jueves, 23 de abril de 2009

¡Fuego!

Entre las tareas asignadas, el sargento José Periáñez, jefe del pelotón de ajusticiamiento, tiene la de matar espías...

87 comentarios:

Alma dijo...

Hay una frase en valenciano que lo dice todo: "Si voleu conèixer un home, donéu-li l'autoritat".

Besets

Yo misma dijo...

Uf! se me ha encongido el estomago… uf!! Tienes una manera de escribir… es increíble…

Gracias por pasarte por mi blog!

Un beso…

gabo dijo...

wow estám muy buenos tus relatos, Periáñez dictador, capellán legitimador, Barón pata de lana resulta ser su hermano no esperaba ese final por eso es que me ha gustado el cuento, tee felicito por como escribes.

BB dijo...

Terrible relato, narrado a perfección. Me hizo recordar
aquella frase famosa de Julio
César: ¡Tu quoque, Brute, filii
mei!
Saludos
BB

CHRISTIAN dijo...

firmenmennnnnnn y lean

Venus dijo...

Hola Raul: La verdad un placer leerte! Escribes como todo un profesional. Me encantó la idea de tu blog te invito a visitar mis nuevos blogs que creo te pueden gustar:
http://www.recuerdodevenus.blogspot.com/
http://www.loscuentosdevenus.blogspot.com/
Besos, María.

iliamehoy dijo...

Intuyo que otra batalla estaba librando el tal Periánez. De ahí el verdadero y "doble solaz" del mediocre sargento : el deber cumplido y el honor restablecido.
he tiritado, he sentido la lluvia resbalarme por la cara, he escuchado con nitidez el sonido metálico de la muerte inminente...
Un placer como siempre esos micros
de desbordante sabiduría y finales inesperados.
Gracias por tu visita....
Y ya me callo...son los nervios.
Una sonrisa insomne.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

creo que es uno de los más que me ha gustado...yo tengo algo parecido pero con realismo mágico, sólo que no son hermanos...es madre e hijo...ha sido realmente rico leerlo, es que lo he leído dos veces por puro placer...eso con respecto a la entrada, con respecto al blog...me he llevado una grata sorpresa al ver a Vicent Vega...Pulp fiction es la peli que me ha hipotecado , en bien, la vida y sobretodo esa escena especifica, en la que tras recitar el salmo que dice: " el señor es mi pastor nada me falta...." acribillan a los chicos...ha sido realmente grato estar aqui ahora, las imagenes, el relato, todo perfecto...Gracias.
Besitos.

silvestre dijo...

Debió de haberle conseguido una noviecita a tiempo, al hermano.

bARE-eYED sUN dijo...

sorpresa! muy bien escrito y muy entretenido. :-)

kudos para udsted!

..
.ero

Esperanza dijo...

Puff... Y luego que pasó???? Es lo que me encanta de tus relatos, se quedan allí.

Besos.

Mita dijo...

uffffffffffffff, vaya foto y texto!
Me ha gustado muchísimo la frase propuesta por Alma.
Besotes

Camy dijo...

También puede estar "basado en hechos reales". No es novedad. Me gustan tus relatos y especialmente el desenlace final.

Un beso

Anónimo dijo...

Es increible que una historia aparentemente bélica, acabe en una venganza por un tema de cuernos. No se como lo haces, pero me parece magnífico.
Chapeau.

Tom

Josep dijo...

Una muy buena metáfora de las guerras fraticidas.

Me da que Pepe Periáñez suscribe el aserto que dice que la venganza es un plato que se sirve frío...

Saludos.

Camille Stein dijo...

asumidas las reglas del juego, Periáñez parece encontrar el lugar adecuado para su carácter... son las guerras refugio para intransigentes y espíritus derruidos... no contaba con su propia sangre y el pasado arrinconados contra el paredón

la densidad en la concisión del relato, las pinceladas justas para sugerir lo esencial... magnífico texto, Raúl

un abrazo

Sinuosa dijo...

Un relato muy visual, con su doble venganza (como alguien comentó más arriba), magistralmente llevado, como siempre.
Es muy placentero entrar aquí, porque una sabe que siempre la espera algo bueno. A la vista está. y que además aprenderá de los buenos. Y gratis, jejeje.

