jueves, 9 de octubre de 2008

El viaje imposible

Cuando decidí emprenderlo, yo...
Out of the past.- 1947.- Jacques Tourneur

56 comentarios:

Anónimo dijo...

Es que es muy tarde...no lo puedo leer con la atención que te mereces.., así que aprovechando que no se publican los mensajes en automático..., te dejo un beso.

Por cierto...Te puedes creer que sé que mañana es fiesta, pero no sé si es comunitaria, de la ciudad, ni el santo? Iba a buscarlo, pero me da pereza, sé que se me va a olvidar en cuanto cierre los ojos, y para poseer el conocimiento durante diez minutos...casi que paso.
Un beso, dos
Susana

ALMA dijo...

Nunca un "Retorno al pasado" fue tan hermosamente filmado por Jacques Tourner ni tan hermosamente contado por Raúl.


Besazos

Idea dijo...

Interesante el debate entre quien fue y quien ya no será porque una bala habrá de matarlo esta noche. En todo enfrentamiento hay cuando menos un resto de esperanza, tal vez un sueño imposible, pero un posible despertar.

Anónimo dijo...

Raúl, no sé si es la gripe o es que hoy me pareces más poeta que nunca, los caminos del olvido son inescrutables,una se empeña en olvidar pero todo emerge en permanente flotación hacia el presente, y entonces se produce el nacimiento de algo que no se parece demasiado a lo que crees ser pero que ya está contigo, que de alguna manera, es inevitable.
Un fuerte abrazo!

Gcc

Mita dijo...

El camino del olvido...es verdad, siempre hay que volver a los lugares donde uno ha sido infeliz, se vuelve a llenar de otras vidas.
Tienes la habilidad de escribir textos como fogonazos, y este es realmente, como un diparo.
Enhorabuena.

Apostillas literarias dijo...

Un ser que un día decide emprender un viaje dentro de sí mismo y se debate entre lo que ha dejado atrás y lo por venir dentro del presente que vive.

¿Decide tranquilamente suicidarse o acaso es solamente que ha decidido olvidar a ese amor por sentirlo imposible y llegar a mejor puerto?

Anónimo dijo...

Entre alguna que otra, como escritor tienes una rara habilidad que consiste en cambiar de registro con una habilidad increible: lo mismo eres descarnado, que de repente te conviertes en un delicado poeta, como dice Gcc.
Pero siempre atractivo y directo.
En cuanto a la película, ni idea.

María.

Rayuela dijo...

Somos muchos los que vamos con la maleta a cuestas, escondiendo el nombre o el lugar en el que deseamos estar (¿existe?). Qué difícil es llegar pero qué revelador el camino.

P.D.: Me encanta ese banner, me encanta...

Єѕтησм dijo...

Qué preciosidad de relato.
La verdad es que leyéndote la peli es lo de menos, en serio.
Un gran abrazo, artista.

Tesa dijo...

...otro que "está de paso"

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

Es lo que tienen los caminos del olvido, los retornos al pasado, que a veces es mejor no volverlos a pisar.
P.D. Preciosos chapines rojos sobre baldosas amarillas.

Ahora soy Luz... dijo...

El viaje imposible es uno que tengo yo pendiente. Uno en el que no me haría falta equipaje, ni miedos, ni muertes, ni disparos.
Va a ser que también existe para mi un sueño imposible: nuestro abrazo.

Belén dijo...

Toda vida es un viaje querido mío..... y algunos mas modernos que otros, eso si.

Besicos

Juan 43 dijo...

Alguien sentenció que cuando el pasado vuelve, vuelve para quedarse.
Me has tocado con esto: "Hoy sigo debatiéndome entre lo que fui y lo que quiero ser"... aunque siento alivio porque me chivaron el título.
Lo callo, para que el resto pueda jugar.
Besos grandullón.

¡ Salud !

Arcángel Mirón dijo...

Me encanta tu capacidad de escribir imágenes, Raúl.

La película, nadinas. Ni idea. Ya es humillante.

:)

Pablo dijo...

dicen de ella que es la cima del cine negro de los cuarenta, pero de verdad que tal como lo cuentas es para mi mejor que la pelicula.
tienes una buena simbiosis con el cine.
da gusto venir a deleitarse con lo que escribes.

Pablo dijo...

dicen de ella que es la cima del cine negro de los cuarenta, pero de verdad que tal como lo cuentas es para mi mejor que la pelicula.
tienes una buena simbiosis con el cine.
da gusto venir a deleitarse con lo que escribes.

