domingo, 5 de marzo de 2006

Anidando

Anido en la inmensidad de mi alma difusa. Encorvo mi cuerpo haciéndolo un ovillo en lo que quizás sea desdicha. De vez en cuando levanto la cabeza y asomo mis ojos vidriosos por encima de las hojas del zarzal dentro del cual me estoy construyendo a mí mismo. Miro, observo la distancia escudriñándome por dentro. La brisa, el sol ambale, hacen que a veces me venga la decisión de aventurarme a batir de nuevo mis escuálidas alas tiznadas de mugre, apelmazadas por el desuso. Esos momentos de alboroto emocional, acaban siempre por ser el inicio de otro encogimiento peor que al anterior, de otro volver a ser lo que sólo soy; un pájaro asustado por la luz.
Si tengo frío, anido.
Si tengo miedo, también anido.
Y de qué me alimento?.
Pues del recuerdo del pasado, únicamente.

11 comentarios:

onlysnow dijo...

¡¡¡Ah, que grande es el mundo a la luz, a vista de pájaro!!! y....que pequeño a la vista del recuerdo.

Date a volar y al nido, sólo para descansar.

Besos en aleteo

Paulina dijo...

Hola Ra , te sigo desde tu espacio seguiendo mi curiosidad y la direccion que dejaste y que linda sorpresa encontrar este tu otro mundo , y cuanta creatividad tienes de verdad admiro lo que escribes :-) espero no te moleste si me quedo dando vueltas por aqui y como las aves que tiens aqui si me permites regresare a leerte :-) ...
Muchos besitos...
Paulina...

Paulina dijo...

Agregue tu link a mis favoritos espero no te moleste :-)...
Besitos denuevo ...
Paulina..

Rosana. dijo...

Primero hay que saber sufrir,
después amar, después partir
y al fin andar sin pensamiento...
Perfume de naranjo en flor,
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento.
Después...¿qué importa el después?
Toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado,
eterna y vieja juventud
que me ha dejado acobardado
como un pájaro sin luz...

Estribillo de "Naranjo en flor",de Homero Expósito. Mi tango favorito.

Besos,besos,besos.
Rosana.

pepacejas@hotmail.com dijo...

Mucha hermosura siempre; llámalo sabor -y le damos cuerpo-, llámalo pura poesía -verbo que se eleva para que levantemos la vista y tengamos una estela que seguir en los días turbios. Así tus páginas.

Tengo, como tú, un pie en ese mundo que re-creas; el otro, por si las moscas, pie sensato, pie de madre, en el creado antes que yo.

Y la belleza, así, mantenida hasta su raya difusa , no me azota en exceso ni me duele hasta la sangre; que podría.

Gracias por los textos.

Mia dijo...

Me gusta como escribes .Ya pasare con tu permiso

Arie dijo...

Conocidos momentos, los tengo ahí en el recuerdo. Ahora anido también, pero de forma más disimulada, los demás no se dan cuenta de que en realidad no estoy mirando al frente, si no recogida y mirando a otro lado.
Lo bueno de esos momentos es que cuando los dejas, aún sabiendo que quizá vuelvas de nuevo, todo te parece nuevo...tanto tiempo huído de la luz..
Volveré por tu casa..
Un beso o dos.
Aire

Esperanza dijo...

Aquí parece que leyeras mi alma en voz alta.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Como siempre soy de las que indagan al antes del hoy y del serà para apalancarse en el presente e intentar entenderlo o al menos humildemente descifrarlo. Este textito me rememora un fragmento de José Donoso en su libro El jardîn de al lado. La foto del libro es ilustrativa de tu ovillo y de la distancia que escudriñabas por dentro. Solo te puedo mandar el enlace pues no soy muy ducha en esto de la informàtica. http://www.memoriachilena.cl/archivos2/thumb200/MC0015755.jpg
Todos hemos tenido miedo y los seguimos y seguiremos teniendo, espero y esperemos. Nos alimentamos de todo ( en tiempos de crisis, tal vez màs que nunca del pasado) pero luego lueguito, nos alimentamos de lo que hay,es decir, sencilla y llanamente de nosotros mismos.

Regresaré por aquî de nuevo, por esos 006.
Gracias por tu comentario y un besîn.
E

Jaht dijo...

Hay que usar más las alas. Eso sí, teniendo en cuenta siempre a los cazadores.

Naia Salud dijo...

Te sentistes de esta forma porque te sentías desamparado.En el abismo, cayendo sin red, asustado y tembloroso, tu alma llorando sin cesar..
Lo conozco..
Debemos pasar por esto, para volver a volar...

Un fuerte abrazo
Namasté