Aún así, ¿me permites un pero?
La frase final ..."Pepe coño, eres tú..." No es la coma que te has comido entre "Pepe, coño" el motivo de mi "pero", sinó a que me suena a chiste. No se me ocurre qué otra expresión podría irle mejor... pero creo que tendría que ser alguna más acorde a la tragedia del momento.
De todos modos, no me hagas mucho caso, a lo mejor es cosa de mi tierra... quién sabe...

Un abrazo.

Araceli Esteves dijo...

A mi abuelo le pasó algo parecido. En serio. Su hermano, que era de la Falange, llegó a tiempo, justo cuando lo iban a fusilar. Parece que dijo algo así como: Este no, joder, que es mi hermano.
Muchas veces he pensado en esa casualidad, que permitió que yo naciera.
Claro que no lo he contado tan bien como tú.

Lala dijo...

Qué fácil es para algunos eso de matar por matar cuando la matanza es legal...
Inlcuso hermanos contra hermanos!
Hoy me queda un sabor agrio después de leerte. Los ingredientes de la historia, que son fuertes, fuertes.
Pero claro, es un placer alimentarse aquí :D
Tomaremos bicarbonato!



Un beso


Lala

BEATRIZ dijo...

Raúl,

Uno apresura la lectura para saber en qué termina la historia, al final se engloban las precipitaciones del instante, pero ese instante...

Me gusta el final abierto, aunque no lo esté del todo.

Saludos

Santi S. dijo...

¡¡Joder!! La clave está en el título del relato. Has conseguido que sea el lector el que de la orden de disparar.
Mu bueno.

poetadesterrado dijo...

Bueno, por suerte quedo todo en familia :D

Espectacular como siempre. Gracias por compartir estos escritos increíbles, muy por arriba de nosotros, los simples mortales bloggeros.

Gracias por pasarte por mi blog.
Saludos.

Kiara dijo...

Para mi es todo un placer y una suerte el poder leerte, como de costumbre me ha encantado tu nueva actualización.

Buen día , kiss te kuidas :)

manuespada dijo...

Qué final tan tremendo, joder. Seguro que es la guerra civil se dieron muchas situaciones de hermanos separados en ambos bandos. Conmovedor alegato contra la guerra tu texto.

joesio dijo...

Tu manera de escribir es simplemente fascinante y nos envuelve a todos. A mi me gustó mucho la manera como retratas la ficción como se fuera realidad.
Felicitaciones.

Belén dijo...

Buf, creía que iba a ser el amante de la mujer...

Me has dejado como en el pelotón de fusilamiento...

Besicos

Susana dijo...

Muy bueno el relato, y un final estremecedor e inesperado. Cuándo vas a publicar tus fantásticos relatos, Raúl?

Vivian dijo...

Destacaría esta vez, por encima de otras apreciaciones, la capacidad de crear un clima de tensión que permanece a lo largo de todo el relato, incluso cuando la acción se desvía hacia la descripción de los personajes. Y, otro detalle que me ha encantado es que esta vez, Mata Hari sea un hombre.
Esta semana una verdadera gozada pasar por aquí, por tu relato, y por el baner, que ya sabes que el chico rebelde de serie b es una de mis debilidades.

Un beso

Alma dijo...

Tu sargento Periáñez no da la impresión de que tenga los brazos amarrados como los tienen los soldados de la poesía de hoy, el disfruta de lo que hace, quizás le hubiera gustado hacerlo mucho antes y la guerra le proporciona una coartada.

Poesía para hoy:
FUSILAMIENTO
Van a fusilar
a un hombre que tiene los brazos atados.
Hay cuatro soldados
para disparar.
Son cuatro soldados
callados,
que están amarrados,
lo mismo que el hombre amarrado que van
a matar.

—¿Puedes escapar?
—¡No puedo correr!
—¡Ya van a tirar!
—¡Qué vamos a hacer!
—Quizá los rifles no estén cargados...
—¡Seis balas tienen de fiero plomo!
—¡Quizá no tiren esos soldados!
—¡Eres un tonto de tomo y lomo!