Verónica Rodriguez dijo...

Me había prometido a mí misma no leer las de pelis porque luego me frustro al comprobar mi ignorancia en clásicos.
Pero hoy mis ojos se tentaron y descubrieron esta maravilla y pienso cuántos de nosotros es, y tiene conciencia de ser en el momento exacto, aquella persona que ansiamos ser.
Este final si!!! Me encantó (y te pido nuevamente perdón por mi comentario metiche anterior)
Otro abrazo

ethan dijo...

El pasado aparece cuando menos te lo esperas; y no sólo en la ficción.
El cine negro, pero el bueno: con Tourneur dirigiendo a Mitchum y Douglas, casi nada...
Muy buen texto.
Un saludo.

El Viajero Solitario dijo...

Mientras leía este texto, tenía la sensación de que iba de otra cosa: el viaje como la aventura de ponerse frente a un papel en blanco, frente a la pantalla vacía; la maleta a cuestas como las historias que arrastramos trabajosamente; el distparo que te ha de matar esta noche como la traslación de la historia al papel, a la pantalla; tú, el sueño imposible, como la historia que deberíamos haber escrito, no esta que ahora llena el papel y que en poco se parece a la que guardábamos en la maleta.
Debe ser mi proponsión a la metaliteratura.
O mi incapacidad de reconcer la película.

Tele Vision dijo...

Holaaa :)
Raul, es la primera vez que paso por tu blog, y he de reconocer que me ha encantado tu forma de expresarte, tienes un rico vocabulario, que resulta fácil de leer y bastante bonito :)
Sigue así, un saludo ;)

Tele Vision dijo...

Holaaa :)
Raul, es la primera vez que paso por tu blog, y he de reconocer que me ha encantado tu forma de expresarte, tienes un rico vocabulario, que resulta fácil de leer y bastante bonito :)
Sigue así, un saludo ;)

ALMA dijo...

Dicen que olvidar es morir un poco. Cuando el emprendió el camino del olvido, se dirigió inexorablemene a su muerte. Al menos, se lleva con él un sueño imposible y eso ya es más de lo que se llevan otros.

Un besazo

malvisto dijo...

Me encanta aquello de... continúo llevando mi maleta a cuestas: porque vuelve a reincidir, vuelve a estar la idea del iceberg de la que Francisco nos ilustró hace poco. Muy bien.

Herman dijo...

Una voz muy seductora la de este narrador extraviado.

El Viajero Solitario dijo...

Por cierto, Raúl, se me olvidó comentarte: siguiendo una sugerencia tuya, leí Niebla de Unamuno, y he de decirte que disfruté bastante con la lectura. Bien es cierto que encuentro que peca de un exceso de ¿romanticismo?, quizá se me haga un poco larga la novela (o nivola) hasta que llega a descrubirse la verdad, pero me ha parecido un juego metelitario muy ingenioso. Merece la pena la lectura. Te agradezco la sugerencia.

A otro tema: en esta entrada se han colado un par de erratas:
1)Tras el primer punto y seguido, hay una sabia en lugar de un sabía.
2)No fumo, pero como soy algo afortunado, sé que el cigarro ese se llama Lucky Strike, con y.

Y para que veas que esto de las erratas no hace distinciones, en mi anterior comentario, donde dije proponsión debí haber dicho propensión.

Que tengas un buen puente.

Blanca Vázquez dijo...

Ah, Robert Mitchum, ese sueño imposible. !Qué hombre! y como siempre que pastelitos haces...

entrenomadas dijo...

A ver por donde empiezo.
Hoy has subido un texto extraordinario. Muy, muy bueno.
Y encima los zapatos rojos con esos calcetines me encantan.
Vamos, que redondo total el post.

Besos o kisses, a elegir


Marta

Vivian dijo...

Una de las cosas que me encanta de esta película son los diálogos entre Mitchum y Douglas, en una especie de duelo dialéctico, sin pistolas pero con balas certeras.
En realidad él sabía que tarde o temprano tendría que afrontar su pasado, lo que creo que nunca pensó es que pudiera resultar tan caro creer en los sentimientos de la mujer equivocada.
Uno de los momentos que se quedó grabado en mi memoria es el personaje del chico mudo, mirando al cielo tras haber asentido.

Un beso

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Hay viajes para perderse para siempre y tus palabras han retratado una miniaventura reflexiva estupenda.

