa tenacidad, esa lucha por lo que uno cree, ese perder para ganar, y ese triunfo final que no es vanidad sino satisfacción personal.

Me encantó esta entrada, por si no se notaba, y la película también.

Por cierto, creo que Bergman no ha pasado mucho por aquí, igual un día de estos te animas.

:)

Deigar dijo...

Si, el buen esfuerzo, de corazón y mente, trae muy buenas consecuencias. Uno cosecha lo que siembra.
Es bueno estar de esa manera.

Saludos. Nos leemos

Miguel Baquero dijo...

Y después de todo, ¿qué?, como dice Amaia en los primeros comentarios. Me gusta la reflexión que despierta tu texto. Lo que importa muchas veces es la lucha, el esfuerzo, más que llegar a la meta

Tesa dijo...

Cómo me gusta el Cooper. Míralo que estupendo.
Le toca pagar un alto precio para recuperar su honestidad ...pero, ¡y lo tranquilo que se queda uno!

Anónimo dijo...

Buenos días Raúl.

alguien ha dicho por ahí, que utilizas palabras nada usuales, con una naturalidad pasmosa, sin que chirrien ni hagan pretencioso el relato. Y es verdad. Tienes una gran capacidad para ello.
En cuanto a la película, ni idea, sino llega aser por los comentarios de los demás lectores.
Besosss.


María

Juanjo dijo...

Nadie lo tiene todo.

ethan dijo...

Creo que "El Manantial" es de las películas que mejor expresan el deseo (y no sólo el carnal).
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Del banner diré, que no se le pude ganar a la muerte, pues la mejor jugando al ajedrez.
Un blog de mucha calidad. Felicidades.

Juan Carlos Infante.

Belén dijo...

es, sin duda, el orgullo de tenerlo todo bien atado...

besicos

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

El Banner: magnifico como siempre... yo ya he estado así dos veces y he ganado...dicen que a la tercera va la vencida...ya te contaré...
En cuanto al texto, es una perfección la vida de tu personaje...eso me hace desconfiar ( así somos los mortales de tercos)...probablemente haya algo que ignore...o si no, que asco de vida la del resto ;)
Excelente Raúl...me encanta como escribes, no digo nada nuevo pero es la verdad...
Besitos.

HYDRO dijo...

Gracias por deleitarme, echo de menos que publiques más.Un saludo desde mi costa.

Anónimo dijo...

"Yo no construyo para tener clientes, los tengo para poder construir" dice Roark en un momento del filme.

Toda una delaración de intenciones que ya nos gustaría decir a todos los arquitectos en los tiempos que corren.

Saludos. (Escribes de fábula)

Mariano Zurdo dijo...

Leñe, no sé si me da envidia o repelús. Tanta perfección...
Lo malo de esa escalada de éxito es que siempre queda otro escalón por subir...
Besitos/azos.

lopillas dijo...

Crudos tiempos para emular a la hormiga de La Fontaine sin que se desgarren las costuras del ánimo (frase excelente Raúl). Howards que no pierdan su norte y/o no ganen soberbia...no conozco a ninguno. Bueno, a tí :D (para que no dejes de visitarnos y tal)
Abrazote

Lala dijo...

Seguramente hay metas que a ojos de los demás no merecen esfuerzo alguno, pero las metas son personales e íntimas. Todos tienen derecho a perseguirlas y a conseguir así ese premio a la tenacidad, a la valentía, a la constancia....vete tú a saber!

Bueno, como yo no he visto las pelis de las que hablas, te comento que sólo te escribo desde mi punto de vista con respecto al texto. Ya sé, algo pobre, pero es lo que hay!!! Ya las veré, hombre, ya las veré!!! Jajajaja!


Un besito, Raulito



Lala

MARC dijo...

Si señor, pedazo videoteca que tenemos en la "azotea".

JAUD NABIR dijo...

Pues si, un relato mas donde logras plasmar una condición humana o una debilidad, sabia que era Gary Cooper, pero no recordaba esa pelicula. Un saludo. Gracias por el comentario sobre mis poemas, no te creas, yo pienso a ratos igual. Estoy a punto de subir algo de narrativa. Un saludo

Magnolia de Acero dijo...

Aún no he leído tu texto, y ya me derrito ante este banner. Qué gran película, El séptimo sello. qué grande Bergman.

