jueves, 18 de septiembre de 2008

Miércoles

Yo creo que mirar es...

56 comentarios:

Herman dijo...

Esa pobre chica no parece estar a la altura de tan sofisticado gourmet visual. Ella sabrá lo que hace. Me gusta la suavidad de tu escritura. Nada fácil de lograr.

ALMA dijo...

Y aquí estoy yo, leyendo al poeta que creyó mirar y era mirado.

Un beso, mañana vuelvo para ver si han cambiado el menú

AdR dijo...

Escena cinematográfica. Les puedo ver a los dos, físicamente quiero decir. De la otra manera ya te has encargado tú de retratarlos :)

Abrazos

Tormenta. dijo...

Decirte que me gustó estar aquí de nuevo igual sería repetirme, pero es verdad!
No recuerdo bien, el autor de una cita, pero decía algo así ..

"El primer beso, se da con la mirada" y está claro que hay miradas y miradas!

Besazos guapo!!!!!.

Juanjo dijo...

Ellas quieren que las miren. Sí. Pero sólo quienes quieren ellas que las miren, y siempre que no se note que miren también a otras.
Por desgracia, no sabemos mirar sin torcer el cuello.

Belén dijo...

Son los peligros del chat, él quería mirar y ella deseaba ser mirada sin saberlo... que cosas...

Cada dia me gustas mas, eso te lo había dicho?

Besicos

mia dijo...

Saborear la sutil manera

de describir en poemas

situaciones que pueden pasar

para otros y no dejar

el néctar que a mi me dejan...

Muchos besos

Anónimo dijo...

A mi la verdad, es que tampoco me gustan demasiado los "mirones"....qué obsesión. Pero me encantan estos retratos de la cotidianidad que tú haces.
La peli del banner sí que la conozco, jajajaja.

India dijo...

...Una difusa sonrisa... Todo es difuso en ti? :) Todos y todas miramos, algunos más, otros menos, pero todos disfrutamos al mirar... Quien diga lo contrario miente y es hipócrita. Yo disfruto mirando tus letras, así que sigo mirando por aquí.

Besos

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

Hay vida más allá del culo!! Qué obsesión teneis con mirar el culo... y cuánto nos gusta que nos lo mireis.
Un beso

Penélope dijo...

Todos somos un poco o un mucho mirones, y además nos gusta que nos miren, creo que eso eleve el ego.
Pero como dice Juanjo, nos gusta que nos mire quien nos gusta que nos mire, ese viejo verde borracho de la esquina de la barra no!
xD!

Yo me voy a quedar más cegata. Últimamente miro demasiado...

Un beso


P

cacho de pan dijo...

de la anterior me dije, es el Dorian Gray, pero lo ponías al final, qué tonto...el Hurd Hatfield es horrible para mi gusto, siempre lo fue. Jamás hubiera querido inmortalizar esa cara de haber sido mía.
Y de este, qué decirte. A mirón nadie me gana.

Arcángel Mirón dijo...

Cada vez que publicás un micro tengo que ver la etiqueta, porque siempre trato de adivinar de qué película se trata :)
Es que sí, sos cinematográfico, Raúl.

(El de la foto de hoy es Fele Martínez?).

Blanca Vázquez dijo...

Mira que no acertar con Dorian Gray!
Un cinéfilo siempre es un mirón, digo yo. Tenemos que ser un poco cotillas con la vista, los que amamos el cine o el arte en general, sino como vamos a ver el interior en el gesto, con chat? nooooo

Camy dijo...

...él siguió mirando...y mirará y mirará...

Magnolia de Acero dijo...

Todo el mundo sabe que el miércoles es un mal día para comer pastel de carne y mirar culos.

¿Y ella no mira?

Literatura en Murcia dijo...

