jueves, 30 de octubre de 2008

Sábado

No sabes cuánto me gusta...

67 comentarios:

Aire dijo...

Hola, ola dormida..
Es que me ataca el sueño rápido, bueno, el sueño no es, es otra cosa, supongo que las prisas por dormir, lo cual no debería hacerse con ninguna prisa.
Vaya, vaya...Lolita...
Vendré otro momento, ya sabes lo que pasa cuando estoy dormida...no sólo ataca cierto desorden en las palabras, si no también en los conceptos, además, si mi cerebro quiere dormir, no hay manera...
Un beso de buenas noches o bona nit ( sabes que es la palabra que más me gusta del Valenciano?, creo que es porque se parece a Nix y a Nut).
Aire

Apostillas literarias dijo...

El narrador del relato es un narrador inteligente, sabe que el asunto de la historia que cuenta no es fácil, por supuesto. El andar con alguien que es de la edad de su hija, lo dice casi todo. El resto lo dice el estar viviendo, tal vez, dos vidas paralelas...

Mita dijo...

Nabokov!!!
A mí en realidad la novela que más me gusta es Pnin.
Besos

Esperanza dijo...

Vaya...

¿Hay palabras para describir las sensaciones que transmites en relatos como este?

Lo dudo.

Juanjo dijo...

En las pequeñas cosas se concentra todo, amigo. Estos amores semanales difíciles dejan un sabor dulce, a pesar de los tropezones amargos.
Lástima que ya queden pocos (días). ¿Habrá versión mensual?

Belén dijo...

Lo sabía, cacho perro!

Sabía que era niña jajajajajj aisssss como haces lo requiebros y como me gustan!

Besicos

Anónimo dijo...

Buenos días Raúl.
A tu protagonista se le nota atormentado, pero al mismo tiempo, consciente de que si hay algo malo en lo que hace, él es el único culpable.
Una historia difícil, bien llevada hasta el final.

pd: el banner de hoy ayuda a comprender la historia, :)

María

El Viajero Solitario dijo...

De este texto resalto la naturalidad con la que cambias de narrador, apenas sin que se perciba. Ejemplos magistrales del empleo de distintas voces narrativas, alternándose de manera natural, como aquí, son Si te dicen que caí, de Juan Marsé, y el cuento La señorita Cora, de Julio Cortázar.

El relato me recordó, por supuesto, a Lolita, de Nabokov, pero también a El amante, de Margarite Duras, libros que te recomiendo en caso de que no hayas leído (aunque deduzco, por tu relato, que al menos el primero ya lo has leído).

Por último, te hago un par de puntualizaciones, si no te importa:

1) En el primer párrafo, donde dice Y mira donde estamos ahora, el donde, si no me equivoco, ha de llevar acento/tilde.
2) Al comienzo del segundo párrafo dices El sábado es el único día que lo pasamos enteramente juntos; me suena un poco eso de que lo pasamos, creo que, en el contexto de esta frase, sobra el lo.
3) Al final dices apartada del resto de un grupo de chicas; también me suena un poco raro. Quizá yo diría apartada del resto de chicas, no sé.

Como siempre, Raúl, un relato que sigue en la cabeza del lector una vez que acaba de leerlo.

Bárbara dijo...

Ceuntas con delicadeza algo que podría ser tan hermoso como repugnante. Eso es lo que me gustó de Nabokov y de Kubrik.

mia dijo...

Como siempre he andado

como quien dice al lado

de"mi padre" y he andado

tan feliz...Ahora comienza

a notarse,pero no es primavera

ni llevo ya carpetas bajo

el brazo...

Precioso como nos has acostumbrado

♥♥♥besos♥♥♥ desde Azaharalandia

India dijo...

Un escrito totalmente excitante... o será mi mirada que desde hace unos días ve deseo donde no lo hay? ¡No! Aquí sí había deseo... y mucho.

Sin duda, el sábado sabadete...tal tal tal tal...

Un beso Raúl

Odiseo de Saturnalia dijo...

Llevas las palabras fluyendo hacia un desenlace cortante, quizás inesperado, pero haciendo un todo, ameno e intrigante.