Magnolia de Acero dijo...

cuánta perfección! cuánta entereza! la integridad personificada! qué orgullo!... qué obstinación! qué agotamiento! qué terquedad! qué aburrimiento!

un abrazo fuerte, raúl

Magnolia de Acero dijo...

Ay! y gracias por tu esporádicas visitas a pesar de mi ausencia. Yo ya estoy liberada, así que seguiré visitando, con gusto, tus textos
otro abrazo más fuerte

escaparata • dijo...

Odioso personaje por momentos parece él. (escribí una frase con las palabras mezcladas, espero que se entienda). Luego da para mirarlo con otros ojos. Luego para volverlo a ver y continuar mirandolo y leyendolo para ver si se lo puede comprender.
(siempre quise ver esa pelicula y nunca se dio la oportunidad, supongo que falta de tiempo por tener que ver tantas otras... y siempre las que uno 'quiere' quedan para el final.. no?)

*natt*

Francisco Machuca dijo...

Cooper en la cima.Allí,con una excelente reputación profesional,pero sin saber que no es siempre una garantía de sentido común.El manantial,Y el mundo marcha,otra obra maestra de Vidor.Sí,allí Cooper sobre la batalla,trabajos,sufrimientos.La historia de las enfermedades,de los monumentos.Ha movido el mundo.Ha hilvanado es su pecho desnudo los fríos prehistóricos,los hombres mediavales,la esclavitud romana,el esfuerzo gótico,la hoguera cursiva de los revolucionarios y la geometría negra de las cárceles.Construimos en pos de nada.Construimos.El trabajo es el refugio de los que no tienen nada mejor que hacer.A Cooper no le hace falta gritar:La estupidez de mi trabajo y la insulsez de mi vida cotidiana poco sofisticada y demasiado aséptica,con aire prefabricada.No.Lo vemos.Lo sabemos. La mayor parte de nuestros actos son inútiles,estériles.Nuestra vida está tejida con esa trama gris y sin relieve y sólo aquí y allá surge de pronto una flor,una figura.Quizá nuestors únicos actos valiosos y fecundos han sido las palabras tiernas que alguna vez pronunciamos,algún gesto de arrojo que tuvimos,una caricia distraída,las horas empleadas en leer o escribir un libro.Y nada más.Si,Cooper sale al exterior,a la cima,como un King Kong herido,como ese insecto de Kafka que se ha atrevido a salir.Ese Gregorio Samsa que no le confunde su metamorfosis en antrópodo sino la angustia de no poder acudir ese día al trabajo,su obligación.Si,Cooper acepta el martirio por una quimera,mas no por una verdad.Y nosotros bajo el manantial,nos sentimos extrañados por los procedimientos que emplean los hombres para ganarse la vida o,perderla.
¡Y el mundo marcha!

Un fuerte abrazo,mi querido amigo.

Susi.a dijo...

cuando vi esta peli me dije "quiero saber de arquitectura" y hasta hoy.

Feliz Verano me tomo vacaciones inernauticas blogeras hasta septiembre.

b7

Lunita dijo...

hola hola!
aqui pasando a saludar!
espero que estes de lo mejor
gracias por tu visita... besos



chiki...

Mentalista furtivo dijo...

Soy nuevo en esto del blog y en mi búsqueda de publicaciones interesantes me he encontrado tu blog... He leído esta entrada y la anterior, creo que escribes muy bien y podría pasar horas leyendo aquí =)

Mcartney dijo...

Y siguiendo con el Gary, me encantaría alguna entrada, no se si ya tienes una, de Sólo ante el peligro.
Puede que algún día.
¿ Y Ciudadano Kane ?
Saludos.

senses or nonsenses dijo...

después de leer todos los comentarios ya me he olvidado lo que iba a decir, menos mal que ha llegado Ethan, yo tb creo que El Manantial habla sobre todo del deseo.
y quizá en la novela, que no he leído, pero no veo a Dominique esperándole en casa, es que esa escena es una de mis favoritas.
y sube, sube, y no termina de llegar, y sube más, hasta alcanzar a gary cooper, que tiene un brazo prodigioso, una enorme taladradora, y un edificio que le dará prestigio social.
algunos han dicho -no lo diré yo- que esa escena es la mejor representación de un orgasmo femenino...

un abrazo.

pd.: creo que me ha quedado un comentario un poco raro.

