jueves, 4 de junio de 2009

Dulce María

Ha colgado las cortinas que acabó de coser anoche. Flores verdes y naranjas sobre fondo blanco...
* Breve mención de este relato, en el maravilloso blog de Francisco Ortiz, "Novela negra y cine negro".

97 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

A la Dulce María lo que le haría falta es ver más películas como la del banner de esta semana. Lo que te diga.

Volveré.

¿Licenciada en Químicas?. Ya te vale.

iliamehoy dijo...

A menudo sorprende esa aceptación femenina de la vida en gris, porque cree sustentarse en un querer sin dobleces.... pero el rojo de la pasión escapa por el dobladillo de esa convivencia tácitamente ordenada y aparentemente sostenible...
Una sonrisa aterrizante.

Anónimo dijo...

Ya me queda claro. Tú no ere escritor....tú eres fotógrafo.

Tom.

Josep dijo...

Una indiscreción amorosa, sexual, es como una lágrima en el Mediterráneo: toma más sal para condimentar el guiso del futuro. El silencio, amordaza el espíritu.

Buena reflexión, Raúl: apuntalas sensaciones muy sutilmente.

Saludos.

eva- lazarzamora dijo...

Excelente banner, besitos a Elena, como siempre por la elecciôn nunca banal para los banners. "La Garganta profunda" a ver por qué una mujer no podîa disfrutar tanto del sexo como el caballero en aquellas épocas... a Nixon le costô cara la broma.
Buen porno, de los primeros y de los màs finos.
Tu historia un pelîn màs tristona para ella.. Menos mal que llegô Rafa y la mareô un pelîn, si no cortineando se pasaba la vida la pobre Marîa, cual Penélope tejiendo y destejiendo (sonrîo).

Nikaperucita dijo...

... si esto es el pan de cada día por desgracia. Y peor... cada vez con te pilla más joven esa especie de inmolación en nombre del amor incodicional que sentimos a veces.
Tsss... yo empizo a odiarlo. Sobretodo a ese "no importare" en cuanto a satifacción sexual :)

Un besazo nocturno y con sabor a plaza del 2 de mayo :)

Luu (: dijo...

Se podria decir que las personas nos jugamos la vida por amor.

MarivipSuperstar dijo...

Juego peligroso el de María que no suele terminar con unas vacaciones de por medio. Pero la literatura es eso... literatura, y tú, eres un gran literato.

Hoy te mando un abrazo, vale?

Hatüey dijo...

Un poquito de sal al plato.
Pimienta a la carne...

No siempre despues de llover aparece el arco iris.
Ella encontró quien le sostuviera la sombrilla.

Kaulu dijo...

He visto a Maria he podido dialogar con ella e incluso he llegado a justificar un poco, solo un poco, el hecho de lo que la llevo a dejarse salir del curso, pues no puedo culparle de la necesidad de dejar de tejer cortinas y agregarle intensidad a su vida, en ello la culpa de Daniel, como hombres debemos hacer setir a quien nos acompaña exitantes, fogosas, reconfirmarles lo atrayentes que realmente nos son, es lo que se llama revivir la pasion, en ella, existe mas de una forma de reafirmar su femeneidad, esta no deja de ser la mas facil claro

Raul una vez mas me a trasportado usted, es tan facil identificarse con uno de sus cuentos, como con el hecho de existir, lo hace a uno pensar que ha vivido en cada uno de sus personajes.

Luis dijo...

Creo que la Dulce María sabe que es el único triunfo en la vida de Daniel por lo que se conforma por ambos. Que triste es la resignación asumida al punto de convertirse en conformidad.
Saludo unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Amaia dijo...

Jajaja,Raúl,me encantan las tías Tulas casadas,que no se dejan dominar por las pasiones,eso es una mujer y lo demás son cuentos.Sencillo,como la vida misma.
Un abrazo!

39escalones dijo...

Muy sutil, muy agudo, un torbellino subterráneo bajo la aparente calma. La tempestad se llama Rafa; ¿no lamentará María no haberse dejado llevar del todo?
Por cierto, que al ver el título pensaba que iba de otra cosa...

Tesa dijo...