Un saludo.

Marta Arrufat dijo...

No no no,no y no. Nabokov ya es pasado, Raul, iré paseando por la playa a ver qué encuentro de Lolita por esos lares. Enredar el cabello entre los dedos es muyyyyy sexy.

alkerme dijo...

Sorpresa! No sólo sale y se acuesta; es que vive con una chica de la edad de su hija, eso es un pequeño-gran lío, la verdad. Interesante relato...

Entiendo que haya momentos donde pequeñas cosas encierren algunas dificultades.

Un beso, amigo Raúl

Karla dijo...

Yo a día de hoy...como q no podría estar con alguien de la edad de mi padre..pero no voy a decir "de este agua no beberé"..
Besoos

Tamaruca dijo...

¿Te puedes creer que por mucha memoria que hago, sólo se me ocurre el caso inverso de Jane Wyman y Rock Hudson en la película "Sólo el cielo lo sabe"? Él hace de jardinero joven que trabaja para ella y es de la edad de su hijo. Una historia preciosa, aunque en el mundo del cine y de la literatura, parece más atractiva la fórmula "Lolita" qué cosas...

Un besito :)

Miss Morpheus dijo...

Consigues dar pistas sobre el desenlace final a través de las preocupaciones o comentarios de cada uno de los protagonistas: verborrea banal en el caso de la adolescente vs pensamientos realistas en el caso del ¿abogado?
Me ha gustado también como introduces al segundo personaje sin necesidad de presentarlo previamente.

Un saludo movidito.

Penélope dijo...

Yo no veo a Lolita por ningún lado.
Yo sólo veo ternura, amor y cierta dificultad por el choque generacional, quizás, pero aún así me ha sabido a algodón de azúcar.
Y es que cuando pongo en mi boca eso de que "la edad no importa", lo digo desde el alma y con convicción.

El texto es una maravilla, Raúl, te felicito.
Y bueno, nos queda el domingo, y luego qué?
:D


Un besito



P

Camy dijo...

Las "historias" con Lolitas no suelen salir bien. De momento va -Lolita- al instituto pero aprende pronto y en la universidad de cada día descubre otros amores más jóvenes y más mayores.Tiene en dónde elegir.Es blanca y "parece" una virgen.
¿Y la hija, no puede ser también otra Lolita?.

Impecable.

P.D. Realmente la Lolita de la fotografía puede causar estragos.

un beso

Verónica Rodriguez dijo...

Ah, bueno, que rematecito!!!!!!
Me gusta, RAÚl, desde la identificación de ella con la madre, el eterno comparar de la niña/mujer al hombre con el padre, este padre/hombre que le gusta gozar de ambos roles, parece.
Siempre lo incestuoso atrae.
Coincido plenamente con el VIAJERO SOLITARIO en la crítica y la recomendación de libro más la remembranza, aunque más nabokoviana que durasiana. Y gracias por hacérmelo conocer a ese gran comentador tuyo.
Besos

Miss Morpheus dijo...

Es una manera de decirte "¡objetivo conseguido!"

Proponérselo no es condición suficiente para lograrlo... (aunque sí necesaria...)

De nada.

Un saludo.

Arcángel Mirón dijo...

Me hizo acordar a Florentino Ariza.
Estoy entre la comprensión y el repudio.
Aún no me decido.

Blondie dijo...

me encantó. El estilo es parecido a mi post de Amore Mio, donde el descelnace se encuentra en el utlimo renglon y el mismo cambia todo el sentido del texto invitandonos a leerlo nuevamente. Muy lindo ;)
besos

Lydia dijo...

Yo también tengo esa sensación desde niña, cuando me acarician el pelo y juegan con él... me siento a gusto, de una forma que no sé si llamarla gustito, placer, relax... pero el caso es que me encanta.
Ah y buen día el sábado para hacer el amor, creo que se hizo para eso... por la mañana, por la siesta y hasta por la noche (según dicen)

Besitos

Magnolia de Acero dijo...