Hola.
Una vez más o por primera vez vengo aquí para “venderte” un concurso de Micro-relatos, jeje.
Hemos vuelto.
Literatura en Murcia, quiere invitarte a que participes en este modesto concurso.
Pues nada, te esperamos.

http://literaturaenmurcia.blogspot.com

Un saludo, Raúl M.

iliamehoy dijo...

Yo miro, menos de lo que soy capaz, y me gusta que me miren más de lo que habitualmente noto, puede que aún no haya dejado de ser invisible.
Un enorme placer mirar y remirar tus palabras.

Lau dijo...

Lo malo es que no a todo el mundo le gusta que le miren porque no sabes qué está pensando en realidad el que mira xD

Me encantó este post!

un beso

Tesa dijo...

Con el gustillo y el morbo que da mirar...

Viridis dijo...

Sí, Gilda, es Fele Martinez y Nawja Nimri en la película "Los amantes del círculo polar" de Julio Meden.
Raúl, estupenda historia.
Un saludo

El Viajero Solitario dijo...

Yo también creo que mirar es hermoso. En verdad, hace bien el tipo en no mover un dedo mientras la mujer sale del local, ella se lo pierde.
Y sí, no tengo duda, debía ser un culo excepcional.

(En el fondo, todos los que escribimos somos unos mirones, que se lo digan si no a nuestros personajes).

Sill Scaroni dijo...

Me encanta mirar ...
Un abrazo.
Sill

Elena dijo...

¿Y lo tenía? El culo excepcional, digo.

Mita dijo...

Mira que quedar en miércoles!
Me encanta la foto de Fele Martínez, me encanta!
Besos

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

me he quedado con ganas de saber más...

¿Por qué siempre suelen fumar ellas en esas situaciones (me refiero a las novelescas no tienen por qué ser reales)? Me ha gustado, no obstante. Y mucho. Lo de la descripción del menú tiene un toque exótico interesante...

Saludos!!

Sendieva dijo...

Depende de como se mire... hay miradas y miradas!!!

Pero me quedo con esas que lo dicen todo, que no hacen falta las palabras...

Un abrazo

Srta. Pelo dijo...

Me declaro públicamente una mirona empedernida.

Qué bonito espacio.

PD. Me imaginé el culo así: excepcional.

Єѕтησм dijo...

M�rame, m�rame
m�rame y no me toques
pero m�rame.
M�rame y no me toques
pero m�rame.

pati dijo...

Es asombroso.

Yo ya no sé si yo estuve ahí, mirando, o simplemente lo he leído.

Por algo eres un cuentista, no?

Saludos :)

Juan 43 dijo...

Confieso, lo juro, lo prometo: soy mirón. Un señor mirón, mirón, mirón.
COnfieso, lo juro y lo prometo: no me gustan los mirones, sobretodo los mirones que deseo fervientemente que tan sólo tengan ojos para mi.

Sé que peco.
Abrazos y miradas.

¡ Salud !

Elena dijo...

Tu forma de escribir genera imágenes nítidas en la mente de quien te lee. Vemos a los personajes hablar, respirar y moverse entre el humo de los cigarrillos. Jamás pensé que un mirón pudiese resultar tan seductor y adorable. Como han dicho por ahí arriba, un auténtico gourmet.

Anónimo dijo...

Vaya! mis amantes preferidos, leales a su causa, fieles y encadenados de por vida, aunque hubiera querido un desenlace, el tuyo, que hiciera honor a la verdad del de la película de este gran cineasta que es Julio.Un saludo y un beso!

Gorocca

Annabel M. Z. dijo...

Toc, toc. Inciso entre excepcional y culo, o viceversa: se requiere tu opinión experta sobre la última entrada en mi blog. Yo tengo poca idea de cine. A ver qué opinas de esa peli.

Un saludo!!

Tamaruca dijo...

Me temo en esto estoy en contra de la mayoría y completamente a favor de la del culo excepcional: yo también me habría ido del restaurante porque no soporto a los mirones, qué le vamos a hacer, me parecen atolondrados y manipulables, hala :D

Un beso :)

alkerme dijo...