Tiraron.
(¿Cómo fue que pudieron tirar?)
Mataron.
(¿Cómo fue que pudieron matar?)
Eran cuatro soldados
callados,
y les hizo una seña, bajando su sable,
un señor oficial;
eran cuatro soldados
atados,
lo mismo que el hombre que fueron
los cuatro a matar.
Nicolás GuillénComo siempre, estupendo texto, no hace falta que te lo diga


Beso y abrazo

MarivipSuperstar dijo...

Estas cosas, entre hermanos, pasaron en nuestra guerra civil. Eres un crack narrando y describiendo... haces que lleguemos a ver al sargento, y hasta escuchar los cerrojos de los fusiles... ¡Lo dicho, ¡Un crack!

Te dejo el link de un corto de un amigo, Agustín Galiana, que viene al pelo y del director Isaac Berrokal. Creo que te gustará verlo.

http://vimeo.com/2855575

Un beso con aroma de mar de un día de verano como el de hoy.

lopillas dijo...

Mi cabeza oía punpunpun mientras hablaba Juan y me quedé helada. He vuelto atrás corriendo al "respetuoso silencio" tras el "apunten" y decido que me he precipitado: quizá la tensión y el odio de Pepe apretaron mi gatillo. Lo reconfortante es que tras releer con calma el último párrafo le he salvado la vida. Ufff.

Martín dijo...

Excelente texto Raúl! De esas historias que atrapan e invitan a la reflexión. Me llevó a recordar un microcuento mío, que comparto con vos acá, porque si bien la historia es distinta, tiene un transfondo común. Un abrazo
http://livingsintiempo.blogspot.com/2009/03/mea-culpa.html

Golondrina dijo...

Que difícil situación...¿será realmente su hermano o será el que se metió con su difunta esposa? aún así eso no da derecho para quitarle la vida a otro.

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado mucho ese detalle de comenzar los últimos párrafos con un verbo, como las ordenes secas que se le dan a un pelotón. Eso es, para mí, adaptar el estilo al relato, a lo que se está contando.

Tesa dijo...

Esta historia tuya de hoy ya ha sido contada en otras ocasiones, porque tristemente, hermanos y otros parientes lucharon en distintos bandos, más que por ideología por pura logística.
Qué triste.

Tarántula dijo...

Buenísimo, la tensión y la narración. Está tremendo, te descubrí por cacho y seguiré pasando. Saludos.

Grettel J. Singer dijo...

raúl, no dejas de sorprenderme cada semana. magnífico cuento. qué final tan inesperado y qué situación tan impensada. el nivel de detalles con el que escribes estos breves relatos es aterrador y fascinante a la vez. bien por ti.
un beso

39escalones dijo...

Excepcional, todos los conflictos de la humanidad reducidos a su pura esencia en un relato breve y preciso. Me encanta la cabecera esta vez...
Saludos.

malena dijo...

Me gusta la mini, muy buena. Me ha recordado a un capitulo de cien años de soledad. Me gusta tu estilo.
Un saludo

Juanjo dijo...

Este genial texto es todo un resumen de una guerra.

Anónimo dijo...

Nos obligas a que seamos nosotros los que disparemos. Jajajaja. Soberbio.

Maria Coca dijo...

Uf!!!!! Me has dejado sin aliento... Una narración brillante y un final que nadie espera. Buen texto. Felicidades.

lopillas dijo...

Me repito como un bucle espaciotemporal jajja (ayer me dió lata la red y pensé que no se había guardado)Sorry, beso

Liver dijo...

Mira estoy con Lala,fuerte... no deja de ser una historia imaginada, pero a través de ella se visualizan cientos de historias reales de un tiempo no tan lejano que seguramente se asemejan demasiado a esta, odios, venganzas, envidias, y cuantos sentimientos mas se vieron escampando a sus anchas en esta España nuestra...

Muy bueno el relato.

Besos

Niña Ilusa εїз dijo...

que buena historia!! q impresion, muy buena narracion y un final impredecible...

Francisco Ortiz dijo...

Menudo final. Seguramente la muerte no va a detenerse, así que el lector tiene mucho que pensar. Otra vez sobresaliente.

Mixha dijo...

Buenísimo, no hay más que decir, me encantó el final me dejaste sorprendida, un besote

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

No querîa hacerlo, y lo hago. Si es que, no tengo palabra.
Solo citaré tres, -palabras- que resumen tu relato, y que no son mîas, sino tuyas : Jarrea. Carguen. Apunten ...
y ahî es donde te felicito por la narraciôn.
El banner fue màs, pero que mucho màs directo y violento.
Son dos instantes, el antes y el después, resumidos.