Me desconcierta el que sea menor y que vivan juntos. ¿Algo se me escapa? Puede que no sea menor, y entonces es menos problema legal y más problema coyuntural, familiar, generacional...
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Las Lolitas perturban mucho. Te ha quedado muy bien este texto, muy medido. Te felicito. Saludos cordiales.

Magnolia de Acero dijo...

Opino que el motor de la historia es el amor. Quizá cada parte lo entiende de una forma diferente. Para él, el amor como un juego que va más en serio de lo que se podría haber imaginado, y para ella... el amor tal cual, sin más quebraderos de cabeza.
Interesante cruce de vidas.

Más abrazos

Ex Traño dijo...

¿¿porque el morbo siempre se esconde en la oscuridad de lo prohibido??

¿¿porque la fantasia del enamoramiento que excita por igual a hombres y mujeres y el objeto del deseo suelen estar fuera del alcance del común de los mortales??

para que veas que el arte de escribir, es el arte de plantear dudas y reflexiones en el lector, que es lo que suele pasar con los clasicos....

felicidades por crear micromundos tan intensos, he disfrutado un monton....

ALMA dijo...

Difícil conjugar el papel de amante y padre putativo a la vez, difícil.
Difícil conjugar el placer a escondidas con el amor filial, difícil.
Imposible diría.

No es imposible que tu lo escribas como todo sentimiento se merece, con preciosismo.

Besazo, mucho tendrá que rezar tu personaje si quiere conseguirlo

Sendieva dijo...

El amor nunca sabes en quién puedes encontrarlo, y menos en que edad... igual de válido si es con amor, dificultades siempre las hay, lo mismo es también otra motivación para desear más a esa persona...

Un beso y un abrazo Raúl.

Tesa dijo...

Mi compañera de clase, Marta, se casó con el padre de nuestra amiga común, Cristina. Ella, voluptuosa y rubia, tenía 22 años y él (ya quisiera el Clooney) unos estupendos 46.

La realidad siempre supera la ficción.

Raquel Fernández dijo...

Me gustó mucho este relato, no sólo por tu forma magistral de escribir. Hace muchos años tuve una historia de éstas (y el señor en cuestión pasó de profesor a marido, jajjajaja).
Un beso grande.

DianaK dijo...

gracias por pasar y que lindo encontrarte... te adhiero a mis blogs con tu permiso.
Saludos

Anónimo dijo...

Las comeduras de coco que se tiene que estar pegando ese buen señor: que si el qué dirán, que si esto es o no es amor....Yo creo que si estuviera en ese caso, pensaría mucho menos y me dejaría llevar.
Me pone la lolita del baner, me pone.

Tom.

Sinuosa dijo...

Me encantan las fotos que pones. ¿De dónde las sacas?

Un relato genial, a la altura de Nabocov. Muy bueno.

Una cosilla: en la línea final, mira ese "poder encontrar". El infinitivo "poder" seguido de otro infinitivo..., sin que haya una negación anterior... Echale un ojo a los diccionarios de dudas.

Feliz mañana.

Miss Morpheus dijo...

¿Ves, Raul? no era tan ovbio lo que te escribí. Blondie lo ha entendido de una manera diferente. Para ella no ha habido pistas. Ha encontrado el sentido en la última frase, se ha sorprendido con el desenlace... Y es que es más relevante la interpretación que hace el lector que la intención que ponga el escritor.

Un saludo.

El Viajero Solitario dijo...

Raúl, te contesto aquí al comentario que dejaste en mi blog porque, al no ser de la última entrada, no sé si lo leerás, y me resulta muy interesante lo que dices.
No sabes cómo comprendo tu lucha con una frase, con una maldita frase. También a mí me ha ocurrido que he escrito un relato del tirón (como decimos aquí) y luego me atasco con una frase. O con el título. En relatos además tan cortos como los tuyos, cada frase es fundamental (en mi opinión lo es siempre, pera parece que a la novela se le perdona que en algún momento las frases flojeen, que haya alguna que otra digresión que no venga al caso, mientras que al cuento se le exige precisión de cirujano en cada palabra).
No había reparado en lo que dices respecto el comentario que te dejé en “viernes”, pero me halaga que lo tuvieras en mente a la hora de escribir “sábado”.
Un placer, como siempre.