El final, como siempre, suele dejar impactado. Lo del sueño imposible me ha llegado...

Humanoide dijo...

En lo que a mí respecta, lo que te hace flipar de robert mitchum es la noche del cazador...

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Hoy aún no estoy dormida...creo. Creo que somos capaces de olvidar los hechos, pero jamás la impronta que estos marcaron con fuego en nosotros. Yo al menos, he olvidado...no sé..., no me acuerdo..., sí...quizá..cuatro o cinco años, quizá más..
Entre el pasado y el tiro por la espalda...no existe ni un sueño real, son todos sueños que imagino tener, me temo.
Vaya, si que debo estar un poco dormida..
PD...Dejaste mi mensaje anónimo Sir..con mi nombre, no me gusta,anda...por fa...era para vos.
Un beso, dos
Aire

Juanjo dijo...

Todos los viajes suelen tener un ingrediente inesperado, y el que realizamos hacia nosotros mismos no va a ser menos. aunque parezca imposible.

Sendieva dijo...

Hay caminos que a pesar de no gustarnos, de conocerlos, seguimos pasando por ellos, y lo más penoso de ello, es que el motivo que nos empuja ha hacerlo, es el haber antes pasado por un camino que nos hizo sentir únicos, que nos enseñó lo más hermoso...

Un abrazo Raúl.

El Viajero Solitario dijo...

Raúl, al hilo de lo que me has comentado sobre libros que propician un nuevo enfoque literario, me ha venido a la cabeza Si te dicen que caí, de Juan Marsé, cuyo empleo de diversos punto de vista (cambios de personas narrativas -de una primera a una tercera- y de personajes) es tan magistral que apenas percibes el tránsito.
O Rayuela, de Cortázar, por su estructura fragmentaria y su humor.
O los cuentos de di Benedetto, por su economía en el lenguaje, por la manera en que contaba tanto con tan pocas palabras.
O...

Bárbara dijo...

Bonito texto. Retorno al pasado es una de mis palículas favoritas desde hace años. Y Robert Mitchum... ay.
Saludos.

el pasado que me espera dijo...

Hermoso texto. Lo de "la poca dignidad que le arrebaté al miedo"
es buenísimo, me ha puesto la carne de gallina.

Condesa Morfina dijo...

"En ella escondo celosamente mi verdadero nombre, la poca dignidad que le arrebaté al miedo", qué poco vale nuestra vida que cabe de sobra en una maleta. Un viajero que huye de sí mismo, errático, perdido en una realidad retorcida que no domina en absoluto, dejando de lado los tópicos de los detectives duros, seguros de sí mismos e indemnes ante cualquier situación.. esta película es una joya y tú como siempre sabes revivirla con un puñado de palabras sabiamente elegidas.
He pasado una semana muy ajetreada, y tengo ahora que he vuelto a casa problemas con mi conexión, pero espero no perder el rastro de mis favoritos mientras lo soluciono.
Sigo diciendo que tus relatos más que ensoñaciones que vienen a traernos escenas cinematográficas tienen vida propia lejos de ellas.
Yo estoy 'touché' y adoro leer ávidamente cada una de ellas.

Elèna Casero dijo...

Tú.
Como siempre logras unas imágenes muy buenas.

Se me hacen cortos.

Un beso

Camy dijo...

Hasta en la vida real y sin ser de rizos dorados, la gran pantalla de el camino, nos guía hacia un sueño imposible e incluso deseamos el disparo.

Hasta entonces, seguiremos soñando..

Un beso

Elena dijo...

En cierto modo todos seguimos viajando, buscándonos a nosotros mismos y enfrentándonos con fantasmas, tanto los que aún dejan su sombra desde el pasado como los que nos acechan en el futuro.

Hermoso texto, como todos los tuyos.

Un abrazo

Bonsaimusic. dijo...

Pues aspira el Lucky con ganas y riete de la vida con ganas porque el disparo ya lo tienen esperando en la recamara. Menuda es la gente.

AdR dijo...

Yo no sé... pero siempre haces a las historias mejores de lo que son. Y además aprendemos mucho más de ellas:

"Hoy sigo debatiéndome entre lo que fui y lo que quiero ser"

Abrazos

marola77 dijo...

Todavía soy ese pequeño ser que me he de convertir en lo que quise y no pude, todavía creo en que la vida existe, los sueños se cumplen y el amor es infinito...yo también llevo en mi mochila todos los sueños que un día escribí en un trocito de mi piel, escondidos debajo de la ropa, para que nadie los viera. Esperare aunque sea a la eternidad para saber si me pude convertir en aquello que tanto anhele.
Me ha encantado, es precioso. Te regalo este pequeño trozo que me ha salido inspirado en lo que acabo de leer. Un beso Marian

Arkana dijo...

