jueves, 4 de septiembre de 2008

Martes

Solía vestir con...

57 comentarios:

Elena dijo...

Yo voto por el final de los escépticos. Aquel que dice que no vuelve.

Magnolia de Acero dijo...

(Hoy me toca a mí desvirgar tu post...)
¡Buf! Acabas de evocar una situación taaaan cotidiana y taaaaan relevante.
Lo que más me gusta de tus historias breves es cómo enfocas la importancia de los pequeños gestos cotidianos. Denota una gran sensibilidad. ¿Ella no regresa?
Un abrazo

PD. esperaba una letrita (error!)

Äfrica dijo...

Ojala ella no vuelva.
Que busque otros martes, si no los tiene ya, y que le den a ese que se ha quedado en el sofá sin ni siquiera imaginar que ella es capaz de irse....Maldito iluso!

Ojala ella no vuelva.
Y ojala él no la busque...

Todo debería ser así de....contundente?



Un besito de buenas noches, mi Rá!


Äfrica

Magnolia de Acero dijo...

¡casi!

mia dijo...

Hala,yo también me apunto

por el"ojalá no vuelva"

Y si vuelve,sin trguas que

le sirva a él de gran disgusto!

♥♥♥besos♥♥♥

Raquel Fernández dijo...

Si ella fuera yo, volvería. Siempre fui muy tonta. Pero ojalá no vuelva.
Otro texto muy bien logrado.
Un abrazo.

Apostillas literarias dijo...

Ella se fue. Por ello a él le sorprendió tanto verla con falda y zapatos mientras preparaba la cena. Pero él nunca lo imaginó.

Una mujer inteligente, sin duda. El acto de sacar la basura cuando no le tocaba, le sirvió para realizar lo que antes había decidido...

Єѕтησм dijo...

Toma el dinero y corre!!
Seguro que la peli era porno.

Evocas sensaciones y eso es fant�stico.

Juanjo dijo...

Probablemente se había ido mucho tiempo atrás.

Rayuela dijo...

Ella no vuelve, ha tardado en darse cuenta y tomar valor. Él daba por sentado su presencia, ese estar pasase lo que pasase. Después se le caerá el mundo.

Como siempre, sacas bellas historias de lo más pequeño que, al fin y al cabo, es lo mejor.

¡Saludos!

manuespada dijo...

Cuando éramos pequeños, los amigos veíamos el plus los viernes por la noche, pero lo más fuerte es que lo veíamos codificado. Muy chulo tu texto.

El Viajero Solitario dijo...

El micro me ha hecho recordar una frase que dice Horacio Oliveira a la Maga, en Rayuela: todo dura siempre un poco más de lo que debería.
Resulta complicado adivinar el punto de no retorno, la palabra de más, el gesto definitivo que colma el vaso. Uno acaba por confiar en la esperanza, aun mucho tiempo después de traspasar el punto.

Anónimo dijo...

Me gusta, porque dejas abierto el final, para que el lector saque sus propias conclusiones después de leer entrelíneas, que es lo que piensas tú de cada personaje.
Mi lectura es que creo que ella se ha ido para no volver. Hay relaciones que están muertas sin saberlo.

María.

Belén dijo...

Buf, y tengo que retomar yo el final?

Yo no volvería pero ella... ais yo que se! jajajajajjaja

besicos

Tamaruca dijo...

Al parecer hay muchas personas que se conforman/conformarían con eso. Qué cosas...

Un beso.

AdR dijo...

¿y? ¿y...? Creo que para corregir... demasiado tarde ¿no?

Cuéntame el final de la película, anda.

Abrazos.

ALMA dijo...

Ella volverá, claro que volverá, no olvidemos que el piso es suyo y puede darle la patada a él cuando quiera. Se ha vestido sí, pero no para irse, al menos no para irse de casa, ha quedado con alguien que ha conocido en internet y que parece muy interesante, mucho mas que el pavisoso ese. Se verá.