Blanca Vázquez dijo...

Vaya lolitada! jejeje, eres un Navokov, osea un verde escribiente. Está estupendo tu pequeño escrito, como todos los anteriores. Es un placer leerlos.

Veremos la peli de Brideshed, lo tiene difícil, aunque hay que verla con los ojos que le corresponden, sin tanta comparación.

El sofá rojo dijo...

La revista El sofá rojo se inaugura con un relato inédito de Esteban Gutiérrez Gómez, autores de El laberinto de Noé.

Francisco Machuca dijo...

Hoy no creo que se le permitiera a ningún escritor publicar una novela en donde un hombre maduro se acostara con una menor, en una época de jucios reduccionistas y,por otra parte campa por doquier la paidofilia a través de la red de Internet.
Lolita no tiene nada que ver con todo esto.Lolita (ínfula)requiere un juicio más profundo.¿Lolita es una novela de amor?Tal calificación se le atraganta a cualquiera cuando examina de cerca la pareja protagonista. La gran novela de Nabokov son muchas cosas;una mirada de extrañeza y alucinada de un autor ruso en un territorio todavía por experimentar,de ahí que la novela es también una admirable road movie y moteles.El autor ejerció de profesor de literaruta ¿Humbert?En su obra encontramos alusiones a Poe,Flaubert,Proust y Joyce,que también es una declaración de amor a la literatura europea.La Lolita de Humbert,y no de Nabokov,es una ficción.La niña que ama el protagonista no existe en la realidad.Lolita es una niña totalmente normal,si bien bonita,de doce años,a quien la belleza del paisaje y la cultura de Humbert le da exactamente lo mismo y cuyo mal gusto adolescente altera los nervios de Humbert.La niña a la que Humbert ha bautizado como Lolita sólo existe en su imaginación y está emparentada con las figuras artísticas de perfección sobrenatural que son adoradas en la cultura europea desde hace siglos.

Hace algun tiempo leí que en los Estados Unidos los padres que dejan a sus hijas a las puertas del colegio no se atreven a darles un beso como despedida por temor a ser acusados.Es curioso,Humbert es un europeo del viejo mundo,un amante de Rimbaud y Balzac,que se encuentra desplazado en el reluciente mundo de los Estados Unidos corporativos de la década de 1950.Algo ha cambiado y tanto la novela como la película sigue siendo un debate.

Mi querido amigo,el cuento que hoy nos regalas es una maravilla,lo mejor de todos los que he leído en este espacio,cada vez más amado por mi.

Un abrazo.

Francisco Machuca dijo...

Se me olvidaba Raúl;te he dejado la respuesta a tu pregunta sobre Rafael Azcona.

Gracias amigo.

ALMA dijo...

Tu personaje debiera darle las gracias a su joven amante, ya lo dice Jose Antonio Ramos Sucre:

Imposible el amor cuando el porvenir ha caído al suelo, y la enfermedad de vivir arrecia como una lluvia helada y triste. Gratitud nada más para la adolescente que me protege contra la desgracia por todo el resto del día, siguiéndome con la vista hasta que desaparezco entre los transeúntes de la calle interminable. Gratitud también para la naturaleza que a esta hora del año se viste de funerales atavíos, haciéndome comprender que no estoy solo, que cuanto vive sufre, y todo vive.
Sólo ella aparece eludiendo la fatalidad del dolor; sobre su juventud se prolonga la inconsciente ventura de la infancia; ninguna pena ha paralizado la alegre locura de su risa, que es la de sus primeros años, a pesar de que ninguna frescura es tan deleznable en manos del tiempo como la de esa manifestación del regocijo. Se diría que la naturaleza no resiste a su gracia y se deja vencer; cuando la luz solar proclama su victoria, triunfa en sus ojos la noche, más luminosa cuanto más espesa, como algunos mares tropicales más fosforescentes cuanto más oscuros.


Porque ella elude la fatalidad del dolor........

¿Ya te había dicho que me ha encantado tu texto?. Me ha encantado tu texto.

Annabel M. Z. dijo...

El texto está bien escrito. Felicitaciones.

Elena dijo...