Gracias por escribir asî y a quien ilustra asî, pues el conjunto es desgarrador.

P.S. Ni se te ocurra tocarle ni una sola coma...

Aventurer@ dijo...

Buenasss Nochesss Raul,

No se porqué, pero este pequeño relato me recordó a aquella famosa novela de Vargas LLosa "La ciudad y los perros" que por cierto leí hace muchos muchos años.
Me gusta esa mezcla de dureza del carguen,apunten y ese final, que me conmueve. Es cinematográfico.

Elena dijo...

Enhorabuena otra vez, Raúl. Llevo ya un tiempo leyendo tus relatos y todos son extraordinarios. ¡No en vano el número de comentarios no deja de aumentar! Es sorprendente.

Un saludo

Bárbara dijo...

En esa última frase puede resumirse cualquier guerra civil. Sabes crear el clima perfecto para ir atrapando pero le sobran un par de comas y esta vez no te pienso desvelar dónde.. ;)

Sebas dijo...

Hola que tal?,soy nuevo en blogger y queria dar a conocer mi blog,veo que el tuyo es bastante conocido,por eso queria preguntarte haber si queres que nos publicitemos el blog mutuamente,es decir,vos pones mi blog en el tuyo y yo pongo el tuyo en el mio,te parece bien?

Enhorabuena por el blog,un saludo!

espero tu respuesta en mi blog porfa.

káfe dijo...

Señor, primera vez en su blog. Me recordaste el escritor Richard PRimo. Saludos :D

entrenomadas dijo...

A second part, please!!!

Kisses,

M

Annabel M. Z. dijo...

Es curioso porque he pensado en mis abuelos dos veces: la primera con la expresión "tardó horrores", que ellos usaban mucho, y la segunda con el final del relato porque mi abuelo siempre lamentaba que la guerra civil española fue una guerra entre hermanos.
Me apetecía decírtelo.
Y, por supuesto que un buen relato pero siento que me repito porque siempre lo son, ya lo sabes. ;)

Herman dijo...

Me ha gustado especialmente el final, con ese "carguen" y ese "apunten" a principio de párrafo. Por fortuna, no hubo fuego.

Arcángel Mirón dijo...

Al carajo el deber.
Es el momento del amor.

(Del amor a pesar de todo, oiga, que de la muerte no se vuelve).

Anónimo dijo...

Iba a echarte mas piropos, pero ya te han labado bastante la cara.
Gracias por el relato.
Un saludo, Geri Winter.

Susy dijo...

Muy bueno, deja el corazón tiritando.
Cosas parejas le oí contar a mi abuelo e, incluso, como se sabe, algunos de los que delataban para que a alguien le llevaran al paredón, eran de la propia familia con anhelos de heredar.

Ay la condición humana!!!

MARC dijo...

Y prefirió que su hermano hubiera permanecido en silencio, porque eso era lo que ahora cortaba el ambiente, un silencio de muerte...

ella dijo...

Y vos Raul que un dia comentaste, que cuesta entender la poesia, pero te dejabas llevar....., algo que solo es metafora de metafora.
y aqui plasmas la historia mas cruda, por la mas fuerte metafora, sin necesidad de palabrerios, que de por cierto para algunos caso todavía es un paso a abordad.
y tu lo logras de maravilla

un abrazo y fuego!!!!

Dante B. dijo...

SI EL AUTOR FUERA TARANTINO LA ORDEN de NO hacer FUEGO hubiera llegado demasiado tarde. Un raconto nos explicaría la historia y los porqués de esa distracción, de ese desencuentro.
La vida real sería parecida, aunque sin racontos.

Elena dijo...

Pues lo único que queda por decir es lo que ya está dicho: ¡¡Fuego!!

PD.- Gracias por hacerle un hueco a la nueva sección. Me encanta.

arcademonio dijo...

...otra vez los seres humanos siendo capaces de todo por el poder que se les regala...la vida en sus manos...infinitos besos de bolsillo...

Julieta Urbana dijo...

Wooooooooooooooooooooo!!!!

Está buenísimo.