"Y las cosas volvieron pronto a la cordura"
Me gusta esta frase, por su contenido, más allá de las 8 palabras.
Convertimos en cordura las costumbres, la tradición, lo estipulado, el corolario de vida que alguien escribió hace tiempo. Me pregunto si no estará la enajenación en vivir ese tipo de rutinas como si fueran paraísos, sin intentar encontrarnos más allá.
No sé. Yo soy la que rompió con casi todo y, por mi bien, quiero pensar que los locos son ellos.

Camy dijo...

Una descripción perfecta de una rutina de pareja. Es normal.Mientras, yo me quedo prendida una vez más en las cortinas, en esas cortinas de hotel que flotan en el aíre, en las del salón y hoy en las floreadas de la cocina...

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

CREO QUE HAY MUCHAS COSAS DE LA VIDA COTIDIANA EN TU RELATO... CLARO DE LA VIDA COTIDIANA DE LAS MUJERES CASADAS CON BUENOS HOMBRES...ME HA RECORDADO MUCHOS ASPECTOS DE UN PASADO INMEDIATO Y ME HA DEJADO PENSATIVA...EXCELENTE!
BESITOS.

Miguel Baquero dijo...

Ese vivir tranquilo, con muchas vidas soñadas, con pequeñas e inocentes infidelidades, con tres niños y cortinas con flores... Qué bien descrito

Anónimo dijo...

La cotidianidad de tus relatos asusta un poco. Es como si te metieras en la alcoba de la gente de la que escribes, o como si estuvieras mirando por el ojo de la cerradura. Lo bien cierto es que lo haces muy bien.
Excelente blog el tuyo y muy visitado.

PAULA MELQUIADES

Juanjo dijo...

Me pregunto cuántas Marías habrá en la placeta del cole a las 5 de la tarde, esperando que salgan los niños.

AdR dijo...

¿Cuántas mujeres hay que viven así?

...

Abrazos

Anónimo dijo...

La dulce y triste María se dejó manosear un poco imaginando que Rafa soñaba sus sueños y deseaba sus lontananzas…
Triste, cuando en la fidelidad asumida hay pereza, miedo, cálculo, pacifismo, cansancio y sólo a veces fidelidad…
María no necesita cordura, alguien debería cantarle entera la “Balada par un loco”:
“Loco, loco, loco…Como un acróbata demente saltaré sobre el abismo de tu escote hasta sentir que enloquecí tu corazón de libertad, ya vas a ver…”
Sigue contando Raúl...
Besos,
Mavi

Mcartney dijo...

Buen comienzo para un guión. Por un lado ambos saben lo que tienen y aunque sólo hemos sabido de las pasiones de MAría, habría que saber cuáles son las de Daniel, aunque mucho me temo que serán parecidas en cuanto a carencias y deseos ocultos.
De momento ahí siguen sopesando los pros y los contras de la unión y la separación.
¿ Apuestas ?.
---------------
Tesa, tu deseo de que los locos sean ellos lo entiendo perfectamente. Yo espero que gane su cordura. Y que su amor resista los embates de la tormenta exterior.
En el fondo soy un sentimental ya lo sabes.

Tesa dijo...

Sí, Mac, lo sé.
:)

Belén dijo...

Hay veces que hay que saber que un cuerpo es capaz de sorprender, tiene razón María...

besicos

antonio dijo...

Me gusta leerte,
siempre descubro un personaje cercano a mi vida.
Y ESCRIBES MU BIEN JOIO.

Lala dijo...

Es como andar por un camino sin paisaje que atraiga y que haga disfrutar del recorrido. Lo que pasa es que ese camino es cómodo, no tiene cuestas ni piedras en el suelo...y uno sigue caminando por él sin desviarse.
Todos necesitamos emociones, pero no todos nos lanzamos a ellas. Somos bastante conformistas o comodones...
En fin...
María me ha dado un poquito de pena. Creo que hay muchas Marías como ella inlcuso hoy en día. Y también muchos hombres en la misma tesitura plana, como no.


:D


Un besito


Lala

Elena dijo...

La maldita cordura, sí. La conozco.

Ahora soy Luz... dijo...

Y ésto, ¿ésto también es una entrega?...

Grego dijo...

Si tantísimo se quieren deben ser totalmente sinceros el uno con el otro, con sus aspiraciones sexuales y profesionales, con sus sueños, "dime que quieres y te diré lo que te puedo dar".

Que no se amilanen y busquen otras salidas profesionales y personales...