Muy buena escena.

Un beso

ALMA dijo...

Poema de Francisco Ferrer Lerín

Un mirón mira desde detrás de una persiana. Mira a una mujer que se halla en una habitación cuya ventana queda cerrada por una persiana. De persiana a persiana. Cuando lleva varios meses mirando a la mujer descubre que la mujer le mira. También ella es un mirón. El problema del narrador es hacer absolutamente comprensible su narración. Aparatos ópticos: prismáticos, catalejo con trípode. El lugar de trabajo del mirón: vivienda sin muebles, excepto una cama y las sillas tras las ventanas; oscuridad y temperatura adecuadas. El mirón va desnudo.

Y ahora me voy corriendo porque dicen por ahí que un mirón es un ladrón de almas.

Yo dijo...

Las escenas de este micro, me recuerdan a algo que he vivido recientemente. No sé quién hay detrás de estas palabras, pero diría que era él, y sólo él, quién estaba tras algún cristal de alguna ventana o de alguna puerta, también era miércoles.

Anónimo dijo...

Tiene muy mala prensa eso de ser un "mirón"....no sé por qué.

Tom.

bardinda dijo...

Pues que no me ha resultado dificil imaginar la escena. A mi tampoco me gustan los mirones.

Un saludo

Elèna Casero dijo...

No me gustan los mirones, pero sí tu historia. La veo, la siento perfectamente.
Me gusta mucho cómo escribes, de verdad. Es una gozada leer una historia en poco espacio.

Un abrazo

Elèna Casero dijo...

No sé por qué no se ha guardado mi comentario.
Decía que visualizo la escena, el mirón, el humo, hasta el excepcional culo.

Me encanta cómo haces una historia en poco espacio.

Un abrazo

Apostillas literarias dijo...

Qué pena que la mujer no haya comprendido que, entre otras cosas, somos lo que miramos.

Por la mirada, empieza el amor, alguien lo dijo, y estoy de acuerdo.

Feñicidades por tu relato, Raúl.

Francisco Machuca dijo...

No ver en las cosas más de lo que no tienen.Verlas tal y como son.No ser en ellas.Objetividad en el nombre de esa calamidad, que es la calamidad del conocimiento.
Decía Santo Tomás de Aquino que nada puede entender el hombre sin las imágenes.Y las imágenes son fantasmas.Por suerte,nuestro amigo no podría decir más de lo que no ve.
Quizá no necesitamos ver nada fuera de lo común.Ya vemos demasiado.En realidad creo que es un error mirarlo todo,es agotador:deberíamos escoger las cosas,digerirlas un poco y dejarlas en paz.Reposar nuestra mirada,simplemente,en un hermoso culo.

Por cierto,mi querido Raúl,no he visto The picture of Dorian Gray.¡Y yo que creía que estabas hablando de La señora Miniver de william Wyler! Otro fantasma,claro.

Annabel M. Z. dijo...

Yo hasta ahora no era muy partidaria de lo de los reconocimientos virtuales entre bloggers, pero recibirlo me ha hecho ilusión, lo reconozco, y me dirijo a ti, Raúl, para decirte que en la entrada actual del blog formas parte de los cinco blogs que he escogido para recibir el sello virtual "Eu recomendo este blogger".

Besos otoñales.

Condesa Morfina dijo...

Creo que el voyeur carga con el peso del tópico, es supuestamente el débil, el ser cobarde que observa porque es incapaz de participar o tomar partido.
Parece que mientras los demás sangran él no moverá un dedo.En el fondo pienso que forma parte de la escena, como cualquier otro personaje.
Qué absurdo que alguien proclame que odia a los mirones, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
Acaso existe alguien que no haya espiado nunca guarecido tras una cortina?

Condesa Morfina dijo...