Excelente relato.

También me encantaron los banners de Elena.

Saludos.

El Viajero Solitario dijo...

Supongo que este relato sirve como resumen de cualquier guerra civil. Me gustó especialmente (además de la manera en que está escrito) que te limites a describir una situación, sin dejar caer tu opinioón al respecto.

Me gusta también esos solitarios tiempos verbales que encabezan los últimos párrafos. Le dan a la narración un cierto aire marcial que el viene que ni pintado.

Como Bárbara, he abvertido también alguna coma de más, detalle nimio para tan buen texto.

Sombra dijo...

He visto la expresión de esos ojos verdes...

(Un beso al genial cuentista)

Sombra

Pau dijo...

Genial !!

El Gallinero dijo...

Está claro: Juan, es Mata Hari aunque le hubiera gustado ser Greta Garbo. Después de todo la actriz no murió en la película y siguió deportivamente (o sea por deporte) sembrando de cuernos muchos metros cuadrados de cuero cabelludo (de ellos y de ellas). Por suerte la Garbo no tuvo hermanos militares.

Estamos aquí, al lado, recién nacidos, y también nos va el cine y el relato corto en forma de cacareo. Un saludo.

Cristian dijo...

Como siempre Raúl, muy bueno.

Tiempo sin pasar. Viajes, paternidad, etc.

Abrazo

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Segùn los puristas, pasa algo con las comas. Tras los Pirineos algunos piensan lo mismo.
Yo, como para las comas, soy un desastre, no opino.
Cuando dije que no le tocarîa ninguna, era metafôricamente hablando, ademàs de haberle tocado alguna, hubiera sido peor...

Beso comatoso. ;)

maga dijo...

Hola Rául.

He leído un poco, tuve suficiente...te enlacé a mi blog al instante.

Me encanta lo que haces. Gracias por pasarte por mi blog.

Un abrazo.

Borrasca dijo...

Raúl con este relato me has dejado en shock y sin palabras...
EXCELENTE!!!!!

Besos borrascosos

Patricia dijo...

Una historia escalofriante, son los juegos del destino que no calla.
Me pregunto si en algun momento las personas nos sentimos en el dilema del sargento Perianyez (sorry no tengo acentos ni la n con rayita en mi teclado)...o con esa voz familiar que te ejecuta!
Relatas muy bien,
un beso,

Blanca dijo...

Como tienes costumbre rompes el hielo con el final, siempre estremecedor, siempre real.
Pues te precipitas en la reseña del libro de Marta Rivera de la Cruz, es negativa, y una negativa aguda.

un abrazo

Isabel Romana dijo...

Buenísimo. La vida nos da a veces estas sorpresas macabras. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me parece acertadisimo que al final todo se reduzca a una cuestión de cuernos. La vida misma.
Un blog muy profesional.

G.V.

el viajero impresionista dijo...

"El viento que agita la cebada" a la española: Los del pelotón, hagan fuego aunque tenga el corazón en un puño...

Pipas Carancha dijo...

Portentoso. Aquí se respira oficio y talento.

Hank dijo...

Un buen texto, pulcro y redondo, bien acabado; sin rebabas.
Quizás no sea una idea excesivamente original, pero tú le das –a lo que sea- un toque de buen hacer que lo conviertes en una pieza única.
Las ocho primeras líneas me han parecido brillantes.

Saludos.

Francisco Machuca dijo...

Grán metáfora de los senderos de gloria patriotera.Recuerdo un cuento de Borger (no recuerdo el título)donde un hombre está a punto de ser fusilado.Le quedan unos minutos de vida y se pone a recordar toda su vida.El cuento se termina con la palabra:¡Fuego!.

Magnífico,de nuevo,tu cuento.

Un abrazo.

ILLARISISSA dijo...

Encantandor geminiano.

Colorful dijo...

Muy buena la historia,escribes realmente excelente ! Saludos

insane dijo...

pequeños cuentos, como deliciosos pasabocas, para solo quedar con ganas de mas.

Hugo Connor dijo...

Muy tenue, bonito y claro.
saludos

Amapola dijo...

Gracias por el detalle de devolverlos............

ISABEL dijo...

hola me llamo isabel es hermoso lo que escribes me gusta mucho.suerte q Dios te bendiga