Lady Mariann dijo...

Hola Raúl, este comentario poco tendrá q ver con el contenido de tu Blog en si, ya me deetendré en tus escritos q así hum??, digamos, sobre volando me interesaron mucho, la realidad y el motivo de estas palabras es q me fascinó q tuvieras LA imagen en el encabezamiento de tu Blog, MARAVILLOSA, hace poco volví a ver la peli, voy a andar rondadndo x "esta, tu casa", felicitaciones es 1 lugar verdaderamente atractivo, presiento misterio y tesoros, jajajajaja.
Te dejo mil besos y el deseo de MUY buena vida amigus!!!!

Zuresh dijo...

Primera vez que me paso por aquí y ya te admiro, la foto del septimo sello de bergman..notable..
una seguidor más..para tu difusa alma...

Anónimo dijo...

Muy bueno, el arte y la literatura llenan nuestras vidas

Carina Felice dijo...

A veces hace falta llegar a lo mas alto...si si...la altura de un poder a las ideas, que convierte en magnanimas aquellas cosas que quedaron debajo...
un abrazo Raul...

Annabel M. Z. dijo...

Excelente retrato del esquema clásico de triunfo profesional masculino. Estoy deseando probar una de esas tartas de arándanos que Dominique cocina tan bien. ;)

Un abrazo.

Virus dijo...

Me encanta lo que haces con las peliculas

marta dijo...

Algo debe faltarle, por muy minúsculo sea el detalle. Si lo tuviera todo, sería perfecto. Y la perfección no existe.
Acabo de encontrar tu blog y he leído varias de tus entradas. Son increíbles. Te sigo.
Un beso MUYGRANDE :)

Naroa dijo...

...edificio[...]líneas aparentemente frágiles pero de porte imponente[...]torso desnudo perlado por el esfuerzo[...]batalla contra lo caduco y lo inmovilista..
Jolííííííín , como no tengo tiempo de leer un buen libro satisfaces esa necesidad con tu forma de escribir...ya digo bastante...¡tela contigo Raúl¿has publicado algo ? y si no , lo que se está perdiendo mucha gente ¿no ?

Silvio dijo...

¿La tenacidad implica el hacer?

Seré tozudo entonces, en mi afán de cumplir los objetivos.

mi nombre es Alma dijo...

Poema para hoy:

CONCIENCIA DE SER

Este sin porqué ni mediatintas
se arrebuja en el fondo de mi alma
y arrebata de la voz mi destemplanza.
Me recorre el cuerpo y me sueña niño,
distorsiona el cielo, se me vuelve viento.
Como un arquitecto de las cosas simples
me he vuelto más simple construyendo tiempos.
Hay un nimio instante para cada cosa
una hora vaga para un pensamiento.
Un minuto eterno hecho para el sueño.
Un ahora feroz en el que se puede
decidir nacer, cobrar el aliento
dejarse morir, perder el intento.
Permitirse amar, anunciarse eterno
prohibirse zafar, procurarse recto.
Inideal esencia que se lleva dentro
conciencia real tangible experiencia
que a veces ayuda a sentirse inmerso
partícipe audaz de algún mundo cierto
.

Jorge Medina


Eres tu ese arquitecto que de las cosas simples, de las simples palabras, haces un hermoso acueducto, un relato inmenso.

Araceli Esteves dijo...

Qué bueno eso de los gruesos trazos de perseverancia dibujados a cartabón. Qué bueno eres, jodío...

Tati dijo...

Gracias por el buen consejo. A lo mejor y en un futuro seré como usted. En algún punto de vista, importante

Mαсαвяє doll dijo...

me gustaron cada una de tus palabras, soy nueva en esto, pero no hay cosa como la lectura que me haga disfrutar más y tu eskrito... me satisface en gran manera n_n



Bloody kisses <3

Kurtz dijo...

Paso a saludarte (aunque no son horas) y a decirte que me ha gustado mucho lo escrito.
Saludos.

Borrasca dijo...

No todo puede ser trabajo, ¿o será que soy muy vaga?

Un beso agradecido, tú sabes porqué

ArcoIris dijo...