Este sitio sí que es genial, he pasado media mañana leyendo tus relatos, eres adictivo!!!
Volveré por aquí porque tu prosa engancha, ni sobra ni falta, tiene el punto exacto de cocción, qué ganas tenía de encontrar algo tan fresco como este lugar.
saludos

- YOGUR - dijo...

Yo es que... como soy algo miope... Pero si se pone bien cerquita... ;P

Una cosa es mirar y otra bien distinta desnudar con la mirada. Hay que comprobar qué es lo que realmente está haciendo quien mira.

Un abrazo! :)

Condesa Morfina dijo...

Abogado, cuentista, buscador de cosas.. es curioso cómo cuesta definirse a uno mismo, yo diría cualquier cosa de mí menos valiente precisamente. Me avergüenzo de muchas cosas, entre ellas que alguien que escribe lo que escribe (me refiero a ti) se pasee por mi sitio, será porque soy demasiado exigente conmigo, pero me he puesto colorada, jaja
Saludos

la danza de la vida dijo...

mirar no es sólo cuestión de un sólo sentido...es entoces cuando lo de mirón pierde todo significado...besos

Verónica Rodriguez dijo...

JAJAJAAJAJA
Todavía me estoy riendo de tu remate!! No me lo esperaba!!!
Super atinado el directo libre!
Cariños

Ahora soy Luz... dijo...

Yo soy una mirona que adora aprenderse al contrario. Sigo y persiguo la arruga del pantalón hasta su destino, distingo a las personas por su par de zapatos, por la forma de sus manos, por sus pies, por el peinado.
Yo soy de las que miro y remiro y de las que siempre elige tiramisú.

Un beso que querría mirarte

Aire dijo...

Hola, ola de mar...tardía.., ya has publicado dos y yo sin pasar de forma puntual, claro , que estoy lejos de ser un tren inglés.., por ejemplo.
Normalmente...me olvido de mirar, tanto que me puedo chocar con alguien y no verle, pero otras...es todo lo contrario..No me canso de mirar a todos los lados, casi me salen agujetas en los ojos, y cuando lo hago todo es nuevo. Igual tu mirón es así.
También puede ser de los otros...de los que sólo observan con detalle cada movimiento, cada gesto..En eso, a veces también soy mirona.
No creo tu mirón, sea de los que incomodan realmente.., lo que pasa es que ella se pone nerviosa cuando la miran,pero orgullosa no tiene la menor intención de admitirlo..., y para esconder el sonrojo, inventa gestos y despedidas.
Un beso cansado
Aire

Aire dijo...

Hola..ya hablé aquí...me he visto..Hoy te hablo desde otro lado..No me gustan los mirones, pero no sólo los que miran, si no los que "miran". De hecho recuerdo alguna vez haberme enfadado...era porque miraban más allá de lo que yo enseñaba...grrr, a uno le dije que era como si se ponía de espaldas mientras me desnudaba, pero luego, miraba en el espejo para ver mi reflejo..
Ahora no me enfado, eso era antes, ahora tan sólo, no me enseño
Un beso
Aire

Lydia dijo...

Mirar y que nos miren... esos son una de los mejores regalos que tenemos... y que además, pese a algunos... no es pecado.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Mira, mira,un miércoles,para rematarlo en trasero... (mira/mier/coles/culo)
Si me invitara a comer,(que no creo que me ocurra, pues lo del chateo, va a ser que no) que mirase lo que quisiese mientras yo ojeaba el menû del miércoles,(y cada cual, a lo suyo). Del menû? A ver, de primero la ensaladita, la platija esa con los aràndanos, que solo por el nombre, tiene buena pinta y como no,de postre el tiramisù (de ser casero..)
Después de la comida, si hay que echarle la bronca un miércoles a alguien que conociste por chat, pues ya, se la echas pero con el café, y tras la cuenta...

PS Y no es ninguna chorrada, pasàrselo bien el fin de semana. Que ya has visto que los miércoles, va a ser, que no es un buen dîa.
;)