Tienes una sensibilidad exquisita, Raúl. Haces que un tema delicado aparezca como una historia de amor preciosa y sincera. Sólo al final se nos encoge un poco el corazón al compartir la angustia de un padre que teme que esta historia llegue a oídos de su hija. Apasionante pero angustioso a la vez

Un abrazo

AdR dijo...

Seductor, atractivo y embaucador.

Como las historias de los amores imposibles y morbosos que se hacen palpables en libros y películas, o no solo ahí.

Abrazos

Hank dijo...

Excelente prosa.

Como siempre, en tan poco espacio consigues montarte una historia redonda no exenta de particulares detalles que revelan con elegancia el fondo sin llegar desvelarlo, o viceversa.

El tratamiento del tema es magnífico, aunque el tema en sí esté ya un poco manido. Eso no le quita mérito pero sí originalidad.

Si me lo permites te dejo un enlace que ilustra la segunda parte de mi comentario. (Aunque lo importante, siempre, no es el tema, sino la forma de abordarlo, evidentemente.)

http://es.youtube.com/watch?v=0POBW8RPik0

Un abrazo, amigo.

Herman dijo...

Demuestras gran delicadeza en este texto. Me gusta especialmente lo de "tratando de querernos bien". Una frase cargada de significado.
Mis felicitaciones.

Humanoide dijo...

Lolita: menuda perra.

Oscar Alonso dijo...

Como dicen en mi pueblo: ¡Boina!
Exquisito, como siempre.
Un saludo.

Bolero dijo...

Por eso yo últimamente lo primero q hago es pedir el carné, no está la cosa pa tonterias, por mucho novokov q sea

muakkkkkkkkkkkk

leo dijo...

Qué bueno. Como apuntan por ahí arriba, es uno de esos cuentos que perduran en la memoria.
Enhorabuena.

Tänzerin dijo...

No sé si tu relato es tierno, en el fondo me cuesta creer en el amor hacia un adolescente, no sé si podría enamorarme de una mente que no ha crecido todavía. Será porque necesito que algo me llene tanto para llegar a ese extremo de compartir la vida que me he vuelto demasiado exigente.
Ya no se puede hablar de nada, los menores están superprotegidos y está bien y es necesario, pero el sentir está desplazado. No hay lugar a pensar en lo que cuentas dejando la ética a un lado, es difícil.
He recordado la historia que tuvo tanta repercusión mediática de esa profesora yanqui que pasó años en la cárcel por enrollarse con un alumno, siguieron viéndose y acabaron viviendo juntos cuando él cumplió la mayoría de edad. Eso es una historia de amor, auténtica, aunque haya sido una pesadilla para los protagonistas.
Así que sólo decirte que eres valiente, y como siempre, sin pelos en la lengua. Para eso están estos lugares, para hablar sin tapujos, y traer lo cotidiano que suele esconderse bajo gruesos telones.
Este sitio es un soplo de aire fresco, Raúl.
Abrazos

Tänzerin dijo...

"- Deberías dejarte hacer. - Me dice. - Confía en mí y créete que lo del imperio de la razón está sobrevalorado. No pienses tanto."
Vaya, había pasado por alto el enlace a ese disperso navegante, estoy descubriendo cosas que me sorprenden y me gustan.
Entiendo más y mejor lo que tu alma difusa demuestra aquí, una prolongación de la voz que habla desde tu estómago.
Me gusta tu pasión sincera

Maria Coca dijo...

Buen planteamiento. Me gusta cómo has cerrado la historia. Plagada de misterio desde el comienzo.

Me gustó.

Besoss

SOL dijo...

Hermoso relato cielo!!! Bello desde el principio hasta el remate final... ESOS QUE NOS DEJAN PENSANDO... Me gustó mucho ... pero mucho!!! Sera porque siempre quise sentirme mimada por alguien mas grande que yo... ? ( ahh me encantan las caricias en el pelo) Todos datos que no son relevantes ... BUENISIMO de verdad lo mejor que leí desde que estoy en este mundo que me esta dando mucho!!!

arcademonio dijo...