...y ese profe aprovechado que se vaya a cascarla.

Salud.

Grego dijo...

Ah si, y como me gusta el título de tu blog.

Salud.

Grettel J. Singer dijo...

he conocido a unas cuantas mari, que se conforman y se resignan a una rutina parecida, cuando podían haber hecho mucho más. la vida a veces es triste y aburrida.
un beso. buena entrada, como siempre. me encantó el banner

Conversaciones con Sinhué dijo...

Querer a los demás es algo muy bueno; sólo tiene un "pero": a veces, por falta de tiempo, hace que nos queramos un poco menos a nosotros mismos.¡Bienvenida la imaginación!.

Saludos desde Cáceres.

Borrasca dijo...

"...pero las vacaciones de verano ayudaron a la reflexión y las cosas volvieron pronto a la cordura."

A mí me pasa lo mismo, tarde o temprano vuelvo a la cordura, es inevitable...

Besos borrascosos

Marta Arrufat dijo...

Ahora hay algo más que tengo claro: no quiero ser una dulce Maria. Gracias Raul.

TenshI oF lOVE dijo...

Hola me gusto muto y eh decidido seguirlo wauu muy interesante XD... besos..

Maru dijo...

María es dulce por seducir a otro hombre que no es el que ama?
Buena intención narrativa.

BEATRIZ dijo...

AY! pobre María tan común y corriente...

Me encanta el tono del relato, es de una naturalidad sorprendente, las cosas se van sucediendo sin ningún escandalo, en un fluído lineal. Ni quien dijera que puede haber algo más allá de la inocencia de los enamorados...

Felicidades por lo que se puede leer entre líneas, el recurso insinuación es un tesoro para Literatura.

Saludos Raúl, muchos.

Ana Márquez dijo...

Buen texto, sí, señor, felicidades.

Hank dijo...

Bueno, hay en el texto una sutileza ante la que me rindo: «Él, es cierto, disfruta algo más que ella, pero eso María nunca se lo ha tenido en cuenta.»

El resto es una ráfaga que se cuela en la vida de María y nos trae su aroma más recóndito, el más íntimo, el que ni ella misma sabe reconocer ni le importa demasiado. El aroma de una vida puesto en palabras.

Admirado Raúl, haces fácil lo más complicado de expresar.

Anónimo dijo...

¡GRACIAS!.. Por ratificar la decisión que tomé el dia que decidí dejar de ser una "dulce Maria" más!
Muy bien buscado el nombre. Aunque no se si por santa o por martir... Algun "meneo" más en el parking y seguro que cambia las cortinas de flores, por una cama desecha y alguna cena quemada.

Raul, tu blog es pura terápia.

Besos
Sara

MARC dijo...

Como soy un mal pensado me chocó que se dejara manosear por el profe de lengua. Y por cierto, cordura proviene de cuerda?

Deigar dijo...

María vive en la rutina de casi todas las parejas, pero su día llegará. Y a lo mejor de él se alejará.

Saludos y nos leemos!

Leonardo dijo...

María María,
si no se acrisola,
luego se enfría...

Dani es demasiado benévolo!

poetadesterrado dijo...

Otro feliz comprimido de realidad.
salute

Sinuosa dijo...

¡Ah, qué requetebueno!
Se me adelantó Hank destacando la frase más sutil:
"...Él, es cierto, disfruta algo más que ella, pero eso María nunca se lo ha tenido en cuenta...".
Magnífico, chico, magnifico.

senses or nonsenses dijo...

la realidad... y el deseo.
y nosotr@s, al borde del precipicio haciendo equilibrios.

un abrazo.

Arcángel Mirón dijo...

Nos convencemos fácil, ¿no? Bah, Dulce María se convence, yo no. Yo huiría.
Creo.

Esa cordura no me atrae, no esa.

Buenísimo, Raúl, como siempre.
Te quiero en mi biblioteca.
(Bueno, no tengo biblioteca, pero tengo pilas de libros que tambalean y jamás se caen; ahí te quiero).

nadasepierde dijo...

Terrible, tener una vida soñada donde no aparece el hombre con quien se despierta todas las mañanas y se acuesta todas las noches!
Cuanta soledad encubierta.

Camaleona dijo...