Un placer leerte e imaginar con tus letras

Arcángel Mirón dijo...

Me temo que no vuelve.

gorocca dijo...

Hizo un esbozo de desplegar las alas, pero al final, cuando ya hubo bajado la cena y sopesó en la importancia relativa de las cosas, decidió reinventar de nuevo su amor y cuando entró por la puerta le encontró dormido en el sofá, con aquella sonrisa ingenua de niño que espera le despierten para ir a dormir.
Me encantó que nos dejaras el desenlace, un abrazo, pasaré todos los viernes, mis alas se atrofiaron no temas!

Ayshane dijo...

¿y ella dónde está? jolines... no nos puedes dejar así mucho tiempo ¿eh?

besitos guapo!!!

Críptica dijo...

Oye, qué bonito dices o sabes.


Un abrazo.

Juan 43 dijo...

Ya estoy aquí.
En el cuadrito de los comentarios a los que tan tarde he accedido.
Te lo leí.
Los 6 que me faltaban.
Te los disfruté, y ahora tras decirte que esta se va para siempre con la bolsa de la basura en la mano, aturdida para tan valiente decisión, yo me voy corriendo a la plaza que hoy vuelven a actuar Los Luises y Äfrica.
Y hoy no me lo pierdo.

Un abrazo Raulillo.

¡ Salud !

Lo dijo...

Si lo que desea es marcharse...
¿Para qué irse con la bolsa de la basura?.

Me gustan estos micros, de hecho me encantan.
Un beso. Lo.

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

Ella no es feliz... Que no vuelva, que no mire atrás.

Enrique Páez dijo...

Muy buen micro. Lo que no se dice, lo que está entre líneas, hace el cuento. Como en "Linda boquita y verdes tus ojos" de Salinger. Felicidades.

Anónimo dijo...

Que alguien rompa una lanza por ÉL, ¡por favor!. El tipo está siendo abandonado y nadie le ha dado una explicación al respecto. De lo único que se le puede culpar es de ser tonto de capirote por no verlo venir.
Me encanta el relato. La clave para saber que ELLA no va a volver, está en el hecho de que se sobresalte cuando oye como él recuerda la discusión que tuvieron: es ahí cuando casi se ve descubierta.

Tom.

Tesa dijo...

Uy, qué mal rollo...

:)

Inma Valdivia dijo...

Qué más da si vuelve o no vuelve.
El efecto está marcado. Hacer pensar, reflexionar, identificacaión y esa conversación lector personajes, texto lector embriagando los sentidos ¿Volvera? ¿Yo que haría? ¿Quiero que se vaya?
¡Lo has conseguido Raul!
Están vivitos y coleando.
Saludos literarios

Magnolia de Acero dijo...

Te dejo la info en mi blog.
Otro abrazo.

Tom, tienes razón en que se merece una explicación, pero no sé si la entendería...
(¡dios, qué resentimiento llevo dentro, no?)

Sendieva dijo...

No se si decirlo o esperar... no sea que cambies el final...

No sólo se va el hombre a por tabaco y no vuelve...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Realmente es muy triste...Cuando te vas, vestida para no estar en casa, preocupada por si no cenaba, lógica y consecuente -de paso se puede bajar la basura-, sin opción a lágrimas de esperanza.

Fin sentido pero definitivo.

Pero, claro, tampoco sabemos más para escibir más.

Buenas noches Raúl, feliz fin de semana.

(Anónimo de los de antes)

Vivian dijo...

Si decide no volver, como a Gertrud, la admiraré, y si decide volver, como a Francesca, la comprenderé.
Decía no recuerdo quién que las cosas importantes requieren palabras sencillas, y creo que tu relato tiene la sencillez de las cosas que de verdad importan, la importancia de las pequeñas grandes cosas, el valor de lo cotidiano…

Un beso

Oscar Alonso dijo...