Si lo tiene todo que hará el resto de sus dias...alguien así se aburrira...
Y que tenga cuidado en estar trabajando tanto y dejar la mujer en casa esperando...igual tambien se aburre...
No se que peli es pero el texto me gusto mucho
Un beso

Sinhué dijo...

Los triunfadores nunca sabrán si merece más la pena lo conseguido o lo que perdieron por alcanzar esos logros.

.:Josephine:. dijo...

imagínate, esta es la imagen perfecta del triunfador, el winner, como dicen los gringos.
él es feliz.
se tratará de eso finalmente?

Francisco Ortiz dijo...

Ah, qué mal aparece ante mis ojos el éxito, ah, cómo desconfío. Más dura será la cáida, ¿no? Y no me refiero al título ni a la historia de la película, claro.

Yuri Zhivago dijo...

Gary Cooper que estás en los cielos decía Pilar Miró para mí siempre lo estuvo además de sólo ante el peligro y en esta película lo tocaba. Menos mal que alguien tuvo la brillante idea de no dejarle descender aunque ...¿cuantos Juan Nadie caminan hoy por el mundo?.

Dzoara dijo...

Yo tengo una pregunta: ¿Cómo se va construyendo todo esto en tu mente?

Me gusta mucho tu narración tan descriptiva.

Єѕтnoм dijo...

Como siempre un gran texto.

Un beso.

Maria Coca dijo...

Fuerza de voluntad ante todo. Una heroicidad...

Besoss

Drywater dijo...

Es muy complicado saber ganar. Parece que Howard lo consiguió.

Wuigi dijo...

Si mal no me falla la pelicula esta basado en un libro de la escritora gringa And Ryan (creo que asi se llamaba) del mismo nombre, ¿no?

No sabia que habia pelicula :), como siempre, amenas palabras mi buen Raul.

-L.

Borrasca dijo...

Raúl nos estás debiendo "Historietas"

Un beso evocador acompañado de mi sonrisa cómplice

Ave Mundi Luminar dijo...

Una figura dentro del universo de la diversidad humana... la imagen de la superación y el rigor trazada como siempre con una pericia envidiable...

Otros llegarán cuestionando si mereció la pena, si no se siente solitario y perdido ahí en la cima.

Otros siempre cuestionarán, los mismos que se dejan llevar día a día por la marea de la vida, y él los mirará desde la cima, y tal vez descubra que sin que ese fuese el objetivo, ha abierto una brecha que va mucho más allá de una cima y un valle...

Gracias por el texto.

Aventurer@ dijo...

Quizás en ese mundo tan perfecto descrito esté la clave de la fotografía, un Cooper al borde del abismo, a punto de caer... no he visto la pelicula. Dirás de que película se trata?

Hank dijo...

Era una broma, lo del correo de esta mañana ;-)
Una entrada ésta hecha a la medida de mis precisas necesidades: el que la sigue a morir, la consigue. Por supuesto, no me interesa lograrlo en el trabajo, nada más lejos de mis aspiraciones, pero sí sería interesante probarlo en otros objetivos, en uno concretamente que me ronda en la mollera. Aunque a continuación pienso como una centella: y si llego hasta el final de tan largo camino ―mono camino, único camino, solitario camino, tozudo camino― ¿no me habré perdido la posibilidad de probar, al menos mínimamente, un buen puñado de otros caminos? Y también: ¿nos será un latazo tener que bajar cada vez desde semejantes alturas para ir a buscar a la pobre Dominique allá abajo, con todos los demás indolentes? Y van y me asaltan las dudas.

Chungo Psiquica dijo...

si tienes razon en todo lo que escribistes parece como si hubieras ecrito el guion

Santi S. dijo...

Pues a mi este relato me ha parecido bastante flojito, como que "ni chicha ni limoná"" en comparación con otros tuyos.
Abur.

Ismael E. Román dijo...

Me Gusto mucho. Muy bien lo de describir lo que ves en la imágen

Minerva dijo...

Vi esta película este invierno, ¡me encantó!,especialmente el alegato de autodefensa en el juicio.

nómada dijo...

Lo tiene todo, sí. Programada la tenacidad como a martillo... Aquél que no se aparta de la línea recta, más que admiración me inspira miedo...

Bocas Sucias dijo...

muy buenos los textos y tambien buena calidad de escritura
agregame

putativus dijo...

Un alegato a la defensa del individuo creador. Genial King Vidor.