Sólo con mirarse un poco a los ojos, con lo mucho que se quieren, conseguirían que la dulce maría se convirtiera en la excitante maría y el gris daniel se convirtiera en el luminoso daniel.

mi nombre es Alma dijo...

Poema para hoy que no se porque me ha recordado tu, sin duda, maravilloso texto.

Son de nuevo las ocho.
Mientras voy al trabajo
en metro, como siempre,
me entretengo mirando mi reflejo
en la ventanilla del vagón.
En la oscura suciedad del cristal
mi rostro tiene un aire de ser intemporal y misterioso.
Prefiero las polvorientas ventanillas del metro
o los escaparates de las tiendas
a los espejos.
Hace años que no miro directamente mis ojos en un espejo.
Son de nuevo las ocho y un minuto.
La próxima estación será la mía.
Cuesta apearse siempre en la misma estación,
acudir al trabajo,
mantener la cordura,
no extraviarse.
Las ocho y dos minutos de qué año, no importa.
El tiempo va pasando
y el dolor nos visita día a día
y hay que ver cuánto cuesta
mantenernos en pie,
zarandeados por este traqueteo insoportable,
sin perder el equilibrio,
la cordura,
nuestro rostro emergiendo transfigurado
en las oscuridades de cada túnel
para acabar sintiéndonos los mismos,
día tras día,
y acudir al trabajo,
y no bajarse en cualquier estación
sino siempre en la misma,
y regresar a casa,
siempre regresar.

Este siglo comienza a hacerse interminable.

Irene Sanchez Carrón


Te beso

.R. dijo...

Bastante triste vivir una vida soñada en la que el hombre amado ni siquiera se asoma...

Por desgracia, demasiada gente se asoma a este tipo de vida...

Muy bueno, de verdad.

JAUD NABIR dijo...

la verdad es que hay mas historias ocultas de las que uno se imagina, maria es una mas, no ajena a su derecho de sentirse amada, de entregarse al arrobo de la pasión...muy buena tu narrativa breve...

Wuigi dijo...

Dulce Maria, yendo de brazos en brazos, pero no en los de su amado.

Un saludo, Raul :)

-L.

Martín dijo...

Raul, excelente texto. Me gustó mucho, como de costumbre. María nos sorprendió a todos!! jaja Un abrazo

malena dijo...

Raúl, increible, lo mejor que he leído en tu blog.
Describes al personaje de una manera, tan tierna y tan dura.
Me encanta leerte, tienes algo publicado en papel?.
un saludo

Bárbara dijo...

Parece fácil cuando lo haces, pero no lo es, no, darles vida a esos personajes. Uno se queda convencido de que existen en alguna parte.

Neftalí Coparrota dijo...

He comenzado a leerte con cautela, escribes tus cuentos con un profesionalismo increible.
Tus personajes, cotidianos, mas no aburridos son los que mas llaman la atencion. Una suerte de llamado a la atencion para los lectores, un "fijese bien donde pisa" para detenerse a pensar en lo parceidas que son éstas historias, a las del común popular.
Espero te pases por mi blog, y sigas escribiendo genialidades como las que he leído hasta ahora.
Take care, bye!

El Pájaro Rojo dijo...

Estoy encantando con esta visión de la desgracia cotidiana. Por favor, visite mi blog.

Anthonella dijo...

M;e gusto como describes cada situacion , :D


cuidate

Anónimo dijo...

fuertemente sútil!

Araceli Esteves dijo...

Ay, amigo, en ese volver a la cordura hay tanto de todo lo contrario...
Lo has bordado, como siempre.
Besos

Vivian dijo...

Encontrar la felicidad en la cotidianidad puede parecer triste visto desde fuera, pero creo que es mucho más triste instalarse en la frustración de perseguir una felicidad idealizada de pasiones eternas, las pasiones eternas no existen, por ser la fugacidad una característica inherente y proporcional a la intensidad de esa pasión.
Me gustó este retrato de felicidad en chiquito, pero felicidad al fin y al cabo, mucho más de lo que muchos que la miran con pena tienen.

Un beso

Susy dijo...

Amigo Raul,
el caso que tan estupendamente relatas me temo que no es una excepción y es que, claro, cada cual ama a su manera.
Por lo demás, a mi ver, peligrosamente para él se asoma ella a la realidad.
He leído tu post sobre "las uvas de la ira". Magistral.
Como ves estoy aquí de nuevo y tengo que decirte que me encantaron tus palabras a mi post de despedida temporal.