Bueno, quizas (y digo sólo quizás) ella se perdió por el camino de regreso a casa. O quizás (sólo quizás) pensó: que te den, capullo. O quizás...

gorocca dijo...

Buen fin de semana con abrazo!

Humanoide dijo...

si hubiese tenido puesta una corbata cuando leia tu post, me la hubiese aflojado. Qué sofocante puede resultar la cotidianeidad de un martes...

un saludo gramde.

Francisco Machuca dijo...

Tocas un tema al cual soy muy sensible;el acabamiento por la desidia,la claudicación de una historia,el aburrimiento,el débito conyugal.
Mi querido amigo,todos nos reconocemos en tu relato.El amor es todo lo que no se tiene.El amor es siempre el deseo de encontrar a la mitad perdida de nosotros mismos.Recuerdo lo que le dijo Ida Lupino a Cornel Wilde en El parador del camino (1948),de Jean Negulesco: "¿No le cabe en la cabeza a un hombre el que una mujer puede vivir sin él?". Todo lazo es una atadura dolorosa. La sociedad familiar, el matrimonio, es una institución mal inventada o, en todo caso, enmohecida por el uso.No obstante,el placer del amor sólo dura un instante-nos dijo un clásico escarmentado-,pero el dolor del amor dura toda la vida.La desesperación acompaña al amor cuando las heridas reposan delante de un televisor.Cuando el amor muere en la soledad de dos en compañía.

Por cierto;¿la peli del plus no será El pueblo de los malditos de Wolf Rilla? y basada en la brutal novela de John Wyndham en donde las mujeres de un pueblo remoto y tan cercano a la rutina y cotidianidad se quedan embarazadas y dando a luz unos extraños hijos de ojos dorados,quizá fruto de una frialdad cósmica que desencadena una terrible venganza por parte de unos hijos descontentos ante el brutal entorno de un mundo sin sentido.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

El final me gusta mucho. Es una forma de decir: "Fue a por tabaco y nunca más se supo"... En este caso fue a tirar la basura.

Muy buen relato. Conciso y con interés.

Saludos!!!

Tormenta. dijo...

Hola!!!!!!!!! me encantó la entrada, mira que me estaba temiendo el final, pero veo que no está escrito!!! y ahora que hago yo? con las ganas me quedé, pero está claro que si se queda tan tranquilo viendo la televisión, yo , no volvería!

Besos guapísimo!.

Carolina dijo...

Él lava los platos (cosa rara) pero falla en no bajar a buscarla, ni siquiera una llamada al móvil...ese gesto de despreocupación le hace merecedor de quedarse más solo que la guan ;)

Saludos!

Herman dijo...

Me gusta especialmente el contraste entre el tono general del relato, amable y distendido, y la tragedia de fondo que se adivina. Un saludo

Tonta yo dijo...

Y si no vuelve ¿que?
Si hubieras querido que volviera la hubieras retenido de alguna manera ¿no?, aunque fuera con un insulso ¿has cogido las llaves? siempre se intentan suavizar las cosas para que no lleguen hasta el extremo.
O es que estabas rabioso porque el Barça perdio?

Camy dijo...

...el negativo está al revés, pero bueno, al menos en esta ocasión, es ella la que sale a comprar tabaco...

Blanca Vázquez dijo...

El tabaco para ello, la basura para ellas? vaya discriminación. Yo me apunto a que tome las de Villadiego...

Un beso, siempre jugando con tus textitos.

ALMA dijo...

Hoy he leido en un blog el significado oculto de la frase: "me bajo a tirar la basura", que en realidad es "Grito que lanzas a la familia cuando tu novia o novio clandestinos te esperan en el portal del edificio para un encuentro romántico".
Lo aplicamos a este caso y ya esta. No aclara si vuelve o no vuelve, pero eso no es lo importante, lo importante como ocurre siempre es el porqué.

Un abrazo que siempre vuelve y vuelve y vuelve...

malvisto dijo...