...interesante desenlace...lo consigues...me engancho a tus textos...infinitos besos de bolsillo...

entrenomadas dijo...

Temperatura: la adecuada.
Final: sin cerrar, abierto y con ...
Apto para mentes abiertas y lúcidas
Un kiss

LO dijo...

La célebre novela de Vladimir Nabokov se publicó hace medio siglo y desató un escándalo.

Ahora, y tras la lectura de tus palabras. La niña y su carcelero, Humbert Humbert, han cobrado una existencia simbólica.

Con cariño. LO.

CalidaSirena dijo...

El amor es también saber salvar esas dificultades..
Besos muy dulces

manuespada dijo...

Muy bueno este relato a lo Lolita, me gusta mucho la imagen de la niña-chica con la carpeta a la salida del cole.

- YOGUR - dijo...

Esta historia da para una novela fijo! con lo dificil que es llevar una vida y algunos la llevan doble...

SaludOs, maestro! ;P

Sinuosa dijo...

Amigo Raúl, he leído la respuesta a tu consulta al Panhispanico de Dudas.
Te responden: “En español pueden usarse dos infinitivos seguidos, de modo que sería admisible la propuesta que usted hace”. No sé cual fue la pregunta textual que les hiciste para que te respondieran eso, pues es algo obvio y que ya sabemos todos. Así pues, como sigo con mis dudas sobre esa frase de tu relato en concreto, me he permitido enviarle tu texto a una amiga mía que trabaja como correctora de editorial para que nos lo aclare mejor. Ella me contestó lo que ahora te transcribo. Dice así:

“Vamos por partes:

1) No “siempre” pueden usarse dos infinitivos juntos. Hay verbos que admiten ser seguidos por un infinitivo, pero la mayoría no lo admite (haz la prueba con otros que no sean permitir, querer, poder, necesitar, ordenar y unos cuantos más, es decir, los verbos auxiliares: "Yo caminar leer" es agramatical).
Por otro lado, no sé cómo habrá formulado tu amigo la consulta, pero si se limitó a preguntar si pueden ir dos infinitivos seguidos, la respuesta es, obviamente, que sí. Incluso más de dos, si agregamos una preposición: "Es bueno querer llegar a ser un buen escritor". (Que no es lo mismo que "Es bueno llegar a ser un buen escritor", ya que el primero habla de la aspiración a serlo y el segundo habla de conseguirlo).

2) cuando uno usa la construcción poder + otro infinitivo de manera correcta, ese auxiliar tiene que poder reemplazarse por "ser capaz de" (o "tener la posibilidad de").
Por ejemplo, alguien a quien hayan puesto a dieta puede decir: "Yo quisiera poder comer de todo [pero no me dejan]" = "Yo quisiera ser capaz de comer de todo / Yo quisiera tener la posibilidad de comer de todo".

Ahora voy a darte dos ejemplos muy parecidos, para que veas clara la diferencia de sentido entre uno y otro:

a) "Yo quiero poder casarme con María" = "Yo quiero ser capaz de casarme con María" o "Yo quiero tener la posibilidad de casarme con María"
b) "Yo quiero casarme con María"

Con la b) el sentido es fácil: quiere casarse con ella.
En a) el hablante dice que quiere ser capaz de casarse con ella, y por lo tanto sugiere que no lo es. Quiere tener esa posibilidad (porque no la tiene) más allá de que luego se case o no con ella. Por ejemplo, antes de que existiera la ley de matrimonio homosexual, un homosexual podía decir: "Quiero casarme con X" o bien "Quiero poder casarme con X" (y esta segunda hubiese aludido, no a que quiere casarse, sino a que lo que quiere es tener esa posibilidad, que la ley, en aquel momento, no le daba). Quizás luego no quiera casarse con X: lo que quiere es poder hacerlo. Quiere ser capaz, quiere tener esa posibilidad.

El contexto es, entonces, el que define si (a) es correcta o no. Si lo que quiere expresar es lo que acabo de señalar, será correcta. En cambio, si lo que quiere expresar es sencillamente que quiere casarse con X, no lo es.