Muchas gracias y un abrazo.

SI ALGUIEN ME ESPERARA EN ALGUN LUGAR dijo...

Curioso relato en el que me encontre identificada.
Despues de tantos años junto a la misma persona, decido poner en practica los que creo que son mis encantos y tiento a la suerte para ver si aun soy deseada.

Y si, lo fui.

Un beso

Aventurer@ dijo...

Buenas noches Raul,

Una historia muy real.¿Cuantas veces no hemos tenido deseos sexuales con otras personas que no son nuestras parejas... la imaginación es gratuita y muy sana. Es normal en el ser humano...
Un abrazo

Anónimo dijo...

Grata lectura, no te conocía, me gusta lo que haces aparentemente tan sencillo.

Un saludo.

Los Santos Inocentes.

Carina Felice dijo...

Maria y su mundo misterioso, mas alla de unas cortinas floridas...
:)
Bello relato.Un abrazo!

ALCON dijo...

Hola!!

Esta es mi primer visita a tu blog y tu post me parece bastante bueno, te leo.

Un abrzo.

aydhe ilusion dijo...

wao...
suele pasar la historia
de Maria puede a veces
pasarnos a cualkiera
:P


Bueno padrisimo tu blog de hoy


aki andamos pasa a firmar el mio

Mir I Am dijo...

Citaré textualmente unas frases de la película "LAS AMISTADES PELIGROSAS":
-El amor nunca hace felices a los que más lo merecen.
-Los hombres disfrutan con la felicidad que sienten, nosotras solo disfrutamos con la que damos.

En la vida de la "Dulce María", se confirman estas frases viendo como ella no es feliz. No disfruta sintiendo, sino dando..
Falta saber cuanto tiempo aguantará en ese estado de resignación, conformismo y creencia de que eso que eligió, es felicidad.

Un saludo

Grego dijo...

Si no aguanta ese "estado de resignación" que ella eligió, si toma otro camino ¿cuánto dolor puede causar a su familia? ¿mayor que el bien causado? que elija otro camino, si, pero que incluya a los suyos.

max dijo...

Tenemos como frontera una piel, en contrapartida la naturalea nos ha dado la imaginación.La cordura nos encierra en esa "vida" que tenemos, pero hay tantas posibles vidas, tantos lugares, tantas pieles que tocar...porque no soñar en ello aun cuando uno sea feliz ahora.

anitta dijo...

ummm no se a mi mas que a la cordura me parecen que vuelven a la rutina compartida, asumida y "felizmente aceptada"

;))

aunque eso si, con amor, ¿por que no ?

saludos

Anónimo dijo...

El reflejo de la cotidianidad soterrada. Muy bien contado.

Marisol.

La Chica Cortocircuito dijo...

Impresionante, conmovedor, tan real que duele.
Como siempre

Anónimo dijo...

Te diría que lo de María es una historia muy cotidiana y hecha a la realidad de hoy en día, no solo en Marías, también en Danieles, relaciones hechas a medida de la necesidad sin mas aspavientos que la novedad que recae en la rutina de casi siempre.

Y tan siniestra es la fidelidad decretada y asumida como la infidelidad transvertida, todo los escenarios y los cuerpos cambian en las mentes cada día para hacer un poco menos irrisoria la realidad que nos acontece.

Besos

ALEX B. dijo...

No es cierto que María no se lo tenga en cuenta.Lo asumirá en lo que Daniel siga demostrandola que la quiere aun dentro de su cotidianeidad.Pero un día Daniel fallará y María cogerá las maletas.

me ha encantado la historia.
saludos

Silencios dijo...

Excelente forma de contar una realidad de algunas casas.
Nunca sabemos cuando vamos a ser María o Daniel.
Un beso Raúl

Cris dijo...

Sin dudar, si yo fuera ella me apearía de esa vida gris e insulsa y me largaría con el primer Rafa que me metiera mano y me hiciera coger aire y volar!!!!!!!! Lo siento, por María.... Como siempre, un placer grato y sosegado leerte a ti. Un beso :) (y unos banners preciosos los de Elena, mis felicitaciones a ambos)

Aire dijo...