Yo voto porque vuelva, pero que él nunca se fije: que se vaya él. Detesto a los irascibles.

frac dijo...

Si ella deseaba irse definitivamente, no me explico la molestia de preparale la última cena... hummmm, no sé, no sé, creo que ambos son culpables y víctimas de una incomunicación que aisla, pero que también ata. Creo que ella volverá, más derrotada que antes; y es posible que él ni se entere.

Blanca Vázquez dijo...

Estaba esperando tu respuesta. Tropa de Elite, junto con Che: el argentino son de lo mejor del año. Fascinantes ambas. Y la brasileña te hipnotiza. Me alegro de tu comentario.

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
¿ y por qué no le preguntó porqué se había puesto tan guapa para estar en casa? ¿ y por qué no le dijo que ya que estaba tan guapa, mejor la invitaba a cenar afuera? ¿ y por qué no le dijo que estaba bonita?
Y ella, ¿ por qué no se inventó una excusa mejor para lagarse? Es que eso de ir a por tabaco o bajar la basura es muy tópico. Es un hombre tonto el del micro o ha visto poco las noticias.

Mira, casi mejor, que si hubiera un final, tendría que ser que no volviera. Por tonto.

Un beso o dos

Aire

bardinda dijo...

Bueno pues me dejas con la duda, ¿volverá o no volverá?.

Cuando puedas te pasas por mi rinconcito y recoges 12 los premios que quiero compartir con todo/as vosotros/as.

Un saludo

Isabel Romana dijo...

Apuesto también a que no vuelve. Eso de salir a bajar la basura cuando no toca... Besitos.

Lui B. dijo...

Hola ¡
Muchas gracias por tu visita, estado de vacaciones..
Nuestras historias son opuestas esta vez...
Las apuestas estan claras...:-)
Un saludo¡¡

- YOGUR - dijo...

Yo creo que se ha largado con un circo que pasaba por la ciudad porque se ha enmaorado de un trapecista eslovaco que la hace volar en todos los sentidos ;p

narita dijo...

pufff!!! cuanto echaba de menos leerte!!! los martes son muy malos y el no dialogo... peor!!!

mua

Elena dijo...

La rutina es una de las peores enemigas de la convivencia. Puede hacer estragos, mucho más que una infidelidad. Lo peor es que esta situación que narras se habrá dado cientos de veces de forma parecida, sin que el abandonado reaccione hasta que no pasan horas desde la desaparición. El error consiste en creer que la otra persona va a estar siempre a nuestro lado pase lo que pase. La costumbre mata al amor.

Tienes un don con las palabras. No lo pierdas y no dejes de escribir.

Besos

Verónica Rodriguez dijo...

No hay peor ciego que el que no quiere ver, dice el refrán y tiene razón. Creo q tus dos personajes hacía rato que se habían dejado de ver.
Un beso

Aire dijo...

Bueno, bueno, bueno....Yo creo que si lo escribiste el cinco de septiembre...y has seguido la pista a tus personajes, pues..ya sabrás donde y con quién andará ella, y si el, se convirtió en otro asiduo del Oasis de tu última entrada....
Anda...
Un beso
Aire

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Si ya lo dice el refrân, "en martes, ni te cases, ni te embarques". Esta historia no podîa salir bien, desde un principio.
Lo que me dice que no volverâ no es la bolsa de la basura, sino que se cepillase los dientes... aunque él también se los lava al final(qué limpios que son ambos!)lo cual me lleva a pensar que esa rutina empañada de tanto hastîo, mejor que no acabe bien. Sobre el amor y su desencanto, se ha escrito tanto,y queda aûn tanto por escribir, que mejor ni hablar del tema.
Esa monotonîa en la relaciôn, la muestras de manera fina y delicada, en palabras como parquedad, cansancio y desgana.
Cuando la tele, invade el espacio del diàlogo y las risas, mal asunto, aunque sea por una buena peli en el plus.
Un beso por el micro.