Te saludo de nuevo y te aplaudo desde mi acorazado anonimato. Me gusta saber que bajo cualquier rostro de los que se cruzan conmigo a lo largo del día puede esconder tanto talento.

Un beso!

ALMA dijo...

Diálogo de la película, ¿metáfora de la vida en la ruleta?:

Kathie Moffet: ¿Hay una manera de ganar?
Jeff Bailey: Hay una forma de perder más despacio



Romanticismo noir al máximo, nunca se gana.

Besazos

MBI dijo...

Un saludo en mi primer encuentro con tu blog...

Sill Scaroni dijo...

Si, el texto está muy interesante.

cacho de pan dijo...

nos recibes con los zapatos de Judy y nos atacas con la foto de Mitchum en Tourneur. El texto, un regalo.

Francisco Machuca dijo...

Me encanta el género road movie.El cine negro nos ha regalado momentos inolvidables de la desesperación en el interior de un coche mientras avanzan las rayas discontínuas hacia a ningua parte.Mis escenas favoritas; el principio de El beso de la muerte de Robert Aldrich, cuando el detective encuentra, hacia la medianoche,a la chica fatal abandonada en mitad de una carretera perdida.Me gusta mucho Cara de ángel de Otto Preminger,el director por excelencia de los finales ambiguos.El final de la película,el coche se precipita hacia un abismo mientras que la pareja brindan con champaña.Antológica es la escena del asesinato del marido de Cora en El cartero siempre llama dos veces en el interior del coche.Sublime cuando Cary Grand en Con la muerte en los talones del maestro Hitck avanza borracho por carreteras de pesadillas.Los ejemplos son interminables como esas carreteras plagadas de Moteles sospechosos,sin olvidad Psicosis,es decir,nuestra psicosis del esfuerzo vano de querer huir de nosotros mismos.La última gran película que he visto sobre este género es Carretera perdida de Lynch.

Ahora los coches tienen prestaciones que los conductores no tienen tiempo de desesperar;GPS,DVD,manos libres,etc.

Te pido mil perdones,mi querido Raúl,pero me gustaría que me dieras tu opinión,siempre tan acertada e inteligente,de un post que escribí hace ya tiempo sobre mi pasión por el road movie titulado Punto sin retorno.Por otra parte,Retorno al pasado,también escribí un post sobre esta película,cuenta entre mis películas favoritas de la historia del cine.

Nos has regalado otro excelente relato maravilloso que brinda a tantas reflexiones y recuerdos,nunca mejor dicho,un retorno al pasado.

Un abrazo,amigo.

Penélope dijo...

Pufff...el camino del olvido, las asignaturas pendientes, los sueños imposibles, cargando la mente sin descanso, ni siquiera molesta el ruido de un disparo en la sien...
Más bien es la liberación.
Mejor contar los sueños cumplidos, el amor amado, los caminos de rosas...
Pero qué digo? Si yo no sé cómo hacerlo...

Un beso


P


P.D. Veo que has puesto título para orientar, jeje, aún así, yo me pierdo en tu filmoteca...

Annabel M. Z. dijo...

Ya me ha pasado otras veces que me engañas haciéndome creer que el texto es autobiográfico, y al final aparece la frase reveladora (o eso me parece ;) ).
Un buen relato.

Me gustan los zapatos de la bruja del Norte.

Un abrazo.

Aaron dijo...

Quizá no muera esta noche a causa de un tiro...sino debido al mordisco letal de La mujer pantera.

Magnolia de Acero dijo...

Oh! Oh! Los chapines colorados de Dorita!!! Sigue en Oz, ¿no?
Beso fuerte

Magnolia de Acero dijo...

Acabo de leerte, horas antes de que se publique tu próximo post. Viernes.
Buf. Se me acumula el trabajo, pero siempre es un placer leerte. Leerte y releerte, porque tus textos me hacen pensar, me llevan al corazón del personaje, a sus vísceras. Hoy me has llevado a la serena desesperación del que busca a tientas.
Otro abrazo.

Marta Arrufat dijo...

Raul eres muy bueno!!!! me has puesto los pelos como escarpias... no sé, a lo mejor es que me he visto caminando también... uff, buenos dias!