Hola..una ola cualquiera de las que he contado está noche.
Alguna vez me he preguntado como es el color con el que pintan este tipo de personas su vida..para romper la monotonía.
Un desliz curioso,sueños dejando vagar la imaginación en una peli o fotografía..
He dicho este tipo de personas?mmm..si lo hacemos todos..
Un beso tardío,pero beso igualmente.
Aire

Luh! dijo...

Hola! soy Luh!
me encanta tu blog!!
espero q pases por el mio.!
Saludos!

Luci-bombon dijo...

Esa maría es como la Tosca de Isabel Allende: bella, adorable y deseosa de vivir sus fantasías aunq se decide rápido por no abandonar su realidad q no es tan gris para ella como lo había sido para él. Y no lo perdió, no? Un placer leerte, che, me gusta tu forma de escribir. Seguí así

Lady Tu dijo...

Hola, hola. Ando jodiendo con el blog. Y llegue aki, me gusto mucho el cuentito. Si hay veces que como te ves y todos te miran de una forma te preguntas si ya podras causar en una persona el efecto que causabas antes. Tu cuerpo siempre sera el mismo, cambia pokito. pero lo que mas cambia son tus adentros. Como te ves, como te sentis, y que eso es lo que hace que la gente te vea de otra manera que es la manera que vos siempre odiaste que te vieran y que te hablen. Pero vos lo haces. Hay que ser como te sientes comoda, no buscar la mejor actitud ni mejor postura, realmente me hace casi llorrar escribir esto. porque eso es lo malo que yo he estado haciendo y por quedar bien con unos, he quedado mal con otros. que son los seres que me kieren y que me bancan.
me llamo mucho la atencion este cuentito,, a mi me dicen dulce, dulce maria, dulce de leche, dulce sueños jajaj.. y me cayo bien, yo soy lady mua y te espero por mi blog renacentista jaja..

K a p p i e dijo...

A la cordura? A la vida gris?
Muy buena.

Saludos : )

manuespada dijo...

Me ha recordado a la relación que llevan los protagonistas de Revolucionary Road...

Casilda dijo...

Supongo que alguna vez hay que cruzar la linea peligrosa no? aunque solo se para comprobar lo mucho o lo poco que vale lo que nos hemos jugado .
Un placer

AMCR dijo...

Opinas que cualquier tipo de crisis puede llagar a afectarte y afectar tu escritura??

Nos gustarìa oir historias tuyas en
http://locosdecrisis.blogspot.com/

McFly dijo...

dando vuelta por blogs enontre en tuyo, y debo decir que me gustó tu cuento, saludos

don carlao dijo...

me gustó mucho la historia. Suerte q maria reflexionó je. saludos muy lindo blog

Francisco Ortiz dijo...

Fantástico, Raúl. Admiro cómo entras en la cotidianeidad de la gente y la muestras haciendo escorzos, evitando lo sabido y rutinario. Recomiendo este relato dentro de unos días- en la siguiente entrada - en mi blog.

Annabel M. Z. dijo...

Como la vida misma.
:)

Francisco Machuca dijo...

Aunque no lo parezca,la historia podría pertenecer a principios del siglo XX.Esa mujer a lo Breve encuentro.Pero sé que todavía sucede.Lo que hoy más se lleva es el separarse después de las vacaciones,y en casos extremos;una pobre mujer como esta no se contentaría con dejarse manosear un poco.María,ay,que mujer.

L@ Ros@zul dijo...

...a veces las mujeres necesitamos sentirnos deseadas...ya con eso es suficiente...
MUY BUENA TU OBRA!! AHORA QUE LA DESCUBRI ME VERAS SEGUIDO POR AQUI...

BESITOS!

Liza Di Georgina dijo...

Oye, muy lindo, me hubiera gustado que la hija chica fuera del profe pero se nota que maría era muy decente. Buena historia.

El Viajero Solitario dijo...

Como a Manu, también me ha recordado la relación que mantienen los protagonistas de Revolutionary Road, un libro fabuloso y una película que merece la pena, aunque sólo sea por ver a la espléndida Kate.
Como en aquella historia, detrás de la aparente felicidad de las familias acomodadas de clase media-alta, se esconde su dosis de instatisfacción (como en todas partes, por otro lado).

maría dijo...

una ficción acompañada de la realidad

Bajolalluvia dijo...

me encanta este blog!
es precioso, los textos.. me hacen sentirme a veces identificada!
buen trabajo :)