3) Creo que intuyes bien respecto de la frase que me comentas. ¿Por qué? Porque no me imagino un contexto que justifique unas frases como estas:

"Ella me espera, con sus carpetas bajo el brazo, apartada del resto de un grupo de chicas, entre las que temo “ser capaz de” encontrar a mi hija".

"Ella me espera, con sus carpetas bajo el brazo, apartada del resto de un grupo de chicas, entre las que temo “tener la posibilidad de” encontrar a mi hija".


Seguramente, lo que teme el hablante es encontrar a su hija dentro de ese grupo. No teme ser capaz de encontrarla; no teme tener esa posibilidad, porque seguramente tiene la capacidad o la posibilidad de encontrarla allí: lo que teme no es ser capaz de hacerlo, sino efectivamente encontrarla allí.

Yo supongo que es así porque, como te digo, no me imagino un contexto que explique que el hablante no sea capaz de encontrar a su hija (a menos que hablase un ciego-sordo-mudo —todo eso junto, digo— o similar, siempre tendrá la posibilidad, siempre será capaz de encontrarla).

Ergo, lo que seguramente quiere decir esa persona es que teme encontrarla allí: el "poder" está de más.

4) los del Panhispánico (ni nadie) puede responder con certeza a la pregunta de si la frase en cuestión es correcta o no, porque, como ves, depende de lo que el hablante haya querido decir. Y eso surge de la lectura del contexto. Como los de la RAE no lo tienen, no pueden mojarse y responden con una generalidad.

Abrazos”

Bien, a mi me ha quedado claro. Creo que el problema de tu frase no es meramente sintáctico, sino semántico, y desde luego, dado por el contexto.
Agradezco todo el esfuerzo, y me encanta tener con quien “debatir” (jejeje) estas dudillas que mil veces me asaltan y que otras tantas mil veces vuelvo a escribir mal.
Feliz mañana.

PD: a mi amiga le encantó tu relato.

ALMA dijo...

Antes de que publiques tu próxima "película" y visto lo visto, leido lo leido, no he podido resistir traerte un nuevo poema que como no podía ser de otra manera, versará sobre infinitivos,

INFINITIVOS

Comprender que uno está parado
y no sabe dónde.
Descubrir que hay movimientos sísmicos
en los zapatos.
Observar que el arco iris tiene bordes
de hojalatas y satélites.
Entender que al categorizar
se equivocan las metáforas.

Desprender de las manos
esas rutinas empolvadas.
Saborear el aire envuelto
en aleteos desconcertantes.
Y subir a esa incertidumbre
que viaja en una rueda.

Ir deslcazos, pisoteando las arenas
para sentir que ya nada es igual
que todo es una percepción
donde lo singular se pluraliza
y donde se encuentra imagen y sonido
enredando las palabras y los libros.

Y como al descuido, recuerda, es importante
regar la verbena, cosechar gorriones amarillos
y multiplicar enredaderas.
Esto traerá un milenio diferente
donde el descuido sea el compromiso
responsable de la gente.

(c)ELIZABETH CARPI</em

Riega pues la verbena, cosecha gorriones amarillos y multiplica enredaderas, como al descuido

Te beso y te abrazo

gorocca dijo...

Tanto a mí como al resto, me han recordado a dos títulos:
Lolita,una obra llena de sensualidad tanta como perversión y American Beauty.
No es una temática por la que me incline por razones obvias, sin embargo mentiría si dijera que no son electrizantes.
Fuerte abrazo!

Mixha dijo...

vaya historia, al principio pensé que era una especie de diario, y zas una final muy sorpresivo, me gustó,
saludos

Beatriz dijo...

Me agradó la forma sinuosa en que llevas el cuento. No me asombra la edad de la chica. Podría ser al revés:mujer grande y jovencito.Es lo mismo. Tampoco me parece extraña esa relación, es una mujer joven que no es tu hija.
La vida es muy compleja para pensar en diferencia de edades,amores o desamores
Hoy la amas...mañana quien lo sabe.
Un gusto conocerte
besos
Beatriz

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Y a mi que me recuerda la peli de Bertolucci con Schneider y M. Brando?
Vendria a ser como un ultimo tango para él y el primero para ella...